19.8.08

Que levante la mano...

... el que quiera figurar a toda costa

Rodolfo Ybarra --les cuento a mis lectores-- es un escritor peruano adicto a la verborrea y afecto a conjugar la retórica senderista con el balbuceo underground (se llama a sí mismo el "brazo armado de la poesía"; habla de "tomar por la fuerza" el establishment, dice que "es el momento de pasar a la clandestinidad").

Tiene un blog dedicado a la acumulación de insultos y que sirve de tribuna a los más arbitrarios comentarios anónimos (no bajan de cien los ataques que yo mismo he recibido en esas páginas). Su técnica es sencilla: postea manifiestos biliosos pero no menciona al atacado por su nombre, de forma que los anónimos se sienten libres de arremeter contra quien deseen.

Iván Thays, uno de los blancos favoritos de dicho blog, se refirió a Ybarra en un post reciente. Y ahora Ybarra se considera ofendido y me pide a mí que publique su carta de respuesta. A mí, la carta me parece un buen ejemplo del palabreo insulso que Ybarra quiere hacer pasar por argumentación, pero la publico a continuación para que los lectores juzguen por sí mismos, y para que descubran la existencia de este colorido personaje del folclor peruano.

Carta de Ybarra

EL "TERROR" DE IVÁN THAYS

Debido al último comentario (bastante lamentable por lo demás y en donde se me acusa de tener "nostalgias terroristas") proferido por el escritor Iván Thays, debo decir lo siguiente:

El hecho de que en mi blog no se "moderen" los comentarios y deje en libertad (como debería de ser) para que el lector vierta su opinión sin mayores inconvenientes o premisas, no me convierte en cómplice de opiniones contrarias, mucho menos en el "asesor" o el "provocador" de los insultos, creo que esa observación (en lenguaje emocional) es más un prejuicio que una verdad creíble. Si usted no quiere "enlazar" el link respectivo "porque "Moleskine" no avala blogs sin moderación" es su problema. Si usted cree que la "seriedad" de un blog depende de los comentarios que dejan los lectores es su problema. Si usted cree que el repudio de los lectores se traduce sólo en los comentarios (furibundos, racionalistas, adjetivistas, etc.), es, también, su problema. Considero que la cultura está por encima de las opiniones, mucho más si estas son subjetivas o alejadas de lo concreto, por eso usted encontrará en esta página el link respectivo a su famoso weblog (¿cuándo se acabará eso de las regencias con vestigios coloniales? ¿No hay acaso en algunos el gen de la esclavitud, el gen del libertador, y, en otros, el gen del despotismo?). No reclamo reciprocidad, quizás por eso no entiendo eso de "atrabiliario" que usted hábilmente pretende endosarme; qué "maldad" puede haber en alguien que busca la verdad de los conceptos o en alguien que discrepa abiertamente, salvo que usted considere el hecho de discrepar como una "maldad" en sí misma; entonces no me equivoco cuando considero que sus críticas con respecto a "Un Mundo Dividido" son de un "individualismo dogmático". Usted no entiende razones sino ideas prefijadas que le van a dar conclusiones prefijadas. Razones que no provienen de la lectura rigurosa del libro (ni de la necesaria "arborescencia") en cuestión, sino de prejuicios y de ideas fuerza donde confunde la "libertad del individuo" con la libertad para denostar sobre una obra literaria a su libre albedrío y con la venia de un círculo literario cada vez más desacreditado (no, no se preocupe, no voy a hablar de eso). Lástima que usted sólo vea la punta del iceberg, se sorprendería si leyera con detenimiento y sin subjetivismos lo que en mi anterior artículo he tratado de decirle (y que muchos han entendido, lamentablemente usted no). Por eso usted no entiende que "mi defensa" (esto ya parece un juicio) del libro de Gutiérrez pasa menos por —como dice usted— "la falacia" de que fue marginado por el establishment y que sus parientes murieron en la cárcel" (qué visión tan recortada y epidérmica, me sorprende su reduccionismo académico) que por el mismo análisis del libro, análisis que por cierto usted haciendo alarde de ese minimalismo post-industrial quiere reducir a una comparación por demás peyorativa y ridícula como son los accesorios o baratijas de guerras pasadas, "artefacto anacrónico" lo llama usted intentando ironizar con poca suerte.

