30.1.10

Kapos

Hay muchas formas de ser antisemita

En toda guerra hay traidores, en toda invasión extranjera hay colaboracionistas. Durante la conquista de América hubo guías nativos entregados. En las plantaciones esclavistas hubo negros y mulatos --libertos o no--, que asumieron el rol de capataces y caporales.

En todas las cárceles hay soplones y en todos los países, espías. Además, todos los racismos generan auto-aborrecimientos. El que traiciona es o parece siempre un cobarde, un expulsado por propia mano, un paria, un desarraigado y un apátrida.

En los campos de concentración y en los campos de exterminio nazis hubo
kapos, prisioneros que compartían las deshonras de los demás encarcelados hasta que asumían la posición de vigilantes o tomaron algún bajo puesto en la administración alemana.

Muchas veces eran criminales de carrera, delincuentes prontuariados que alardeaban de ser ahora poderosos y tener bajo su control a los antiguos personajes respetables de su sociedad. Alardeaban por un tiempo, esto es, porque a los kapos no se les conmutaba la condena (la condena la llevaban en la sangre) y más tarde o más temprano acababan muriendo como cualquier otro.

Otras veces eran gente común y corriente, que aceptaba vivir una vida menos miserable mientras les fuera posible, aun si a cambio de ello debían vender esa última esquirla de su albedrío al enemigo: los kapos seguían siendo despreciados por los nazis y además pasaban a ser despreciados por los demás prisioneros.

Algunas de las reflexiones más importantes sobre la figura de los kapos se encuentran en la obra de Primo Levi (Se questo è un uomo), Spiegelman (Maus), Wiesel (The Night) y Pontecorvo (Kapò). En ellas se puede divisar la profunda dificultad del problema, por qué es necesario en cualquier evaluación moral sobre la proclividad del ser humano al mal pero también sobre los límites que una persona está dispuesta a transgredir para su supervivencia.

Más de una vez me ha tocado escuchar o leer que alguien recurre a la figura del kapo para explicar o ejemplificar cuán malvada podría llegar a ser una persona. Nunca lo he escuchado en abstracto, por decirlo así, aplicado a la gente en general: siempre lo visto usado para referirse a personas con nombre y apellido, y siempre judíos.

El ejemplo más reciente lo da Ricardo Alvarado en el decaído blog Gran Combo Club, y lo hace para describir a Baruch Ivcher. Dice que "el inefable Baruch Ivcher" en Auschwitz "hubiera sido, sin duda, uno de los infames kapos". Y en un comentario adicional añade una observación en extremo ofensiva para cualquier judío:
"Si crees que Ivcher no hubiera sido capaz de vender a sus propios connacionales, es porque no conoces ni la trayectoria de Baruch ni la terrible historia de los colaboracionistas judíos durante el Holocausto".
Presten atención a la frase: lo que Alvarado dice es que si uno estudia la historia de los "colaboracionistas judíos" (no la historia de los traidores que abundan en todas las etnias del planeta), eso le servirá para entender la afirmación que él ha lanzado antes.

Jamás he escuchado que se recurra a ninguna de las otras figuras históricas o legendarias del traidor para describir a un determinado individuo por el simple hecho de pertenecer al mismo grupo social o étnico o religioso. "Un Judas", ciertamente, es el caso más cercano, pero no se limita a judíos o cristianos, sino que se usa para los traidores en general.

¿Por qué es distinto con los kapos y los judíos? Lamentablemente, por más vueltas que uno le dé al asunto, sólo hay una respuesta posible: quienes recurren al recuerdo de los kapos no lo hacen para ejemplificar cuán traicionero puede ser un individuo cualquiera, sino específicamente para afirmar cuán traicionero puede ser un judío.

Es un uso claramente antisemita, entonces, de tinte racista, con una intención focalizada no en los rasgos de una humanidad abyecta, sino en la abyección posible de un grupo étnico en particular: los judíos. Es como afirmar que existe una forma determinable y objetivable de ser traidor cuando se es judío.

Observaciones del tipo de la que formula Alvarado no son infrecuentes. En el Perú, cuando se critica a un personaje público judío de ejecutoria dudosa o negativa, es muy común recordar de inmediato su origen étnico. No sólo ha ocurrido con Baruch Ivcher; lo mismo pasaba con Elianne Karp, con Abraham Levy, con Moisés Wolfenson o los hermanos Winter.

Uno no suele encontrarse la referencia étnica, en cambio, cuando se trata de peruanos mucho más estimables también de origen judío, como José Adolph, Augusto Álvarez Rodrich, Sonia Goldenberg, Gustavo Gorritti, Isaac Goldenberg, David Waissman o León Trahtemberg (sin embargo, estoy seguro de que si cayeran en desgracia las alusiones étnicas vendrían de inmediato).

En el blog Gran Combo Club se lee esta advertencia, puesta allí por su administrador, Silvio Rendón: "cada post es de exclusiva responsabilidad de su autor/a y no refleja necesariamente la opinión del resto de contribuyentes ni compromete al Gran Combo Club".

No se me pasaría jamás por la cabeza ensuciar a Silvio Rendón con las supuraciones de los posts que Ricardo Alvarado está colocando en ese blog, pero tampoco creo que declarar que los posts colocados en un blog no comprometen al blog sea una solución justa e inteligente. Más parece una manera fácil de rehuir la responsabilidad de las cosas que se escriben allí.

En el pasado, Silvio no ha dudado, por ejemplo, y con toda justicia, en extender al diario Correo la responsabilidad de las cosas que el columnista Andrés Bedoya Ugarteche escribe en él. ¿Por qué tendría que ser distinto con el GCC?

59 comentarios:

Alfredo dijo...

Como bien dices, el nivel del GCC ha decaído bastante en los últimos tiempos. Han salido colaboradores importantes como Gamio o Salas y ahora y ha entrada gente que no da la talla con el estilo que siempre había tenido el blog. Ricardo Alvarado defiene posturas con las que uno puede estar de acuerdo o en desacuerdo pero con un estilo agresivo y burlón frente al que no se alínea inmediatamente con él... Es una suerte de Carlos Meléndez o Marco Sifuentes del GCC.

Lástima la salida de Daniel Salas, que era el que ponía la cuota de ecuanimidad al blog. A propósito, saben si Salas está posteando en algún otro blog?

Anónimo dijo...

