2.10.07

Lista de invitados

Trelles, Moromisato: quejas vienen, quejas van

El escritor limeño Diego Trelles Paz tiene dos libros publicados --uno de cuentos, Hudson el redentor, y una novela, El círculo de los escritores asesinos-- y, por decirlo de algún modo, no disfruta en el Perú de la fama relativa de la que gozan otros autores.

Días atrás, me envió copia de una carta que había remitido a la poeta Doris Moromisato, de la Cámara Peruana del Libro, en la que se quejaba por no haber sido invitado a ninguna de las ferias internacionales en las que Perú ha sido protagonista en años recientes, a pesar de que sí habían asistido escritores con menos obra o incluso inéditos.

Diego concluía dicha carta renunciando a ser invitado a cualquier feria en el futuro.

Días más tarde, me escribió nuevamente, para hacerme notar que, en su sitio web (Diego administra la página
diegotrellespaz.com), había hecho pública una versión de dicho texto: pueden leerla aquí, si bajan por la página, pasando el recuadro amarillo, hasta la zona negra titulada "Estimados señores de la Cámara Peruana del Libro que están en los cielos".

Diego me pidió que enlazara esa página (cosa que yo ya le había ofrecido antes) y dejó en claro que no esperaba que yo necesariamente compartiera su reclamo. En efecto, debo decir que no estoy muy seguro de cuál es el sentido del reclamo; sobre todo, porque Diego parece quejarse, en efecto, del hecho mismo de no haber sido invitado, y no de nada que esté detrás de esa aparente marginación y que la vuelva importante o particularmente cuestionable.

La Cámara es una asociación gremial y privada, interesada en la promoción de la industria librera peruana y la mejora de la legalidad editorial. No es una asociación de intelectuales ni de escritores, sino de editoriales y vendedores de libros. Por supuesto que cualquiera que forme parte del universo editorial tendrá derecho a pedir que la Cámara realice esa labor promocional con un cierto criterio de difusión cultural, un cierto cariño por la inteligencia y algún respeto por la obra de nuestros intelectuales y artistas, pero entonces queda claro que, para reclamar la atención de la Cámara de manera seria, debería haber algo más que el sentimiento de que uno, simplemente, merece atención.

Sería interesante que Diego nos explicara por qué es importante su presencia en las ferias a las que alude, y por qué piensa que es un error de la Cámara no haberlo invitado a ellas.

A propósito, y pasando a la otra orilla, pocos días después de recibir el correo de Diego, recibí uno de Rocío Silva Santisteban en el que reproducía, precisamente, un mensaje de Doris Moromisato dirigido a los organizadores del evento "Narradores en San Marcos". Moromisato escribía lo siguiente:
Estimados organizadores:

Tienen ustedes toda la razón al haber colocado el título del evento "Narradores en San Marcos", porque sino tendría que llamarse "Festival de Narrativa Masculina Peruana", puesto que no hay ni una mujer en la programación: ¡¡¡horror !!!, ¡¡¡y en San Marcos!!! Yo pensé que la misoginia de griegos y romanos había quedado en los albores de la civilización o en el moho de los grises conventos medievales... y pensar que después dicen que son las mujeres las que forman los ghettos, ¡¡cuando el único ghetto es el de los hombres!!

Total, el público se perderá de escuchar a las narradoras peruanas, que hay muchas y hartamente buenas.Señores organizadores: más espíritu incluyente y posmodernista para la próxima, ¡¡estamos en el siglo XXI!! Porque, si no, de qué habrá servido el guiño y el gesto de Cabello, Matto de Turner, Riesco, Lispector, Eltit, Glantz, Valenzuela, Peri Rossi, Storni, Pizarnik, Varela, Orozco, Sor Juana, María Emilia, Mistral, Belli, Woolf, Dickinson, etc.
Con afecto sanmarquino,
Doris Moromisato
Ok. Líneas arriba le he pedido a Diego que explique por qué invitarlo a él a las ferias de libros puede ser particularmente importante, y por qué no invitarlo es un error a ser corregido. Por otro lado, el texto de Moromisato refleja claramente que ella le da importancia a la inclusividad y la variedad con que se formen las nóminas de autores invitados a eventos literarios.

