28.1.09

Facilito nomás

Para Elisa, sin dificultades

¡Ups! Le dije adefesio a la versión que Los Destellos hicieron de la
bagatelle "Für Elise" de Beethoven y me saltaron a la yugular los tigres de la cumbia.

El grito común: Enrique Delgado, el guitrarrista fundador de Los Destellos, fue un genio, un sofisticado músico de conservatorio que vio antes que nadie las posibilidades de la cumbia peruana y no dudó en hacerla desfilar por los pasillos de la música clásica, tomando de allí cuanto le saliera al paso.

No comprendí nunca, si la cumbia es tan bacán, por qué habría que justificar a sus ídolos diciendo que estudiaron en el conservatorio o que sabían tocar piezas de Beethoven.

Un afanoso comentarista me puso en mi sitio:

Me parece de una extraordinaria y sorprendente miopia de tu parte considerar a la version de "Para Elisa" de Los Destellos como adefesiera. ¿Qué diablos quiere decir este adjetivo? Cada vez que he escuchado esa pieza, me ha sobrecogido, no sólo por el virtuosismo de la guitarra sino tambien por la extraordinaria precision de la ejecucion, en la que --conozco la pieza de memoria-- no hay ni una nota más ni una nota menos".

Otro comentarista, uno menos apasionado, quizás, me podrá explicar cómo es que no alterar las notas de una partitura al hacer una versión de la pieza original puede ser un mérito en sí mismo.

Por ahora quiero hacer notar algo sobre lo cual llamó mi atención Daniel Salas: la versión de "Für Elise" de Los Destellos, arreglada e interpretada a la guitarra por Delgado, no es fiel al original nota por nota: punto para Delgado, pero queda en evidencia la mala memoria juguetona del comentarista que decía conocer la pieza "de memoria".

Lo malo es que la adaptación de Delgado consiste en
eliminar por completo todos los tramos más complejos y difíciles de ejecutar de la pieza original, para reemplazarlos con un solo ad lib absolutamente convencional, esperable y, por qué no decirlo, bastante soporífero.

Quienes quieran comprobarlo pueden hacerlo de varias maneras. Si saben leer música, escuchen la versión de Los Destellos y mientras tanto denle una mirada a esta partitura.

Si no saben leer música, sólo paren la oreja al escuchar las siguientes versiones. En la primera, del notable maestro Artur Schnabel
(foto), presten atención a los cambios rotundos de la melodía que se producen desde el minuto 1.14 hasta el 1.30, primero, y, luego, desde el minuto 2:08 al 2:40.

En la versión de Los Destellos, tengan la amabilidad de esperar sentados por la llegada de todos esos pasajes: no están. Delgado ha preferido eliminar las partes más complicadas, las de difícil ejecución, y reemplazarlas con su propio
gibberish. No es raro: la eliminación de esos fragmentos es lo que usualmente hacen los estudiantes primerizos de piano cuando se enfrentan a esta pieza.

Y, en fin, dirán que fue otro rapto de su genio musical y que ese solo de guitarra es superior a toda la tradición occidental: yo no diré nada.

17 comentarios:

zeta dijo...

No sè si fue la cumbia la que desfilò por los pasillos de la mùsica clàsica o màs bien viceversa... En fin.


"No comprendí nunca, si la cumbia es tan bacán, por qué habría que justificar a sus ídolos diciendo que estudiaron en el conservatorio o que sabían tocar piezas de Beethoven"; con este cuestionamiento se tiene para rato...

Mejor serìa preguntar si no hay un asunto de regalìas en todo eso... Una canciòn que cambia de un gènero al otro no puede conservar sus mismo elementos, pues no encajarìa... ¿Me equivoco?

Ahì està mejor... Otra cosa, me parece, tiene que ver con la naturaleza del instrumento: no es lo mismo escuchar un piano que algùn intrumento cumbiandero; supongo que una canciòn cambiarìa en ese sentido...

Interesante apunte el de la supreciòn fragmentos. Suerte.

Anónimo dijo...