Qué bajo es querer pasarle la factura a Rendón por todas la veces que te he dejado en ridículo, y en las que ha demostrado lo rezagado en que te encuentras respecto de la verdadera intelectualidad peruana, y no de Coral y los otros pobres diablos a los que tratas de ridiculizar para ganar un poquito de prestigio en el mundillo literario.
Ja!
Solamente al torpe de Faverón se le ocurriría comparar al Gran Combo con Correo.
Claro, como a nivel de ideas Rendón revela tu estolidez, recurres a desprestigiarlo moralmente porque un necio adjetivó mal una glosa.
Jaja
El recurso de los limitados

HELLMAN PARDO dijo...

Antisemitismo hay en todo lado, quizá no tanto aquí, en Colombia....

Una pregunta Gustavo...¿Y del concurso de la novela de 100 palabras qué?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Verdad, Hellman. Trataré de dar el resultado esta semana (es la primera del semestre académico para mí, muy llena de trabajo).

Anónimo dijo...

El cartelito que los administradores le colocan a su blog (... "ni compromete al Gran Combo Club") debería equivaler legalmente a los cartelitos que los estacionamientos públicos suelen colocar ("El local no se responsabiliza por pérdidas..."), que ahora son letra muerta de conformidad con el Código Civil vigente, pero no hay nada legislado al respecto, ya que hacerlo comprometería aspectos vinculados con la libertad de expresión, tales como la libre circulación de los medios. Como antecedente, tenemos las denuncias hechas por difamación contra periodistas que laboraron en agenciaperu.com, todas las cuales tuvieron que ser dirigidas solamente contra las personas, no contra los administradores de dicho portal.
Respecto al frase "colaboracionismo judío", si bien es notorio el tufillo antisemita en el modo de agregar el origen étnico a la primera palabra de la frase, es difícil encontrar un equivalente a "kapò" en nuestro idioma. Segurante el señor Alvarado tomó prestado el término "colaboracionista" que se empleó durante la ocupación de Francia. ¿Cómo se le podríamos llamar aquí a un kapò, para que cualquier persona entienda el término?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pues, kapo.

Anónimo dijo...

plop

Beltenebros dijo...

Jamás he visto que se usara "felipillo" o "malinche" para designar al traidor y/o vendepatrias cuando éste no es de etnia "indígena" (americana). Lo que no significa que no se lo haya usado en otro contexto.

Y supongo que ya se habrá usado "felipillo" para ejemplificar cuán traicionero puede ser un indígena americano o un mestizo americano ("indios" y "cholos").

Pero, ¿no será que los textos donde "felipillo" equivale a una cualidad étnica son tan faltos de seriedad como los que hablan de los estereotípicos kapos y judíos?

En el Perú, la referencia étnica es un arma descalificadora muy manida, trátese de judíos, cholos, cuarterones, negros, japoneses, chinos y también caucásicos. Algo de eso tiene por fuerza que trasmitirse a los textos "respetables".

Tampoco me convence la persistencia del término "antisemitismo". Como lo veo, es una subespecie de racismo, y ni siquiera tiene un nombre exacto, pues un antisemita tendría que odiar tanto a judíos como árabes, y eso no suele ocurrir.

La palabra ya hizo fortuna y ni modo. Pero si quien detesta a los negros, a los amarillos, a los blancos o a los "cholos" es un racista a secas y quien la emprende contra los judíos un antisemita, pues se justificaría la especificidad -y especiosidad- de "kapo".

El problema es quién justifica. Harían bien los judíos y quienes nos oponemos al racismo en irnos olvidando de "antisemita". ¿Odias a los negros tan solo? Racista. ¿Detestas a los "chontriles" y los quisieras ver en corrales? Racista. ¿Odias a los judíos, pero a nadie más? Racista, y punto.

Saludos.

Anónimo dijo...

El termino en Peru puede ser Felipillo. Ahora, desde que era chico, la palabra CAPO se aplicaba a alguien muy destacado en un oficio, ciencia o actividad.

Eduardo Salazar dijo...

Cierto, el estilo de Alvarado es ofensivo, abiertamente hostil y sin proponer alternativas o por lo menos un debate alturado. Y claro, responde de manera burlona al mejor estilo de Sifuentes. No entiendo el por qué de caer en la burla y agresión gratuita en cuanto a expresar puntos de vista se refiere, menos aun con referencias racistas, clasistas, etc.

Lástima, el GCC era uno de los blogs que más respetaba y leía en el medio.

Por cierto, me uno a la interrogante sobre el resultado del concurso de las 100 palabras, saludos cordiales.

Orígenes Vásquez dijo...

Beltenebros:

El problema con tu postura está, en parte, en que la caracterización del judío como raza es básicamente una creación de los que odian a los judíos. El judaísmo se racializó por completo en el Tercer Reich, cuando dejó de ser una religión. Si tenías un abuelo judío eras judío para los nazis, aunque no te importara un pepino Yahvé, comieras chicharrón todo el día y corrieras maratones los sábados.

Evidentemente, por cierto, se puede decir lo mismo de las otras "razas", pero en esos casos el tema físico tiende a ser más evidente. Por eso, el antisemitismo tiene matices muy particulares que, como tú mismo atizbas, tiene relaciones con nuestro racismo colonial y criollo: la diferencia no siempre era visible, había que crear categorías ("Indio", "Bárbaro", "Castas").

Sería excelente, ya que se le ha mencionado, que Daniel Salas comentara este asunto, porque, según lo he venido leyendo en los blogs, sus investigaciones académicas se acercan a este tipo de problemas.

Anónimo dijo...

Detesto cualquer tipo de racismo, sobre todo el anti-semitismo por las penurias que los judíos han pasado durante la historia, pero, eso no hace que los judíos sean intocables. que se no les puede criticar porque se corre el riesgo de ser acusado de antisemitismo. Los judíos, como todos los seres humanos, cometen hechos de barbarie, como ocurre en hoy en Palestina. Y los judios en occidente no son santos. Nadie lo es, todos son suceptibles de ser criticados, eso si sanamente, sin racismo de por medio.

Bruno Ysla Heredia dijo...

Igual, Beltenebros tiene un buen punto: ¿Por qué no se habla de DISCRIMINACION a secas?

saludos

Anónimo dijo...

