3.6.11

La fujimorización

Y por qué está en todas partes

Queremos suponer que la "fujimorización" del Perú es una suerte de enfermedad que sólo afecta, de manera específica, a quienes desperdician la posibilidad democratica votando por el fujimorismo. Lamentablemente, no es así. Lo que llamamos "fujimorización" no se circunscribe a los votantes fujimoristas; afecta a los peruanos mucho más allá de ese límite. La manera más discreta y breve de descrfibir la "fujimorización" es señalarla como un proceso de pérdida de vergüenza ante los hechos que más obviamente deberían avergonzarnos.

Antes de la primera elección de Alberto Fujimori, en 1990, los peruanos les pedíamos a nuestros políticos un cierto grado de decencia. Nada extremo: la política siempre ha perdonado demasiado. Pero no elegíamos gobernantes que fueran evidentemente vergonzosos o vergonzantes; si resultaban serlo, eso lo descubríamos en algún momento de los siguientes años, no durante el tiempo de sus candidaturas. O se trataba de gobernantes arribados a una posición de poder por la fuerza de las armas, la manipulación, los juegos de influencia; no convertíamos alegremente en dignatarios a los maleantes por voto popular.

Hoy, Keiko Fujimori puede decir en un débate público que "la mayoría" de sus asesores "son intachables" y eso no ocasiona un escarnio multitudinario. Unos observamos el lapsus de mediana transparencia; otros, le critican la falta de tino para expresarse; otros, una gran parte, no se fijan, no ven nada extraño. La verdad es que a Keiko Fujimori le basta con decir que un cierto asesor no ha sido condenado para volverlo viable. "Intachable", en la lengua del fujimorismo, es un adjetivo que puede designar a alguien que escapó de la justicia por un pelo. Para hacer política en el Perú con aire de legitimidad basta con estar fuera de la cárcel. Y, como sabemos, ni siquiera esa es una condición necesaria.

Pero la "fujimorización" va más allá. Los peruanos hemos aprendido a convivir con muchas más cosas. Un cardenal puede ridiculizar la democracia y los derechos humanos, y servir descaradamente a los afanes políticos de una banda inmoral, sin que eso socave su posición como jefe de la Iglesia en el Perú. Puede perseguir a una universidad, instrumentalizando a la justicia con la ayuda de sus aliados autoritarios, sin que el asunto sea entendido como una afrenta contra la libertad de pensamiento y como una humillación contra la moral cristiana.

Los periodistas pueden torcer cualquier verdad sin esperar que su deshonestidad les acarre un castigo de ninguna especie. Los dueños de un medio de comunicación pueden adelantarse a la cooptación de la futura dictadura y obsequiársele de cuerpo y alma aun antes de que el régimen sea nuevamente realidad. Un enorme sector del país cierra los ojos voluntariamente ante la evidencia de esa vileza y olvida cualquier estándar ético o moral: hasta que pasen las elecciones y se aseguren cinco años de un modelo económico que les permita vivir sin mirar alrededor, están dispuestos a colocar sus principios (incluso si esos principios son fingidos y superficiales) en la congeladora.

El otro vector de la "fujimorización" es la estupidez. Lamentablemente, ella atañe también a muchos de quienes se oponen al regreso del fujimorismo. Gran parte de la oposición (porque, en la práctica, quien se enfrenta al fujimorismo en el Perú ya está en la oposición) ha olvidado que la defensa de la moral nacional no es una bandera ridícula. Tras años de llamar, despectivamente, "moralistas", a cualquiera que propusiera unas formas de convivencia no sólo legal sino realmente civilizada, ahora les es totalmente ajena la noción de defender la legalidad en nombre de la ética y la moral.

Una parte de eso la he visto yo de cerca: la blogósfera, por ejemplo, fue capturada hace años por una parvada de tontos disfuncionales a los que la propuesta de cualquier norma de respeto mutuo les parecía "autocrática" o "autoritaria". En la práctica, instituyeron un espacio en el que la pose de defensa democrática conviviía con todas las formas imaginables de desprecio por el otro, desde la campaña de desprestigio hasta la irrupción en la privacidad ajena, desde el chantaje hasta la censura a quienquiera que se atreviera a responder. A cambio de columnas en diarios que hoy son poco menos que voceros del fujimorismo, o de cachuelos payasescos en programas de televisión, esos bloggers convirtieron un espacio potencial de respuesta al fujimorismo en uno más de sus frutos. Basta ver la manera en que tratan la coyuntura actual, como si las elecciones de este domingo fueran un partido de fútbol o el siguiente número de un cómic.

