5.12.07

Biorges no existe

La erudición y el gato por liebre

Cuando estaba yo en la universidad, era famosa la anécdota del jefe de prácticas de literatura que aún nunca había leído nada de Borges porque --decía él mismo, con total seriedad-- prefería comenzar por las novelas, pero aún no había podido comprar ninguna...

Ir a decirle al hombre que Borges jamás había escrito novela alguna era algo para lo cual hacía falta un corazón de piedra: ¿se daría cuenta del ridículo que representaba un instructor de literatura que desconocía lo más básico sobre el más canónico escritor de toda América Latina?

Dándole una inopinada miradita al blog del crítico literario y polígrafo Víctor Coral me encuentro con un post suyo en el que interesantemente da un poco de lustre a su fama transoceánica de erudito sin fronteras para comentar a una escritora argentina poco conocida por los lectores de hoy: Luisa Mercedes Levinson, madre de la más famosa Luis Valenzuela. Sobre Levinson escribe Coral lo siguiente:
"He releído dos textos clave para escribir esta pequeña nota: “El abra”, de su libro El estigma del tiempo (Seix Barral, 1975), y "La hermana de Eloísa", escrito a cuatro manos con Jorge Luis Borges, así como lo escuchan. Que se sepa es la única vez que el genio de Ficciones aceptó escribir al alimón un cuento con alguien".
Ups. El erudito parece no haberse enterado nunca de que Borges fue uno de los más notorios cultores de la colaboración literaria en el mundo de las letras hispanas, y que, junto a más de una decena de libros de ensayo coescritos por él y amigos suyos (¿han visto el tomo gigantesco de las Obras en colaboración de Emecé?), están también los extraordinariamente célebres libros de cuentos (la mayoría policiales) que Borges escribió en coautoría con Adolfo Bioy Casares.

Borges y Bioy escribieron "a cuatro manos", como dice Coral (suponiendo, claro, que ambos fueran ambidiestros), los libros Seis problemas para don Isidro Parodi (1942), Dos fantasías memorables (1946), Crónicas de Bustos Domecq (1967) y Nuevas crónicas de Bustos Domecq (1977).

Los dos primeros se publicaron bajo el seudónimo de Honorio Bustos Domecq; los dos siguientes bajo los nombres reales de Borges y Bioy. Aún antes de engendrar a Bustos Domecq habían escrito más ficción en colaboración (Un modelo para la muerte, por ejemplo, bajo el seudónimo de Benito Suárez Lynch). No usaron seudónimo para su colaboración en los guiones cinematográficos de Los orilleros y El paraíso de los creyentes.

24 comentarios:

The Thing dijo...

"Ir a decirle al hombre que Borges jamás había escrito novela alguna era algo para lo cual hacía falta un corazón de piedra"

No nos dejes en ascuas, termina la anécdota de cuando le dijiste eso al pobre tipo.

Reserva Moral dijo...

Ja ja jaja O sea que Borges y Bioy nunca escribieron cuentos juntos, según el inefable. Qué chiste.

Anónimo dijo...

vamos, no es más que un equívoco. Lo importante es recuperar a una cuentista importante como la señora Levinson. Seguramente Coral ha leído los cuentos de Bustos Domecq pero en el momento se le olvidó.

Mario dijo...

Estimado Gustavo, en el tercer párrafo de tu último post noto un error de tipeo, dice "Luis Valenzuela" en vez de Luisa.
Si gustas puedes borrar este comentario pues tenía por único fin avisarte.

Anónimo dijo...

corazón de piedra, corazón, corazón de piedra

Anónimo dijo...

bah, en lo que reparas, Faverón. Más interesante resulta la frase "como encontrar una vaca en un Velázquez", a qué hará referencia.

Anónimo dijo...

harías mejor en rescatar a otros escritores olvidados como lo hiciste con Mario Levrero; no te cansas de tanto embrollo?

Anónimo dijo...

Hugo Neyra otra vez se mete con los bloggers, defendiendo a Roncagliolo. En zona de noticias:


Difunde a su vez el comentario que Hugo Neira, director de la Biblioteca Nacional, diera sobre el libro en dicho programa. Transcribo las palabras de Neira destacadas por el weblog: "Tengo la impresión que para él como para muchos jóvenes, salvo los envidiosos que lo atacan en internet, salvo los envidiosos, ellos, esto de la guerra que pasó en el Perú es como si nos hablaran de la rebelión de los anabaptistas en la época de Lutero, es una cosa que no entienden y hacen un gran esfuerzo por comprender como pudo haber gente tan normal. Lo interesante del libro es que Abimael Guzmán, los senderistas, no aparecen como locos, ni como malvados. Han hecho maldades. Gentes normales que en nombre de una convicción son capaces de hacer eso, lo cual es más estremecedor".