En Mexico "Felipillo" y "Malinchismo" son aplicados siempre a indigenas, generalizando como si todos los indigenas fueran propensos a la traicion.
En el Peru se usa el termino "cholo" para indicar a una persona informal, irresponsable, etc pero solo aplica a las personas de origen indigena.
En el Peru no creo que haya antisemitismo, principalmente por que no hay muchos, la comunidad judia es pequenha y bastante concentrada, lo que podria haber es un sentimiento anti-israeli por las acciones genocidas del estado de Israel en Palestina.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

A cualquier le puede parecer tentadora la idea de decir que el antisemitismo es una forma más del racismo, explicable o estudiable de las mismas maneras en que se estudian las demás. No es tan fácil. El racismo normalmente supone la idea prejuiciosa de que las personas de un determinado grupo étnico son intelectual y culturalmente inferiores y, en algunos casos, también, la idea de que una carencia espiritual o moral más allá de su voluntad los pone por debajo de lo humano (donde lo humano es lo propio del grupo al que pertenece el racista). El antisemitismo no suele creer nada de eso sobre los judíos: el antisemita ve al judío como intelectualmente notable, culturalmente desarrollado y, sin embargo, voluntariamente malvado. Se lo ve como una amenaza de poder, una etnia conspiratoria que quiere controlarlo todo, y todo eso es absoluta y radicalmente distinto de lo que pensaban, por ejemplo, los europeos sobre los indígenas de América o los africanos.

Respecto al término "antisemitismo": está claro que si se recurre a la etimología no parece el más adecuado, pero creo que todos sabemos de qué hablamos cuando hablamos de antisemitismo (no nos referimos a lo árabe o lo musulmán, sino a lo judío). La objeción, entonces, no viene al caso. Y aun así, en ciertos momentos de la historia la xenofobia ha ido simultáneamente contra musulmanes y judíos, como cuando, en 1492, los españoles decidieron la expulsión de bereberes, árabes y judíos de España.

Anónimo dijo...

Ok, entonces los judios son unicos en su genero, no es lo mismo ser racista que antisemita, aunque el antisemitismo incluye la practica del racismo. Que bacan, victimas privilegiadas, que no son como las demas. Por favor! Antes del Holocausto ya los espanoles y luego los genios creadores de naciones como Chile y Argentina arrasaron con la indiada y venimos aqui con estas exquisiteces. Mas respeto por todas, TODAS LAS VICTIMAS DEL MUNDO. No inclinemos tan groseramente la balanza.

Anónimo dijo...

PARTE 1

"quienes recurren al recuerdo de los kapos no lo hacen para ejemplificar cuán traicionero puede ser un individuo cualquiera, sino específicamente para afirmar cuán traicionero puede ser un judío"

Estoy plenamente convencido que su contraparte también mantiene un núcleo racista, es decir, quienes deciden silenciar el uso de KAPO o guardar dicha palabra en el cajón de "palabras peligrosas de usar por su carga antisemita", sin saberlo, contribuyen como los otros a mantener el racismo.

Por ejemplo, cuando me doy mi vuelta por este blog, 1 de cada 10 post (toy exagerando pero siempre encuentro) tienen q ver con el TEMA JUDIO. No se x que tanta obsesión.

entiendo que tienes alguna ligazón genealógica con ellos. Pero, Hoy por hoy, Cuál es el interés cultural de los judíos en el contexto peruano?

Bueno me diras q tu blog es internacional y que es tuyo y escribes lo que se te da la gana.

Esta bien pero me parece más agresivo lo tuyo, que si el pata de el GRAN COMBO CLUB diga q baruch tiene las de un KAPO. qué con eso?
yo me pregunto: Alguien anda exterminando judios?

más agresión reciben los indigenas o los negros o los cholos...

Anónimo dijo...

PARTE 2

me preguntaba: el administrador del blog PUENTE AEREO, habra viajado alguna vez en combi, habra tenido que caminar o hacer colas en el centro de lima para sacar un tramite o comprar algo, tendra una hermana o familiar que haya sido victima de una piraña limeña?

a ver te la pongo claro: JAMAS EN TU VIDA HAZ SOLTADO UN "CHOLO CHONCHATUMADRE"????

Tengo una teoría: todos esos amantes de etnias o de razas o que aspiran a la inclusión total y el respeto entre los diversos grupos sociales, se me hace que jamas tuvieron calle. Vivieron en un mundo de cafetines y servilletas blancas y carrito de papa para la graduación y pago de univiersidades tucas.

Yo te digo varón, la palabra JUDIO esta contaminada desde casi su origen, no pretendas pues con unos 15 post, decirnos que el Unicornio no existe, que la palabra JUDIO tenga connotaciones negativas es un callejón sin salida.

Tu `por ejemplo eres peruano y jamas tocaste un blog sobre los cholos o los negros, un judio sacalagua como tú hablando de judios es por lo menos desagradable, con sabor a cuento evangelista, YA NO MATAN JUDIOS YA NO EMOCIONA PRIMO LEVI. DESPIERTA DE TU SUEÑO REDENTOR.

Honey you are not a real judish hero.

Rebeca dijo...

Desagradable es leerte, anónimo. Desagradable y decepcionante es leer a quienes se refieren a otras formas de discriminación, como si esto se tratara de un concurso para determinar quién es más víctima. Desagradable es que alguien pueda escribir que "la palabra JUDIO esta contaminada desde casi su origen", y que únicamente porque lo hace de forma anónima no se le caiga la cara de vergüenza.

Por otro lado, un anónimo anterior había comentado que las "penurias" no hacían a los judíos intocables. Ciertamente. Pero para mí hay un problema que se refleja en esa forma de especificar siempre cuando alguien es judío. A Ivcher, por ejemplo, se le puede y debe criticar mucho, pero no tiene nada que ver que sea judío, ¿entonces por qué la necesidad de mencionarlo siempre? "El empresario judío Baruch Ivcher". ¿Cuántas veces se le ha mentado así en prensa? (Además, vamos, cuán trillado se puede ser?!)

¿Por qué hacer hincapié en el origen de una persona para referirse a acciones que nada tienen que ver con este? ¿Y por qué sujetos como Alvarado sienten la necesidad de volver al Holocausto y a los nazis para criticar a alguien con quien no están de acuerdo, y que es judío?

Además de racismo es ignorancia. Ignorancia que siempre está ahí, como génesis de cualquier tipo de discriminación o prejuicio.

Abraham dijo...

es clarísimo que el anónimo anterior (parte 1 y 2) es ricardo alvarado. su estilo "provocador" y "políticamente incorrecto" (en realidad, groseramente homofóbico y racista) es altamente distinguible.

¿por qué no firmas con tu nombre?

Anónimo dijo...

Cada vez que cuelgas un post sobre temas relacionados al antisemitismo sé que voy a tener el 'placer' de leer varios comentarios que ilustran justamente eso. Como mujer judía que por lo general 'pasa' por no judía (familia mixta), muchas han sido las veces que he escuchado comentarios extremadamente ofensivos, particularmente en países católicos en donde la comunidad judía es pequeña o minúscula. Ah, y estos no tenían nada que ver con Israel y sus políticas sino más bien con las mismas caracterizaciones de siempre.