La "fujimorización" de la sociedad peruana es la que convierte a mediocres en estrellas. Está en la televisión de Lúcar, de Pérez Luna, de Magaly Medina, de Bayly, de Beto Ortiz, de Aldo Miyashiro. No importa si circunstancialmente alguna de esas personas está en favor o en contra del fujimorismo: sus vaivenes y sus zigzagueos son el fruto de la perversa educación en la banalidad que inició Alan García en 1990 y que prolongaron e hicieron costumbre Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, Martha Chávez, Luz Salgado, Luis Delgado Aparicio, Jorge Trelles, Martha Hildebrandt, Luisa María Cuculiza, etc., la misma que hoy representa Keiko Fujimori.

Es irónico: uno ve las columnas publicadas por los bloggers de mentalidad infantil, los libros escritos por los novelistas del fast-food a destajo, los programas de televisión que engendra tanto payaso bidimensional, y luego uno ve a Keiko Fujimori como candidata presidencial, y uno se da cuenta de que todo es lo mismo: por encima de cualquier otra cosa, es la desvergüenza de la idiotez, la admiración por la mediocridad, la insólita y orgullosa victoria de la inpacapacidad de reflexión.

Más allá de que este domingo gane Ollanta Humala o gane Keiko Fujimori, el hecho de que no haya ningún partido político real y suficiente detrás de ninguno (ni detrás de ninguno de los candidatos que quedaron en la carrera) ya es una victoria de la "fujimorización".

Obviamente, será peor si además gana el fujimorismo. Pero sería un gran error creer que el fujimorismo político es el único rival. El proceso de pérdida de la vergüenza y de pérdida del orgullo, el proceso de creciente desamor por la inteligencia y por la actividad intelectual, el proceso de desvanecimiento de los límites éticos y de la conducta moral, todo eso a lo que llamamos "fujimorización", sigue adelante, y es el rival trascendente, el que deberemos derrotar, sin importar cuál sea el resultado de la elección.

La sola coyuntura de elegir entre dos opciones y que una sea una mafia, y que esa mafia tenga el apoyo de millones de peruanos, ya es una derrota, de la que tendremos que resarcirnos pronto si queremos ser un país viable.


...

18 comentarios:

Ernesto Gianoli dijo...

Totalmente de acuerdo con el análisis. También creo que se podría intentar ir más allá del diagnóstico y preguntarse por la causa. ¿Qué hace que los anti-valores se impongan sobre los valores en las mentes de estas personas que legitiman el fujimorismo? Es tentador caer en el facilismo de hablar de mentes simples, precarias o manipulables. Pero con ese argumento no explicamos por qué la moneda cae del lado abyecto, por qué no se puede convencer a esas mismas mentes de lo contrario, porque no se les puede reclutar a lo no-criminal, a la cultura, al respeto a la opinión del otro. No tengo la respuesta, pero creo que esa es la tarea: entender.

Anónimo dijo...

Humala representa demasiada incertidumbre - lo siento, mi apetito por el riesgo no me da para tanto. Keiko en mi balanza es el mal menor en este momento. Y me parece tambien que podria ser mas facil de controlar a traves de la sociedad civil que Humala.

Félix Reátegui dijo...

A estas alturas, no viene al caso tratar de convencer a nadie de nada, pero sí me parece que el comentarista anónimo está en un error: un gobierno de Fujimori contaría con el respaldo y el aplauso de todos los poderes "realmente existentes": el mundo empresarial y los grandes medios de comunicación. Ya desde antes de que haya sido electa se han involucrado completamente en su campaña. Cada atropello del fujimorismo sería silenciado o justificado por ellos. Creo que eso es fácil de intuir. Un Humala presidente gobernaría desde el primer día sometido a una vigilancia incluso sofocante --y tal vez bajo amenazas de desestabilización desde arriba-- de todos esos mismos poderes reales, sin contar con que no tiene fuerza en el Congreso para hacer los cambios que desee.

