6.6.09

Otro crimen en su prontuario

Que en paz descansen los nativos y los soldados

Enfrentados a la triste realidad de los muertos de Bagua y a su violencia incesante, empezarán, quienes se sienten analistas serenos de la política peruana, a repartir una culpa equitativa entre el gobierno y el partido oficialista, por un lado, y la dirigencia indígena, por el otro.

Sin duda, ante el hecho puntual del choque y la doble masacre, en las dos líneas hay responsables. Pero detenerse en ese juicio es quedarse atrapado en la sincronía del momento, como si la violencia social peruana fuera siempre un brote intempestivo, súbito, inesperado, y nunca el producto de una situación sostenida y presionante.

El Estado peruano es larga y secularmente culpable de haber arrinconado a los nativos amazónicos y a tantas otra minorías --que suman mayoría--, cada cual en el encierro de una esquina más miserable, cada cual con menor poder, menor representatividad, menores posibilidades de desarrollo y libertad y de rutas fiables para la satisfacción de sus necesidades.

Todos los gobiernos peruanos sin excepción han tratado a la violencia social como un incendio pasajero que hay que extinguir pisoteando sus llamaradas, y cuando ha llegado el incendio próximo han saltado nuevamente, como si otra vez se tratara de una excepción.

¿Cómo llamaremos al que ve salir el sol por el mismo lugar todos los días y no es capaz de pronosticar que el sol volverá a salir mañana por el mismo sitio?

Quienes ahora se sorprenden y piden violencia en la respuesta, mano dura --como el pusilánime Aldo Mariátegui en su editorial de hoy en Correo--, ¿qué han hecho o qué han propuesto hacer para exterminar la marginación económica, social, política, educativa, de infraestuctura y de movilidad social en que viven los nativos amazónicos?

Hay otra responsabilidad histórica, que alcanza a muchos más. Colocar a la cabeza del Estado, en el gobierno, a delincuentes tan obvios e indudables como Alan García o Luis Giampietri, y luego esperar que no repitan el crimen, es de una candidez tan radical que a veces parece más justo llamarla hipocresía. Quien elige ser gobernado por una mafia, debe esperar que su vida la rija la ley del más despiadado.

El gobierno de Alan García es un despreciable ornitorrinco, el monstruo más espurio, falso e ilegítimo del liberalismo económico latinoamericano: el que dice defender la libertad de empresa pero en verdad impone la libertad de empresa de la minoría sobre los derechos de los demás ciudadanos; el que proclama la modernidad democrática pero decide luego a qué grupos de la sociedad le corresponderá disfrutarla.

Ambas cosas son inconsistentes, mentiras frágiles en su interior pero útiles y mortíferas cuando el Estado quiere tomarlas como principio.

¿Qué salidas les da el Estado a los indígenas amazónicos? ¿Qué opciones? ¿Cómo negocia con ellos? ¿Cuáles de sus pedidos son escuchados? Ninguno, nada. Se les quiere manipular, engañar; se les promete sin intención de cumplir.

Peor aun. Miserablemente, Alan García y su gobierno, con la ayuda de un parlamento que ahora tiene las manos llenas de sangre, han agudizado el aislamiento de los nativos, han creado la coyuntura de su revuelta, los han dejado sin salidas, los han empujado a alianzas que ellos no consideraron en un principio, han creado un ambiente de guerra civil en la zona, con una inundación de soldados donde deberían haber estado los voceros del gobierno, o el mismo presidente, escuchando las quejas, considerando soluciones.

A todo criminal hay que juzgarlo, sí. ¿Pero qué pasa cuando quien juzga es el mismo que ha propiciado el delito, el que ha creado la escena del crimen y ha colocado el arma homicida sobre la mesa?

Alan García ha dicho ayer que "en el Perú no hay ciudadanos de primera clase". La burla nefasta que esa frase implica cuando se sabe que ha sido dicha en referencia a peruanos que no tienen prácticamente nada en este mundo, debería ser suficiente para enfermar el corazón de cualquiera que tenga uno.

Ante la montaña de cadáveres que él mismo ha diseñado y apilado, una vez más, es evidente que para García sí hay ciudadanos de segunda, como los soldados, y de tercera, como los indígenas.

Alan García también fue electo para representar a los nativos amazonicos. ¿Qué ha hecho para honrar esa confianza, además de colocarlos en la posición de un paulatino exterminio?

24 comentarios:

Gabriel dijo...

Estamos a casi un siglo de la masacre de la selva gracias a la fiebre del caucho. ¿Estamos ad portas de la segunda? Pienso que este es el principio, el prologo nom´s. Con lo sucedido como detonante, la represion y la condena a los compatriotas de la selva será peor ya que -como deseaba el gobierno en combinación con el congreso- ahora si los podran llamar 'terroristas'(ya sabemos como se alborota la gente cuando se usa esa palabra)

Anónimo dijo...