MOC

Anónimo dijo...

Cierto, hay muchas maneras de ser abyecto sin, a primera vista, parecer serlo:

http://74.125.113.132/search?q=cache:WMmfJUg-xfoJ:www.fueradecampo.cl/documentos/rivette2.htm+de+la+abyeccion+rivette&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=pe

Anónimo dijo...

De la abyecciòn

por Jacques Rivette
(Originalmente publicada en Cahiers du cinema, n° 120, junio de 1961)

Lo menos que se puede decir es que, cuando se acomete una película sobre un tema como éste (los campos de concentración), es difícil no proponer previamente ciertas cuestiones; pero todo transcurre como si, por incoherencia, necedad o cobardía, Pontecorvo hubiera decidido descuidar planteárselas.

Por ejemplo, la del realismo: por múltiples razones, de fácil comprensión, el realismo absoluto, o el que puede llegar a contener el cine, es aquí imposible; cualquier intento en este sentido será necesariamente incompleto («por lo tanto inmoral»), cualquier tentativa de reconstitución o de enmascaramiento irrisorio o grotesco, cualquier enfoque tradicional del «espectáculo» denota voyeurismo y pornografía. El director se ve obligado a atenuar, para que aquello que se atreve a presentar como la «realidad» sea físicamente soportable para el espectador, el cual no puede sino llegar a la conclusión, quizá inconscientemente, de que, por supuesto, esos alemanes eran unos salvajes, pero que, al fin y al cabo, la situación no era intolerable, y que, si los prisioneros se portaban bien, con un poco de astucia o de paciencia podían salir del paso. Al mismo tiempo, cada uno de nosotros se habitúa hipócritamente al horror, éste forma poco a poco parte de la costumbre y muy pronto integrará el paisaje mental del hombre moderno; ¿quién podrá la próxima vez extrañarse o indignarse ante lo que, en efecto, habrá dejado de ser chocante!

Entonces comprendemos que la fuerza de Nuit et Brouillard (1955) procede en menor medida de los documentos que del montaje, de la ciencia con la que se ofrecen a nuestra mirada los crudos hechos, reales, por desgracia, en un movimiento que es justamente el de la conciencia lúcida, y casi impersonal, que no puede aceptar comprender y admitir el fenómeno. Se han podido ver en otras ocasiones documentos más atroces que los recogidos por Resnais; ¿pero a qué no puede acostumbrarse el hombre? Ahora bien, uno no se acostumbra a Nuit et Brouillard; es porque el cineasta juzga lo que muestra, y es juzgado por la manera en que lo muestra.

Otra cosa: se ha citado en gran manera, por todas partes, y la mayoría de las veces de forma absurda, una frase de Moullet: la moral es una cuestión de travellings (o la versión de Godard: los travellings son una cuestión de moral). Se ha querido ver en ello el colmo del formalismo, cuando en realidad más bien podría criticarse su exceso «terrorista», por recurrir a la terminología paulhaniana. Obsérvese sin embargo en Kapo el plano en el que Riva se suicida abalanzándose sobre la alambrada eléctrica. Aquel que decide, en ese momento, hacer un travelling de aproximación para reencuadrar el cadáver en contrapicado, poniendo cuidado de inscribir exactamente la mano alzada en un ángulo de su encuadre final, ese individuo sólo merece el más profundo desprecio. Desde hace algunos meses nos están calentando la cabeza con los falsos problemas de la forma y del fondo, del realismo y de la magia, del guión y de la «puestaenescena», del actor libre o dominado y otras pamplinas. Digamos que podría ser que todos los temas nacen libres y en igualdad de derechos. Lo que cuenta es el tono, o el acento, el matiz, no importa cómo lo llamemos: es decir, el punto de vista de un individuo, el autor, un mal necesario, y la actitud que toma dicho individuo con respecto a lo que rueda, y en consecuencia con el mundo y con todas las cosas.
(...)

Anónimo dijo...

Lo cual puede expresarse con la elección de las situaciones, la construcción de la intriga, los diálogos, la interpretación de los actores, o la pura y simple técnica, «indistintamente pero en la misma medida». Hay cosas que no deben abordarse si no es con cierto temor y estremecimiento; la muerte es sin duda una de ellas, ¿y cómo no sentirse, en el momento de rodar algo tan misterioso, un impostor? Más valdría en cualquier caso plantearse la pregunta, e incluir de alguna manera este interrogante en lo que se filma. Pero está claro que la duda es algo de lo que más carecen Pontecorvo y sus semejantes.

Hacer una película es, pues, mostrar ciertas cosas, es al mismo tiempo, y mediante la misma operación, mostrarlas desde un cierto ángulo, siendo esas dos acciones rigurosamente indisociables. Del mismo modo que no puede haber nada absoluto en la puesta en escena, ya que en lo absoluto no hay puesta en escena, el cine tampoco será nunca un «lenguaje»: las relaciones entre el signo y el significado no tienen ningún valor aquí, y no desembocan más que en herejías tan tristes como la pequeña Zazie. Toda aproximación al hecho cinematográfico que trate de sustituir la síntesis por la suma, la unidad por el análisis, nos remite inmediatamente a una retórica de imágenes que no tiene ya nada que ver con el hecho cinematográfico, no más que el diseño industrial con el hecho pictórico. ¿Por qué esta retórica sigue siendo tan querida por aquellos que se autodenominan «críticos de izquierdas»? Quizá es porque, al fin y al cabo, éstos son antes que nada unos irreductibles profesores, pero si desde siempre hemos detestado, por ejemplo, a Pudovkin, a De Sica, a Wyler, a Lizzani, y a los antiguos combatientes del IDHEC, es porque la materialización lógica de ese formalismo se llama Pontecorvo. Piensen lo que piensen los periodistas express, la historia del cine no vive una revolución cada ocho días. Ni la mecánica de un Losey, ni la experimentación neoyorquina le afectan en mayor medida que las olas de la playa a la paz de las profundidades. ¿Por qué? Porque unos no se plantean más que problemas formales, y otros los resuelven todos con antelación al no plantear ninguno. ¿Pero qué dicen más bien aquellos que realmente construyen la historia, los que también llamamos «hombres de arte»? Resnais confesará que, así como tal película de la semana le interesa en su calidad de espectador, sin embargo es ante Antonioni ante quien tiene el sentimiento de no ser más que un amateur. Sin duda Truffaut hablaría del mismo modo de Renoir, Godard de Rossellini, Demy de Visconti; y así como Cézanne, contra la opinión de todos los periodistas y cronistas, fue impuesto paulatinamente por los pintores, también los cineastas impondrán a la historia a Murnau o Mizoguchi...