Así, usted apunta: "Si el blogger hubiera leído la reseña objetivamente, sabría que lo que sostengo es que lo que hace anacrónico al libro no es el contexto que lo produjo sino el dogma que defiende". En este silogismo condicionante encuentro que —por si acaso, usted no se ha dado cuenta— los contextos son los que producen los dogmas y no al revés (aunque en cierta forma podríamos hablar de que precipitan ciertas situaciones) y hasta el "mejor" de los libros escritos con el "mejor" de los dogmas no escapa a su tiempo, aquí es donde sirve para enjuiciar o para ser condenado, por pecado expreso u omisión que es como usted quiere —o quisiera— que se resuelva esta segunda edición de "Un Mundo Dividido". Lástima que usted piense que alguien le quiere imponer algún tipo de dogma (¿no hay ahí un prejuicio bastante patológico?) o que —peor aún— alguien quiere coactar su libertad individual o frustrar su obra creativa. Eso no sólo es exagerado sino que demuestra una paranoia, un delirio por la "pérdida de la libertad" en cuyo caso usted no necesita una observación a un artículo errático, sino un médico frenópata.

No, no se preocupe usted: NO SOY TERRORISTA. No quiero volar su casa, mucho menos dinamitar su obra literaria. Eso sería una cobardía. Tampoco guardo relación alguna con ningún miembro del grupo "Narración" (a quienes debo mi admiración por la lectura de sus obras y no por el conocimiento de sus personas) o con algún "blogger exiliado que pulula por ahí". En todo caso es el tiempo y los lectores quienes acusarán recibo de sus palabras y quienes harán lo que se tiene que hacer con una literatura acomodaticia o de salón cuya mirada estrábica insiste en negar una realidad evidente.

Finalmente, apunta usted: "Si buscar comparaciones es un nivel bajo de argumentación (en relación a lo vertido por Javier Ágreda, esta precisión es mía), defender a un autor por datos biográficos y solidaridad política es el grado cero de cualquier discusión". Ergo, motejar e incriminar a alguien, sin ninguna prueba, de anidar "nostalgias terroristas" es el non plus ultra de que la discusión ha descendido a zonas batipelágicas, quizás en el terreno de lo abisal tenebroso. No sabía que a usted le interesaban los bajos fondos y las altas presiones (cuando quiera le recomiendo la mejor escuela de buceo del país), en algún momento creí percibir que a usted le interesaban más las luces, los flashes y las lentejuelas literarias.

Usted ha degradado el debate más allá de lo audible. Desde aquí puedo escuchar sus ecos.

Amable, pero firmemente,

Rodolfo Ybarra

DNI 09441432

47 comentarios:

el dios de las pequeñas cosas dijo...

Me encanta el estilo que tienes para desplumar a tus contrincantes de ocasión, Gustavo; he sido testigo de cómo los apaleas sin despeinarte. Me tomaría la molestia de nombrarlos, pero no. Ninguno de ellos tiene importancia.

saludos

el amigo de todos dijo...

este dios delas pequeñas cosas es un hijo del terrorismo de estado.
la libertad significa que cada quien pueda escribir en su blog lo que le de la gana y si quiere borra los comentarios y san seacabó y si no los borra, es su libre elección.
pero lo que no está permitido es:
1.suplantar a otra persona en los comentarios, en lugar de poner anónimo.
2.desautorizar a una bloggero por sus defectos fisicos o preferencias sexuales.
3.utilizar el fotoshop para burlarse de las personas.
salvando estas prohibiciones, cualquier hijo de vecino, puede comentar lo que se le antoje.
ahora que visité el blog de Ybarra,encontré que había censurado varios comentarios,entonces porque se rasgan las vestiduras,ustedes,señores de la cultura oficial,dejen en paz a los escritores contraculturales.
no se conviertan en dictadores del ciberespacio.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Censurar algunos comentarios y dejar otros que son anónimos y claramente insultantes no es signo de apertura ni de respeto por los demás. Haciendo eso Ybarra no se libra de ser un promotor del ataque alevoso y del infundio. Decir eso sería como decir que un ladrón no es ladrón porque hay ciertas cosas que no ha robado.

Anónimo dijo...

"...para que descubran a este personaje", pero si ya lo conocemos desde inicios de los noventas. Creo que te equivocas, Gustavo. Tù eres el que recièn lo conoces...

AA

fuerza de choque dijo...