Ahora bien: si Moromisato es ella misma organizadora de eventos cuya inclusividad es puesta en duda (en este caso por Diego Trelles), ¿no sería pertinente que ella explicara también cómo es que se confeccionan las listas de invitados a las ferias y con qué criterio elige a unos y descarta a otros? Más aun si, como hace notar Diego, a veces incluye a autores inéditos ignorando a escritores ya publicados: después de todo, la Cámara es del Libro, ¿verdad?

Fotomontaje: gfp.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

una consulta: y quiénes son esos escritores inéditos de los que habla diego trelles?

Vicky dijo...

Si la cámara está conformada por editoriales y vendedores de libros, pienso que las decisiones referente a los invitados van de acuerdo a la promocion que éstos deseen dar a ciertos autores. Creo que Trelles debería dar la queja de taquito a su casa editora por no poner un poquito más de empeño en promocionarlo.

Y sí, al igual que el anómimo de las 7:32 PM también quisiera saber a qué inéditos se refiere Trelles. Si aún no han publicado, ¿qué hacen en las ferias?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hay que anotar que la editorial de la novela de Diego es Candaya, de Barcelona: no es una editorial peruana y, por tanto, lógicamente, no está asociada a la Cámara Peruana del Libro.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno... Inéditos no han ido a la Líber, a informarse primero. Tampoco fueron inéditos a Santiago ni Guadalajara. Y si me permiten decir a Diego algo más: la Cámara Peruana del Libro poco o nada tiene que ver con estas cosas, más pesa la Cancillería en la conformación de las delegaciones, así que mal comienzo. Averigua mejor antes de quejarte.

Anónimo dijo...

de cualquier modo, creo que queda muy mal eso de auto-invitarse. y encima (lo más gracioso), renunciar a lo que nunca tuvo.

por favor, señor trelles, dónde está su dignidad? hay que quererse un poquito más.

j.p.p.

Diego Trelles Paz dijo...

Hola Gustavo, antes de responder a la pregunta que me formulas, me gustaría agradecerte el gesto de hacer un enlace a la carta publicada en mi web.

Cierto: la Cámara es una asociación gremial y privada y, siguiendo esta lógica, a nombre del Perú, puede invitar a estos eventos a quien le plazca, cosa que ha hecho y sigue haciendo. En tu post afirmas que su objetivo es “la promoción de la industria librera peruana y la mejora de la legalidad editorial” y esto me lleva a la siguiente reflexión que transformo en pregunta:

¿Los criterios que se siguieron a la hora de elegir a los representantes peruanos para las ferias que menciono en mi carta, fueron realmente determinados por ese objetivo? Si éste es el caso, ¿cómo se explica la presencia de escritores inéditos en la nómina? (basta con revisar el nombre de los convocados en Internet para darse cuenta de quiénes eran —y son— inéditos al momento de participar). Y es que si, como dices, Gustavo, “es una asociación de editoriales y vendedores de libros”, entonces sería bueno saber cómo hacen estos señores para promocionar y vender libros invisibles.

La pregunta que me haces (¿por qué es importante mi presencia en las ferias?), desde mi perspectiva, no refleja el reclamo de fondo de mi carta que, más allá del tono irónico impreso, puede resumirse en esta cita del texto: “¿Cuáles son esos altos y sofisticados y modernos criterios que ustedes emplean para decidir estas cosas que sólo ustedes saben cómo decidir, sin contárselas a nadie y, al parecer, siguiendo el popular y tiránico método del sí porque sí?”

La pregunta, desde mi punto de vista, es válida (tú mismo la dejas abierta al final del post) y sus implicancias no sólo me afectan a mí, más allá de que yo sea el autor del texto. Veo, sin embargo, que remarcas el hecho de que la Cámara es una entidad privada y, con ello, de alguna manera parece sugerirse que esto le da derecho a decidir de manera arbitraria la representatividad del país en estos eventos. De una manera objetiva (y comercial), lo que dices tiene mucha lógica y puede servir de excusa para que la Cámara ordene y desordene a su antojo. El reclamo de mi carta es, precisamente, expresar mi descontento al respecto.

Aquello me lleva a hacer una precisión pertinente: no escribí mi texto porque considere que mi presencia es fundamental en estos eventos. En absoluto. No soy el único desconcertado al ver que las listas de invitados a estos eventos tiene una curiosa coincidencia de nombres. Tampoco esperé sentado a que me convocaran, escribí dos veces a la Cámara Peruana del Libro para ver qué mecanismos debía seguir un escritor para participar de estos eventos. La última vez que lo hice fue para solicitar que se me considerase en la Feria Líber de Barcelona que se está llevando a cabo ahora (algo que me parecía lógico dado que Candaya, la editorial que publicó mi novela, es catalana). La respuesta que me dieron fue que los coordinadores del evento iban a privilegiar a los escritores residentes en España. Mi sorpresa fue grande al comprobar que en la nómina hay también escritores que viven en Perú y en Estados Unidos.

