7.4.11

De Villarán a Humala

La izquierda: de la modernidad a las cavernas en seis meses

Algo tiene de novela de Agatha Christie, algo de misterio de Chesterton: en una cena hay un cierto número de invitados, cada cual asociado con un cierto pecado y entre todos ellos hay que decidir quién es --como dirían Hercules Poirot o el padre Brown-- "our man".

Un filósofo afirmó (y Borges lo parafrasea y yo parafraseo a Borges) que cualquier persona que pensara siempre constantemente en un solo rasgo de un solo objeto no podría nunca entender el objeto todo y acabaría por perder la razón. Déjenme ser esa persona.

Cuando el objeto es Pedro Pablo Kuczynski, pienso en una afirmación violentamente racista que no sólo dijo y leyó en público sino que además colgó en la página oficial de la Presidencia del Consejo de Ministros, para retirarla sólo cuando las críticas empezaron a llegar.

Cuando pienso en Keiko Sofía Fujimori, pienso en una banda millonaria de ladrones y asesinos orquestada al amparo de su padre y en cómo nada en la hija reniega del pasado del padre, y en cómo ni siquiera la victimización de su propia madre la disuadió de construir una vida con dinero robado a los pobres del Perú.

Cuando pienso en Ollanta Humala pienso en las oscuridades de su discurso autoritario, violentista y fascistoide de hace apenas diez años, en cómo lo ha camuflado hasta el servilismo y la pantomima para satisfacer a la izquierda tradicional y no espantar demasiado a los burgueses, y en cómo muchos de ellos hoy mismo empiezan a fingir que creen en la piel del cordero con tal de participar aunque sea mínimamente de su éxito.

Cuando pienso en Luis Castañeda, recuerdo un solo dato: un informe televisivo del programa de Chichi Valenzuela acerca de las decenas de individuos con antecedentes penales que Castañeda trajo consigo como funcionarios a la Municipalidad de Lima: la ciudad ha sido el botín y también el escenario para fingir productividad, aunque el hombre ahora pierda apoyo popular, no por sus pecados sino por su nulo atractivo personal.

Yo no he tenido dudas en ningún momento: creo estar bastante más a la izquierda que Alejandro Toledo, pero creo que es el único político peruano activo que ha demostrado un cierto grado de capacidad para conducir el ejecutivo, acaso sin luces extraordinarias, pero con cierto sentido común, sin mucha paciencia para los corruptos organizados, sin introducir mayores distrofias en un curso de consolidación macroenomica: el más potable presidente del Perú desde que yo tengo consciencia, el único de los que gobernaron un periodo regular completo que no le causa a uno vergüenza, salvo que uno valore más los buenos modales de mesa y las buenas costumbres de bar que la construcción de una economía y su  impulso constructivo.

Los pecados de Toledo: desaprovechar las necesarias oportunidades de transformación social, de rederivación de la riqueza y de acción y promoción cultural. ¿Es muy tarde para que lo haga? Obviamente no. Que unos voten por Kuczynski porque se les parece más es vergonzoso (tan vergonzoso, por cierto, como votar contra Humala por puro miedo al otro lado de lo peruano). Elegir a Kuczynski sobre Toledo basados únicamente en trivialidades, exteriores y apariencias es también estúpido y riesgoso.

Sin embargo, de todos los rumbos y motivos que mueven a los votantes en estas elecciones, el más penoso me parece el de la gente a la que siento un poco más cercana a mí: la izquierda, que se cobija bajo el ala de un autoritario apenas disfrazado, como Humala. La misma izquierda que hace sólo unos meses celebraba su mágica modernización con la victoria municipal de Susana Villarán, y que ahora está dispuesta a retornar a las cavernas, renunciando a su rol en el debate ideológico, y que, en el colmo de lo pusilánime, quiere culpar a la derecha de su propio voto por Humala: la derecha que no ha sabido interpretar el sentimiento popular, la desolación popular. La izquierda le critica a la derecha por no comportarse como izquierda, por no haber hecho el trabajo que la izquierda debería hacer.

Pregunto: ¿cómo ha interpretado la izquierda ese sentimiento y esa desolación? ¿Qué alternativa le ha dado la izquierda verdadera al pueblo peruano? Ninguna, eso está más claro que el agua. Y ahora, luego de generar ese vacío miserable, la izquierda se apresta a celebrar a su nuevo mesías, su nuevo caudillo, a levantarlo en hombros y fingir que vota por Humala porque comparte el sentir de los más pobres y los más marginados. No comparten nada de eso. ¿Compartirán el gobierno de Humala en el caso, todavía improbable, de que Humala llegue a Palacio?

Eso quisieran, pero es dudoso: lo más probable es que se pasen una década más de fujimorismo infame rasgándose las vestiduras, diciendo que ellos no tuvieron la culpa de nada. Bien por ellos: ese es el papel que mejor conocen.