OYE FAVERÓN DEJA EN PAZ A RODOLFO YBARRA, SI NO QUIERES SOPORTAR LA FUERZA DE CHOQUE SUBTERRÁNEA. YA ESTAMOS CANSADOS DE TU VERBORREA Y DE TU DEFENSA CIEGA A VERDADEROS FIGURETILLOS COMO EL TAL IVÁN THAYS, QUE A TODAS LUCES ES UN PÉSIMO ESCRITOR Y PEOR CRÍTICO.
HEMOS LEÍDO LA CARTA DEL SEÑOR YBARRA Y NOS PARECE CORRECTA. AQUÍ EL ÚNICO FOLCLÓRICO ERES TÚ.

ADIOS Y ESTÁS ADVERTIDO

Anónimo dijo...

La verdad es que poco o nada me interesa el señor Ybarra. No sé quien es, no sé que obra ha escrito, pero sí sé de su modus operandi en la blogosfera. Hace un mes entré a su blog y encontré un texto rabioso y ramplón donde escribía pestilencias de una poeta, claro, sin poner su nombre (el texto calificaba como una difamación de lo mas cobarde). Escribí un comentario en donde le emplazaba a este "poeta maldito de Kilka" para que escriba el nombre de la poeta, haciéndole ver su cobardía.Optó por lo más fácil: censurar mi comentario, borrarlo, sacarlo para que nadie lo lea. Ahora entiendo porque esa inmunda calle ¿bohemia?llamada Kilka huele tanto a orine.

Juan Rizo Patrón Jara.

Anónimo dijo...

Whatever...

Anónimo dijo...

El problema de Ybarra no es el brazo armado ni desarmado. El problema es que no puede escribir poesia. Y cuando uno no puede se disfraza y juega a las personalidades múltiples.

Saludos
J

Anónimo dijo...

tibia, muy tibia tu reacción, y le haces un favor a Ybarra ocupándote de él, tu viejo truco para levantar a quien quieres. Bueno, no eres más que tú, qué se puede esperar...

duelista dijo...

Ybarra escribe con convicción. Su artículo es fuerte y denota mano firme. Es decir, no le tiembla la mano, como a su adversario que, lejos de aparentar el señorío que busca (aparentar), no es más que un atrabiliario con nombre propio, un lentejuelero con ansias de vanidad. Yo quisiera verlo enfrentarse tanto a una entrevista con el periodista blandengue del Utero de nosequien y también ante el lente de Ybarra. Pero sin edición. A ver quién tiene los mejores argumentos.

Anónimo dijo...

Lo que faltaba, el Grupo five en el titular de tu post...
¡Qué penaaaa!

Hernan dijo...

Faverón, tu acusación de senderista hacia Ybarra es desmedida como descabellada es la de Thays al tildarlo de pro terrorista o algo parecido. ¿Y todo a raíz de qué? De la defensa que hace Rodolfo de LA GENERACIÓN DEL CINCUENTA. Decir que porque Ybarra se autotitula “el brazo armado de la poesía” sería simpatizante de SL provoca carcajadas y me hace recordar a esos compadritos que en mi época universitaria andaban asustados con un “paralizer” al cinto cuando iban al comedor universitario, no sea que los terrucos nos ataquen, o aquellos mestizos blanqueados por el dinero que alertan muy serios a amigos turistas recién llegados, hombre, que no vayas a ir al centro de Lima, porque en el centro, a los blancos nos atacan…folclóricos estos señores…folclóricos y risibles. Afirmar que porque un poeta se presenta como el brazo armado de la poesía es pro terrorista es tan folk como magali y dina páucar bailando juntas al ritmo de los yaipén, es parte de la CULTURA ochentera de joven clasemediero ignorante de la realidad de un país que todavía sigue desangrándose.

Mi solidaridad absoluta con el poeta Rodolfo Ybarra y con Miguel Gutiérrez Correa.


Rafael Inocente

PD: Toda la hez anónima y adjetiva es condenable, pero aquello escapa al carácter abierto de un blog como el de Ybarra

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Lo único que provoca carcajadas es la penosa incapacidad del comentarista para entender un simple post. Mi texto habla de la "retórica senderista" de Ybarra y la ejemplifica con tres frases citadas literalmente. Hay una gran diferencia entre recurrir a esa retórica y ser un senderista.

Hernan dijo...