En tu post, Gustavo, mencionas una “aparente marginación” y yo no estoy muy de acuerdo con ese carácter de “aparente”. Me siento excluido, como muchos escritores jóvenes peruanos que tienen mucho talento y muy buenas críticas en los medios, pero pocas amistades en un círculo cerrado de viajeros recurrentes. Digo en mi carta que no debería ser un mérito extra haber sido publicado en España y me reafirmo en aquello pero me gustaría, sí, dejar en claro mi extrañeza respecto a un asunto puntual: de los tres escritores jóvenes que hemos publicado fuera, yo soy el único dejado de lado, aún cuando mi novela ha tenido buenas críticas en el extranjero y en el país. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es porque mi novela no salió con una editorial grande y poderosa? ¿Es porque aún no he ganado un premio y ése es el único medio de legitimar la labor de un escritor?

Espero haber respondido a las preguntas que me haces. La pregunta fundamental de mi carta sigue abierta.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Nada me queda claro, Diego. Si no es fundamental tu presencia, como dices tú mismo, entonces no veo por qué tu ausencia tenga que ser explicada. Y si tú mismo no puedes encontrar un motivo importante por el cual tú debas ser invitado (más allá de razones como "a todos los demás jóvenes que han publicado en España los invitan"), entonces parece que en verdad no hubiera mucho tema de discusión.

Anónimo dijo...

Diego Trelles: ¿Qué te dijo tu editorial sobre este tema?

Mauro Marino Jiménez dijo...

Estimado Diego:

En verdad, creo que los contrastes/diferencias/entendimientos que se dan entre escritores, instituciones y público son francamente anecdóticos vistos desde afuera. Me parece válido tu malestar desde el punto de vista de los argumentos que propones (criterio de selección, desequilibrio, etc). El ponerse como ejemplo, sin embargo, siempre funciona como un arma de doble filo: permite una exposición más cercana del caso, aunque también se presta más a recibir críticas. Aún así, quiero emplear el mismo método para exponer mi punto de vista.

Me parece pertinente señalar que nuestro grupo (quienes organizamos "Narradores en San Marcos"), hemos sido tildados -tanto hombres como mujeres- de misóginos y machistas debido a una aparente exclusión de la presencia femenina en la lista de invitados.

Primero que nada, quisiera señalar los puntos que empleamos para elegir a quienes aparecen en el afiche y el programa del evento: publicación de uno o más libros con cierto reconocimiento, residencia en la ciudad de Lima (razón económica) y la posibilidad de contactarnos con ellos. Vale señalar que este último criterio se dejó sentir debido al breve recorrido que muchos de nuestro grupo (la mayoría son estudiantes) posee. ¿Justifico así el hecho de haber incluido a algunos escritores y no a otros? Una respuesta fue la carta que es copiada en parte en este post; otra, sin embargo, es la que podemos recibir de un escritor como tú que -con razones objetivas- se señala como marginado.

Recorriendo las entradas que aparecen en el blog del evento (http://narradoresensanmarcos.blogspot.com) podemos hallar otro caso que puede ser entendido también como un problema ajeno que nos hizo víctimas o pudo (no lo hizo) hacernos sentir marginados: la postergación -hasta un nuevo aviso- del evento debido a un problema en la Facultad de Letras (más detalles en el blog de El Hablador.

Podríamos, de esta forma, generar una lista de problemas mayores (además de los cotidianos) a los cuales enfrentamos en la vida literaria. No estoy justificando ni dando la razón a quienes han motivado tu malestar. Simplemente quisiera ofrecer cierto matiz a una situación generalizada que vemos a diario quienes nos vinculamos con las letras (y en general, en cualquier actividad), además de felicitarte por la precisión en tu carta.

Vicky dijo...

Gustavo, leí la carta de Diego pero en ningún lado pude encontrar la parte en que él solicita no ser invitado en el futuro. Él comienza y termina su carta preguntando cuáles son los requisitos y parámetros que la cámara requiere para que un escritor como él sea tomado en cuenta. Y sí, ¿cuáles son esos parámetros? porque cierto es que los escritores que nos representan en las ferias y festivales de libros, son casi siempre los mismos.