Angelo dijo...

Esta claro que el anonimo 1 y 2 es un imbecil.

That´s it.

Anónimo dijo...

Y los judios en occidente no son santos.

Qué fácil es generalizar así, acabando con las personas y convirtiéndolas en "los judíos", como si fueran productos y no individuos.

Anónimo dijo...

Tengo una teoría: todos esos amantes de etnias o de razas o que aspiran a la inclusión total y el respeto entre los diversos grupos sociales, se me hace que jamas tuvieron calle. Vivieron en un mundo de cafetines y servilletas blancas y carrito de papa para la graduación y pago de univiersidades tucas.

Entonces, ¿tener calle lleva a ser racista?

Anónimo dijo...

Tener calle y no teminar adoptando la moral de la calle... muy difícil.

gabriel ramon dijo...

Hola,
tal vez te interese "The good German" por Will Self en el TLS (Ene 22 2010) sobre Sebald y el Holocausto,
att,
gabriel Ramon

Anónimo dijo...

1) Felipillo sí se aplica en innumerables ocasiones y en particular a Toledo se le ha calificado, objetivamente por cierto, de tal.
2)La experiencia me muestra que tanto el pro judío como el anti judío actúan y argumentan con el correspondiente a priori en la cabeza, el “discurso” no les sale deductivo y justificado sino “reforzativo” de lo que anticipadamente sienten, muestran con todas las de ley un prejuicio. Ahora que es imposible olvidar que el judío promedio suele ser anti todo lo no judío y que aquello de lo que se quejan suele ser no una acción sino una reacción.
3) ¿Mi estimación sobre el porcentaje de los que serían Kapos en las situaciones límite en las que éstos se dieron? 99% y creo que me quedo corto.
PIRULO

Anónimo dijo...

Judish, judish, ¡JEWISH!¡Animal bipartita!
PIRULO

Anónimo dijo...

Tener calle y no teminar adoptando la moral de la calle... muy difícil.


A menos que tengas carácter.

Anónimo dijo...

Arriesgándome a caer antipático y que se malinterprete lo que exprese; igual me expreso porque estoy en mi derecho. Yo no soy antisemita, ni antisionista. Estoy de acuerdo con muchas de las cosas que esgrime Beltenebros, sobre todo con esta: "Pero, ¿no será que los textos donde "felipillo" equivale a una cualidad étnica son tan faltos de seriedad como los que hablan de los estereotípicos kapos y judíos?". Para que vean que estoy en contra de los prejuicios, infundios, insultos y estereotipos que se les ha dado a los judíos como grupo humano, señalaré que siempre me ha parecido repudiable y una aberración las diferentes personas, entre ellos intelectuales supuestamente lúcidos y ciertos políticos, que afirman que el Holocausto no fue tal o que sencillamente no existió. Menciono esto, a riesgo de que me digan qué tiene que ver con el tema tratado y tantas objeciones más, para enseñar que nada tengo en contra de mi prójimo, y la gente de origen judío lo es. De todos modos, siento que muchas veces se victimizan y son susceptibles con textos o argumentaciones de cualquier laya. Yo no hubiera reaccionado como Faverón dando importancia a lo de "kapò" porque en el caso de Ivcher se contextualiza y justifica su uso. Lo que sí hubiera evitado son líneas como la historia de los colaboracionistas judíos, puesto que deja abierta la posibilidad de lo que Faverón apunta como: "El antisemitismo no suele creer nada de eso sobre los judíos: el antisemita ve al judío como intelectualmente notable, culturalmente desarrollado y, sin embargo, voluntariamente malvado". De todos modos, ese acto execrable de discriminación denominado como antisemitismo, para mí, no sólo se reduce a ver al judío como una amenaza, un potencial peligro o alguien condenable por la creencia de que son de mala entraña. Lo motiva una serie de consideraciones, que no expondré por no compartirlas ya que las mueve la ignorancia y otras razones discutibles. Hace tiempo le dije a Faverón después de que él se manifestara de modo profundo y letrado de temas religiosos ligados al mundo judío "ha hablado el rabino". Aprovecho decirle que ahí no hubo ninguna mala leche ni atisbo discriminatorio. Lo tildé de rabino porque hablaba de un modo tan instruido acerca del mundo judío y bajo el enfoque espiritual-religioso con que lo haría un rabino. Dicho sea de paso, he conversado con varios de ellos. Cuando un amigo ha hablado con firmeza y conocimiento sobre los católicos, en más de una ocasión la patota le ha expresado: "miren, ha hablado el Sumo Sacerdote". Y ahí, nadie se araña, ni dice "qué te pasa, qué necesidad de expresarle eso a él". Bueno, todo lo he comentado con buena voluntad.

shishishi dijo...

Pero sabes bien que no es lo mismo. Señalar publicamente a un judío trae malos recuerdos, pues.

Eso le hicieron a mis abuelos y terminaron por verse obligados a llevar una estrella y, a la larga, huir en barco al Perú desde Europa oriental.

A ver si eso le pasó a los amigos católicos a los que les dices "Sumo Sacerdote".

Eduardo Gonzalez dijo...

Si pues. Y lo mas curioso (en alguna medida tambien penoso) es lo que vino despues.

Silvio publico, inmediatamente luego de la nota antisemita de ese personaje un articulo sobre el antisemitismo de quienes hostilizaban a JC Mariategui y a los fundadores del socialismo peruano, alla por los anhos 20.

El articulo era super interesante, pero en llamativo, sistematico contraste con el comentario nauseabundo que acababa de ser publicado en el mismo blog.

Tristemente, parecia un parche.

O bien un ejemplo de la forma de hacer politica en los paises totalitarios, donde jamas se dice la cosa en directo, sino oblicuamente. No dices "el camarada Stalin es un dictador", sino que publicas un largo y sesudo articulo sobre la linguistica, para que algun buen entendedor se de cuenta de que estas en desacuerdo con el camarada Stalin, aunque no te atrevas a decirlo claramente.

En fin, en un comentario a su columna, le llame la atencion a Silvio sobre el hecho de que el antisemitismo seguia marchando a todo trapo en el Peru: que bastaba ver lo que se decia de Salomon Lerner desde el fascismo criollo y lo que el propio Combo acababa de publicar sobre Ivcher.

Su respuesta fue, literalmente, "En el Gran Combo cada autor publica lo suyo."

Ahi lo deje, porque la cosa dejaba los estandares claros. Digo yo, si se tratara de una opinion arriesgada sobre el cebiche o una nota provocadora sobre el trafico en Lima, vaya y pase. Pero hacerse de la vista gorda con el antisemitismo, le terminaba de quitar el "Gran" al Combo.