Eh... tío, no quieras pasarte de vivo y confundir a la gente descalificándome de esa manera fascista... Lo lastimero es ver cómo pierdes los papeles cuando te digo una verdad que se cae de madura: lo único folclórico aquí es tu temor de clasemediero ignorante de la realidad de un país-corral-de-chanchos que se cae a pedazos. Dices que fulano es afecto a usar la retórica senderista, por tanto señores lectores, debemos entender que fulano es devoto de San José María Escrivá...

Rafael Inocente

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pues, usted dirá. Después de todo, el que recurre a la retórica senderista es su amigo Ybarra. Él es "el brazo armado de la poesía", el que "pasa a la clandestinidad" y el que "tomará por asalto" al establishment. Ciertamente, esa no es la retórica del Opus Dei.

RODOLFO YBARRA dijo...

O sea
cuando los judíos, que no quisieron ser dominados por los nazis, "pasaron a la clandestinidad" para luchar desde ahi, utilizaron el lenguaje "senderista". O cuando los "sinchis" "tomaron por asalto" la ciudad de Huanta, MASACRANDO a su población (y de donde salió esa canción conocida "Flor de Retama") también "aplicaban" lo que la retórica senderista enseñaba, aún antes de existir como tal ¡!. Oye Gustavo, me había reído con otros post tuyos, bastante tragicómicos, pero con este, creo que estás perdiendo dinero. Si quieres fungir de presentador de elementos folclóricos (pensé que se había extinguido el "complejo de Ferrando"), tienes que mirar a tus costados: ahí brillan, como el orodil, las lentejuelas literarias (las estoy viendo).
En cuanto al videíto de marras, fue un trabajo que casi me costó la vida -literalmente hablando- porque se filmó el mismo día del terremoto en Pisco, a pedido expreso de los "Poetas del Asfalto" un grupo literario totalmente al margen de las goyerías conocidas y dirigidos por el señor Richie Lackra (ex manejador del grupo de punk rock ochentero "Eutanasia") y el "Primo Mujica" (autor de "La Vagina de Ana"). Si por -oh casualidades del destino- no se han dado cuenta es una sátira. Y la retórica aplicada aquí, en sí, no es "senderista", no hay ningún cuco por ahí, es simplemente marxismo, trasnochado y todo lo que tú quieras, pero lenguaje marxista al fin y al cabo. Ahora obviamente no son los únicos tópicos que me "interesan" aplicar (no voy a detallar aquí mis "otros" lenguajes).
Al parecer, he pasado de "ser atrabiliario" y tener "nostalgias terroristas" a ser un "colorido personaje" y a ser parte del folclor peruaviano (bravo por eso, il popolo se lo agradecerá).
Bueno, pero todo esto me parece accesorio. Aquí lo importante es que el cuestionamiento a un artículo fallido, permanece incólume. Hay varias razones que no voy a apuntar aquí porque sería atosigante (y ya sé que debo ser breve), sin embargo quisiera apuntar que a mí no se me paga por artículo, no recibo sueldo, no soy un plumífero o mercenario literario, ni estoy atrás de los "viajecitos" e invitaciones truculentas y nepóticas. Creo que esos pequeños detalles son importantes para empezar a sacar una media o la prolongación de una parábola matemática (que no es lo mismo a círculo, elipse o hipérbola).
Gracias por el humor, aunque me río más con el humor involuntario de los que fungen de críticos literarios o los que fungen de novelistas.

Anónimo dijo...

Señor Faverón, está claro que usted trata de confundir maliciosamente a sus lectores aprovechando el LASTIMOSO nivel de comprensión de lectura de la gran mayoría de sus visitantes.
CUÁL ES EL PROBLEMA CON EL BRAZO ARMADO DE AL LITERARURA PERUANA, SI POR FIN APARECIÓ EL ESCRITOR QUE ESTÁ DISPUESTO A DECIR LAS COSAS TAL COMO SON, ESTE CASO NO SE DA DESDE GONZALES PRADA Y RICARDO PALMA(THAYS TU NO ERES R. PALMA).
SI TERRORISMO ES DECIR LA VERDAD, PUES QUE VIVA EL TERROR QUE SE SIEMBRA EN LOS TIBIOS.
ES VERDAD QUE EXISTE LA MAFIA EN LA FAUNA LITERARIA PERUANA, ES VERDAD QUE HAY QUE ATACAR AL ESTABLISHMENT LITERARIO, PUES ES EL PEDIDO A GRITOS DE LAS NUEVAS GENERACIONES.QUE ESTE ESTABLISHMENT ES MEDIOCRE, ES VERDAD,BASTA CON CITAR A THAYS,AMPUERO, ETC, CUYO NIVEL GNOSCEOLÓGICO EN LITERARTURA ES PAUPÉRRIMO.
LOS QUE DICEN DESCONOCER LA OBRA DEL SEÑOR YBARRA, MUESTRAN SU ESCASO INTERÉS POR LA INVESTIGACIÓN Y DEMUESTRAN QUE SON LECTORES DILETANTES,SE ESOS QUE TIENEN ORGASMOS LENGUALES, QUE ANDAN ABUFANDADOS EN LOS BARCILLOS BARRANQUINOS.TODOS ESCASOS INCAPACES DE COMPRENDER LOS TÉRMINOS DE LA VANGUARDIA.
BASTA HUMANOIDES !!!AL PARECER YBARRA A USADO EL BISTURÍ, AHORA SUS HERIDAS ESTÁN ABIERTAS Y PROCLIVES A INFECCIONES...BIENVENIDOS A LOS FANGOSOS TERRENOS DEL SECOND LIFE, QUE EMPIECE EL JUEGO!!! JAJAJA.

