25.3.07

Eterno retorno

Hace poco, entre reclamos silenciosos de la diplomacia peruana y sorprendentes aprensiones de la chilena, se acabó por censurar la exhibición, en la televisión sureña, del documental Epopeya, por haber considerado ciertos políticos de ambos países que la transmisión de la miniserie hubiera enturbiado las relaciones peruano-chilenas. Como si no fueran normalmente bastante opacas.

Ahora, gracias a un muy recomendable artículo de (mi primo) Enrique Patriau en La República, me entero de un dato curioso y aleccionador. Enrique lo resume así:
El primer documento cinematográfico que registra la Guerra del Pacífico se titulaba Páginas heroicas. Fue filmado por el peruano José A. Carvalho, quien intentó exhibirlo sin éxito en 1926. ¿La razón? La censura del dictador Leguía, quien alegó que ofendía los sentimientos patrióticos de los chilenos. Y este argumentó resultó convincente por entonces porque faltaban tres años para que, en 1929, se firmara el tratado de Paz y Amistad entre Chile y Perú. Entonces como ahora, la censura se imponía. Nadie recuerda haber visto Páginas heroicas. Tampoco existe una copia o por lo menos imágenes de su contenido.
Han pasado más de ochenta años. Los políticos peruanos y chilenos siguen censurando películas porque encuentran que la coyuntura no es la mejor y que es preferible aplazarlas hasta que el problema se solucione. Lo que todavía no se les ocurre es solucionar el problema: no pueden con el presente, y se preocupan más por la manera en que se cuenta el pasado. Por supuesto, es obvio que inventar unos relatos históricos y desplazar otros es parte del trabajo de los políticos, pero de vez en cuando dan ganas de que se preocupen también por los hechos y no sólo por cómo son narrados, ¿no?

Sobre el tema

Artículo de Sergio Espinosa en El Mercurio
Artículo de Gabriel Quispe Medina en La Primera
Artículo de Antonio Zapata en La República

10 comentarios:

Anónimo dijo...

ricardo bedoya tambien comento al respecto hace una semana y media en este blog

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No conocía ese blog. Excelente dato.

Sapiens dijo...

Mr. Faverón:

Parece que tiene ojos en todas partes. Y ve el futuro.

Lo de Chile debería de arreglarse postergando el documental hasta pasarlo discretamente (total a ellos nos más debería interesarles para que no afecte).

Aclaro, cada quien tiene diferentes datos (no profundidad que es otra cosa), lo superficial son los D-A-T-O-S, cualquiera puede servirse de ellos y es sencillo seguir el esquema tradicional de acomodarlos. Ese es el problema entre Chile y Perú.

Lo bello del asunto es el trato que es lo importante por sobre los datos, lo que el pueblo simple no hace y no puede entender.

Ir más allá de nacionalismos y enemistades, Chile ganó perfectamente y luego Perú sufrió el abuso del invasor, el robo, las matanzas, violaciones y el horror extremo (¿también recordarán eso?), para qué entonces, ahora cuando hay tantas inversiones chilenas en el Perú y a ellos les va bien como un país en vías de desarrollo.

Falta de tacto de aquellos que quieren lucrar con la emoción primaria del pueblo.

Deberían de potenciar su presente y dejar en paz el pasado si quieren fraternizar.

Saludos. Y respeto mutuo.

Anónimo dijo...

hay una foto en zonade noticias de Hinostroza y Zurita chapando a bordo del Huáscar, con un telón de la armada chilena de fondo. Qué opinas?

Anónimo dijo...

El asunto del plagio de Bryce opacó,para algunos, el recital en el Huascar, no dudo que la poeta Silva Santisteban no supiera el detalle de recitar en el barco, por lo menos yo meses antes me enteré en internet de eso, y luego lo confirmé caminando en las noches por Quilca, desacreditar a un artista por su alcoholismo me parece miserable, relacionar ese hecho con el argumento de los amigos y la "mafia", infantil.
Qué les espera al retorno a los señores poetas en Chile? los linchamos?, los acusamos de antipatriotas? o los mariconeamos como en un post anterior...
Parece que un gran sector de internautas literarios idealiza el concepto de la guerra, y no hay nada mas horrible e injusto que ella, todos dicen que por supuesto que están contra ella, sin embargo guerrean diariamente en sus trabajos, su vida, su familia...

Anónimo dijo...