En fin, para volver al simil con la politica autoritaria: los que pretenden discutir con Stalin escribiendo sobre linguistica, nunca se salvan. Al final, Stalin escribe tambien sobre linguistica y los fusila. Con ciertas cosas, tolerancia cero. Cria cuervos...

Anónimo dijo...

Aquí tener calle significa:

- Saber responder un insulto con otro más hiriente, no importa si cae debajo del cinturón.
- Nunca quedarse callado, no importa si son afirmaciones sin fundamento, absurdos o simples tonterías.
- 99% de las veces será posible usar una trompetilla, una carcajada o un mohín de desprecio para desestimar los argumentos de los demás.
- La actitud es indispensable; la razón y el estilo, una pérdida de tiempo.
- Un mal chiste siempre funcionará si machacas un cliché una y otra vez. De preferencia hay que usar los homofóbicos, los racistas, los sexuales y los escatológicos.
- La culpa es siempre de la víctima, nunca del victimario. "Para qué te dejas", siempre dirá alguien con calle.

¿Las cucarachas tienen carácter?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Así es, anónimo. El lema será "para qué te quejas" o, tal como hace Alvarado en el GCC: "el que se pica pierde", noción según la cual quien se indigna de ser insultado está en falta y el que insulta es un bacán.

juan carrillo dijo...

Eduardo,

es la ley de la "correa", que le dicen. En su malentendida versión. a pesar de que los lectores hemos pedido repetidas veces que por favor cambien ese estilo, el gcc ahora se dedica al raeggaetón y si no te gusta, chau. chau gcc, pues.

Silvio Rendon dijo...

Aclaraciones.

1. En el link que publicas, Gustavo, no digo que Correo tiene responsabilidad por lo que diga ABU, sino que lo que dijo ABU coincidía con la línea editorial de Correo, expresada en su director.

2. Como ya dije en el GCC, un blog colectivo no es un diario, con directores y jefes de redacción. El GCC no es como Somos en que el jefe de edición manda. Cada contribuyente del GCC saca sus contenidos libremente.

3. Yo nunca hubiera usado la palabra "kapo" para calificar a Ivcher, sin embargo, creo que no has demostrado, Gustavo, que lo que dijo Alvarado fuera de la gravedad que le quieres atribuir. Yo lo que creo es que es un término mal aplicado, pues Ivcher no es percibido como un traidor a la comunidad judía. Sin embargo, estos términos despectivos suelen ser usados inexactamente, sin que por eso haya siempre mayores descalificaciones a quienes los profieren. ¿Tal vez si alguien le dijera "Tio Tom" a Risco, te veríamos en los mismos esfuerzos argumentativos?

4. Más bien creo que hay ciertos trasfondos en tu post y van por el lado de tu calificacion de "decaído" al Gran Combo Club, que te llevan a exagerar la gravedad de la calificación de Ricardo Alvarado a Ivcher. Si Eduardo Gonzalez, quien desde hace muy poco está muy activo por la blogósfera, va a insinuar que escribí un artículo como parche (!?) (1), bien se podría pensar que este post fue tu forma de reaccionar ante algunos posts del GCC sobre la CVR. Parte de una controversia mayor, que ha involucrado a algunos ex-funcionarios de la CVR soltando calificativos como "mentiroso", "trafero", etc. Estos ex-funcionarios ceverinos están en plan de descalificar al GCC con cualquier excusa (como "Silvio Rendon permitió un comentario antisemita en el GCC") (2), en vez de debatir con argumentos sobre las cifras de la CVR, la comparación de la CVR peruana con otras CVRs del mundo, y diversos temas relacionados publicados en el GCC.

5. En todo caso, lo que está ocurriendo ahora con Ricardo Alvarado no es nada distinto de lo que ocurría cuando tú, Gustavo Faverón, participabas del Gran Combo Club y por diversas cosas que dijiste, y cómo las dijiste, nos cayeron a todos diversos ataques y descalificaciones. Es paradójico que ahora pretendas atribuirnos a todos la responsabilidad por lo que dijo Ricardo. Si es así, tendrías que hacernos responsables por todo lo que dijiste tú cuando eras parte del GCC y te consideramos un contribuyente, sin que cedamos ante las presiones de nadie.


(1) que para su información ya venía preparando hacía tiempo, juntando bibliografía y con varios borradores. Un post como ese, el de "Mariátegui y el complot judío", no se escribe a las carreras como parche a nada. Son posts históricos que escribo a mi ritmo.

(2) Para tus lectores que tal vez no saben mucho sobre el GCC y sobre mí. El Gran Combo Club en general, y un blog que publiqué temporalmente Lapicero Digital, se han distinguido por combatir la judeofobia en el Perú, respetando la pluralidad de opiniones de todos sus contribuyentes.

Anónimo dijo...

Sólo unas precisiones, principalmente al que firma como shishishi: yo pienso que no hay necesidad de decir o subrayar el judío tal, así sea ése su origen. A lo que voy es que también hay casos en los que se interpreta mal o se cree ver antisemitismo cuando no lo hay. Existe una susceptibilidad con respecto al tema, a la mención judía, en fin, así como también existe la mala leche y la necesidad de ciertas personas de endilgarle defectos o vicios a determinado grupo humano o gente. Con eso, como ya lo sostuve, no estoy de acuerdo y lo condeno. Con esto, pues, queda evidente que no apruebo eso de quien se indigna está en falta y quien insulta o denigra es bacán o acertado. Para nada; sólo digo que hay que saber discernir cuando se discrimina, ofende o mancilla a las personas.
Además, shishishi tu falta de prudencia, tino y detenimiento en lo expreado por mí; te hace apuntar algo que no es cierto, yo no he tildado de sumo sacerdote a mi amigo, han sido mis amistades quienes lo han hecho. Puedes decir lo que quieras pero mala voluntad no hay, ni cuando se tilda de rabino o cura o Sumo Sacerdote a alguien; los católicos para tu información recibimos otro tipo de prejuicios, generalizaciones y caricaturizaciones por parte de laas personas que no comparten el credo y pensamiento. Arrastramos injusticias como decirnos que por el sólo hecho de creer en esa fe, inmediatamente, aprobamos actos condenables del pasado como las cruzadas, los raptos de personas que profesaban otra fe para "convertirlos", la santa inquisición, etc, etc, etc.
De otro lado, yo no festejo lo que le pasó a tu abuelo shishishi. No te equivoques.

Anónimo dijo...

