23.1.06

La promesa de Verástegui



Blogs de los mejores y de los peores se han despedido en estos días. Entre los primeros, a la salida del
Qaphqa de Daniel Salas (quien amenaza con regresar pronto a la blogósfera, acompañado por el medievalista americano Vincent Barletta, en dos blogs de corte eminentemente académico), se suma el cierre de O Biscoito Fino e a Massa, del estupendo crítico cultural brasileño Idelber Avelar.


En el lado positivo, hay que anunciar que ha pasado a mejor vida Leonardo Aguirre, no la persona, claro, cuya desaparición sería lamentable, sino el blog epónimo, al respecto del cual he opinado varias veces.

Antes de dejarnos su último saludo en el escenario (para usar la frase de Conan Doyle), Aguirre tuvo tiempo de colocar un post en que parecía condolerse risueñamente de que la obra de Enrique Verástegui hubiera sido alguna vez considerada crucial y preeminente en nuestra poesía, a la vez que dejaba carta blanca a sus lectores para colocar, anónimamente, toda suerte de comentarios injuriosos contra el poeta cañetano.

Yo nunca he comprendido esa lógica de la inmediatez que hace que menospreciemos a los escritores vivos que elaboraron lo mejor de su obra años atrás y que no parecen escribir cosas a la misma altura en tiempos recientes. Está claro que, una vez muertos, poco nos importará en qué momento de su vida escribieron sus mejores cosas. Nadie dejará de leer a Faulkner tras descubrir que todo lo crucial de su creación estaba terminado veinte años antes de su muerte. Nadie haría nada similar con Salinger, Rulfo u Orson Welles. No quiero imaginar a ningún londinense renegando entre dientes, en 1616, "ese Shakespeare no ha vuelto a su antiguo nivel desde 1608".

En fin. No tengo idea de qué cosas escribirá Verástegui en el futuro. Sé que nadie que haya escrito el notable poema que copio a continuación puede ser considerado una promesa incumplida:


GIORDANO BRUNO

"Toda potencia de la naturaleza o del espíritu
debe formar su opuesto como única condición y
medio de su manifestación"
(citado por Joyce,
Cf. The Critical Writings).

Follajes de Noli
y aire suave de Labor,
Nápoles –fábricas de Nápoles tan llenas de Gramsci
y en Gramsci relampaguea
el aura de Bruno:

Giordano Bruno nacido en 1548, poeta,
filósofo que en el temblor de la duda
encontró la verdad
tan delicado como sombras
de lilas que el viento arrastra –el
saber alejandrino brotó fresco
en el jardín ya florido
de una mente severa.

Tuvo lo que su época le dio (fue clérigo intratable)
mas convino que toda época está en retroceso
y el pasado -¿donde está?
que no esté arrumado
entre murallas de prejuicio
y largos trámites
burocráticos, la represión,
las relaciones mercantiles.
Oh campo aún velado en nieve espesa
y con ligeros brotes
de verdor: núcleos semánticos
núcleos de meditación
entre pétalos no más desesperados que este abismo
abierto entre el día
y la noche mientras nuestro paso es un siglo
tenuemente vacío levemente extraviado como hipótesis
que van
rechazándose y negándose en un texto que a lo a priori
prefirió la luz de lo móvil
y el soñar
y errar en la vida
buscando belleza
y sabiduría = gramática de flores
aunque penumbras del vivir
sin más pobre lumbre
que haber regado un poco
este misterio del verdor
hoy signos sólo
y flores turbias
de un muy viejo manuscrito: el tuyo,
Giordano.

Y 30 años tenías,
vestidos trashumantes
cabellera oscura
y larga: hombrecillo
de rostro moreno
y oscura y rala barba –cuando
insultado y desterrado
vagó vagaste vagón perdido como chispa rápida
de un detonante que ya
en la mecha de tu propia expresión
revienta los sentimientos de tu/mi éxodo poético
al sueño –tierra de promisión inhollada.