...

17 comentarios:

Anónimo dijo...

pocas veces tan de acuerdo...

Anónimo dijo...

"es el único político peruano activo que ha demostrado un cierto grado de capacidad para conducir el ejecutivo, acaso sin luces extraordinarias, pero con cierto sentido común,"

Lo que yo vi fue un sillón presidencial vacío. Lo único que Toledo no pudo delegar fue los escándalos que él mismo provocaba.

Fred Borbor dijo...

Tal como siempre lo han dicho (aunque la mayoría va a decir nunca lo hicieron): "salvo el poder, todo es ilusión".

White Whale dijo...

HUMALA: ¿Y qué hay de malo con que lea en el debate? Si igual ya pasé a la segunda ronda.
KEIKO: Por mí que se maten, que se repartan los votos Toledo, PPK y Castañeda y soy fija para el balotaje.
TOLEDO: ¡Al Perú no lo para nadie...! excepto los peruanos.
CASTAÑEDA: ¡No me retiro y no me retiro! Si no paso yo, ustedes dos tampoco.
ELECTOR: De tin marin, de do pingüé...

White Whale dijo...

HUMALA: ¿Y qué tiene de malo que lea en el debate¿ Si igual ya pasé a la segunda vuelta.
KEIKO: Por mí que se maten, que se repartan los votos Toledo y PPK y soy fija en el balotaje.
TOLEDO: ¡Al Perú no lo para nadie...! excepto los peruanos.
PPK: You indians must understand that I'm the best option, or else fuck yourselves!
CASTAÑEDA: ¡No me retiro y no me retiro! Si yo paso, ustedes dos tampoco.
ELECTOR: De tin marin, de do pingüé...

Sebastián dijo...

El modelo autoritario de Ollanta es, lamentablemente, lo que muchos peruanos sienten que es necesario para estar mejor. Concuerdo con que Toledo es aquello que garantiza que nos gobernará sin mucho sobresalto, y tiene errores por corregir. Escribo desde Arequipa, y viendo que el mitin de Humala cierra hoy, coincidiendo con la indignación general por los 3 muertos en las protestas actuales, no es difícil imaginar que hoy el Comandante tiene la mesa servida y va a arrasar en los votos. La izquierda en las masas acaba por no pasar de una palabrita: los sentimientos que están respirándose acá son de indignación, de ira, de voto en contra, y otra palabrita más: antisistema. Qué más se puede hacer si el sistema ignora a aquellos que debería cuidar?

Anónimo dijo...

Nunca antes se ha visto un panorama tan desolador, como este en el cual seguramente se definirá al próximo presidente entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori. Somos un país tercermundista que prefiere seguir siéndolo: dicen que el tigre solo retrocede pata saltar, nosotros hemos saltado para retroceder. Lo peor de todo es que no se nos impone este retroceso: lo estamos eligiendo. Tal vez si la distribución de la riqueza hubiera sido más equitativa en este gobierno, no existiera Humala más que para un porcentaje insignificante. Tal vez si un sector de la juventud no estuviera tan embrutecida por los medios, no votarían por Kuczynski por el hecho de tener un cuy muy simpático como mascota. Pero no hay remedio, y no lo digo porque faltando dos días ya no hay posibilidades de revertir las tendencias, me refiero al largo plazo: Ollanta presidente o Keiko presidente, da igual: más ignorancia, menos conciencia cívica, más autoritarismo. Este es el triunfo del egoísmo y la egolatría de ciertos candidatos. La sublimación de la inconsecuencia.

Romy dijo...

Apreciado señor Faverón:
Mi nombre es Rossina Acevedo Zárate y soy coordinadora de la 3era Feria del Libro Zona Huancayo que se desarrollará del 22 de junio al 3 de julio. Este es un evento importante en nuestra región en el que venimos trabajando estudiantes, artistas, intelectuales, escritores, para poder consolidarlo como un evento de renombre internacional.

Es por esto, y a nombre de toda nuestra comunidad, que nos atrevemos a invitarlo para que nos acompañe en la feria y presentar su libro: "El Anticuario". Creemos que su presencia garantizará el éxito y los objetivos de la Feria del Libro Zona Huancayo (FELIZH).

Estaremos a la espera de su amable respuesta.
Contactos:
romy---@hotmail.com
jairperezb@gmail.com

Rafael dijo...

Totalmente de acuerdo

Anónimo dijo...

la culpa de esto la tienen: los partidos de centro derecha, derecha y peores, por no entender que no pueden fomentar un sistema de acumulación de riqueza, sin pensar en solucionar los problemas de las mayorías; los idiotas partidos, microorganizaciones y grupuchos de izquierda por nunca haber estado a la altura del reto de pensar más allá de sus panfleto ideológico y sus morisquetas con ongs.

Anónimo dijo...

