26.12.05

¿Quién lee los libros del año?



Viendo las encuentas, los ránkings, los recuentos y las votaciones más o menos arbitrarias que se vienen haciendo para elegir, o al menos enumerar, los mejores libros peruanos del año 2005, no cabe sino preguntarse qué libros leen los peruanos, y por qué, y qué correlación hay entre los méritos de un libro y su potencial para ser incluido en esos febriles balances navideños.

Sospecho que si yo votara en alguno de esos muestreos, mis nominados serían, en poesía, los libros más recientes de Toño Cisneros y Mario Montalbetti, y, en narrativa, dos novelas que estoy por terminar simultáneamente, Aroma de Gloria de Juan Morillo Ganoza, y La hora azul, de Alonso Cueto.

El caso lamentable es el de la crítica literaria: los votantes de sondeos online, como muchos comentaristas en diarios y revistas, parecen ignorar olímpicamente las cosas más interesantes hechas por críticos literarios peruanos durante este año.

Quiero mencionar dos libros que me parecen notables en ese aspecto: La palabra y la pluma en Primer nueva corónica y buen gobierno de Raquel Chang Rodríguez, y Las mascaras de la representación: el sujeto esclavista y las rutas del racismo en el Perú (1775-1895) de Marcel Velásquez Castro. (A ellos hay que añadir The Cambridge Companion to the Latin American Novel, editado por nuestro compatriota Efraín Kristal, autor además de un largo y lúcido texto introductorio).

Que los votantes, más bien chacoteros y rápidos, en encuestas de Internet, olviden o desconozcan estos trabajos, es explcable (más explicable aun si uno mira la calidad paupérrima de los sitios en que esas votaciones se llevan a cabo). Pero que varios críticos de prensa ignoren obras como esas, o los innumerables ensayos de críticos peruanos en revistas de todo el mundo, habla de la enorme desconexión entre los comentaristas y la labor de los investigadores. Pésimo síntoma para quienes esperamos que la prensa ayude a llevar conocimiento al lector interesado pero no necesariamente especializado.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace apenas unas semanas Faverón "confesaba" que había votado no sé cuantas veces en el Concurso de Literatos de Paso de Luces, por Prochazca, incluso le hizo un post a él solito.
Hoy se queja de los resúmenes del año y no se ocupa de su amigo Prochazka solo porque en una revista sabatina le hicieron un justo reconocimiento.
Se queja porque no le dan cabida al libro de Marcel Velázquez, pero en El Dominical el amigote de infancia de Velázquez, Víctor Coral, le hizo un cherry de dos páginas con carátula y todo. Además, lo incluyó en su recuento del año de Somos.
Por último, en el colmo de la tontería, pide que se considere a "nuestro compatriota Efraín Cristal" y el libro de este todavía no ha llegado a Lima.

¿Qué pretende Faverón?

Patricia

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Dije que había votado 750 veces por Enrique Prochazka. Supongo que nadie excepto tú, con tus deficiencias de lectoescritura, pensó que eso era cierto. Enrique, por supuesto, es un gran escritor, y no veo cómo el hecho de que alguien le reconozca eso puede llevarme a cambiar de idea. De hecho, suena tremendamente absurdo.

El libro de Kristal lo añadí entre paréntesis, porque sería estúpido que yo no lo destaque sólo porque otros no lo han leído.

¿Qué pretendo? Recomendar buenos libros, con todo los sospechoso que eso pueda sonarte.

Un favor: ¿por qué no eliges uno de tus cuatro o cinco seudónimos y dejas de confundir a la gente con esa profusión de nombres? (Como si alguien se fuera a creer que hay más de una persona capaz de pensar tantas tonterías en tan poco tiempo).

Anónimo dijo...

yo creo que detrás de Patricia está un escritor, tal vez poeta, falto de reconocimiento.

Gaspar de la nuit

Daniel Salas dijo...

La tal "Patricia" haría mejor en explicar por qué el libro de Marcel Velásquez no le parece bueno o está siendo sobredimensionado. Yo he leído artículos de Marcel (espero que me pasen pronto el libro) y puedo ver que es un investigador serio y riguroso. Hace unos años un ensayo suyo ganó un importante premio, en el que compartió honores con José Cárdenas, Camilo Fernández y Luis Andrade Ciudad. No lo conozco, no soy su amigo, no soy de su mancha ni nada parecido. Pero parece que a "Patricia" le gustaría que todos fueran mediocres como él (o ella, si es el caso).