ISS.

Anónimo dijo...

Total, entonces es senderista a o no, si lo es pues, lo acusaremos y lo mandaremos a la carcel.... victoria a los gigantes de nuestro perú


Arbertho.

Anónimo dijo...

Tienes una vocación autoritaria y gremial que me provoca carcajadas posmodernas. Tu defensa cerrada del señor Thays (pésimo narrador para mi gusto y acusete a lo china Tudela) revela (o más bien confirma) que muchas veces que eres descabellado y abandonas el argumento por el libelo.
Mi mayor desprecio para vos.


Rubén Quiroz

Anónimo dijo...

Faverón,

Sólo una observación. Más bien digresión. Absolutamente fuera de contexto. En tu penúltimo comentario utilizas la figura de carcajadas por algún hecho. Trillada, pero ése no es el punto, sino que te provoca carcajadas algo penoso. Yo me pregunto si es válido que a alguien le provoque carcajadas algo que causa pena o desagrado. Sin duda se trata de un efecto retórico.

Hombre, después escribes de retórica y de técnicas sencillas... Resulta inconsecuente.

Sebastian van Rijn

Anónimo dijo...

Amad al prójimo como a vosotros mismos, amadísimos hermanos. Gozad en sana consecuencia de la paz otorgada por el Altísimo.Y que la inspiración alumbre vuestra obra literaria y panfletaria e interdiaria. Y que os guíe la virgen de la Candelaria para que no jodais más a mi pituitaria y que vuestra obra imaginaria sea extraordinaria y podais cambiar de indumentaria.
Que el cielo os alumbre amadísimos hermanos.
CRISTIANO RON ALDO

Hernan dijo...

Señor Faverón: La acusación de su amigo Thays se asemeja al llamado desesperado de damiselas blancas de una ciudad sitiada por salvajes que gritaban desesperadas mesándose los cabellos: “A las armas”, “A las armas, que vienen los indios”. Ahora son terrucos... o nativos de la Amazonía. No se preocupen, que los áulicos que se suman a sus calumnias pronto enviarán tropas y policías para restablecer la ley y actuar contra “los revoltosos” que están alterando el orden colonial en el ciberespacio, para que quede claro quién es quién en este país.

Rafael Inocente

Anónimo dijo...

Rodolfo Ybarra habla de Poetas del Asfalto, un fanzines de lo más pobre y vulgar que ni vale la pena leerlo, la abundancia de analfabetos funcionales que ahí escriben es trágica. Su demagogia marginal es delirante, si hubiera al menos un mínimo de talento sería atractiva, pero no, sólo entre esos analfabetos Ybarra es un rey.

De otro lado Thays ha hecho una crítica sólida a la obra del siempre respetable escritor Miguel Gutierrez, nos guste o no. En ese sentido flaco favor le hacen al escritor que gente como Ybarra salgan en su defensa, ya que hacen descender el fragor del debate a niveles chicha.

La UNI corazón.

Anónimo dijo...

Ybarra escribe mejor que Thays, de lejos. Y no le tiembla la mano. Sería lindo un debate en you tube pero sin cortes.

Anónimo dijo...

pero más chistosos que Rodolfo me parecen sus adláteres, los que escriben en su blo(aj)g!:

Rafael Inocente
David Abanto
Ruben Quiroz
Javier Garvich
Richi Lakra

y otros; si Rodolfo resulta un personajillo divertido y hablantín, esos segundones de la sombra son hijos dilectos de PATHOS. Vaya familia!