Buenos días Gustavo,
en este caso no hubo censura. Lo han confirmado los mismos autores del bodrio en mención. Incluso el protagonista de Epopeya, el que interpretó al soldado desconocido (un revoltijo de huesos y piel seca arropado con hilachas del uniforme chileno de la época, hallado hace unos años entre la polvareda limeña de San Juan, personaje en que se inspira la trama); hasta reconoce los horrores de la guerra, perpetrados por Chile, y pide disculpas a los peruanos. También aparecen tres historiadores de los países comprometidos, incluido Nelson Manrique, explicando porqué se originó la guerra, consultados por los mismos realizadores para que se asemeje más a la realidad. El cuento completo está en el buen reportaje publicado la semana pasada en el programa Cuarto Poder, de América Televisión.

Alguna vez a alucinado a un grupo de niños chilenos cantando, a garganta en cuello, con más pasión que muchos peruanos, nuestro himno nacional. Pues véanlos.

Las coordenadas del reportaje que ví son estas: http://www.americatv.com.pe/
cuartopoder/index.asp

Cliquen en el ícono que dice Epopeya

El Faro

Anónimo dijo...

Yo me pregunto si hubiera sido más provechoso para la imagen de nuestra identidad peruana (y de paso, nuestra idiosincrasia) que los poetas en pleno decidieran no asistir al recital en El Huascar o, en todo caso, resolvieran leer sus poemas con claras afirmaciones previas sobre lo que significa para la mayoría de peruanos dicho barco y la Guerra del Pacífico.
Así la publicidad gratuita a este evento no se habría convertido en un reflejo de la “mazamorra de peruanidad” que me parece exhibió.
En todo caso me pregunto si Hinostroza, Moromisato y Zapata “califican” como para representar a los peruanos en dicho evento, es decir, representantes del sentimiento peruano. O ¿se representan a sí mismos?

Diego Alonso Sánchez

Sapiens dijo...

Aclaro, cada quien tiene diferentes datos (no profundidad que es otra cosa), lo superficial son los D-A-T-O-S, cualquiera puede servirse de ellos y es sencillo seguir el esquema tradicional de acomodarlos. Ese es el problema entre Chile y Perú.

Lo bello del asunto es el trato que es lo importante por sobre los datos, lo que el pueblo simple no hace y no puede entender.
-------
Faverón: Aprovechando la cobertura de tu espacio, haber si me permites.

LITERATURA
Aclaro que aquí me refería principalmente a la literatura aunque encaja con lo de Chile. Y es que me interesa leer buena literatura, todo peruano merece leer esa literatura e igual cada quien es libre de elegir.

PERIODISMO
Es verdad que la adjetivación hace obvio un artículo, pero no tanto si piensas en un resúmen general como hize en mi mensaje sobre "Los Sopranos" por nombrar uno. Un artículo formal debe tener datos por supuesto, y para ello hay que investigar. No obstante no debe dejar la forma sino se convierte en una nota rígida a mi parecer.

POLÍTICA
Con respeto a mi percepción política, no creo en el socialismo si eso le importa, pero si puse alguna que otra línea social es porque el Perú necesita pensar y ser generoso con la mayoría del Perú. El trabajo no sobra y resulta injusto frustrarse teniendo voluntad. Lo digo en general. A nadie le regalan nada, alguien debió mover la rueda pero hay que abarcar más, eso es peruanidad y no nacionalismo extremo o violentismo.

Saludos.

Anónimo dijo...

y quién califica a los calificados? deberemos decir que Quique Sánchez Hernani iba mejor que hinostroza, que Roxana Crisólogo escribe mejor que Moromisato, que Zapata solo estuvo por su marketeo poético? El recital en el Huáscar simplemente no debió darse, con ningún poeta peruano.

schatz67 dijo...

Creo que un exhaustivo documental sobre la guerra del pacífico nos terminaría doliendo más a nosotros que a los chilenos pues las expoliaciones , robos,latrocinios y barbaridades que perpetró la soldadesca chilena en territorio peruano son al fin y al cabo un capítulo más en la historia de las guerras que el hombre ha desatado en el mundo a lo largo de su historia.Más daño se ha hecho entre alemanes y franceses no hace más de 60 años y hoy conviven bajo un mismo marco político y legal, con una misma moneda y arreglando discretamente cualquier entuerto que haya quedado pendiente.

Y digo que nos terminaría doliendo más a los peruanos pues muchas de las causas que nos precipitaron al conflicto siguen latentes en nuestro país.Una clase política mediocre,fuerzas armadas atrasadas,la ausencia de un proyecto nacional coherente y la manipulación barata de los sentimientos patrioteros a cargo de los medios.

Saludos

Jorge A