24.4.10

Boutade fotográfica, 1

Borges en... ¿La Biela? (No, no es La Biela)

El documento gráfico que presentamos es la prueba innegable (que nadie andaba buscando) de que el maestro argentino era ciego.

¿De qué otra manera se explicarían las siguientes verdades inobjetables?:

1. Por salir apresuradamente de casa no notó que en vez de llevar el bastón, cogió el látigo de alguna doncella-dominatrix.

2.Es claro que los dependientes del café están lanzando todas las indirectas posibles para que el cliente abandone el local (nóteses el apilamiento de sillas por todas partes y la puerta discretamente entreabierta hacia afuera). Y el cliente no percibe ninguna.

3. La cara de profunda decepción de la señorita de la minifalda y las botas blancas: Borges ha permanecido evidentemente ajeno a sus encantos. Asimismo, Borges no percibe que son los años 70s (o son los 80s y la que no percibe el paso del tiempo es la señorita).


4. Es notorio que Borges cree estar posando para un retrato de frente cuando el fotógrafo está a un costado de la barra. Quizá incluso piense que el escenario es la Biblioteca Nacional.

Lo único que me sigue intrigando es para qué lleva Borges consigo, en el bolsillo de su saco, un lápiz Mongol No. 2 amarillo con borrador rojo y por qué el lápiz está mordido en ambos extremos. (Puente Aéreo tiene su propio programa de magnificación de imágenes, en caso se pregunten como estoy tan convencido del dato).

¿Alguien tiene alguna teoría?

..

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Sospecho que hay una conexión interesante entre el lápiz mordisqueado y el instrumento de la doncella-dominatrix.

La mujer de la foto -que por cierto tiene un aire a Maria Schneider circa 1972- creo que está tan perdida en su último tango que ni le viene ni le va si el hombre mayor sentado en la barra registra sus encantos.

--These boots are made for walking

Anónimo dijo...

Corrección de la Boots astigmática: Más que barra parece mesa alta. También necesito magnificador.

Marcelo dijo...

Borges se toma una venganza poética en nombre de todos los hombres. O acaso las mujeres cuando un tipo no les interesa no parecen ciegas?
Siempre me llamó la atención eso que revela -contrariamente a lo pretendido nuestra presencia-
Llegué a aquí gracias a Lena Airlines.

Anónimo dijo...

se parece a la actriz de una pelicula de lombardi, no recuerdo su nombre

zeta dijo...

Antes de leer, pensé: «qué bastón tan interesante...». Por lo menos, me interesa más ahora el detalle de la dominación. Quizá el lápiz es algún amuleto personal o simplemente acabó en su bolsillo por el mismo motivo del látigo. No hay fotos de Borges mordiendo cosas, ¿o sí?

Anónimo dijo...

1) En realidad el cafe esta abriendo, no cerrando. La luz de la calle es natural.

2) Salvo que Borges este poseido al igual que la niña de El exorcista, es humanamente imposible voltear el cuello para ver a la señorita.

3)La señorita es profundamente ignorante, pues no sabe que Borges esta sentado frente a ella y ella, mirando el vacio. Es mas ciega que el.

Anónimo dijo...

Ya sabía que “la escena del fondo” era de una película y en efecto creo que como lo dice un comment aquí, la cosa iría con “el último tango de Borges” (un chiste malo, je je je). La idea de base me agrada pero percibo dos rasgos que podrían ser objetables: ligeramente kitsch por un lado; levemente imperfecta la perspectiva en el montaje, por otro.
PIRULO

El Gaucho Santillán dijo...

Es una foto para una entrevista que dio Borges, a principio de los 70 (La revista "Gente", me parece)

La mujer debe ser la sistente de Borges. Kodama todavìa no estaba.

Borges adjetivaba demasiado como prosista. Como poeta es mejor.

Y nunca pude entender, como una persona que tenìa menos ideas polìticas que una señora gorda oligarca, haya podido escribir "Civilizaciòn o barbarie".

