11.2.07

Ponga la basura en la basura

En diez días, son ya tres los blogs-basura que van desapareciendo súbitamente de la blogosfera. No sólo me refiero a aquellos que han caído en el abandono (fin previsible de esos espacios, pues son hechos por vagos sin la menor constancia o el menor talento), sino a aquellos que han sido incluso borrados de donde estaban, y de los cuales no queda el menor rastro.

En muchos casos, el paso previo fue que Perúblogs los eliminara de su registro y de sus ránkings. A los sobrevivientes, se les pide que averigüen bien qué pasó con los demás. Después, cuando acaben de perder el juicio, no digan que nadie los puso sobre aviso.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

perublogs es solo una empresa que agrupa a los blogs peruanos. existen otras, como blogs Perú.

Anónimo dijo...

y eso a quién le interesa? este blog esta empezando a caer en la chismografía en vez de tratar temas interesantes. por favor mejorar el nivel.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Por favor, no molestar.

(Acabo de regresar de Borders con mi ejemplar de Travels in the Scriptorium y esa será mi actividad del día, de modo que no tengo tiempo para responder mensajes como al anterior).

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ah, y al anónimo que está enviando mensajes sobre blogs-basura: le recuerdo que aquí no se les hace propaganda, y tampoco se publican mensajes con firmas que usurpen la identidad de otros.

Anónimo dijo...

estimado señor faverón: lamento que mi pregunta lo haya incomodado pero en realidad me pregunto de qué sirve saber que tres blogs "basura" hayan sido eliminados de la blogosfera. comprendería su preocupación si hubiese sido el caso de tres blogs geniales o al menos interesantes; no se sienta en la obligación de responderme, mi comentario fue simplemente una apreciación personal acerca de un blog (el suyo) qué me parece bueno y visito a menudo. sobre el nuevo libro que se ha comprado, poco me interesa si lo adquirío en borders o en el pirata de la esquina. visitar una buena librería, claro, es un placer que compartimos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nunca he comprendido esa inclinación de algunos lectores a intervenir en un blog para decir "poco me interesa..." o "no me interesa..." o "a quién le interesa". Si no le interesa, pues no intervenga y ya está: nadie está obligado ni a leer ni a comentar ningún blog. Y por cierto, si hubiera por allí blogs enteros dedicados a insultarlo a usted, quizá entonces sí le resultaría interesante que esos sitios desaparecieran.

Joan Guerrero dijo...

El caso que mencionas, Gustavo, siempre ha sido un detonante global. Los "trolls", como le llaman los usuarios de mayor edad en la web a estos anónimos, no hacen más que simplemente ser basura en este medio. Y gracias a dios, poco a poco están desapareciendo.

Yo aspiro, y mucho, a que el contenido, que es lo esencial de la web, sea más forjador de entes sociales que de burros con conocimiento sólo en las necedades de otros. Ya es tiempo de poner la basura en su lugar. Ya está bueno.

Anónimo dijo...

hay que poner también a los falsos bloggers en la basura.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Seguramente. Aunque no sé qué cosa es un "falso blogger". ¿Uno que dice que bloguea pero en verdad no?

Anónimo dijo...

un falso blogger es uno que crea un blog solo para opinar en otros sitios, luego lo desactiva o lo abandona.

LuchinG dijo...

Acabo de comprobar que "La Disciplina de la necedad" ya no está allí. Un amigo me la recomendó, pero no me pareció muy entretenida: el mayor argumento en contra de Faverón era que tenía la poca delicadeza de decir cosas como "Aunque no sé qué cosa es un "falso blogger". ¿Uno que dice que bloguea pero en verdad no?" sin acompañar la sentencia con el símbolo ":)" La versión de que esto de la "crítica oficial" es una mafia, si es tan evidente, debería poder demostrarse. Quiero decir, no que haya un video con todos los implicados, sino un cuadro con la trayectoria de la bala mágica: Fulano es amigo de Mengano; en la crítica del día tal, tal y tal dijo tal cosa; Mengano el año X recomendó a Fulano para el puesto de Director de Y. Decir simplemente que son una argolla no demuestra nada.

LuchinG dijo...

Puse esto ayer uno de los llamados "blog basura"
Qué tal. Sólo quería aclarar lo siguiente:
1.- El anónimo de las 3:24 soy yo, alguien copió y pegó mi entrada enel blog de Faverón.
2.- Me enteré de la existencia de este blog por la llamada de un amigo. Sólo he visto "la disciplina.." y conventilador, que también me aburría porque me parece una pérdida de tiempo saber que Thays le tiró una cáscara de plátano a alguien y que le arrojaron de vuelta una pata de pollo.
3.- Voy a chequear lo que hayan escrito antes, aver si escucho silbar a la bala mágica .
4.- La única razón por la que me metí alñ blog de Faverón fue porque recordaba algunas de las críticas que había hecho hace años en Somos (me aclararon que en realidad sigue haciendo críticas en Somos, no sabía). De la existencia de Coral me enteré en el blog de Faverón.