Tienes razón la versión de los destellos es un adefesio. Juzgar lo contrarió creo que tiene que ver con la afanosa búsqueda que tenemos algunos peruanos por encontrar figuras por reivindicar y si vienen de la cantera popular aun mejor. Creo que hay algo del clásico paternalismo antropológico cuando se juzga que las bandas de cumbia son buenas "Nuestro pueblo es sabio y no lo reconocemos".
Lo ciento pero estos patas hacen mala música, muy mala. Para mí el banjo más elemental del red neck más despistado suena mejor, es más original y me emociona más que esta guitarra eléctrica tocando la pieza más fea que debe haber escrito Beethoven.

Este es un mensaje para Santiago Alfaro, creo que los sociólogos se comprometen tanto con su trabajo que confunden un buen objeto de estudio (en este caso la cumbia peruana) con la calidad de lo que su objeto de estudio produce. Saber mucho de algo no lo hace mejor.
Quienes estamos cansados de estar cansados de no tener imágenes populares y contemporáneas por reivindicar en el Perú creo que debemos hacer el esfuerzo de buscar un poco más y mejor. Mis disculpas a los admiradores de la cumbia.

Biyu dijo...

Pfff no se haga mala sangre, es chicha y ya. Aunque como ahora todos están con la onda, dan ganas de opinar también al respecto :(

Anónimo dijo...

No te preocupes, nadie se cree un genio como tú mismo te alucinas.

Iván dijo...

Hola Gustavo, te preocupa demasiado lo que piensen los demás, siempre tienes que estar justificando, explicando. ¿Por qué no cierras el blog? Te otorgaría más carácter, no sé, eres una persona inteligente pero con muchos complejos, muy débil. Dale hombre y deja estos juegos vanos.

M. Isabel Guerra dijo...

Sinceramente yo no la he escuchado, pero creo que puedo considerar ese hecho como buena suerte. Yo tampoco soportaría escuchar a Beethoven fusilado de esa forma. Tampoco me gusta esa versión "disco" que sacaron hace miles de años...

Anónimo dijo...

Gustavo,
he escuchado la version de Los Destellos, no me gusta...sin embargo, decir que es una version adefesiera fue, ademas de un juicio de valor concreto, una opinion representativa de lo que piensas del genero: como dices casi textualmente en un comentario a tu otro post, para ti el 95 % de la "cumbia" o "chicha" es basura pura y dura...no se si es provocacion o un exabrupto, pero, si es tu opinion real, la pregunta de cajon es: ?conoces el genero?
Rafael Ramirez

Anónimo dijo...

Gustavo: Este post tuyo da risa.
Dices: "Lo malo es que la adaptación de Delgado consiste en eliminar por completo todos los tramos más complejos y difíciles de ejecutar de la pieza original, para reemplazarlos con un solo ad lib absolutamente convencional, esperable y, por qué no decirlo, bastante soporífero"
En otras palabras, dices que la adaptacion musical del clasico al chicha, es facilon, convencional y aburrido.
Tu ignorancia se casa con tu elitismo barato.
Al adaptar musica se hace nueva musica, los parametros de una no deberian ser tontamente aplicados a la otra.
A ver si lo captas: Tus reclamos son de oido (Para Elisa, como musica clasica, esta compuesta para ser escuchada) pero la version de los Destellos NO es para ser solo oida sino BAILADA. Para escucharla tambien con el cuerpo en movimiento. Por eso te parece "soporifera": porque pides peras al olmo: la escuchas como si no fuera bailable. Imagino que, parejamente, a alguien que le guste bailar la version chicha le parecera soporifero tratar de bailar la version clasica.
Habria mucho mas que decir sobre tu impermeabilidad a la cultura popular peruana.
Pero es innecesario.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

O sea que si la escucho con la tráquea y las plantas de los pies, ya será música de primerísima calidad. Buen intento. A ver otro...

Anónimo dijo...

Mejor tócala con el colon ascendente y la vesícula biliar.

Rafael Fernando dijo...

