2.11.05

La lección de la inseguridad

Reynoso: el compromiso de la autopercepción (Fotomontaje: gfp)

En El goce de la piel de Oswaldo Reynoso hay un pasaje en que un joven le dice al narrador (que es, como Reynoso mismo, maestro y escritor) lo siguiente: "En el colegio me han hecho leer un cuento de usted". "¿Y te gustó'", le pregunta el narrador. "No", responde el otro. Ese otro es un chico de barrio pobre, similar a tantos personajes que habitan la obra de Reynoso.

Hay algo importante en ese breve diálogo, que ilustra la capacidad de Reynoso de cuestionar su propio lugar en la literatura peruana. Lectura normal en nuestras escuelas, Reynoso es parte del canon. Eso, sin embargo, lo tiene sin cuidado: su ética lo impulsa a seguir indagando si su literatura en verdad representa a aquéllos a quienes quiere representar. Y pone en boca de uno de sus personajes esa respuesta negativa. Ese es el caso de un escritor que siente una responsabilidad real frente a su trabajo y no teme empezar de nuevo con cada libro.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Reynoso es lo maximo.

Mauro dijo...

¿Nada puede contra "lo establecido" ni siquiera la propia iniciativa?
Como fuere, Reynoso parece sentirse cómodo donde está.

Anónimo dijo...

Y "donde esta" segun tu?

Leo Zelada Grajeda dijo...

Otro discurso literario que esta agotado para mi es el discurso de la virtual marginalidad.

diego trelles paz dijo...

El dia que homenajearon a Reynoso en la Municipalidad de Miraflores, en su discurso el escritor coqueteo con la idea de ya no volver a escribir una novela. Esa misma noche conto una anecdota sobre la vez que conocio a Martin Adan en el bar Palermo. Ese pasaje no se nombra en "El goce de la piel" aunque el poeta aparece como personaje (Adan esta borracho apoyado contra un poste, un "negro" lo sostiene, los versos de "Escrito a ciegas"--"Si quieres saber de mi vida/ Vete a mirar el mar"-- aparecen parafraseados por el). Que Adan merodee en la ficcion es altamente significativo porque la influencia de "La casa de carton" es evidente en la nouvelle/homenaje de Reynoso. El pasaje que mencionas, Gustavo, el del profesor y el alumno, como el de Adan, es altamente autobiografico. El dia que conoci a Reynoso, tres escolares de un colegio fiscal habian ido a entrevistarlo y el las atendio con muchisima amabilidad. Ante una pregunta de Reynoso sobre cual de sus obras les habia gustado mas, una de las ninias le dijo "Un mundo para Julius"...

Mauro dijo...

Al anónimo de las 12:44, acabo de llegar del trabajo; son las 11:45:

Obvio que Reynoso no habita en la cochinchina y tampoco en el anonimato, que es tu mundo.

¿Tienes vocación de polemista, de boxeador?

¿Eres de esos tipos que además de problematizar sus vidas se la complican al resto solo porque sí?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Diego, ¿cuándo llamas a "El goce de la piel" una "nouvelle/homenaje" te refieres a un homenajé a qué o a quién? ¿A Martín Adán? Porque si es así, es claramente exagerado, ¿no? Martín Adán es una suerte de leitmotiv para una de las secciones del libro, y "La casa de cartón" está tan presente como, digamos, "El cuerpo de Giulia-no", pero no mucho más.

diego trelles paz dijo...

Sí, Gustavo, quizás llamarla "nouvelle/homenaje" sea una entusiasta hipérbole. De alguna manera, veo/siento el libro como una memoria y la importancia de Martín Adán es vital (no he leído la novela de Eielson), no sólo en cuanto al estilo, tributario de "La casa de cartón" (algo que también remarcó Gonzáles Vigil), sino en cuanto a la vivencia personal de un escritor de 67 años que declaró no hace mucho que no volvería a escribir una novela (Reynoso le dio a Adán "Los inocentes" sin conocerlo y, luego, el parco Adán, en vez de hablarle de su libro, aunque obviamente le había gustado, le habló a Reynoso del sufrimiento). Tenía razón. No sólo "Los inocentes" fue malentendida en su época, también lo fue "El escarabajo y el hombre" (1970) una novela arriesgada, experimental, valiente como pocas y que, casi unánimemente, fue ignorada cuando salió. Fíjate cómo en "El goce de la piel" reaparecen los personajes del Uno y el Otro que salían en "El escarabajo y el hombre". Esto, desde luego, no es casual. Reynoso ha construido, de a pocos, resistiendo los golpes pero con paso seguro, como los escarabajos de su ficción que empujan la bola de mierda pero no se rinden, un proyecto literario coherente, redondo, una obra pequeña en tamaño, pero sumamente importante

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No he leído "El escarabajo y el hombre", creo. ¿Es una nouvelle?

Anónimo dijo...

