2.2.09

Carta abierta

De Fernando Ampuero al diario El Comercio

El periodista y escritor Fernando Ampuero envió la siguiente carta al diario El Comercio cinco días atrás, el 29 de enero, y hasta la fecha ese medio no la ha publicado. La doy a conocer aquí con autorización de su autor.

Lima, 29 de enero de 2009

S
eñor Francisco Miró Quesada Rada

Diario El Comercio

Señor Director:

Nunca pensé que el diario El Comercio, donde he trabajado durante años con orgullo y dedicación, caería en tal nivel de bajezas y periodismo ramplón, como está ocurriendo desde octubre del año pasado, mes en el que cambiara de director.

Y no estoy hablando de sus errores más recientes, como la escandalosa denuncia de falsa xenofobia en el caso de Yolanda Vaccaro y Madrid Fusión, donde ni siquiera cumplieron con el procedimiento elemental de contrastar versiones.

Hablo de algo mucho más grave y que atañe a la política y la moral pública, que es el caso de los ex periodistas del Grupo El Comercio que hoy son atacados con tanta mala entraña.

El periodista Pablo O’Brien, y quien le escribe, Fernando Ampuero, al igual que los periodistas Augusto Álvarez Rodrich, Fernando Rospigliosi y Rosa María Palacios, estamos siendo permanentemente hostigados por el diario que usted dirige.

No voy a hacer un recuento de las medias verdades, tergiversaciones y ataques en contra nuestra, pero sí estoy obligado a destacar lo publicado en la edición de hoy, 29 de enero, en la que dan tribuna a un desconocido congresista aprista que sin prueba alguna insinúa la infamia de que, en el asunto de los petroaudios, el periodista O’Brien estaría involucrado en una supuesta extorsión o en algún oscuro arreglo económico.

Es necesario aclarar que la investigación de los petroaudios, que un año atrás iniciamos O’Brien y yo, no nació por la iniciativa de la Unidad de Investigación, que entonces yo dirigía. Fue más bien una comisión que propuso la dirección de El Comercio por el ingreso de nuevos capitales mexicanos al Perú. Esto usted lo sabe bien.

O’Brien y yo cumplimos con nuestro deber. Y por esa única razón ustedes nos despidieron: por hacer bien nuestro trabajo y, desde luego, por no aceptar que se desinforme al público lector. A todo ello, de la noche a la mañana, quitándonos la seguridad personal y el apoyo legal que nos corresponde (ya que éramos periodistas en funciones de su diario cuando hicimos esta investigación), hoy además nos denigran.

Yo, personalmente, he llamado al diario a reclamar el obligado apoyo legal y la seguridad ante las amenazas y los seguimientos que nos hacen. No me han atendido.

Pero indudablemente lo más indignante, aparte de exponernos a todo tipo de insidias y peligros, reside en el hecho de que el diario fomente que los investigadores se conviertan en los investigados y que se atenúe descaradamente la responsabilidad de los presuntos corruptos del gobierno por haber sido “chuponeados ilegalmente”.

Nosotros, en todo momento, hemos condenado el chuponeo, que desde luego es una nefasta práctica delictiva, pero ciertamente consideramos tan o más importante la corrupción gubernamental. Esto no parece gustarles a ustedes, a juzgar por el doble discurso de sus informaciones y editoriales: de un lado dicen defender la reserva de las fuentes de un periodista, o se rasgan las vestiduras ante un proyecto de ley mordaza que amenaza “matar al mensajero”, y de otro hacen y estimulan a que se haga con nosotros justamente lo que dicen que no se debería hacer a los periodistas.

Lamento la línea editorial e informativa que ha asumido su diario, y espero que tengan la decencia de publicarme esta breve carta sin recorte alguno.

Fernando Ampuero del Bosque

DNI 07854866

12 comentarios:

abel arturo dijo...

sin palabras, los cago.

Anónimo dijo...