Ante las pruebas senhaladas, debo reconocer que la memoria me fallo y que tienes toda la razon: la adaptacion de los Destellos no corresponde nota por nota a la pieza de Beethoven.

Anónimo dijo...

La version de Concierto de Aranjuez (Manuel de Falla) hecha por Miles Davis y su quinteto no dura ni la mitad de lo que la pieza original, es decir, no cumple con reproducir al pie de la letra (o mejor, al pie de la nota) su fuente original. Es decir, hay un criterio de adaptacion sobre el que el musico puede manejarse con bastante libertad. Este es uno de miles de ejemplos de adaptaciones musicales de un cogigo a otro y seria un sofisma realmente barato pensar que el requisito sine qua non es reproducir todas las notas del original.

Anónimo dijo...

Soy fan de la cumbia y la versión de Para Elisa de Enrique Delgado no me parece lo mejor que ha hecho; Delgado tuvo educación de conservatorio pero no me interesa ese detalle para darle patente de alta cultura o "arte" a la música popular peruana

Me interesa más las verdaderas fusiones que hizo con el folklore, la música criolla, la bossa nova, el rock psicodélico (escuchar la sensacional épica guitarrera de "onsta la yerbita"), el boogaloo, la música cubana y una largo etcétera

Delgado fue un genio, hay que escuchar sus discos de su mejor época (del 68 al 74) pata darse cuenta de su riqueza inventiva y de su erudición musical...

Que los músicos más vanguardistas del momento como DJ Rupture ("culpable" de haber pinchado cumbia en la BBC) y los Animal Collective hayan venido a Lima a tocar y de paso arrasar con vinilos de tropical peruana dice bastante de que esto es más que una "moda"

Las elogiosas reseñas de Robert Christgau (quizás el crítico musical gringo más influyente del momento) al Roots of Chicha o la reventada de cohetes a Juaneco por la exquisita y ultra avant-garde revista inglesa The Wire, nos dice que los verdaderos conocedores, los más gringos y cosmopolitas les encanta nuestra música y la escuchan sin prejuicios...

pero me da igual que estos críticos hayan elogiado esta música hace años que la colecciono, la pincho y la transformo electrónicamente...

Juzgar todo el género de los cómics por La Pequeña Lulú o cualquier bagatela mainstream, es como juzgar la cumbia por una canción o por los grupos basura que tiene; hay que conocer bien un género para dar una opinión tan categórica sobre este...

Anónimo dijo...

Por lo menos en un post anterior reconocías que en música eres un neófito.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Penúltimo anónimo: los cómics no son un género en el sentido en que la cumbia pueda ser un género; tendrías que aclarar eso. El cómic es un arte con un lenguaje propio. Fuera de esa precisión, estoy de acuerdo en que ningún género puede o debe ser juzgado por sus exponentes más débiles.

Lo que no entiendo es por qué tanto alboroto por haber dicho que el 95% de la cumbia es basura. Yo soy un amante del pop-rock y te diré que el 95% del pop-rock es basura. Te puedo apostar que si le dices eso a los amantes del género, nadie saltará. Creo que esa defensa en bloque que se hace de la cumbia es bastante chauvinista.

Anónimo dijo...

Este exabrupto tuyo es una respuesta racional?:
"O sea que si la escucho con la tráquea y las plantas de los pies, ya será música de primerísima calidad. Buen intento. A ver otro..."
No.
Caricaturizar los argumentos opuestos sin responderlos es falta de etica argumentativa.
Vamos, Gustavin, no seas picon.

Anónimo dijo...

Recién escucho la la versión de Los Destellos y pudo decir que es fallida. Pero también es fallida la versión de Pérez Prado, que utilizaba un órgano para su ejecución, el resultado parece música para ascensores.
Parece ser que la música clásica no es algo que se preste para versionar, yo sólo conozco "A Fifth of Beethoven" de Walter Murphy, la versión de "Claro de Luna" que América Televisión utilizaba como fondo musical, y unas cuantas cosas más, pero muy pocas.