Anónimo dijo...

Tampoco es así, Gustavo. El hecho de que alguien gane un premio de ensayo no lo convierte inemadiatamente en un "intelectual de primer nivel", distinto a los "mediocres" como supuestamente es Patricia, que no ha ganado ningún premio (¿y cómo lo sabes?).
Un premio es solo una oportunidad de engordar las arcas y, por ende, de tener más tiempo para escribir lo que quieres.
¿Qué premio ganaron Gabriel Zaid o Jean Franco antes de los cuarenta? No recuerdo ninguno, y sin embargo son paradigmas de crítica académica y de gran público.
Tú no has leido el libro de Velázquez y sin embargo lo recomiendas. Admirable gesto posmoderno.
Yo sí acabo de leer el libro de Velázquez, por la nota que le hicieron en El Dominical de El Comercio, y me pareció bueno.
Más bien me extrañó que habiéndole dado carátula ni siquiera lo mencionaran en el resumen del año de ese suplemento.
En fin, más sutileza en el pensar nos vendría bien a todos

Max

Anónimo dijo...

Sobre todo a "patricia" que no es más que el inefable Paolo, mejor dicho, mandado por Mazzotti. Que detestan a Velasquez, por el ya famoso reportaje de Somos, hecho por el inefable Coral, mejor dicho, mandado por Malca.

Anónimo dijo...

Sr. Faveron:
¿Podría decirnos cuántas y cuáles novelas, poemarios y obras de crítica peruanas publicadas en este año ha leído para decir que las que cita como mejores se merecen ese calificativo?

Anónimo dijo...

Mazzotti manda a Paolo, Malca manda a Coral, Coral manda a Velázquez, Faverón manda a Salas mientras que Ezio Neyra manda a Leonardo Aguirre.
¿hay alguien independiente en esta pérdida de tiempo colectiva en que se ha convertido la "literatura de blogs"?

Gaspar de la nuit

Daniel Salas dijo...

Gaspar de Nuit:
De dónde saca que alguien me manda a mí? En primer lugar, yo firmo mis comentarios, a diferencia de "Patricia". En segundo lugar, yo opino cuando me da la gana y cuando me da la gana. No escribo por encargo. Gustavo, además, nunca ha necesitado que yo responda por él. Al contrario, se lo ha "acusado" de responder rápido, una acusación estúpida, ciertamente.

El anónimo "Max" se ha confundido. Yo fui quien habló de premios, pero no para elogiar el libro de Velásquez, sino para responder a la estupidez de Patricia, quien sostiene que una mención a Velásquez sólo puede ser producto de compadrazgo o amistad. Velásquez no es un desconocido en el mundo de la crítica. Eso es todo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Max discute con algún fantasma. Ninguna de las cosas que me atribuye las he dicho. Y por supuesto que he leído el libro de M.V. al que me referí (y que trata sobre temas y periodos sobre los que también trata mi tesis doctoral).

Algún anónimo me pide que haga la lista de libros peruanos que he leído este año. No estoy para perder el tiempo haciendo caso a ese pedido, pero sí diré que esa es mi especialidad y uno de mis mayores placeres, de modo que la lista sería bastante larga.

el usuario anónimo de las 2:22pm y de las 6:16pm dijo...

Por favor, Sr. F., al menos haga un TOP 5 o un TOP 10, eso no le va a quitar mucho tiempo o ¿sí?. Quizás mi pedido fue un poco brusco, ahora se lo pido con respeto: Me gustaría saber cuáles han sido sus lecturas peruanas de este año. Quizás saber su respuesta anima a las editoriales de libros que no menciona a enviarle la nuevas publicaciones para que las comente el 2006
(dicho sea de paso, no sé porqué lo ponen en el rubro de peor crítico si de literatura no ha reseñado casi nada)

Gustavo Faverón Patriau dijo...