Strummer dijo...

Sobre tu cita (ver abajo) me parece que es un poco excesiva y demasiado delimitada al Peru cuando facilmente podemos ver en la television por Cable noticias y fascinacion por Paris Hilton, un grupo de mediocres como los chicos de Jersey Shore en MTV que ahora son los reyes del rating en EEUU, u otros realities donde la gente busca fama desesperadamente sometiendose a las humillaciones mas ridiculas. Entonces, pareciera que este fenomeno es mas mundial que local y venir de antes, por lo que llamarla solo "fujimorizacion" como que no seria tan exacto. Lady Gaga creo que daria una pista mas cercana cuando decia que "Ahora todo el mundo quiere ver la decadencia de las superestrellas ]..] No es esta la época en la que vivimos? Queremos ver como la gente pierde todo lo que tiene". Y yo creo que este proceso de desmitificacion de los valores o los referentes (role models) viene mas bien de las epocas en que la cultura del espectaculo, con el inicio del Punk, empezo a igualar la habilidad del espectador con la del performer (lemas del Do It Yourself, de las vestimentas arapientas y aceptacion de lo iconoclasta por ser tan individualistamente iconoclasta). En fin, la idea no es mia, algo asi les lei al respecto a Oscar Malca o a Pedro Cornejo Guinassi cuando hablaban de musica (e interpretaba a Guy Debord). No se si se extrapolara a la literatura, television o politica


Cita:
"La "fujimorización" de la sociedad peruana es la que convierte a mediocres en estrellas....
Es irónico: uno ve las columnas publicadas por los bloggers de mentalidad infantil, los libros escritos por los novelistas del fast-food a destajo, los programas de televisión que engendra tanto payaso bidimensional, y luego uno ve a Keiko Fujimori como candidata presidencial, y uno se da cuenta de que todo es lo mismo: por encima de cualquier otra cosa, es la desvergüenza de la idiotez, la admiración por la mediocridad, la insólita y orgullosa victoria de la inpacapacidad de reflexión."

Anónimo dijo...

Esta es una noticia de último minuto de la agencia EFE:

"La última encuesta conocida este sábado en Lima, a pocas horas de que se celebre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, dio a Ollanta Humala una ventaja de 3,4 puntos porcentuales en intención de voto, superior al margen de error estadístico.
El sondeo, de la empresa Ipsos-Apoyo fue realizado este mismo sábado y encuestó a 4.000 personas, cifrando el apoyo para el nacionalista en 46,8 por ciento, frente al 43,4 de su rival.

En votos válidos, es decir, descontando los blancos y nulos (opción por la que se inclina un 9,8 por ciento de los encuestados), la ventaja quedaría así: 51,9 para Ollanta Humala y 48,1 para la congresista.

Según el somero análisis de la empresa, el repunte de Humala se habría producido en los últimos tres o cuatro días, dato en lo que parecen coincidir con otras empresas de la competencia.

En Perú está prohibida la difusión pública de encuestas desde seis días antes de las elecciones, pero es habitual que empresas privadas contraten encuestas para su consumo interno, y muchas veces se filtran a los medios de comunicación.

Mañana serán los cerca de 20 millones de electores peruanos los que tendrán la última palabra sobre esta situación de incertidumbre, con unos pronósticos ajustados como nunca se había visto en la historia de país vecino."

Todos a votar por Ollanta y a defender el voto contra las pretensiones de fraude.

Wolvorine dijo...

Es patético ver como el Sr. Sifuentes se ha tenido que pasar toda la segunda vuelta haciéndose el cojudo y silbando bajito mientras sirve a la cloaca periodística que se ha convertido Peru21. Ya había demostrado inconsecuencia antes, cuando luego de indignarse por el despido de Rodrich del mismo diario, terminó aceptando, ipso facto, un trabajito de columnista. Eso me jode, porque si criticas a este Sr. su mancha de amigos en el twitter o el facebook salen en su defensa argollera. Por eso, como dices, se toma la elección como si fuera dos candidatos de la puta madre, pero es Keiko Fujimori!! Mientras el resto del periodismo consciente, responsable y digno hace rato tuvo que tomar distancia de esa candidatura impresentable, el Sr. se hace el loco. Es libre de hacerlo, ojo, pero eso no habla muy bien de él ni de su compromiso con los valores que debería defender.
He dicho.