Saludos, man

M.P.

Anónimo dijo...

excelente!
gracias muchachos, me han alegrado la tarde. gracias a todos.

Anónimo dijo...

"Un pueblo sin igual Por eso te dedico
a ti Huaral querido
Esta canción que lleva
Toda mi inspiración
(...)
Oh dulce tierra mía
Que lindo es mi Huaral"

Anónimo dijo...

Gustavo, tú siempre serás un académico, difícilmente se te reconocerá como escritor porque no lo eres, antologador a lo mejor, junta textos quizás, bueno, en eso los académicos saben bastante. Ivan, nunca dejará de ser el ricky ricón de la literatura peruana, el nene que viaja y se trae todos los libros posibles y los pone en foto para que vean que lee mucho, oh cuánto, Iván, Ivan... Y el otro moscardón ese tal Ibarra lo único que busca es figurar, como todos creo yo. Están tan desesperados y ansiosos por el hecho de querer ser el centro de atención que se acusan unos a otros, se machacan, se escupen con todo ese tercermundismo que los vio crecer. Mejor es alejarse de tanta verborrea. Creo que hiciste mal en publicar esa carta y haces mal también en ridiculizar a Ibarra antes de publicarla porque con eso, lo único que consigues es convertirte en una persona verdaderamente antipática, me haces recordar a un profesor de la universidad.Ponte mejor a trabajar y déjate ya de tanta...
Chau

LuchinG dijo...

Yo no tengo vela en este lio de si Thays está leyendo mal el libro de Gutiérrez o si es Gutiérrez el que lee mal la literatura local debido a prejuicios dogmáticos, simplemente me pregunto si no será todo una confusión. Si yo leo una novela sobre gente que va a los toros -como según recuerdo tiene un capítulo de "Un mundo para Julius"- y de alguna forma no se sugiere que se necesita una buena dosis de insensibilidad para ver con gusto que a un mamifero lo hacen trizas, eso dice mucho de la sensibilidad del autor; si es posible detectar una insensibilidad como ésta en muchos autores de una generación, podemos sacar conclusiones acerca de qué representan los personajes de esas novelas en el contexto de esa generación, y no por eso dichos personajes son marionetas que sólo sirven para representar una determinada idea. El teniente Gamboa podría ser al mismo tiempo un hombre honesto y un simbolo del militarismo. Estoy adivinando, para afirmar algo tendría que haber leído critica marxista y alguna novela de Gutiérrez, sólo quería decirles que me parece que hay alguna confusión en este debate. Yo no creía posible que el personaje de una novela pudiese ser al mismo tiempo la representación de una idea y un buen personaje hasta que leí "La insoportable levedad del ser" (la que, por cierto, nunca me atreví a leer por segunda vez porque luego agarré otra más de Kundera y me pareció malísima).

Anónimo dijo...

VIDEITO MANDA

el mismo que se demonina "el brazo armado de la poesía", y amenaza con "pasa a la clandestinidad" y, para terminar, el que "tomará por asalto" al establishment, hace su cola x varias horas para que MVLL le firme un libro.
me recuerda al gato con botas de sherk.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Luching: bienvenido de vuelta, después de un tiempo.

Hay una diferencia entre personajes "tipo" como los que propone cierta teoría marxista (incluso Lukacs los encuentra en la novela romántica y en la rusa del XIX) y personajes alegóricos, como los que Doris Sommer encuentra en los romances nacionales latinoamericanos del siglo XIX. En efecto, el teniente Gamboa puede ser un personaje "tipo", que es un individuo perfectamente definible pero a la vez es representativo de un concepto y de un colectivo (definifo, digamos, por una forma honrosa de entender la fidelidad militar). Lo que Iván parece ver en los personajes de Gutiérrez es una forma de representación alegórica, sospecho, es decir una en que el personaje es menos individuo que representación unidimensional de un grupo social. Como he dicho varias veces, yo no creo que eso pase con los personajes de Gutiérrez, pero la crítica de Iván es atendible y no merece ser respondida con los improperios y los insultos matonescos que le ha propinado más de un exaltado.

Daniel Flores Bueno dijo...