La hora azul, Aroma de gloria, El goce de la piel (sobre la cual he escrito una larga reseña en el último Hueso Húmero), Hotel Europa, 1922, Peruanos ilustres, Neguijón, Mujeres difíciles, hombres benditos, Cuarenta sílabas, catorce palabras, etc., están entre los libros de narrativa peruana de este año que me parecen destacables por diversos motivos. Creo que los más logrados son los que mencioné. (No menciono, evidentemente, los que no he llegado a leer y los que me parecen carentes de méritos).

Ya he mencionado varias veces los libros de poesía que me parecen más destacables: los de Cisneros, Hinostroza, Watanabe y Montalbetti. Debo decir que la recopilación de libros de Yrigoyen aparecida en AUB ha sido para mí (que no había leìdo a este autor antes) todo un descubrimiento.

Respecto a la encuesta a la que alude, lo único que debo anotar es que me parece inverosímil que ni en la lista de los mejores ni en la de los peores estén (con la excepción de Marcel Velásquez) ninguno de los más sólidos críticos peruanos, algunos de los cuales han publicado libros sólidos y orgánicos este año. No aparecen Castro-Klarén, Elmore, Kristal, Oviedo, Ortega, Mazzotti, Cynthia Vich, Jeannine Montauban, y un larguísimo etcétera. En su lugar, hay casi una decena de reseñadores que jamás han publicado un sólo ensayo orgánico de crítica literaria.

Por meritoria que sea su labor en la prensa, y sin que mis palabras impliquen ninguna crítica al nivel de sus comentarios, sus nombres no tienen mucho lugar en una evaluación de la crítica peruana.

Anónimo dijo...

¡y a quién le interesa ganar el dudoso reconocimiento de crítico del señor Faverón? Lo más interesante de la literatura peruana ùltima son sus creadores, sobre todo los que Faverón ataca: Mauricio Medo, Paolo de Lima y Raúl Mendizábal.

Miguel

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Jamas he atacado a las personas mencionadas.

Anónimo dijo...

Puede decir, señor Faverón, ¿qué libro ha publicado el acusado José Antonio Mazzotti el año pasado inmediato para que usted reclame se le nombre en un recuento del 2005?

Benedicto

Anónimo dijo...

Que dudoso reconocimiento del anonimo Miguel, Medo, Paolo de Lima(gomez) y Mendizabal. No sera Mazzotti, este que se hace llamar Miguel, para defender a sus patas.

Victor

Anónimo dijo...

Aca hay dos comentarios interesantes que acabo de leer en el Blog de Daniel Salas.


julioheredia@gmail.com dijo...
Paolo de Lima es un tipo muy hábil para manipular,igual que su mentor, pero con poca capacidad para la literatura en general, en particular para la poesía.
Como José Antonio tiene muchas dificultades para catapultarlo como poeta (para su desgracia -la de los dos- en la generación del 90 hay varios buenos poetas), en los dos últimos años anda buscando que lanzarlo como ensayista, con los resultados desastrosos que Salas ha puesto al descubierto.
Un intelectual puede tener las ideas que quiera, si está dispuesto a asumir las consecuencias de ello (ahora mismo hay un historiador inglés preso en Austria por sus ideas fascistas); pero eso de usar como muñeco de ventrílocuo a Paolo para viabilizar las ridículas ideas prosenderistas de José Antonio evidencia carencias morales insuperables. Vaya dúo.


El usuario anónimo dijo...
Lo tendencioso de todo esto es que esta gente como Paolo de Lima o Leo Zelada, ejerza su poder manipulatorio para fines absolutamente mediocres, y pongan, a ese nivel, el debate de ideás que debiera ser más fructífero. No es nada beneficioso que esta gente pretenda representarnos en el extranjero, sobre todo si para el caso del tal llamado Paolo, este busque siempre congraciarse oportunistamente con algunas personalidades del mundo intelectual, haciendo favores no pedidos, o dando muestras de generosidades falsas, tratando de ganar simpatías para luego manipularlas convenientemente. Sobre esto ya se comentan varios casos, así que no hay que dejarse sorprender.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Al "Benedicto" de las 2:10:

Entiendo que en la crítica académica las publicaciones más frecuentes no son los libros, sino los estudios en forma de artículo, y que ellos pueden ser aportes cruciales. (No es necesario decir que hay una gran distancia entre un artículo académico y un comentario periodístico).