Suscribo cada lìnea de esto:

"Una parte de eso la he visto yo de cerca: la blogósfera, por ejemplo, fue capturada hace años por una parvada de tontos disfuncionales a los que la propuesta de cualquier norma de respeto mutuo les parecía "autocrática" o "autoritaria". En la práctica, instituyeron un espacio en el que la pose de defensa democrática conviviía con todas las formas imaginables de desprecio por el otro, desde la campaña de desprestigio hasta la irrupción en la privacidad ajena, desde el chantaje hasta la censura a quienquiera que se atreviera a responder. A cambio de columnas en diarios que hoy son poco menos que voceros del fujimorismo, o de cachuelos payasescos en programas de televisión, esos bloggers convirtieron un espacio potencial de respuesta al fujimorismo en uno más de sus frutos. Basta ver la manera en que tratan la coyuntura actual, como si las elecciones de este domingo fueran un partido de fútbol o el siguiente número de un cómic."

Anónimo dijo...

En este foro militar se habla de una reunión de mandos militares para mañana:

http://www.defensa.pe/showthread.php?t=6096&page=283

Anónimo dijo...

Rabonas hamletianas

Phd de Azángaro, tránsfugas herzianos, académicos maromeros, monreros AM, cogoteros FM; mermeleros VIP, "analistas" aceitados, zonzólogos de polenda, sicarios telegénicos.

En fin, todos aquellos hijos de Dios que buscan los arduos frejoles y el apetecido plato de lentejas fajándose en las estaciones de radio, en la prensa escrita y/o en los canales y canalazos de televisión.

Rabonas del ajetreo político que el resultado electoral de la primera vuelta los ha sumergido en una profunda angustia hamletiana:

"Progresar" o ser unos "quedadazos"

That's the question que los mantiene las 24 horas del día lanzando la monedita al aire, adivinando 'cara' o 'sello' para mas atenuados tomar la madre de las decisiones:

Sacar la vuelta al sida y cáncer y dejar callado a mucho zapo envidioso que mete la nariz y la cuchara donde nadie lo llama.

Entonces, con brillo y solvencia, aparecer en el besamano del 6 de junio, claro, si la bendita monedita logra clasificarlos para la gran final de cinco prósperos largos años

Y de una vez dejar atrás el laberinto, la angustia, estreñimiento y sudación de estas últimas semanas que las pésimas maniobras, los horrorosos cálculos y la total falta de profesionalismo de las putas encuestadoras los ha metido.

Y este blanquirojo 28 de Julio, continuar con el progreso y prosperidad de quienes realmente sacan las uñas por el país y hoy se encuentran en la disyuntiva:

Si apoyan a Keiko y gana Ollanta:

¿Quién les garantiza viento en popa, 'lluvia de millones' o un faenón en la próxima cosecha..?

Y viceversa:

Si no joden a Ollanta y gana Keiko:

¿Quién les asegura paz y tranquilidad... con el grupo Colina redimido, rearmado, jactancioso y suelto en plaza?

That's the fucking problem...

De ahí el miedo espantoso que produce el cachaco Ollanta. Que ya instalado en Palacio un día cualquiera le entre la ventolera no sólo de creerse Robin Hood y en su enfermizo afán de ganar adherentes, no sólo tenga la desventura de ponerse obsequioso con los flojos y haraganes estancados en los muladares y la pobreza...

Y el militarote, muy generoso con lo que no le ha costado un pincho de esfuerzo construir, dé rienda suelta a manos llenas con el bienestar economico que pertenece a todos los peruanos.

No sólo eso sino, peor aún, el cachaco se haga el loco y cegado por la ambicion, 'cierre' con todo la ayuda a los emprendedores...Y de un sopapo acabe con la torta y la mermelada a lo largo del próximo quinquenio.

Arbitrariedad que de inmediato generaría un clima de incertidumbre en el país, alertaría a nuestros vecinos y pondría de vuelta y media a la Casa Blanca, algo realmente aterrador para los inversionistas foráneos, quienes, a la velocidad del rayo junto a nuestra diligente clase dirigente, se marcharían a Miami a enriquecer las arcas del tío Sam.

Cartago

Anónimo dijo...