Pregunta: las únicas razones que se me ocurren para hacer posts anónimos es:
1.- Conservar el trabajo.
2.- Evitar que digan que uno opina lo que opina por fracasado.
Ahora, no croe que todas las personas que intervienen en estos blogs por eso. ¿Qué razones tienen ustedes?
--------
Pero ahora que lo pienso, si uno llega a decir con su propio nombre que la mafia sí existe ¿le puede caer una demanda por difamación, o pasa como una opinión?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Bueno, supongamos que el señor Luchin G es un crítico literario que vive en EEUU desde hace siete años, no tiene vínculos contractuales con ninguna empresa o medio de prensa en el Perú, no ha firmado jamás un contrato con ninguna editorial del Perú, no frecuenta a escritores peruanos ni a otros críticos peruanos, no tiene poder de decisión en ningún medio de prensa ni tiene amigos en más de un par de ellos, publica un libro en España y NI UN SOLO MEDIO DE PRENSA PERUANO lo reseña. ¿Ok? Pero supongamos que a mí me dan ganas de decir que el señor Luchin G es un mafioso que controla los hilos del mundo cultural peruano con sus amigos de "la mafia". No tengo pruebas, claro. Es más, la mayor parte de las pruebas que pueda reunir son claramente en contra. Pero como soy un idiota y un cobarde, descubro que puedo acusar al señor Luchin G de mafioso anónimamente, y entonces nada me va a pasar y mi hígado acomplejado habrá encontrado un chivo expiatorio a quien echarle la culpa de mis frustraciones.

En otra palabras: la pregunta no es ¿qué les pasaría a los pobrecitos anónimos si dijeran cuál es su nombre y acusaran a la gente de ser mafiosa sin la menor prueba? La pregunta que debes hacerte es qué clase de imbécil acomplejado y pocacosa hay que ser para acusar a alguien de mafioso sin saber NADA acerca de él y sin tener ni la más remota sombra de una prueba de lo que estoy diciendo. Evidentemente, la gente que hace eso, en cualquier lugar del mundo, termina demandada y perdiendo juicios. Qué tiene de raro.

Y respecto a que los llame imbéciles, acomplejados y pocacosa, además de pobrediablos y otras cosas que ya les he dicho antes: ahora está de moda entre los atorrantes de la blogósfera escandalizarse de que alguien diga esas palabras, y reaccionar ante ellas como viejas pacatas y tías del Opus Dei.

Mi relación con el español es sencilla: a un dístico elegiaco lo llamo "dístico elegiaco", a una pelota de básket la llamo "pelota de básket" y a un imbécil lo llamo "imbécil". Eso, creo yo modestamente, es estar en control de tu lenguaje.

Esos bloggers que se han dedicado desde hace tiempo a promover blogs basura (cargados de insutlos racistas, clasistas, sexistas, antisemitas, etc) y a participar en ellos, y que después, de la manera más hipócrita, se ponen en plan de luchadores contra el prejuicio y "viva la empleada audaz", y por último se escandalizan de que alguien se defienda de los insultos de los blogs llamando pobrediablos a los pobrediablos involucrados en la difusión de esos blogs, son simplemente, ellos mismos, unos miserables, y bien harían en no sorprenderse de que alguien los llame por su nombre.

El caso de Roberto Bustamante es patético: alguien entra a su blog a promover un blog basura en el que literalmente se me llama mafioso, argollero y loco.

Bustamante acoge el comentario en su blog. Le exijo que lo saque y le pregunto con qué derecho publica una estupidez así, quién se cree que es para dar cabida en internet a un sitio hecho para denigrar gratuita y anónimamente a otras personas.

Bustamante responde que le tengo que "pedir por favor" porque "respetos guardan respetos" y porque "en su blog él hace lo que quiere"...

Eso, según entiendo, es asumir la posición de un pobrediablo.

¿Cuál es el respeto que me ha tenido él a mí en primer lugar? ¿Publicar el anuncio? ¿Decirme luego que "se le pasó"? ¿Decir que el blog no contiene insultos? ¿Borrar el comentario en que me di el trabajo de explicarle cuáles eran esos insultos, en vista de que su capacidad de comprensión no era suficiente para entenderlos?

Y el pobrediablo en mención ha pasado meses diciendo que él está en contra de la basurización de la blogósfera: debería aclarar su hipocresía explicando que eso era en el pasado y que ahora es un decidido y firme defensor de los blogs en los que se me insulte a mí desde el anonimato. Su nuevo lema: "No a la basurización de la blogósfera excepto en los casos en que se quiera insultar anónimamente a Faverón porque respetos guardan respetos y él no me dijo la palabra mágica".

Mi única palabra mágica con relación a Bustamante es "pobrediablo".

Pero ya saben: la próxima vez que un ladrón les robe, o un asaltante los asalte, recuerden decir "por favor no me robes, por favor no me asaltes..." Si no, si el delincuente en cuestión fuera Roberto Bustamante, sería capaz de querer darles una clase de modales mientras les mete la mano al bolsillo.

Christian Manrique dijo...

qPregunta simple y sencilla de un blogger como muchos:

¿A qué le llama blogs basura?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

A los dedicados a la calumnia, la infamia y el insulto casi siempre anónimo, y a los que defienden el "hate speech" como si fuera la encarnación perfecta de la libertad de expresión.

Eduardo Salazar dijo...

Recién estoy entendiendo toda esta controversia de los blogs-basura y las mafias.

De todos modos, creo que Faverón escribe muy bien los post críticos en su blog, el cual es de los mejores que he leído en medios peruanos, pero que al caer en la controversia con los "bloggers-basura" pierde su tiempo, como leí por allí, pierde bombas nuclares en gallinazos.

Saludos cordiales