Creo que varios comentaristas de este post cayeron en el juego de promover a una persona con un enorme afán de protagonismo. En vez de hablar de ese señor podríamos construir ciertos consensos sobre la pregunta planteada por Gustavo. ¿Qué influencia ha tenido Oswaldo Reynoso y Miguel Gutierrez en la literatura peruana?
No me atrevería a hablar de Gutiérrez cuya obra no he leído, pero en el caso de Reynoso es indudable que un libro como "Los Inocentes" dejó su marca en las nuevas generaciones no sólo de escritores sino también de lectores. Si Juan Rulfo se ganó un espacio en la literatura mexicana por Pedro Paramo y El Llano en llamas, no entiendo por qué Reynoso no ha sido considerado en el libro de José Miguel Oviedo por "Los Inocentes" y "En octubre no hay milagros". Gracias a dios en estos tiempos un solo crítico ya no es el único que puede construir un canon literario.

el amigo de todos dijo...

los comentarios en los blog son como esas personas que cuando vas por la calle y te dicen obsenidades, o te insultan.
Y tú no le vas a decir a todos los transeuntes o se callan o les pego, sería imposible o muy trabajoso.
lo que sucede en los blog es que todos lo leen como el chisme de la semana y quien no censura sus coment pues encuentra a esas personas callejeras que gritan en la calle,pero cuando volteas se han escondido, ¿y por eso vamos a amargarnos la vida? por favor.
los blogs son los mismo, porque sino a ver "que levante la mano" la persona que pueda callar a todos lo transeuntes de Lima para que no le digan alguna tontería.

Anónimo dijo...

Lo de Ibarra es ilegible para quien tiene un dedo de frente (no pongo dos para que no me acusen de elitista)

Anónimo dijo...

yo no soy contestatario ni de izquierda ni revolucionario ni nada, pero jamás haría cola para que MVLL me firme un libro, me parece tan ingenuo, provinciano y folclórico. lo siento, Rodolfo, así nomás eres.

Miguel

Anónimo dijo...

Estos comentaristas quieren desacreditar a Ibarra diciendo que hay tal videito, que es "colorido" o que sus amigos son "sucios" o subterrános, etc. lo que no veo y me apena, porque le da más contundencia a la posición de Ibarra, es que nadie tiene argumentos lo suficientemente válidos como para anular la arremetida de este personaje que, al parecer, ha salido de la nada.

Saludos

Anónimo dijo...

Por más que un despistado lector le haya criticado a Faverón por haber dedicado un post a Rodolfo Ybarra, está claro cuál es el mensaje subliminal de las opiniones de este “crítico literario”. El meollo de la discusión no es si Rodolfo es “folclórico”, si hace gala de una “verborrea insulsa” o si deja filtrar insultos en su blog. La descalificación (ad hominem) es solo un recurso que esconde la verdadera pretensión de legitimar una acusación cuasi policial. Por eso no sorprende la coincidencia en el sesgo empleado por Thays, Faverón y demás escribientes al referirse a quienes motejan de escritores “peligrosos” y “anacrónicos”. “Nostalgia terrorista”, dice Thays, y añade perspicaz Faverón: “retórica senderista”. Lo que se debe esperar a continuación es que Correo u otro medio neofascista inicien pronto una caza de brujas para detectar a los escritores “filoterroristas”. El precedente fue el caso de la poeta Melissa Patiño, ahora libre para el ridículo y la vergüenza de todos los Faverón y Thays.
Conozco a Rodolfo Ybarra desde hace varios años y lo último que se me ocurriría es considerarlo sospechoso de tener vinculación con algún supuesto terrorismo. Rodolfo no cree en los intelectuales orgánicos (léase de partido), ni estima a íconos de la izquierda (respetados por Sendero) como Mariátegui y Vallejo, por solo citar dos ejemplos. Son pues absolutamente burdas y fuera de lugar las insinuaciones de Faverón y Thays. Por otro lado, así como no hay delito de opinión, menos debería extrañar que Rodolfo emplee, como buen escritor de vanguardia, metáforas militaristas como “el brazo armado de la poesía”. Eso no lo desacredita como poeta ni lo inculpa en absoluto, sino solo para la suspicacia delirante de los inquisidores de siempre. Por lo demás, solamente un ignoto no sabe que el mismo concepto de vanguardia literaria parte de la terminología militar.
Dejemos claro que estos exabruptos no son nada inocentes. Hay una intencionalidad encubierta de tinte político-policiaco. Luego, que este par de señoritos de la literatura no pretendan lavarse las manos ante cualquier hostigamiento y represión contra Rodolfo Ybarra o cualquier otro escritor disidente.