Sentirse adyancente al poder, bisagras de cutras de 'altas cualidades', 'securities' de los que la llevan, chaveteros de los propietarios de medios de comunicación, orgullosos como Jaime Bayly de ser "amigo" de Ernesto Schutz, José Francisco Crousillat, Genaro Delgado Parke y Baruch Ivcher los empuja, motiva y 'realiza'...

No se obnubilan ni pestañean y al vuelo trepan a la combi asesina; sacan manteca, chochoca, se ganan; adulan por un sencillo, un puestito en el ministerio, un tarjetazo, un depa, una carcochita o un menú ejecutivo montado o 'a lo pobre' humm:

Algo que nivele el piso y las frustraciones, que los saque del cuadro, de la depre, porque hay que saber llegar tapándose la nariz o los ojos, para que siga la bola y no se vuelva a parar vaquirivá.


Muchos creían el ritual superado, falso. La realidad nos enrostra: como un desafio a la naturaleza, la mierda rebrota, trasmuta más curtida y con creces y un culo de eses.

"Dios me creó de sangre caliente y nervios, así como lo oyen. El tejido orgánico si es capaz de vida, debe reaccionar a cualquier excitación, y yo reacciono: Al dolor respondo con gritos y lágrimas; a la infamia, con indignación; a la villanía, con asco. A mi modo de ver, esto es, en realidad, lo que se llama vida. Cuanto más bajo es el organismo, menos sensible se muestra y más débilmente reacciona a la excitación; por el contrario, cuanto más elevado, tanto más sensible y enérgica es su reacción a la realidad".

Igual que el “loco”, Andrei Efímich, uno de los protagonistas de Sala Número Seis, de Antón Chejov, me indigna la infamia. Me repulsa la ingratitud, me da nausea la cobardía. Esos son los sentimientos que siento hoy que veo a mi patria con la mierda hasta el cuello.

Los vínculos con la corrupción fujimontesinista del Grupo El Comercio quedó al 'desnudo' nuevamente cuando para encubrir al gobierno del "socio" doctor García, la familia Miró Quesada despidió a un grupo de periodistas que se habían agenciado los "Petroaudios" que incriminaban al alto mando del Ejecutivo y a empresas del Grupo El Comercio, 'mar de fondo' que ahora ad portas de la segunda vuelta, explica la inmoral conducta.

La manipulación mediática de la DERECHA que hemos visto estos dias, es una antaña práctica de la oligarquía a la que históricamente recurrió y recurre en momentos "difíciles" como en la actualidad.

Cuando leo a algunos periodistas, no a todos afortunadamente, hablando sobre mendacidad, moral, deontología, axiología, ética, etc, me viene a la mente un comercial de la televisión alemana donde se ve a un egoísta disfrutando sólo en su inmensa piscina: nadando de frente, de costado y espalda, haciendo en una de sus zambullidas la "ballena", es decir, tragando abundante agua para luego en posición de "muertito", mirando al cielo, lanzarla por la boca hacia arriba emulando al inmenso cetáceo. El goce del nadador termina al escuchar el llamado del teléfono celular. Apurado nuestro campeón nada hecho un delfín de un borde al otro de la pileta y atiende el aparato: se trata de un mensaje "URGENTE" (un video); de inmediato el nadador presiona el botón correspondiente y ve en la pequeña pantalla del aparatito a un grupo de jóvenes orinando en la piscina en la que él ahora disfruta un chapuzón.

No se porqué, pero así veo a muchos periodistas de los distintos medios de comunicación, nadando a sus anchas y en múltiples estilos, zambulléndose como bufeos en la piscina contaminada de orines de los propietarios, y haciendo, nobles de profesión, interminablemente la "ballena" una y otra vez.

Cartago

Anónimo dijo...

El doctor García cuenta con una gama amplia de Frankensteins ‘reciclados’, personajillos que le deben todo: Javier Valle Riestra y Hernán Garrido Lecca, por ejemplo, concluido la hecatombe 85/90 exigieron en los medios de comunicación y en el CEN de Partido aprista, la EXPULSION de Alan García del APRA por delincuente. Ambos altos dirigentes del Partido querían desaparecer a Alan García de la faz de la tierra por haber sido un pésimo presidente del Perú y "arrancarlo", -prometían- de la memoria de la Casa del Pueblo. Javier y Hernán tuvieron la brillante idea de colectar firmas en calles, plazas y mercados para presionar a la INTERPOL y proceder a la extradición de García Pérez para encarcelarlo en Lurigancho por sus robos y fechorías.