Nada bueno sale de los cuarteles. Que la izquierda apoye a Humala, como enmascaradamente defiende a un matón como Chávez, es una verdadera pena. Pero como dice Cotler, si Humala llega al poder, va a tener que gobernar en base a pactos, lo que limitará bastante su campo de acción (a diferencia de Chávez, que llegó al poder con más del 50% de los votos, creo).

Tampoco creo, lamentablemente, en un término como "modernización" para la izquierda. En la realidad, es un término que les gusta mucho a los neo-liberales, para celebrar a todos aquellos que ya no son de izquierda, sino que saltaron a la derecha con el pretexto de que los tiempos han cambiado dramáticamente (hasta donde sé, en el mundo todavía hay mucha injusticia, y el capitalismo, más agresivo que nunca, hoy destruye con más violencia la naturaleza). El mundo ha visto el triste espectáculo del izquierdista más "moderno" y famoso -Tony Blair- socio del trío maligno en la invasión injustificada y criminal de Iraq.

En el contexto peruano, elegir a Toledo sería elegir al menos malo. Una tragedia.

Carlos Martin dijo...

Mi objetivo es que no llegue Keiko a segunda vuelta con el ya seguro Humala, en este contexto podemos ver que la tendencia estadística hace que PPK pase a Toledo, tal como lo demuestran las encuestas de ayer jueves 7 publicadas por la agencia Reuters: http://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTASIE7360I220110407
Solo queda traspasar un voto democrático a otro... Toledo está bajando, a horas de las elecciones solo queda convencer a los Toledistas a migrar su voto hacia PPK.

Anónimo dijo...

...pero Gustavo criticas ala izquierda peruana( existe?), por no asumir su papel en el mundo de la realpolitik y acaso esa no es una forma tambien de lavarse las manos,o es que ya no te acuerdas que en plena campaña electoral donde era importante una voz critica desde la intelectualidad , tu y tus amigos los "poetas" se la pasaron arañandose virtualmente, de si tu me dijiste o no me dijiste, de por que estas y no estoy...y recien vienes ahora con una critica a medias tintas, a media caña y a favor de Toledo,si ese señor que no quizo reconocer a su hija( eres padre no?),aquel que continuo profundizando el neoliberalismo salvaje( AREQUIPAZO, te suena)...el frivolo corruptible, aquel que dejo de lado la educacion( y tus post anterirores, los hicistes tu?)...,et,etc,etc..
en fin a estas alturas votar por Humala o Toledo da lo mismo...creo que mejor sigue posteando sobre el plan lector, ahi se te ve mejor.....

Anónimo dijo...

Coincido con lo de la critica a la izquierda, pero la centro-derecha tiene tambien lo suyo. Castaneda y Toledo saben que estan detras de PPCuy, y aun asi no quieren declinar: perfecta radiografia de la centro-derecha peruana, descompuesta y atomizada en su mezquino interes individual. Por su parte, Humala y Keiko no son la izquierda, sino un par de conservadores autoritarios, pero que captan el voto popular, que es un voto de rechazo a un "crecimiento macroeconomico" del que no son parte. Para estos sectores el chorreo es mas bien el choleo del choreo, la viveza criolla y la exclusion. Dadas las circunstancias, no queda mas remedio que votar por Humala como el mal menor, pero dispuestos a protestar ante el minimo intento de su parte por implementar una dictadura estatista. (Protestar contra Keiko sera mas dificil si Montesinos sigue controlando el SIN)

Anónimo dijo...

Toledo es una persona debil: Incapaz de controla a sus hermanos, incapaz de controlar a su esposa, incapaz de abstenerse del alcohol, incapaz de reconocer a su hija hasta que la prueba de ADN lo forzo.

Huamala es un resentido social, que no entiende como se genera y distribuye la riqueza. Pero no es titere y tiene un nacionalismo que es necesario en estos tiempos en que la corrupcion campea y se vende las riquezas naturales como se venden calzones en la parada.

Anónimo dijo...

Ni SIDA ni cáncer. Ni Keyko ni Humala. Y la única opción posible para evitar la triste encrucijada es PPK, no necesariamente por ser mejor opción que Toledo, sino porque las estadísticas nos dicen que es quien más cerca está de evitar ese desolador panorama.
Ver los últimos sondeos:
http://www.elmundo.es/america/2011/04/10/noticias/1302398727.html

Amazilia Alba dijo...

"Pedro Pablo Kuczynski, pienso en una afirmación violentamente racista que no sólo dijo y leyó en público sino que además colgó en la página oficial de la Presidencia del Consejo de Ministros"
Cual fue esta afirmacion? seria la de que les faltaba oxigeno o algo asi?
Bueno demostro su racismo una vez mas al no hacer un llamado a la cordura y respeto democratico, a sus seguidores en el tsunami racista que se desato en Facebook. Y ese es supuestamente el que representa a 60% del electorado de San Isidro.