4.8.08

Emma Zunz

El narrador amnésico

¿Cómo describir al narrador de "Emma Zunz", el célebre cuento de Jorge Luis Borges? Si uno le da una mirada rápida al relato, la primera impresión es que se trata de un clásico narrador omnisciente, capaz de ingresar incluso en la conciencia de la protagonista y transformar sus sensaciones, deseos y desvaríos en un discurso finamente articulado.

Leyendo con más cuidado, se descubre que son no pocos los pasajes en que el narrador apenas acierta a conjeturar acerca de los hechos del relato, y a proponer hipótesis sobre las ideas y pensamientos de Emma. En algún momento se declara casi incapaz de penetrar el tejido mental del personaje, impotente ante la tarea de narrar la historia.

Aquí una propuesta para explicar la calidad indecisa y cambiante de ese narrador: su omnisciencia tiene un límite; no puede trasponer la barrera del trauma de Emma y sus memorias aún no elaboradas: la muerte del padre, la clandestina desfloración con el marinero desconocido, la razón más íntima de su venganza. Un narrador omnisciente con amnesia parcial, valga la paradoja: una mirada capaz de verlo todo excepto las zonas opacas de represión en la mente de Emma.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, es claro que no es el típico "narrador omnisciente":

"¿En aquel tiempo fuera del tiempo (...) pensó Emma Zunz una sola vez en el muerto que motivaba el sacrificio? Yo tengo para mí que pensó una vez y que en ese momento peligró su desesperado propósito. Pensó (no pudo no pensar) que su padre le había hecho a su madre la cosa horrible que a ella ahora le hacían".

LuchinG dijo...

¡¿What?! ¿No es esa mas bien la forma correcta, lògica, tìpica de desarrollar un cuento con un narrador omnisciente? ¿No es eso tan comùn como dar por hecoh que un narrador en priemra persona no està (o no deberìa estar) contàndolo todo? Sa`quenme del error, pero jurarìa haber visto al narrador casi-omnisciente en Madame Bovary.

Anónimo dijo...

El narrador se está contando a sí mismo sin énfasis. Se muestra como un contador imperfecto que llena sus vacíos de información sobre los pensamientos de Emma con suposiciones porque no es importante la certeza del detalle, sino el sentido de la historia.

Por cierto que no es un caso muy atípico.

Saliendo del tema ¡qué cara estuvo esta feria del libro¡

Saludos

José Carlos

chancapiedra dijo...

Bueno, mi estimado colega anónimo, en el stand del FCE encontré "Historia de las Matemáticas" de E.T. Bell, un denso libro de 500 y tantas páginas, a 20 lucas. Si eso no es barato, no sé qué lo es.

En el stand de la UNI habían unos libritos publicados por el Instituto de Matemáticas y Ciencias Afines, a 10 o 15 soles, escritos por matemáticos americanos o europeos de muy buen nivel (el IMCA está ascrito a la UNI pero solventado también, según entiendo, por la PUC y la colaboración internacional).

Depende de lo que buscabas.

Anónimo dijo...

Tienes razón, no buscaba historia de la matemática precisamente, pero suena interesante. Veré en el local del FCE, seguro que lo deben tener a un precio no muy distinto al de la feria.

Pero, ¿te fijaste que historia de la locura estaba 80 soles en el mismo stand?

Un libro feo, de muy mala edición pero que parecía interesante, Ricardo Palma en Chile, 25 soles. Me pareció exagerado. Por esos mismo 25 soles compré el sugerente libro de Mark Thurner en el stand del IEP. Pero si la reedición del viejo libro chileno sobre Palma hubiera costado algo menos (o la edición hubiera sido mejor) hubiera llevado ambos.

Por cierto, en la exposición central dedicada a Chile no había ni un solo ejemplar del informe Rettis ni del último informe de la Comisión de Esclarecimiento, solo un par de libros de dudosa calidad sobre Pinochet. Me pareció una omisión curiosa.

Y claro, siempre quedan los libros de viejo... pero para eso no hay que ir a la feria pues.

Provecho con las densidad de las 500 páginas. Me han llamado mucho la atención. Saludos.

José Carlos

Enrique Prochazka dijo...

No tengo el texto ante los ojos, pero creo recordar que ese narrador no sólo es omnisciente sino que en las líneas finales se erige como un juez epistemológico. estas cosas eran verdaderas, decreta, estas otras estaban cambiadas. El "casi" es, como lo ha sido antes -la omnisciencia del narrador en Mme. Bovary se debilita apenas al inicio, en el episodio de la gorra en el salón de clases- una herramienta, un juego de manos cuyo interés contemporáneo, creo, va por el lado de hacerle variaciones originales. Si se tiene suerte.

LuchinG dijo...

"(...) una herramienta, un juego de manos cuyo interés contemporáneo, creo, va por el lado de hacerle variaciones originales"

(Gruñido) Yo apenas me atrevì en un penùltimo pàrrafo, aquì:
http://quipucuentos.blogspot.com/2007/02/el-monstruo-luis-gallardo.html

Es un intento de hacer un Emma Zunz, al vesre, con un final de Milagro Secreto, tambièn al vesre.

LuchinG dijo...

A ver: en la versiòn del archivo de ESNIPS (que dice provenir de librodot.com) se lee:

"Carlos no podìa quedarse asì. La señora Bovary tomò una decisiòn. Avergonzado, o màs bien cansado, su marido cediò sin resistencia y (..)"

Pero en mi copia de Oveja Negra, traducciòn de Carmen Martin Gaite, dice: "Pero Charles no podìa seguir asì. La madre se mostrò enèrgica; y el padre, avergonzado, o simplemente harto de oìrla, acabò deponiendo su resistencia."

En la primera versiòn el narrador se corrige a sì mismo, en la segunda està haciendo conjeturas.

¿Alguien sabe francès? El archivo en francès de esnips dice:

"Charles ne pouvait en rester là. Madame fut énergique. Honteux, ou fatigué plutôt, Monsieur céda sans résistance, et (...)"