Las fracasadas piruetas del prófugo ex dictador japonés Alberto Fujimori se estrelló de cara en Santiago de Chile, sirvió para conocer en detalle las 'artes' y compromiso de Valle Riestra: donde quiera lo dejaran abrir la boca, el 'tribuno' no dejó de presionar a la Justicia chilena asegurando que "Fujimori NO sería extraditado". Otro "cachuelito" que le dio la corrupción a Valle Riestra fue defender a los mafiosos hermanos Wolfenson. Otra más, el ‘tribuno’ en más de una oportunidad públicamente amenazó meter a la cárcel a la jueza anticorrupción Inés Villa Bonilla si no cesaba, -dijo- de enviar citaciones judiciales al fujimorista vicepresidente Luis Giampietri Rojas. Otro 'cachuelito' del doctor García a Valle Riesta fue finiquitar en Palacio de Justicia todo lo concerniente al caso por extorsión que encaraba el periodista Beto Ortiz.

Mónica Delta y Beto Ortiz, sólo para dar un par de nombres, son "peces chicos" que respiran y mueven los ojos gracias a los buenos oficios del doctor García. Ambos, igual que el presidente García, fueron prófugos de la Justicia: uno, sorprendido extorsionando con grabaciones a César Almeida del entorno de Alejandro Toledo. La otra, a la sazón el "rostro" del “canalazo” (PANTEL) del prófugo corrupto Ernesto Schutz, estuvo involucrada en el FRAUDE fujimorista de las elecciones del 2000 y su célebre "FLASH de las 3 de la tarde" del primer domingo de abril de ese año

Beto y Mónica al retornar al país fueron aclamados por TODOS los medios de comunicación, con gran despliegue fueron recibidos en el aeropuerto. A Ortiz las cámaras de televisión lo acompañaron por un conmovedor periplo a sus chinganas favoritas en los mercados de abasto, donde a ojos del televidente degustó la sopa de chanfainita que por largo tiempo añoraba. Con lágrimas en los ojos Ortiz alcanzó a dar la gracias al Poder Judicial. A partir de entonces le sobraron entrevistas y potajes que saborear.

Cartago

Anónimo dijo...

A Cartago: Y por qué no te aterra más Keiko, quien representa a una mafia corrupta y asesina. ¿Crees que detrás de ella no hay un aparato militar fascista al que doctrinalmente le interesa el poder para perpetuarse? Y peor aún, un nuevo régimen fujimorista sería apoyado otra vez por el sector más conservador de la Iglesia Católica, tendría la venia de los empresarios que no quieren perder ninguno de sus privilegios y contaría con el respaldo casi unánime de los medios de comunicación imperantes, que harán la función de coro servil a la hija del ladrón. Ya hay demasiadas señales en ese sentido para que alguien que se supone letrado no se dé cuenta, al menos claro que sea un fujimorista convicto y confeso.
Finalmente el argumento de la bonanza económica que supuestamente se perdería con Ollanta Humala no resiste el menor análisis. Ese es un falso dilema. Aquí no se trata de economía versus moral. A ningún gobierno, por más izquierdista que sea, le conviene el descalabro económico, y ya hay experiencias recientes en Latinoamérica -como Brasil, como Paraguay, como Chile- que prueban que es posible redistribuir la riqueza y defender los intereses nacionales sin poner en riesgo el aspecto macroeconómico ni ahuyentar las inversiones extranjeras. La gente se asusta por gusto, en la creencia infantil de que Ollanta es una especie de demonio comunista que quiere el desastre para el país. No, pues. Ni siquiera su plan de gobierno original es inviable, ni inflacionista ni catastrófico. Es un plan que perfectamente podría suscribir cualquier partido socialdemócrata europeo. Lo que pasa es que acá en el Perú pareciera que la economía neoliberal más echada al capital y en cuyo diccionario no existe el concepto "derechos laborales" ni tampoco el de "soberanía nacional", ni menos el de "redistribución de la riqueza", es lo único que nos "garantiza" el "progreso económico". Si esta mentira que algunos opinólogos de derecha están interesados en esparcir fuera cierta, cómo explicar que la mayoría de peruanos estén tan descontentos con su realidad económica. Los que creen que el Perú "ha progresado" ven al país como una empresa. Y claro, la empresa está en azul, hay utilidades, pero la mayoría de sus trabajadores están sin derechos y explotados, muchos de ellos famélicos. Esa es su concepción de "progreso". Por eso esta idea falaz también debería incluirse entre los lastres de la fujimorización del Perú.