Es lamentable que el tremendo poder que tiene El Comercio impida que hechos como los mencionados por Ampuero puedan ser conocidos por la gran mayoría de la gente.

Dentro de unos días la denuncia de Ampuero se olvidará, El Comercio seguirá siendo el Decano, la gente lo seguirá comprando y no habrá mayores alternativas informativas serias en Lima (ya hemos visto que los blogs "periodísticos" no lo son).

Aunque, en realidad, cuándo El Comercio ha sido ejemplo de independencia y objetividad?

Anónimo dijo...

mafia contra mafia.
y tu, el vocero de un mafioso.
a ellos, fredo, a ellos!

Anónimo dijo...

Que Ampuero no sabía como eran las cosas en El Comercio?. Que se indigna?.
Las indignaciones de gente como Ampuero son poco atendibles. El Comercio es esto. Pero no lo es de ahora que ya no está Ampuero en él. Sino, de siempre, de antiguo.
Así que Fernan, a esperar un cambio de directorio. Un cambio de Miroquesadas

schatz67 dijo...

Cuanto tiempo ha convivido Ampuero con los Miró Quesada? Años? Más de una década quizás?

Y el se dió cuenta de la real calaña de esta gente cuando el nuevo directorio lo tocó a él y a O´Brien?

El Comercio siempre ha sido un punto de encuentro entre los intereses empresariales de los accionistas principales y la realidad nacional.Que Ampuero haya tenido un ataque de lucidez súbito algo tarde no habla bien no solamente de sus reflejos sino también de sus peculiar sentido de la ética periodística.

Saludos

Jorge

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El problema no es El Comercio como institución, sino, como he señalado en posts anteriores, y como lo dice Fernando en su carta, las políticas editoriales y perodísticas que está tomando en los últimos meses.

schatz67 dijo...

Gustavo,

Las anteriores políticas editorials del Comercio no eran un dechado de ética tampoco.

En todo caso la crítica hacia Ampuero no va dirigida al contenido de su carta (no le falta razón en ningun punto de esta) sino en lo extemporáneo de su pataleo;hacía muchos años en lo que en el décano ya se cocían habas.

Saludos

Jorge

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Eso es bastante sencillo discutirlo: dime cuales son las politicas editoriales que te parecen ilegitimas y conversemos.

schatz67 dijo...

Ejemplo de políticas editoriales ilegítimas? Aquellas que tras una máscara de justicia y verdad esconden un propósito de ventaja o beneficio comercial.

Te doy un ejemplo:

1)El Comercio recibe ingentes cantidades de avisaje de Aerocontinente a pesar que se sabía que tenía un origen dudoso.

2)El esposo de una de las accionistas del Comercio consigue hacerse del manejo (es el CEO) de la sucursal de Lan Chile en el Perú.

3) El Comercio sigue recibiendo avisos de Aerocontinente.

4) El Comercio enfila sus baterías hacia Aerocontinente.

5) El Comercio le declara la guerra a Aerocontinente y motiva un escándalo político,periodístico y judicial que culmina en el cierre de operaciones de Aerocontinente.

6)Lan Perú ejerce el monopolio de las rutas que eran de Aerocontinente.

7)El Comercio esgrime como una batalla ganada el encarcelamiento de Fernando Zevallos pero no devuelve un sol de lo que le cobró durante años por concepto de publicidad.

Como bien lo dices, es bastante sencillo establecer lo ilegítimo Gustavo.

Saludos

Jorge

Anónimo dijo...

Si, todos son unos inmorales de mierda y unos argolleros, todos.

Anónimo dijo...

Y tú serías también un inmoral de mierda si se te abrieran las puertas para poder serlo.¿me equivoco? recuerda que errare humanun est....
JODEDOR

Jorge Ampuero dijo...

Tienes mi apoyo, que ya sabemos de sobra de qué pie cojea El Comercio.

Saludos...