17.12.05

Costumbrismo de vanguardia


Dos escenas de Kimbafá, por el grupo Teatro del Milenio.

"Costumbrismo" debe de ser uno de los términos más devaluados de nuestra historia literaria, uno que desde el colegio aprendemos a vincular con los relatos y obras teatrales más aburridos de la república. Pero también es costumbrismo eso que, con grandes transformaciones, sirve de telón de fondo a obras más interesantes, como ciertos relatos de López Albújar, las novelas de José Diez Canseco e, incluso, algunos de esos pocos y extraños cuentos que escribió, bajo el influjo de las vanguardias, Alberto Hidalgo.

Eso quiere decir que no todo el costumbrismo está condenado a la medianía y la falta de originalidad (Bayly o Beto Ortiz): también hay versiones del costumbrismo con un alto componente experimental, sin que eso las aleje de la obsrevación de los usos sociales, y, más importante aun, sin que esa observación diluya la capacidad crítica o desaparezca la posibilidad de articular proyectos a futuro.

Teatro del Milenio da un excelente ejemplo con su Kimbafá, una obra escénica que propone la creación de relatos musicales producidos con objetos cotidianos (básicamente percutivos, al estilo del grupo neoyorquino Stompers), las danzas populares afroperuanas, la representación teatral episódica, la danza contemporánea, etc.

Lo brillante de este divertido montaje es su capacidad sintética: sus seis o siete coreografías representan, cada cual, un hecho recurrente de nuestra sociedad, en escasos minutos y con gran economía de medios, pero, en todas, actores, bailarines y músicos se dan maña para retratar todo aquello que es típico de esos hechos recurrentes (invasiones, clásicos de fútbol, viajes en combi, broncas callejeras), y se dan el tiempo, además, para articular un guiño crítico, o una breve expresión de orgullo, o una clara reprimenda social, según el caso.

Que en Kimbafá convivan el rescate tradicional y la experimentación, la reivindicación y el rechazo de ciertos rasgos del mundo popular (y del mundo oficial), el lenguaje de la calle y el arte de vanguardia, y que todo esto surja de Teatro del Milenio, un grupo distinguido por la seriedad de su estudio del folklore negro y, simultáneamente, por sus extensas campañas por el rescate del valor de la lectura (¿recuerdan Alibombo?), deja clarísimo, una vez más, que los discursos de la calle no hay que buscarlos sólo en los exabruptos machistas, homomóbicos y lumpenescos de los cómicos ambulantes, sino en esas otras zonas donde las ideas se vuelven proyectos y programas y las observaciones se articulan y empiezan a sistematizarse.

10 comentarios:

maurizio dijo...

Querido Gustavo, escribo este post conmovido por la pena de no encontrar más comentarios en tu blog.
Es terrible que otros sitios tan deleznables como el de Leonardo Aguirre gocen de tanta popularidad que te debe hacer revolcar en la cama de envidia absolutamente justificada.
Realmente este país debe estar profundamente enfermo cultural y espiritualmente para que las cosas sean así.
Debe aliviarte, sin embargo, saber que eres un incomprendido, talentoso y de vigor intelectual, más en un país que no se merece a sus excluidos culturales: Daniel Salas, Mario Michelena, Félix Reátegui.
Lo mismo pasa, mutatis mutandis, con nosotros, los excluidos por nuestras ideas políticas. En ese sentido creo que debemos ser más unidos contra la mediocridad del medio intelectual y mediático del Perú.

Maurizio

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Aunque jamás he querido mencionar el éxito de este modesto blog en el igualmente modesto medio de los blogs peruanos, lo voy a hacer por una vez para calmar la conmoción del comentarista anterior. Este es el top ten del ránking mensual de Blogs Perú (para lo que va del mes de diciembre):


1. Apuntes Peruanos: 19708
2. tabo @ aureal: 15377
3. MaskusPlanet: 9829
4. DoctorPeru.com: 7373
5. PUENTE AÉREO 6941
6. Moleskine: 6915
7. Noches Virginales: 6029
8. LaNuez: 5869
9. Sex Ragazza: 5367
10. Leonardo Aguirre: 5224

Como verá el conmocionado lector, este blog es el más visitado entre los de cultura, artes y literatura. Así que no hay motivo para sufrir.

Anónimo dijo...

lo que se lee en el comentario firmado como "Maurizio" es sobre todo una voluntad de ironizar que Gustavo parece no haber captado. Hay que leer con más agudeza.

Julio

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Obviamente es irónico, pero no tengo por qué responder con más ironías, sobre todo cuando puedo contestar con datos bastante claros.

Daniel Salas dijo...

¿Maurizio está excluido por sus ideas políticas porque son muy inteligentes o porque son estúpidas? Por sus anteriores comentarios, yo infería lo segundo.

Mario Michelena dijo...

¿Era irónico? Y yo que estaba a punto de mandarme imprimir una gigantografía para la sala-comedor que dijera "Soy un excluido cultural". Mission acomplished!

Anónimo dijo...

Bien, acepto sus respuestas corrosivas.
Me gustaría saber su opinión, amigos, sobre el triunfo de Evo Morales en Bolivia. Eso, sumado a lo de Chávez, comienza a configurar un nuevo rostro político de Sudamérica. Aquellos que ningunean los movimientos populares y étnicos en el Perú (aquí incluyo los partidos alzados en armas, por qué no?) ahora tendrán que pensarlo bien antes de denigrar el avance de las masas hacia el cambio, ¿no lo creen así?

Maurizio

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Tarde o temprano tenía que ocurrir que alguno de esos que coquetean con Sendero desde el anonimato se quisiera subir al carro de las reivindicaciones indígenas. Sendero fue una máquina de matar indígenas, ojalá no sean tan cobardes de ponerse ahora la máscara del indigenismo.

Daniel Salas dijo...

Si alguien ninguneó la reivindicación étnica en el Perú, claramente fue Sendero. Por otra parte, ¿qué tendría que ver, políticamente, Sendero con Hugo Chávez o Evo Morales?

Anónimo dijo...

Nadie comentó el tema de este post. Me pregunto si alguien se habrá tomado el trabajo de leer las interesantes notas que pone Gustavo en torno de las nuevas formas que va adquiriendo el folclor de la costa.