Arturo Delgado G.

Anónimo dijo...

QUE PATETICO RESULTASTE, FAVERON. AHORA TE ENSAÑAS CON YBARRA PORQUE A TI TE ENLAZAN EN EL COMERCIO Y TE LEE HASTA VILA-MATAS... Y DESPUES HABLAS DE FIGURACION.

CARLOS RODRIQUEZ MONTAÑO.

Roman dijo...

TRES EJEMPLOS DE QUE, EN INTERNET, DECIR "CENSURA" PUEDE QUERER DECIR SOY IDIOTA.

Revisar este link:
http://blogs.elpais.com/mauroentrialgo/2007/03/viernes_dos_de_.html

Anónimo dijo...

ya basta de insultos de uno y otro lado ¿no?

Señorito Ignoto dijo...

Ybarra:

Si en un discurso alguien dice "Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad", "A luchar por la justicia" y "Síganme los buenos", eso es retórica de superhéroes, no importa si logran demostrar que primero esas frases las dijeron respectivamente Platón, Martin Luther King y Moisés. En este momento, en este lugar, eso es lo que representan para la mayor parte de nosotros.

¿Y de cuando acá los brazos armados piden autógrafos de puño y letra liberal?

Arturo Delgado:

¿Thays y Faverón, acusetes? Por dios, hombre, basta ver el video, el que además fue difundido por Útero de Marita, un blog mucho más visitado por los ministerios que Puente Aéreo y Moleskine.

Anónimo dijo...

Esto es un mamarracho: o acusamos a Ybarra de terrorista por un vídeo que es una sátira, o acusamos a Ybarra de inconsecuente por posar con Mario Vargas Llosa; vídeo que, a todas luces, también es una sátira.

yo

PD: no se supone que la bronca empieza porque Thays sindica a Ybarra de tener "nostalgias terroristas", ahí es donde se inicia y donde debe de acabar todo. Lo lógico hubiera sido una disculpa y no todo este circo.

Jovenzuelo recòndito dijo...

¿Satira? Bueno, si "ignoto" significa "ignorante", emtonces "tema" es igual que "asunto", "estereotipo" es "paradigma" y Belmont es "positivista" Ah, pero què rico es este nuestro idioma, el castellano...

Anónimo dijo...

Sí, pues, jovenzuelo recóndito, a veces cuando se escribe un simple comentario en un blog se cometen errores, nunca dije que estaba presentando un artículo para que me dieran el Pulitzer ni menos me pretendo infalible. Quizá por eso te escondes en el anonimato para protegerte de que, si cometes un desliz, algún sabiondo no te llame ignaro. Lo cual es una pena porque habría que decirte que "satira" lleva tilde, como habría que reprenderle al señorito ignoto por haber escrito "donde debe de acabar todo", cuando lo correcto es "donde debe acabar todo". Por lo demás, tengo una lista de las pifias en las novelas de Thays, pero me parecería de mal gusto confundir la crítica con la gramática y lo dejaré ahí. Además, esas cosas suelen suceder cuando se escribe apresuradamente a las dos de la madrugada porque se tienen ocupaciones más importantes que escribir comentarios en un blog, así que ya no perderé más tiempo en esta tonta discusión. Solo finalizaré reafirmándome en todo lo escrito: Ybarra tiene derecho a usar las metáforas y el lenguaje que le plazca, eso no lo incrimina, y cualquier insinuación en sentido contrario es parte de una mentalidad fascistoide, según la cual hay retóricas buenas y retóricas malas pasibles de censura y persecución.

Arturo Delgado G.

Muchachón subrepticio dijo...

Arturo: ¿Acaso fue de fachos decirle a Abelardo Sánchez León que estaba metiendo la pata hasta el cuello cuando escribió un artículo que lo dejaba como un racista, aunque él no lo era? ¿Es de fachos decirle a Hildebrandt que la retórica que usa es homofóbica? Ybarra es un ser humano y puede resbalarse como cualquiera de nosotros; criticarlo no equivale a mandarlo al cadalso.

Anónimo dijo...

Solo una pregunta: este post ha tenido más comentarios que los dedicados a Gutiérrez, Reynoso y Oviedo, ¿en verdad merecía tanta atención?

saludos,

Raskolnikov.

Barbilampiño Inextricable dijo...

Tal vez no, pero es divertido.