Superhendrix.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

Gustavo, estoy de acuerdo con la mayoría de tus argumentos pero olvidas uno que es el que con mayor fuerza sustentaría tu tesis.
La muestra probatoria por excelencia de la "fujimorización" de la sociedad peruana es que esta no ha podido encontrar un contrario más apropiado para oponérsele.
Humala es el oponente que necesitaba el fujimorismo y el Perú no pudo impedírselo. Ahora hay que jugar con las reglas de Montesinos o correr el riesgo de ir a parar a manos del socialismo del siglo XXI.

zeta dijo...

Una excelente explicación sobre el triunfo de la mediocridad y la celebración de la estupidez está en la teoría de emociones falsas. Sería interesante que busque de eso... Por lo demás, voté viciado. Nos vemos siempre; adiós.

Abyayalense dijo...

Hola Gustavo, vengo leyendo tu columna de no hace mucho y das en el clavo cada vez que te leo.

Ahora que ganó Humala un deber de todo peruano reflexivo es dilucidar el por qué la fujimorización del Perú. Una de mis tesis es que ideológicamente el fujimorismo es hijo del aprismo, pero sin partido ni lealtad ni ideología. El desencanto generado por las oportunidades apristas de gobierno hicieron explotar aquéllo que a los peruanos les asqueaba y que era la desvergüenza de la corrupción. Se generalizó lo de "a pendejo, pendejo y medio"; "a la mierda, uno trabaja y el otro roba y vive mejor que yo". La contínua cleptocracia que nos han gobernado han engendrado aquello llamado "fujimorismo". Y gran parte de culpa la tiene el aprismo, que siempre fué una cámara cerrada de ladrones y sinvergüenzas partidarizados. Y es que en su misma base programática e ideológica estála ambivalencia y el dejar hacer visto como originalidad revolucionaria y no es más que cobardía y conveniencia que llevan al contubernio.

Allí debemos empezar a desmontar al fujimorismo, hijo menor del aprismo.

Anónimo dijo...

ES innegable el valor de internet en la construccion de una ciudadania mas alerta, pero la actitud de Sifuentes y sus blogstars es risible, cuando ellos han estado sosteniendo y siendo bastante blandos con el gobierno de Garcia, cuando Sifuentes mismo admitio que se dedico a la campahna de desinformacion contra Humala en el 2006, cuando se prestaron junto con Tanaka y Melendez a legitimar la masacre de Bagua, y un largo etc. Dicho sea de paso este blog tambien apoyo a Garcia en el 2006 cuando sus crimenes y orientacion "fujimoristas" en el sentido de este post no son menores que la de Keiko.

josecalderon dijo...

La envidia hace desconocer las virtudes de los que hicieron lo que nosotros ahora disfrutamos. Que levante la mano el que no ha hecho algo deshonesto, o fakltado alguna vez a la verdad. No seamos rencorosos, Fujimori hizo un gran bien, aunque yo no vote por el en la primera vuelta. Un bien enorme que significará muertios como en toda guerra pero muchos vivos que iban a estar muertos.

Anónimo dijo...

Al amigo 'Superhendrix', so sorry si no me dejé entender. Estrictamente me referí a las rabonas de la "información", es decir, al Club de periodista$$$ mermeleros(as), por & pro encargo. Desafortunadamente no me ocupé del cepo, como reclamas. La mejor descripción de Keiko Sofía Fujimori la dio su madre, esa gran señora, Susana Higuchi, quien, en célebre entrevista, mostrando una fotografía de una agraciada joven hija, dijo que era "el diablo"

Cartago

Nayus dijo...

uhmmm pero no hay de que quejarse, si el mismo beto ortiz hizo tanto por derrotar la candidatura de keiko jejeje