Milán, Venecia, Niza, compuertas de Génova
que han recibido a tantos extranjeros
te cerraban puertas y persianas
-sus bandos
bien claro (decían) que no debías
pisar sus yerbas
y has dormido al sereno
contemplando la elíptica del cometa en tu estilo
el cabello escarchado la materia infinita
y algún texto de Sedulius Scottus
te complace:

Scriptor sum (fateor), sum Musicus et Orpheus,
sum bos triturans, prospera quaeque volo,
sum vester miles sophiae praeditus armis:
pro nobis nostrum, Musa, rogato patrem...
(y seguiste recordando más versos).

Te amparaba
tu propio desamparo
y cielo infierno: suggetto – á doi contrarii eterno,
Bandito son dal ciel, et dal infierno
están lejos de ti
ni te reciben
vagabundo al llegar el día.

En Londres y París
en Wittemberg al dictar tus clases aprendías
la pesada luz de tus alumnos.
Y Praga te vio volar
como una antorcha de Joan Huss,
Caballería Roja,cerebro de flores en el sueño.

¿Quién decidirá
-pensabas-
entre Aristóteles
y Platón?
¿Quién entre Tomás y Agustín?
¿Entre la forma racional
y la forma ideal
de un mismo lenguaje represivo?

Y ya habiamos decidido
Giordano:
contigo en tus escritos.
No la verdad –no
sino el conocimiento de la causa
en el efecto
y me crucé contigo
en la penumbra
de la antecámara materialista
almácigos tiernos
dialéctica aún suave
como un crepúsculo.

Tu Opera de ligar/ desligar
los misterios
y problemas de la física las leyes de la naturaleza
que tu mnemotecnia
dominaba (tu práctica analógica)
te valió el lodo de tu nombre
-ser el brillo
que alumbra este pasado
de hombres que pagaron caro
su arrogante deseo de saber.

Y en Venecia te llevaron al miserable tribunal
del Santo Oficio y te juzgaron
te desnudaron te maniataron te humillaron
y el proceso penoso y largo
duró años: Giordano Bruno
ni transa ni se retracta - no pierde
el nolano
judío errante
la altivez de su verdad.

Lo declaran ateo impío corrompido –lo excomulgan
y viene la condena:
"que sea castigado
con la mayor dulzura posible y sin efusión
de sangre, sine ulla sanguinis effusione"
que en maligna lengua eufemista represiva
y clasicista dictaminaban los Inquisidores de siempre
morir quemado vivo
y entonces Bruno replica
ya bellísimo su alto testamento: más os intimida
pronunciar mi sentencia a vosotros
que a mí el oírla
y entró sereno en la brasa
lúcido entre las ávidas llamas.

Toda época está

en retroceso y todo presente es pasado devorado
en el futuro y aquel 9 de febrero 1600
Giordano Bruno, poeta,
loco y filósofo que en la duda encontró su verdad
nació para todos
y yo nací con él,
yo soy Giordano Bruno.

Enrique Verástegui

25 comentarios:

Tanque de Casma dijo...

Un poco superficial el comentario de Aguirre sobre Verástegui como para tomarlo en serio.
Curioso que califique a Verástegui de negro y no de bachiche a Dante, por no hablar de la raza de Pound y Tolstoy.
Pero con lo que está chocando con chocano es en poner en el mismo saco de sus odios nebulosos a Verásegui con Kukín. Esperemos que el mediocampistas supere sus problemas y vuelva sano a serle útil al Sport Boys.
Ernesto
PD: En qué parte del blog de Aguirre se dice que éste, el blog, "ya fue"? No sé si la configuración de mi computadora no me permite leer algún popup o ventana donde se anuncia esto.

Anónimo dijo...

Creo que tienes mucha razón en lo que se dice de Agurre, y he visto su blog, pero me hago la misma pregunta de tanque de casma ¿donde dice que el blog ya no va más?
saludos,

Anónimo dijo...

Hay que saber morirse, amigo Faverón. Si ya no tienes qué decir pues mejor te callas y dejas que madure tu obra, en lugar de malograrla con solemnes sandeces como ese libro de Verástegui donde funda una secta religiosa con él de cháman mayor, o aquel último de Hinostroza donde repasa su aburrida historia familiar sin gracia ni medida. Como bien dijo el crítico Marcel Velázquez: son "cadáveres de renombre que siguen procreando". Qué buena.

Areté

Tanque de Casma dijo...