La llaman "novela experimental" mas bien. Hay una reedicion de Editorial San Marcos, del 2001. Aparece Reynoso como el Profe tambien, igual que en El goce. Aparecen poemas de Manuel Morales, uno de los ultimos poetas del sesenta que sirvio de puente para la generacion posterior (el libro de Reynoso esta fechado en diciembre del 69). Al decir de Miguel Gutierrez: "La historia principal, es decir, el relato que le hace el joven a su interlocutor acerca de aquella aventura sabatina, es uno de los relatos mas hermosos y dramaticos de la narrativa peruana".

diego trelles paz dijo...

Si, "El escarabajo y el hombre" y tambien "En busqueda de Aladino" (1993), ambas son nouvelles, un poco mas largas que "El goce de la piel". La edicion original de "El escarabajo y el hombre" (no la de San Marcos) tiene tres o cuatro folios iniciales con unos dibujos algo psicodelicos.

Anónimo dijo...

En busca (no "En busqueda") de Aladino no es "un poco mas larga" que El goce de la piel sino que es mas corta. De hecho la edicion de Peisa tiene 31 pags (en esta pagina acaba el relato, el cual empieza en la pag 9. Quitando alguna ilustracion son 22 caras en total).
Las ilustraciones "algo psicodelicas" (pop mas bien) de la primera edicion de El escarabajo son de Jesus Ruiz Durand.

Anónimo dijo...

En El goce de la piel aparece tambien la presencia del poeta de fines de los sesenta Manuel Morales (denominado como el Poeta). Es en el capitulo que comienza mencionando al bar Palermo, en la pag 40 se menciona el titulo de su poema mas conocido "Si tienes un amigo que toca tambor". Celina y Reutilio es otra referencia a su obra, pues estos cantanes cubanos (canciones como El cuarto de Tula -cancion vuelta a popularizarse a traves de Buena Vista Social Club-, Caballo viejo, etc) aparecen mencionados tambien en la poesia de Morales.

Anónimo dijo...

Otra. En lapenultima pagina de El goce aparece mencionado William Blake. Versos de este autor sirven de epígrafe El escarabajo.

Una (probable) discrepancia con su lectura, Faverón. El “chibolo pobre” del Cono Norte Malte no le dice al Profe “No” sino “Y no”. Creo que hay una diferencia ahí. Veamos el contexto de la frase: “Profe, profe, usted sale en los periódicos, y me mostró un álbum donde había pegado recortes de entrevistas que me habían hecho. Se lo regalo, y me lo entregó a través de las rejas. En el colegio, me han hecho leer un cuento de usted. ¿Te gustó? Y no. Pasa, lo invité. Entró y le obsequié un libro. ¿Cómo te llamas?, le pregunté. Malte, me contestó, y en el libro le escribí una amable dedicatoria”. ¿No cabe suponer que ese “Y no” es una forma del habla coloquial juvenil, “Y no va ser”, es decir, “por supuesto”?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ups. Es una posibilidad, cierto. En ese caso el mío habría sido un error creativo, digamos, como los que describe Eco en Serendipities (pero en chiquito, claro, y error a fin de cuentas). Sin embargo sigo creyendo que la otra posibilidad tiene un poco más de lógica con el ánimo general de ese capítulo.

A propósito, ¿circulan aún ejemplares de El escarabajo y el hombre en Lima?

Anónimo dijo...

En El Virrey siempre se puede pedir, es cosa que ellos llamen a Editorial San Marcos que son los que han hecho la reedicion.

Yo tampoco estoy tan seguro de mi version. En el relato (incluso en la misma pagina) aparecen varias veces preguntas con punto seguido y enseguida las respuestas (o sea, que no incluyen comas para decir luego: le pregunté, le dije, me dijo, etc). p.e: "¿Por que no avisaron antes? Mi hermanito no queria molestarlo. ¿Donde lo tienen? En el puesto de policia y hoy lo pasan al juez. ¿De que lo acusan? De asalto a un camion repartidor de gaseosas". En ese sentido, el "¿Te gustó? Y no" no me queda claro tampoco. Malte ahi es un chico que "tendria" quince años y "solo tercero de secundaria". Quien o como se resuelven este tipo de cuestiones? Hay que hacerle llegar la consulta al propio Reynoso. Por favor, si alguien lee esto y conoce al escritor Oswaldo Reynoso saquennos de esta pequena duda. Gracias.

Anónimo dijo...

Otra referencia en El goce de El escarabajo es la cantina o bar o antro La Sevilana, y los personajes Selvatico, Revolver, Leopardo, Miquey.

Anónimo dijo...

El nombre de Malte aparece tambien en En busca de Aladino (pag 15), tambien hay referencias a Mollendo (asociado nuevamente a Malte, pag 25). El narrador recuerda tambien la primera vez que vio el mar a los 14 años en Mollendo, habla asimismo de "la limpida moral de la piel" y se refiere tambien a la anecdota "de corrersela" en grupo por mandato del propio Malte tal y como lo vuelve a hacer ahora en El goce de la piel (pag 25 y las que siguen).