Anónimo dijo...

que triste lo que cuentas de tus profesores de la pucp, encima que les cobraban tan caro...

Anónimo dijo...

Coral siempre quiere impresionar, pero le sale el tiro por la culata.

Anónimo dijo...

Biorges no existe, pero acaso existe "la más famosa Luis Valenzuela"?

Acusete dijo...

¿El señor Coral dice que es crítico? ¿Y no sabe lo de Borges y Bioy?

malvisto dijo...

por eso uno de los deberes del estudiante es faltar a clase de cuando en cuando... POr eso no hay que creer que todo lo publicado es bueno, y verdadero.

http://malvisto.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Eso de cuatro manos solo suponiendo que ambos fueran ambidiestros,me hace recordar que cuando los padres acusan a sus hijos de "malcriados",se están acusando a sí mismos.Igual,nada de esto cambiará y tanto "malcriado" como "a cuatro manos",así como también una multitud de expresiones "irracionales" seguirán en pie.
Por otro lado,al más pintado se le podría descubrir "lagunas" como la de Coral y el real problema es ubicarlas o que el pez por la boca muera.

Dan dijo...

hay otro creo, que una vez compré, es un largo cuento policial, una especie de serie negra de la mano de Bioy Casares y Borges. Lo encontré en Grau hace mil años.

victor dijo...

sì pues , es curioso, no sè, a mi me pasò lo mismo con un libro de hernandez y un ensayo de ohara en el mismo libro ,ohara trataba de adivinar las multiples citas del poeta y en un caso dado se rendia, decia que era casi imposible saber a que autores y textos se referia el poeta ,hablaba creo sobre la inmortalidad de los hombres y un novelista argentino y un poeta peruano que afirmaban eso , y yo pues tenia 18 o asi en esa epoca , recorde que cortazar tenia un cuento llamado una flor amarilla y washington delgado un poema llamado los pensamientos puros que hablaban de eso , mas clarito ni el agua , y sonreì para mi solito , diciendome , què raro que un critico y profesor no sepa esto, y yo , un lector aficionado nomas sì , curioso no?? , pero con hernandez es casi lugar comun que eso pase , incluyen como poemas suyos poemas que el enteramente citaba , aun en el ultimo libro creo hay un poema de juan ramon jimenez dado en autoria a luis , ojo, no hablo por hablar, el libro en el que se encuentra eso de ohara se llama la impecable soledad ,y en otrso suyos sobre el mismo poeta hay segun creo recordar varios malentendidos asi , o falta de precision, y eso que gracias a el se conocen muchos libros de luis pero el rigor creo no es fuerte en muchos estudiosos ,seràn las muchas lecturas pues, un saludo gustvo

LECTOR DE CORAL dijo...

Ese blogger es capaz de decir que Borges nació en Ventanilla. En su blog creo haber leído que EL ALEPH era de Toño Cisneros... a ese paso fácil podría ser que Luz de Limbo haya sido a cuatro manos con Ramón Quiroga (sin guantes)

baudelaire3 dijo...

Faveron: en el post anterior sobre los libros mas importantes del año, en mi humilde opinion se te paso Un pino me habla de la lluvia, de Miguel Angel Zapata.

Atte.,

Cristian Gomez O.

Anónimo dijo...

¿Escribiste este post con una mano o usaste las dos? ¿Acaso escribir con las dos manos en un teclado o máquina de escribir te convierte en ambidiestro?

Cervantes dijo...

Con una es suficiente, pero cabe preguntarse qué hace con la otra quien no ha perdido alguna.

Miguel Rivera dijo...

No sé Bioy, pero Borges escribía a mano, no a máquina. Dado el estado de su vista --deteriorada desde muy temprano--, lo más probable es que Bioy se ocupara de pasar al papel las cosas que se les iban ocurriendo.

Anónimo dijo...

¡Puaj! Ya empezaron los villancicos. ¡Satanás: salvame!

Anónimo dijo...

Tus post suelen ser muy atinados e inteligentes, además de interesantes.
Pero qué aburrido cuando cedes espacio a tus rencillas personales.

Anónimo dijo...

Tienes razón, Anónimo de las 10:03, se pierde el tiempo en rencillas inútiles, pero supongo que 1) el blogger cree que le está haciendo un servicio a la comunidad 2) es demasiado divertido como para pasarlo por alto.