Vaya frecuencia latina: Aldo mariategui, la muda esfinge Mónica Delta, Nicolás Lúcar el desestabilizador... quién más.. y harto chongo... qué "jueliz" me siento.
atte. Mario C.

Nayus dijo...

¿Qué significa eso de despreciable ornitorrinco? ¿porque el ornitorrinco es despreciable?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El ornitorrinco es un animal con características de mamífero, de reptil y de ave. Alan García es un... gobernante que se reclama de centro-izquierda, dice promover una economía de libre mercado como los liberales pero la impone con los métodos de una dictadura.

Anónimo dijo...

el mismo modelo de siempre> las cuentas reales de muertos las lleva el estado, el que se la pasa alos medios, quienes las maquillan para que suene a lo que conviene al gobierno. sabes que me hace sentir nauseas? nunca sabremos qu'e paso en Bagua, la historia nos sera contada por los interesados y los que ganen esta batalla.@la piel de un indio no cuesta cara" escribio con precision JRR. y luego nombraran una comision de mierda como la de VLL para que avale lo que le conviene al gobierno, y diga que los indios son violentos por naturaleza. *Solo por haber puesta su firmita mariconcita en ese informe ese senor no merece ningun premio Nobel)

sabes que? a nadie le importa la gente en el Peru, ni siquiera entre pitucos se cuidan, ni siquiera entre empresarios o politicos, todos clavandose punales por la espalda. y luego cuando una protesta JUSTA contra una ley inconstitucional aparece, todos los prontuariados se lavan las manos> AGP, Giampietri, agrega a Simon, por favor, que si no fue terrorista antes *bien le hubiera valido tener los huevos de empunar un fusil y no hacerse el intelectual nomas), ahora si es un terrorista de cuello y corbata, con sueldo enorme por permitir esta masacre del pueblo> porque pueblo es el indio enfermo protegiendo su tierra, y pueblo es el policia que va ala carniceria por 700 soles al mes.
un asco, un asco, Gustavo
gracias por escribir este post.

Nando dijo...

Bien, Gustavo. Suscribo tus palabras plenamente. Gracias por la lucidez.

Nayus dijo...

Ay... como si el Nobel no lo ganaran tambien tremendos lagartos...

Bueno, en realidad el gobierno sale ahora a disparar contra todo el mundo y no reconocer ninguna responsablidad... es claro que politicamente ninguna agrupacion lo hace porque dizque quita prestigio reconocer las yayas, pero de alli a tirar barro a todos hasta fuera del pais sin pruebas es como confundir la siembra con la cosecha

Anónimo dijo...

fotos que cooperantes belgas tomaron en Bagua y que nunca saldrán en elcomercioperu21 y etc

http://catapa.be/en/north-peru-killings

hay imágenes muy duras, cuidado

giacomo dijo...

Acá hay de dos sopas: o Alan García (y esta va también para Aldo Mariátegui) es un estúpido oligofrénico, o es un reverendo hijo de la gran puta. Sinceramente, lo digo sinceramente, no sé cuál de esos adjetivos es. Cada vez que aparece este esperpento siempre hay alguna matanza y, oh casualidad, siempre hay apagones. Me da asco este gobierno, sus representantes, y toda esa clase política que se la pasa discutiendo, mientras en el otro lado, hay gente muriendo por sus decisiones estúpidas.

Anónimo dijo...

May!!!

ATTE. Alan García Pérez

Anónimo dijo...

Carajo que horror de fotos. Alan Garcia la cagaste otra vez. Esa pobre gente esta defendiendo sus tierras. Se aprecia con bastante claridad en esas fotos de la cooperacion belga la disparidad de fuerzas entre los elementos de la PNP y los pobladores de la zona. Tengo la impresion que la policia disparo a matar.

Anónimo dijo...

Gracias por colgar el enlace al editorial de Aldo Mariátegui. Casi 100% de acuerdo con él.

¿O tú crees que un cholo con plumas en la cabeza tiene derecho a cortar las carreteras para que los cholos sin plumas en la cabeza tengamos que aguantarnos que nos estrangulen la comida, el combustible y demás artículos básicos de existencia?

!Qué fácil hacerse el defensor de los desposeídos, de los excluidos, de las pobres víctimas que, ¡pobrecitas! se ven obligadas por la cruel sociedad a degollar a cholos policías desarmados!
Pedro.

Anónimo dijo...

"Hay otra responsabilidad histórica, que alcanza a muchos más. Colocar a la cabeza del Estado, en el gobierno, a delincuentes tan obvios e indudables como Alan García o Luis Giampietri, y luego esperar que no repitan el crimen, es de una candidez tan radical que a veces parece más justo llamarla hipocresía."

Sí, obviamente muchos de los que votaron por García sabían que elegían a un delincuente. Pero en Humala había un delincuente de otra índole, pues. Entonces, ¿quiénes son los hipócritas, el 24% que votó por él en primera vuelta?

loserr dijo...

