23.2.07

¡Santos sepulcros!

El tema de la humanidad de Jesús, de su carnalidad, su sexualidad, su relación con las mujeres, su vínculo con María Magdalena, etc., ha despertado la imaginación narrativa de decenas, si es que no centenares de autores desde hace siglos (tantos siglos como los que han transcurrido desde la redacción de algunos de los evangelios desestimados por la Iglesia).

Aparece como sugerencia en "El evangelio según Marcos" de Borges (donde el nuevo Jesús, en la noche previa a su crucifixión, quita la virginidad a la mujer anónima que vive con los Gutres); es elemento central en La última tentación de Cristo (tanto la novela de Kazantzakis como la película de Scorsese) y reaparece como eje de la intriga en El código Da Vinci.

Ahora hay un grupo de personas --los productores de un documental titulado The Burial Cave of Jesus (La cueva sepulcral de Jesús)-- que afirma haber encontrado pruebas fehacientes de que Jesús fue esposo de María Magdalena y tuvo con ella un hijo (elemento paradójico: ése hijo se habría llamado Judas).

Lo dudoso, claro, es que, aunque estén asumiendo una posición de arqueólogo
s e historiadores, las personas que dicen haber realizado el hallazgo son, una vez más, narradores habituados a la ficción. Y el jefe del equipo es el canadiense James Cameron, el navegante principal de ese trasatlántico de la cursilería cinematográfica que conocimos como Titanic.

Por otro lado, sin embargo, Cameron y su colaborador israelí Simcha Jacobovici han contado con el trabajo de célebres arqueólogos e historiadores así como reputados expertos en ADN, que --según afirman los cineastas-- han hecho todo tipo de prueba a cierto sepulcro desenterrado treinta años atrás, en Jerusalem, en cuyos sarcófagos han descubierto inscripciones con los nombres de un tal Jesús, hijo de José, dos mujeres llamadas María y un hombre llamado Judas, hijo de Jesús.

La hipótesis de trabajo de los documentalistas, cuya obra se estrenará en una conferencia de prensa en New York este lunes, es que las dos Marías son, respectivamente, la virgen madre de Jesús, y su esposa, María Magdalena, madre de Judas.

Los críticos de Cameron y Jacobovici señalan que ninguna de las pruebas ofrecidas por la pareja de cineastas es concluyente, y, de paso, añaden que Jesús, Judas, José y María, en sus versiones israelíes de hace dos mil años, eran los nombres más comunes entre los judíos (de hecho, varios de esos se repiten en la Biblia).

En 1997,
James Cameron
hizo méritos para pasar a la historia del cine como el director de la cinta más huachafa que ha visto la humanidad (aunque los fanáticos de la violencia fantástica le agradecerán para siempre por Terminator). Ahora, corre el riesgo de añadir una entrada no menos peculiar a su curriculum: director del bluff más grande en la historia de la televisión documental: The Burial Cave of Jesus.

Pueden ver más sobre la noticia en estos sitios: la sección cultural de YNet News, la sección de cables de Jewish In St. Louis, el diario argetino Clarín (que ofrece un par de fotografías de uno de los sarcófagos), y el diario peruano Perú 21.

Imágenes: arriba: sarcófago que, según Jacobovici, sería el de Santiago, hermano de Jesús, descubierto el año 2002 en otro sepulcro. Abajo: Jacobovici en el lugar de otra de sus exploraciones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jesús también tuvo un hermano llamado judas...

Silvio dijo...

Santos sepulcros, Batman. Pues sí, esto me recuerda a una película con Antonio Banderas precisamente sobre el tema. Los curas andaban palteados: si se encuentra el sepulcro de Jesus, entonces no resucitó....
Saludos,
SR

Anónimo dijo...

Me acuerdo del 2002 cuando apareció la noticia del sepulcro porque supuestamente era la primera prueba concreta de la existencia de Jesús y que el susodicho era regferido como hermano/primo/tio de Jesú, como si el fuera alguien importante en esa época. Despues se demostró que el sepulcro era autentico, pero la inscripción era una falsificación. Vi el reportaje en Alemania. Era un judio "especialista" en antigüedades. Hizo mucho dinero tenia sus laboratorio para falsificar de todo al final fué capturado.

Anónimo dijo...

el fujimorismo vive