"....èse ìntimo puñal...."

En fin. Se dejò condecorar por Pinochet, pero escribìa bien.

Saludos

Fernando dijo...

más sobre borges. un documento invalorable...

http://www.youtube.com/watch?v=PFNjnlao0-8

Juan Murillo dijo...

Claramente la señorita el Helena Bonham Carter y el que se esconde detrás de la cabeza de Borges y quien sólo se le ve un brazo no puede ser otro que Pierre Menard. Es una foto concepto para el nuevo proyecto de Tim Burton.

Mirko dijo...

Me sorprende que no se haya captado la clave esotérica o pentecolstalista del candelabro eléctrico sobre la cabeza de J.L.B.

Anónimo dijo...

Ignorantes:

Esa foto es un montaje creado por la Sociedad Bojórquez. La Sociedad Bojórquez fue instituida -si se puede decir eso de algo que no es más que una gran broma- para parodiar a la real y solemne Sociedad Borges, y fue idea de un grupo de escritores centroamericanos, noventeros, que buscaban -buscan- reemplazar la figura de Borges en el imaginario intelectual por la figura de Carpentier. Ese montaje fue dado a conocer en 1998 por un infiltrado en la segunda reunión anual de la Sociedad Borges, realizada en Uruguay ese año, con el propósito único de romperles la cabeza a los miembros de la Sociedad, quienes, como se esperaba, no pudieron dejar de encontrar guiños, acertijos, una rica simbología en aquella foto inédita. Cinco años después, en otra reunión de la Sociedad Borges, otro infiltrado reveló que todo era un montaje, y esa fue la última reunión conocida de la Sociedad Borges. Se dice que aún se congregan, pero ahora solo cada dos años y siempre en Viena.

Anónimo dijo...

Al anónimo que NOS califica de ignorantes por el simple hecho de no saber una vaina que sucedió en la cultísima Centroamérica, le devuelvo el tiro como buen anticristiano que se resiste a poner la otra mejilla para que le caiga gratis un segundo coñazo: ¿Cómo se llamaba la cuñadita preferida de Napoleón, la hermana menor de Josefina? ¡IGNORANTE!, se llamaba Madeleine. De Borges y Carpentier me acuerdo que éste requintaba de Borges diciendo que era tan cavernario como Dalí pero que al menos Dalí era gracioso mientras que Borges carecía de toda gracia y era un plomazo inaguantable como persona. Al parecer la ignorada secta de los cultísimos centroamericanos se tragó con fe religiosa esta suerte de hostia carpenteriana.
PIRULO

Anónimo dijo...

Aclaracion: los lapices Mongol No.2 jamas llevan el borrador de color ROJO, sino marron tenue o de un tono marron aladrillado. Faveron mas rigurosidad por favor!!

PD. en todo caso puede que sea un lapiz marca Hello Kitty

Anónimo dijo...

Habria que ser más preciso para que los comentarios del lápiz tengan posbilidad de ser graciosos,
primero la señorita no tiene ninguna minifalda, sinó un abrigo blanco que le cubre parte de las piernas, este abrigo bien podria ser de material sintético, por el resto de la indumentaria se ve que no son costosos.

La foto es de una ciudad anglofona, cuando se lee el cartel que trasluce la ventana se lee claramente DRUGSTORE. Es imposible que Borges estando fuera de su pasi siga pensando que se encuentra en la Biblioteca Nacional.

Es imposible observar ambos extremos del objeto alargado, la parte inferior está obviamente cubierta por el bolsillo del saco y la parte superior esta cubierta por la solapa, ni siquiera me atreveria a afiramar que se trata de un lapiz.

Juaneco

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pero qué flata de imaginación, Juaneco. Es Borges en el swinging London. No es un lápiz, como creí a primera vista: es la cadena del prendedor de solapa que lleva Borges en el saco.