Por otro lado, he revisado la lista de escritores peruanos a la Líber de Barcelona 2007 y la única participante de quien no conozco nada escrito, es Cristina Peri Rossi, lo cual no significa que ella sea inédita, claro.

Y, Diego, no conozco tus obras, y no figuran en Amazon, ¿en dónde puedo encontrarlas? Si hay alguna librería en Lima que las tenga, por favor indícala. Y personalmente, pienso que tu editorial debe ser la que busque tu inclusión en los eventos. Te van a llover críticas, pero has tocado un tema muy importante. No podemos tratar de cubrir el sol con un dedo. Que hay un cierto criterio que favorece a unos y perjudica a otros, lo hay.

Mauro: indicas que el criterio para invitar a narradores residentes en Lima es económico. ¿No sería mejor hacer la invitación a los autores que viven en provincia o fuera del país, que consideres que pueden aportar algo a los eventos, indicando que no pueden pagarles por gastos de viaje, alojamiento y comida? Muchos pueden viajar a Lima y algunos inclusive tienen casa o familia en Lima que los puedan albergar. Pero desecharlos simplemente por no vivir en Lima, por favor.

Diego Trelles Paz dijo...

La pregunta que hacemos ambos, Gustavo, sigue sin respuesta. Yo no puedo hablar por los escritores que no son convocados, sino por mí (sin embargo, reducir el tema de fondo a mi importancia dentro de las ferias tiende a simplificarlo todo; es el riesgo que nota Mauro Jiménez en su post). Entiendo que para este tipo de reclamos las explicaciones más prácticas y rápidas se reducen a un: “si eres importante, demuéstralo, y, si no lo demuestras, no hables”.
Entiendo, asimismo, si consideras que la situación no da para tema de discusión, aunque no comparto tu opinión. En todo caso, la carta está ahí y la pregunta seguirá abierta. Si estos procesos en un mediano plazo logran modificarse y se hacen un poco más transparentes, me daré por servido y estoy seguro de que el beneficio no será sólo personal.
Respecto a mi editorial, Candaya, debo decir que me ha apoyado y me apoya muchísimo. Pero, ¿qué puede hacer una editorial que no tiene distribución en nuestro país frente a las grandes casas transnacionales?, ¿qué influencia podría tener en la Cámara? Si la novela se vende en Lima, es porque yo insistí para importarla de España. A mí, como escritor, me parece muy triste que publicar fuera signifique que me puedan leer poco o nada dentro del país. Lo paradójico es que la poca promoción que podría obtener depende de una entidad privada que elige por todos.

Anónimo dijo...

Por "narradores" yo entiendo: escritores que cultivan el cuento y la novela, en este caso que sean "narradoras" y además provenientes de San Marcos es más escasa que en otros predios. Pero
aún así, en el caso de que el reclamo sea justo, ¿por qué mete la Dra. Moromisato los nombres Pizarnik, Mistral, etc. como paradigmas?
A mí me gustaría que alguien le preguntase a la poetisa Moromomisato (con respeto, por supuesto):
- ¿Y Ud., doctora, es narradora?
Ya me imagino la respuesta:
- Bueno, no, pero...
Por favor...

Anónimo dijo...

Vicky: Cristina Peri Rossi es una famosísima escritora uruguaya. No sé qué lista habrás visto.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el señor Trelles. La señora Moromisato es ampliamente concida por su arbitariedad, simpatías por ciertas personas, distribución de los espacios según sus humores, mal genio, etc. Todo el mundo sabe el desprecio que le tiene a Alonso Cueto, asi que la cosa no va por el lado del pelito entre andinos y costeños. En todo caso la señora Moromisato está a favor delos andinos, ergo del señor Trelles. Las Ferias del libro en Lima es un asunto personal de la señora Moromisato, que mete la pata a cada rato. Pero el problema de las Ferias es mucho más amplio. ¿Quién dcide quien va a las FERIAS INTERNACIONALES DEL LIBRO? A veces la cancillería, que decide según sus amigos involucrados, es decir pitucos. A veces elige la Cámara del libro, entonces allí deciden los vendedores de libros. En otras ocasiones decide una persona, como Vargas para Berlín, o Mario Suarez para Madrid 2005, o Bryce para la Feria de Trujillo 2006. Toño Cisneros para el encuentro Perú-Ecuador. otra vez sus amigos. ¿Quién decide las invitaciones en Chile? En todo caso no van los más representativos a estas Ferias. Siempre son los mismos nombres, pero creo que así ha sido siempre y lo seguirá siendo. Así que señor Trelles prepare usted una novela para el premio Alfaguara o Planeta y con toda seguridad si gana lo van a invitar a todas las Ferías en el Perú y en el extranjero.