Y para el anónimo con verdadera calle y con lo que llamamos en Perú: condición de alturado. Le apuntaré, que no sé si las cucarachas tendrán carácter; pero, sin lugar a dudas, instinto de conservación tienen. Desde la aparición de ellas en el planeta hasta la fecha, han soportado distintos cambios climáticos, eras de hielo y tal cual mostraba el documental "La crónica Hellstrom", también soportarán y sobrevivirán en el eventual caso de darse un desastre nuclear que afecte a todo el mundo que conocemos.

Anónimo dijo...

Soy judio, y lo más triste que existe es un judio racista. Dicen que los nazis racializaron el anti-judaismo, bueno entonces los judío aprendieron muy bien la lección de los nazis. En Israel el racismo entre judios es asqueroso. En primer lugar estan los askhenze, judios rusos, judios alemanes, judios rubios, estos miran por encima del hombre a los judios españoles sefarditas, que son de pelo negro y muchos de piel morena. Los palestinos, los nacidos en Palestina que tienen cara de árabe por obvias razones son segregados por los judíos sionistas venidos de la Europa del norte. Y en el último lugar de la escala estan los judíos yemenitas, casi negros, judios de los que todos los judios se avergüenzan. En Perú pasa lo mismo, hay los judíos pitucos, con plata, rubios, que son racistas con los judios morenos, pobres. Los que son judíos acuerdénse de cómo eran las cosas en el colegio León Pinelo, y como son las "relaciones sociales" digo "tribales" al interior del Club Hebraica. A mí no me van a venir con eso de que "racialización" de los judios la inventaron los nazis, la inventaron los judíos.

Anónimo dijo...

No fue Eliane la que llamo "hijo de puta" a Ivcher?
Por qué lo hizo?
No fue porque Ivcher le hacía la vida imposible a Toledo, solo porque este ultimo no le quiso pagar los 80 millones de dolares que Ivcher reclamaba por el tiempo en que fue expulsado de su canal y del país??

Y por qué Fuji le quito el canal a Ivcher? Fue por ser judio??

No, fue porque Ivcher sacó todas las cochinadas que Fujimori y Montesinos hacían en el SIN.

Cochinadas que Ivcher sabía desde hacía muchísimo tiempo pero que jamas dijo nada porque el terrorismo y el SIN le daba un monton de guita.

Pero como un día se acabó el terrorismo, y nuestro queridísimo "patriarca de la democracia" ya no tenía de donde sacar mas plata porque ya no podía venderle mas reportes periodisticos a los peruanos, destapó las cochinadas de chino maldito.

Y Chino Maldito, que es tan o mas maldito que El Perro del Hortelano,
también le destapó las cochinadas que el "otono de patriarca" tenía: que nunca dejó su pasaporte israelí a pesar de que la leyes peruanas se lo prohibían.

Yo no tengo nada en contra de los judios (he estado en un campo de concetracion, y la verdad que es doloroso), pero daría cualquier cosa porque el asqueroso de Ivcher saliera del Perú. Ese Perú que es más mío que de él y tuyo, Faveron Patriau.

Giovanny Hidalgo

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Silvio:

1. Falso. Dime qué parte de tu post dice que se trata de una "coincidencia" entre Correo y su columnista. Lo que dices textualmente, tras citar como ejemplo el texto de Bedoya Ugarteche, es:

"Lamentablemente, Correo es un medio que anticipa lo que hace Alan García. El director de este medio ha venido anunciando diversas medidas, todo un plan de acción, que el gobierno ha venido cumpliendo puntillosamente".

Hablas de Correo como una unidad, que además propaga y anuncia un "plan de acción", y el ejemplo que das es de Bedoya Ugarteche pero el comentario que haces es sobre "el director de este medio". ¿O también eso es coincidencia?

2. EL GCC es tu blog, y de nadie más, y si fuera cierto que se maneja democráticamente no tendrías la larguísima lista de gente que ha renunciado a él cada vez que has hecho con él lo que te ha dado la gana.

3. ¿O sea que si Ivcher fuera un "traidor a la comunidad judía" le dirías "kapo"? Bien por ti. Yo me cuidaría de un lenguaje tan bajo.

Si usas el buscador de Puente Aéreo encontrarás 145 posts que contienen la palabra "racismo". Sospecho que unos 100 deben ser dedicados al tema. He escrito cada vez que he percibido un uso racista del lenguaje por parte de un personaje público, particularmente cuando se agravia de manera racista a peruanos por su origen étnico. He criticado por ello a Jaime Bayly, a César Hildebrandt, a Martha Hildebrandt, a Pedro Pablo Kuczynski, y a muchos otros, incluido, claro, Aldo Mariátegui, cuando emprendió esa serie de ataques racistas rastreros contra la congresista Hilaria Supa.

Me preguntas si yo reaccionaría ante alguien que insultara en términos racistas al señor José Luis Risco. Pues te recomiendo que leas el post de Puente Aéreo del 23 de noviembre del 2008. El señor Rodolfo Ybarra había escrito en su blog lo siguiente:

"Luego de la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, qué es lo que tiene que celebrar el zambo politiquero José Luis Risco o la patizamba fujimorista Moyano..."

Yo coloqué la cita en un post de Puente Aéreo y comenté lo siguiente:

"Para variar, Rodolfo Ybarra. Se dice progresista. Cada vez que habla parece que en él encarnara el espíritu de nuestros tatarabuelos esclavistas. Sin embargo, dice algo cierto: los ciudadanos negros del Perú no podrán celebrar hasta que no desaparezcan del país los energúmenos atrabiliarios como Ybarra".

Así que no tienes que formular esa tontorrona pregunta hipotética para, intrigantemente, deslizar la idea de que yo no protestaría por igual en un caso que en el otro. Basta con que reconozcas que sí lo hago. Lo llaman "verdad". ¿La aceptas o prefieres tus suposiciones absurdas?

4. Cada vez que quiera opinar sobre tu proyecto de desprestigio contra la CVR lo haré directamente, descuida. (Y qué pena que creas que defender a alguien del racismo es "exagerar". Por cierto, el inimputable de Alvarado ahora me llama "kapo" a mí. Pero supongo que considerarás "exagerado" si me defiendo).

5. Te pido que me aclares qué posts publiqué yo en el Gran Combo Club que provocaran que les cayeran a ti y a los otros "diversos ataques y descalificaciones". Por favor.

Pedro dijo...

bien ahí silvio rendón con la falacia ad hominem. ahora todos los que le critican lo hacen porque tienen intereses con la cvr y no porque él se equivoque.

pero claro, porque silvio rendón no se equivoca nunca.

Anónimo dijo...

