19.7.08

Vacas y críticos

Sobre propaganda, ventas y reseñistas

David Lynch y la publicidad: cuando el director norteamericano se convenció de que la actuación de Laura Dern en su cinta
Inland Empire merecía una nominación al Oscar, decidió averiguar cuánto dinero tendría que invertir para hacer campaña en favor de su postulación. La cifra fue tan elevada y descorazonadora, que Lynch decidió evitar el gasto y llevar la campaña de otra manera: consiguió una vaca lechera, un gran cartel con la foto de Dern, y se paró en una esquina de Hollywood, cartel y vaca a las espaldas, consiguiendo llamar con ello la atención de todos los diarios y revistas de espectáculos. Dern, sin embargo, no fue nominada.

Años antes, Lynch había dado ya señales de su genio
sui generis para la publicidad: cuando los críticos Siskel y Ebert, en un programa televisivo, le dieron "two thumbs down" a su (notable) película Lost Highway, Lynch decidió incluir e incluso resaltar el comentario en los afiches que anunciaban la cinta: un comentario negativo de Ebert (su reseña se ha hecho célebre entre las grandes desbarradas en la historia de la crítica cinematográfica) era buena propaganda.

Hablando con una amiga holandesa hace unos días, le contaba que, en mis años de crítico semanal en la revista Somos, descubrí, gracias a las estadísticas llevadas en ciertas librerías, que los volúmenes que yo criticaba positivamente podían triplicar o cuadruplicar sus ventas inmediatamente después de mis reseñas. Y que estaba yo a punto de envanacerme con el dato hasta que las mismas estadísticas me informaron que, cuando mi reseña era negativa, el resultado comercial era exactamente el mismo: las ventas se podían triplicar o cuadruplicar. En otras palabras: el
contenido de la crítica era irrelevante.

Y después hablan del poder que tiene la opinión de un crítico.

19 comentarios:

Broncano dijo...

Qué se puede esperar de Ebert si también le bajo su pulgarcito gordo a la excepcional "Blue Velvet".

Silvio Rendon dijo...

Bueno, el contenido de la crítica (positiva o negativa) era irrelevante, pero tal vez no el hecho de prestarle atención a alguien. Habría que hacer esta comparación con un grupo de control: reseñados vs. no reseñados. Tal vez ahí sí ha relevancia.
Saludos,
S.R.

Anónimo dijo...

Entonces se puede parafrasear lo de Sartre sobre aquello de que un crítico es una persona que no ha sido muy feliz y que se ha conformado con un modesto puesto de guardián de cementerios. Se ve por lo que dices que (el crítico) es también guardián de la vida de los literatos cuya carne aún palpita. Aunque me caigas a coñazos retóricos, no me ignores Gustavo por favor cuando me aventure a publicar. Aunque sea mal pero habla de mí que la “guerra” entre andinos y costeños se debe en gran parte a eso: el silencio, no bergmaniano sino matador de letrados.

R. BARTHES

luis dijo...

bueno cuando la critica es buena, asi sea negativa, siempre provocara leer el libro. si has hecho que libros malos tripliquen sus ventas es porque debes haberles hecho criticas muy buenas, aunque sean negativas. felicitaciones.

Anónimo dijo...

"En otras palabras: el contenido de la crítica era irrelevante."

O en otras palabras, nadie leia mis criticas....

O en otras palabras, tu critica, positiva o negativa, estaba muy bien pensada y estructurada y la gente igual se mandaba a comprar el libro...

Fernando dijo...

Vamos a suponer que un considerable número de personas decide sus compras librescas a partir de la lectura de las reseñas/críticas que aparecen en los medios. Luego, no hay nada que demuestre una relación causa-efecto entre tus reseñas y el volumen de libros vendidos. La sucesión temporal de los eventos es una condición necesaria y sería suficiente si Somos hubiese sido el único medio que incluía reseñas de libros y tú el único reseñistas/crítico actuando por esos dias.
Podrias comentar ese punto?

Saludos

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Encantado: mis reseñas eran casi siempre sobre literatura extranjera, y acerca de libros que otros críticos no comentaban jamás.

Anónimo dijo...

sabes si otros críticos se han dado cuenta de lo mismo?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En verdad no lo sé.

Anónimo dijo...

cómo lo odias, no Gus, cómo lo tienes siempre presente...

Anónimo dijo...

No eres honesto Gsutavo. Solo posteas lo que te conviene. Te envié un post serio planteando que la crítica no sirve para nada, pero lo censuraste. Los libros en el Perú es un negocio de libreros, ni la critica periodistica, ni la poca que hay en blogs, ni la académica influyen en nada en la venta de los libros. Los libros peruanos no le interesan a los libreros, la prueba esta en lo que viene de ocurrir en la Feria del libro.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

La única razón por la cual censuro comentarios es cuando son anónimos innecesariamente groseros o que atacan a terceros.

Anónimo dijo...

Claro, tu teoria no aplica a Ophra.

ROBIN dijo...

ay recórcholis, este hombre siempre me desarma!!

Anónimo dijo...

El único texto que el crítico está ayudando a vender es el suyo propio. Modus vivendi, que le llaman.

Anónimo dijo...

Esto me recuerda una escena de la película autobiográfica de Howard Stern, el discjockey más grosero y cuasi-pornográfico de la historia de la WNBC. Se hizo una encuesta: las personas que lo querían lo escuchaban menos que los que lo odiaban. Es lo mismo con los libros: haz una reseña demoledora pero bien escrita, usa todas las ironías que estén a tu alcance, y verás cómo aumentan las ventas debido al morbo, porque el morbo, como sabemos todos, es un gran vendedor.

Anónimo dijo...

no toquen a howie, es judío

cuencodearroz.blogspot.com dijo...

Llevo como quince años leyendo libros y nunca me fije en críticas o reseñas, tal vez porque casi siempre opté por leer a los clásicos. Cuando leí a contemporáneos o a escritores vivos siempre obedeció a la casualidad, al azar, o sencillamente a la portada o al título de la obra... Tal vez sí que haya influido ver un libro reseñado... o anunciado en el periódico... pero no me fue necesario leer la crítica... otros libros fueron recomendados por amigos... y tan sólo uno porque oí al escritor... y me causó curiosidad lo que decía...

el blog del fondo dijo...

Hola, aquí le dejo el link del blog del fondo editorial de la usmp para que lo visite. saludos, siempre leo su blog.