Saludps desde veenzuela...

queria informarle que me he tomado la atribucion de publicar su articulo haciendo referencia a su blog y su autoria, en un foro venezolano desde donde se maneja un tema referente a los conflictos entre el estado y los aborigenes ocurridos en latinoamerica...

lamentable lo que les acontece a los hermanos nativos del peru.

exelente escrito.!

Rafael Ponce dijo...

Bien carajo!!!! Así se opina. Ya me estaba cansando de las declaraciones de miss Universo de todos los medios, eso de que: queremos la paz entre peruanos, lamentamos las muertes de ambos, no estamos a favor d ninguna de las dos partes y bla bla bla. Estúpida prensa. La culpa la tiene Álan. Él generó todo esto. Está clarísimo. Ta que ahora sí diste la hora Faverón. Te copio en mi blog. Saludos.

Anónimo dijo...

ese pedro del 07-06-09
debse ser el pedro1011 de skyscrapercity.com peruscraper fanatico de Alditus
tan simplista que mientras mas cemento y obras hay mas desarrllo y progreso

Jose Guillermo Diaz dijo...

Estimado Gustavo,

Un post preciso, de acuerdo con tus observaciones y ademas, o sobre todo, con tu indignacion. Por estos dias tambien me indigna la reaccion de los medios, que no han dudado en repetir las versiones oficiales en primera plana - y hacer algunas salvedades con letra pequena en el interior, como para no quedar mal con nadie. Realmente la prensa nacional deja muchisimo que desear, como ya has resaltado antes aca.

Saludos,

Anónimo dijo...

Escúchanos por favor señor Alan García:
¡Tú eres culpable porque nos has exterminado!:
Nos estás matando
Nos estás vendiendo
Tú eres el terrorista
Nosotros defendemos nuestro territorio sin uso de armamentos, nuestro único arma de defensa es solo lanzas y palos que no son de largo alcance y no es para matar como tú lo has hecho con nosotros.
Tú nos exterminaste usando armamentos, balas, helicópteros y los mataste a nuestros: hermanos, hermanas, estudiantes, profesores, hijos.
Alan, te pedimos que vengas acá en nuestro territorio para que nos pagues de las deudas que tienes con nosotros.
Alan, tú eres vende patria, vende indígenas, vendes nuestros recursos naturales: oro, petróleo, agua, aire, contaminas nuestro medio ambiente y así nos dejas más pobres como nos estás viendo ahora cómo estamos y quedamos.
Nosotros los awajún-wampis no te hemos elegido para que nos extermines, sino para que nos ayudes, des estudios a nuestros hijos que ahora has matado.
Nosotros no te estamos quitando tu propiedad privada, no te hemos matado a tus hijos, tu familia, ahora por qué tú nos acabas.
¡Ya nos exterminaste, ahora quedamos sin NADA!

Palabras de una mujer awajun
http://notasdesdelenovo.wordpress.com/2009/06/09/alonso-gamarra-reporta-desde-imacita-chiriaco-y-nazaret/

ROLANDO ROCHA MARTÍNEZ dijo...

Estimado Gustavo:

Me parece atinado este post, ya que, a estas alturas, son muchas las vidas perdidas, mientras la sonrisa nauseabunda de este delirante mandatario sigue ensanchándose por todos los medios. Saludo la preocupación que muestras por esa otredad que, en este país, es postergada y ninguneada constantemente.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo esencial de tu texto. Yo también lamento, recuerdo y elevo una oración por los muertos en esa barbarie. Pero sólo una precisión, no murieron soldados, los que murieron fueron polícias. Las fuerzas armadas no intervinieron porque el regimiento más cercano a la llamada Curva del Diablo lo componen aguarunas y nativos de otras etnias y ellos no deseaban arrestar o verse obligados a enfrentarse a hermanos de su misma comunidad. Así que sólo esa precisión, murieron polícias, no soldados.

Anónimo dijo...

Y bueno como bien señala en un post de su blog Silvio Rendón: no sólo murieron nativos de Bagua, hubo población civil que también pereció en el terrible enfrentamiento.

Julio dijo...

y tu hiciste campaña por este pendejo.

Anónimo dijo...

La actual maniobra del gobierno, consistente en derogar sólo 2 decretos, busca como titula hoy El Comercio: "dar vuelta a la página" y dejar en el olvido y la impunidad la matanza.

Un extenso análisis del montaje estatal para ejecutar y encubrir la masacre contra los mnifestantes amazónicos en: www.orwell-media.info

henry dijo...

Estoy de acuerdo con tu artículo. LA metáfora del ornitorrinco(que bueno, no tiene la culpa) es precisa para describir lo que dice que representa y lo que hace , finalmente, Alan GArcía.
Por otro lado, LA prensa no ha hecho un mea culpa con la dictadura ala que sirvió, y hoy, se viste nuevamente, con la vestimenta de la adulación y la conveniencia.

Saludos
Henry