Yo también leía con fruición e interés el gran combo hasta que llegó Ricardo Alvarado y algo pasó. Se fueron Salas, Gamio, del Carpio, Frisancho, etc.

Alfredo dijo...

Una de las cosas que me gustaban del GCB es que se podían tratar temas y debatir con firmeza pero también con altura y respeto.

Con la inclusión de Alvarado parece que se quiere "melendizar". Bien dice Gustavo que el GCC no es un blog colectivo sino el blog de Silvio Rendón y de los que él quiere que participen. Ello es absolutamente legítimo, por cierto.

Sin embargo, no puede negarse que la calidad de los colaboradores ha descendido bastante. Como que quisiera ganar visitas (o notoriedad en medios impresos) teniendo a su Sifuentes/Meléndez particular, que sería Alvarado, el que no puede contestar un comentario sin meterle su chiquita al que no piensa como él.

Qué piensa Rendón de lo que ha escrito Alvarado sobre Faverón en su blog?

Anónimo dijo...

"Starting in the sixties Louis was frequently mocked by segments of the African American community (including Muhammad Ali) for being an Uncle Tom."

Silvio Rendon dijo...

1. No, Gustavo. Hablo de Correo como una unidad representada por su director, quien usualmente marca la línea editorial. Más bien lo que tú has dicho es

En el pasado, Silvio no ha dudado, por ejemplo, y con toda justicia, en extender al diario Correo la responsabilidad de las cosas que el columnista Andrés Bedoya Ugarteche escribe en él.

Nada que ver. Yo no he extendido al diario Correo la responsabilidad de las cosas que diga ABU, como demuestra la cita que has copiado.

2. Esa será tu opinión, pero no es así como aquí se han manejado las cosas. La disidencias de un blog colectivo no lo convierten en un blog individual. Hay varios contribuyentes que siguen escribiendo aquí. Sólo se han ido algunos.

3. ¿Cómo le llamarías tú a un traidor a tu comunidad, Gustavo? No creo que de buenas maneras. Te imagino como el chiste de “la santa paciencia” de Alex Valle: “¡Qué santa paciencia ni qué santa paciencia!”

Ya, pero los epítetos a Risco y a Moyano son de carácter racial; no aluden a la traición a su gente, como sí lo alude “kapo”, o “tio Tom”. Por lo tanto, tu ejemplo no cae dentro del caso que he planteado.

Si vas a contarme sobre tu lucha contra el racismo, Gustavo, te cuento que este espacio no se ha quedado atrás. Contra ninguna forma de racismo o discriminación.

4. “Cada vez que quiera opinar sobre tu proyecto de desprestigio contra la CVR lo haré directamente, descuida.”

Bingo.

Si quieres opinar sobre el tema, tendrás que entrarle a los argumentos y a las evidencias. Hasta ahora no lo has hecho. Has utilizado como excusa el antisemitismo para desprestigiar a un espacio del cual eres disidente.

(Sí, creo que haz mezclado las cosas, has reaccionado más de la cuenta, en forma desencaminada.

No tengo ningún problema con que te defiendas de Ricardo Álvarez, como no tuve ningún problema con que otra gente se defendiera de tus ataques cuando pertenecías al Gran Combo Club.)

5. Gustavo, ya, pues. Tú mismo acabas de referirte a un ataque contra ti que no ha sido publicado en el GCC. Para que alguna gente descalifique al GCC no es necesario que algún contribuyente escriba en el GCC.

[Este comentario (con algo más) puede verse también en este comentario]

Anónimo dijo...

En el GCC, en la página de autores dice:

Por ADMIN - Publicado el 06-01-2010
Página en construcción

A este paso, debería decir página en destrucción.

Anónimo dijo...

Rendón se altera porque no puede tolerar que lo hayan puesto en evidencia en el blog de Gonzalo Gamio. Señores, no pierdan su tiempo discutiendo con Rendón. El mismo se ha encargado de perder la poca credibilidad que le quedaba adoptando a su impresentable sidekick.

Anónimo dijo...

Curioso. Todos acá citan como ejemplo de bajeza bloggera a sifuentes y meléndez. Nadie dice que el primero que introdujo la adjetivación ofensiva contra el interlocutor fue faverón. Son famosos sus post de insultos pretendidamente cultos y divertidos en que ataca a las personas por carecer de una cualidad que, para él, los hace humanos y que él da y quita a capricho: la inteligencia. Cuando no tienen !inteligencia! se es cuadrumano, imbécil, etc, etc. Miren que fácil se puede ser basureador y perdonavidas sin ser Melendez o SIfuentes

Anónimo dijo...

gracias por el post, concuerdo con lo q usted señala, slds,
R

Julian dijo...

Leia el GCC sobre todo por los articulos de Rendon. Su critica de la CVR aunque controversial me parecia muy importante. Sin embargo despues de leerme todo su duelo con los exCVR por la cuestion de las cifras, estoy convencido de que Rendon no sabia de que hablaba y estaba tratando de enredar a todo el mundo hablando en dificil. Lo mismo paso con sus posts sobre los costos de la CVR, los cuales otros colaboradores del GCC pusieron en evidencia.

Que Rendon haya incluido y defienda a un sujeto como Alvarez, obligando a colaboradores de la talla de Salas y Gamio a renunciar, solo termina de confirmar que el GCC es la ultima adicion a la lista de blogs basura.

Anónimo dijo...

Preguntémosle sobre racismo a los israelíes, a ver qué tienen para decirnos sobre los palestinos.

Hector dijo...

Hola Gustavo,

Disculpa por hacer una pregunta que no está directamente relacionada con el tema. ¿Alemania permite la agrupación de neonazis?

Quiero saber hasta dónde el liberalismo puede tolerar manifestaciones anti-liberales.

Cordiales saludos,

Héctor

Eloy dijo...

Yo, a diferencia, de lo que manifiesta un comentarista anónimo que sólo pone R; no concuerdo con lo que usted señala en este post.

Eduardo Gonzalez dijo...

Hector, no: en los paises del centro de Europa, asi como en Francia y Canada, el nazismo y negacionismo historico son penados por la ley. Hay varios casos celebres de negacionistas y propagandistas neonazis que han sido condenados a penas de carcel.

En Estados Unidos, cuya tradicion juridica valora mas la libertad de expresion, se permite incluso la propaganda del odio racial. No es ilegal, por ejemplo, pertenecer al Ku Klux Klan u organizar manifestaciones antisemitas. Lo que es ilegal y castigado civil y penalmente es difamar o llamar a cometer actos de violencia contra una persona.

Anónimo dijo...

Gracias, Eduardo.