Anónimo dijo...

Diego sigue insistiendo irresponsablemnte en mencionar que escritores inéditos son invitados a estas ferias. Revisen las webs de las ferias de Santiago, Guadalajara y Líber y díganme qué inéditos peruanos hay. En cuanto a criollos y andinos, recuerdo que a Gudalajara, como a tantas otras partes del orbe, fueron Reynoso y Gutiérrez, dos que brillan por ser "excluidos".

Mauro Marino Jiménez dijo...

Hola Vicky:

Vale la aclaración. Tenemos un escritor que va a venir de Andahuaylas por sus propios medios para asistir a este festival de narrativa. Me expresé mal, utilizando la palabra "residencia" de manera eufemística y me disculpo por ello.

Anónimo dijo...

Diego Trellez: Por lo que veo en tu página web, te has marketeado bien. ¿Qué es lo que buscan pidiendo que te envíen a la feria del libro como representante de Perú?

Anónimo dijo...

Que opinas tu de la novela de Diego Trelles? Y que opinas del modo en que se hacen las listas de invitados a ferias del libro, nacionales e internacionales? Contestando estas preguntas ahorras al lector el aburrimiento de tus notas pseudo-ironicas tipo "Somos"

Vicky dijo...

Anonimo de la 1:21 PM: en la página web de la Líber de Barcelona 2007 se encuentra el nombre de Cristina Peri Rossi como parte del grupo de escritores peruanos en actividades acerca de la literatura peruana. Nunca la oí mencionar ni conozco nada de su obra. Por éso mencioné que es la única de la que no sabía nada. Gracias por el dato.

Anónimo dijo...

yo leí el libro de cuentos de trelles ("Hudson...") y, honestamente, no sé por qué pitea. cualquiera de los invitados a cualquiera de las ferias escribe diez veces mejor. o sea, primero mejore su prosa, sr. trelles, y despúés quéjese, no al revés (tampoco es la primera vez que se queja: recuerdan el escándalo que armó por haber sido desembarcado de Disidentes?)

Anónimo dijo...

Agreda hace una reseña del El Círculo de los escritores asesinos aquí:

http://agreda.blogspot.com/2006/08/el-crculo-de-los-escritores-asesinos.html

Anónimo dijo...

Gustavo: es una pena que un escritor como el señor Trelles no sepa explicar hasta ahora, ni en su carta ni en su comentario aquí, qué es es lo que quiere. Esto es más grave si se piensa que efectivamente muchos escritores jóvenes y otros son excluidos por la señorita Moromisato en sus ferias. Pésimo papel el del escritor Trelles como defensor de los escritores relegados.

Anónimo dijo...

yo creo más bien que Trelles quiere ser sutil con este tema pero no puede. Se quedaen la anbigüedad más ramplona. Debería entonces, si la sutileza le ha sido negada, decir las cosas con pelos y señales y acusar de exclusionista a Moromisato. Si lo hiciera, estoy seguro que saldrían otros perjudicados a dejar sentir su voz.

Paul dijo...

Yo también quiero ir. Con quién hay que hablar?

A mí me gustan los poemas de Doris: "A diferencia de los otros/ yo solía soportarte/ desparramarte en mil segundos/ pudorosa, alevosamente."

Anónimo dijo...

Cristina Peri Rossi es unas de las importantes poetas uruguayas.Reside hace mas de 20 años en Barcelona.Que una poeta no la conozca dice mucho.

Anónimo dijo...

Todo esto no es mas que un dialogo provinciano.

Anónimo dijo...

"soportarte", "desparramarte", uhmmm esa poeta está mal del oído.

abcdefghijklmnopqrstuvwxyz

Antónimo dijo...

¿Provinciano u ombligista?

Anónimo dijo...

Provinciano, ombliguista y cochabambino; con el perdon de los boliviano que suelen tener mejores discusiones.