Para el anónimo de las 12:12
Pero Leonardo Aguirre disparaba por otro lado, me parece. No criticaba la última obra de Verástegui, sino los halagos que en su momento recibió.

Los elogios que comenta Aguirre están en la página web personal del poeta (en el post de Aguirre está la dirección), lo que podría, si nos ponemos exquisitos, ser cuestionable. Pero si uno revisa las páginas de otros escritores se encontrará con un compendio de comentarios favorables a ellos.

Si nos ponemos en plan consecuente, nuestro estimado Leonardo debería sacar los comentarios que en su blog lo sobonean. Sería interesante que nos diera un discurso más articulado sobre la obra de Verástegui y no mostrar su sorpresa de que alguien ubique a un negro al nivel de Pound, Dante, Tolstoi.

Anónimo dijo...

El anonimo de las 12:12 deberia aplicar a si mismo su consejo de callar, porque lo que escribio es bazofia y solo trasunta la envidia del mediocre. Si Velasquez afirmo lo que cita, otra vez le esta pateando el higado. Ese afan iconoclasta o parricida solo es mezquindad y afan de autoproponerse via la denigracion del otro: señal del debil.

Daniel Salas dijo...

Me cuesta creer que un critico serio como Marcel Velasquez haya lanzado ese comentario. Tal vez haya sido hace mucho tiempo atras (cosas de juventud) o bien se trata de una tergiversacion. (Perdon por la falta de acentos).

Gustavo Faverón Patriau dijo...

He tenido que eliminar dos comentarios. El primero era la típica tontería del típico tontonazo que firma con nombres ajenos tratando de embarrar a otras dos personas. El segundo comentario lamento haber tenido que retirarlo, pero, una vez eliminado el anterior, perdía sentido.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Otra vez brré un mensaje. Ahora ha sido una lástima porque parecía interesante, pero acababa, nuevamente, en vulgaridades y ataques que el autor, de seguro, no se atrevería a colocar nunca si firmara con su nombre.

¿No es más fácil ahorrarse los insultos gratuitos en lugar de escribir mensajes que van a ser borrados casi de inmediato?

Leonardo Aguirre dijo...

Gustavo:

1. Mi blog no ha muerto. No entiendo por qué dices tal cosa.
2. Recordemos tu post sobre los marginales: tú mismo te referiste a la evidente (y contradictoria)necesidad de Verástegui de exhibir halagos críticos (del establishment, además) como condecoraciones.
3. No hice el post para invitar a los difamadores. No te adelantes: todavía no aparecen. Más bien, estoy esperando a comentaristas que, como tú, defiendan la obra de Verástegui.


Resto del mundo:

1. No hay racismo en mi post. Cualquiera sabe que los cercanos a Verástegui le dicen "Negro" de puro cariño. Es casi como decir "El Cholo" Sotil. Es una chapa oficial, digamos.
2. Es cierto, en mi web puse comentarios favorables con respecto a mi libro. Pero también puse dos objeciones. Lean bien.
3. Nunca consigné elogios con respecto a un libro inédito.


Buenas tardes.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Que Verástegui se cuelgue de los elogios hechos a él por críticos conocidos, para reclamar atención o alimentar su ego, en nada cuestiona la calidad de su poesía.

Yo he leído los primeros comentarios al post de Aguirre sobre Verástegui en su blog. Si él no los considera insultantes, eso es problema suyo.

Por último, aunque desde ayer es imposible para muchas personas acceder al blog de Aguirre, lo cierto es que aún no ha terminado de desaparecer.

Huascar dijo...

1)El comentario de L. Aguirre señala la opinión de un prestigioso crítico como Gonzales Vigil quien calificó a Verástegui como el mas grande Poeta Vivo del Perú.

2)Nadie creo que negará la importancia de Verátegui en la Poesía Peruana.La tiene por cierto, tan igual como la tienen: Jorge Pimentel y Mario Montalbetti. Pero de ahí a llamarlo "El mas grande Poeta Vivo del Perú" me parece una exageración.

3)Todos sabemos que la Poética de Verástegui se volvió muy intimista, trenes imparable de escritura casi inentendible, influenciado por la ciencia matemática y la filosofía mística la que, valgan verdades, opacó sus pergaminos bien ganados en sus inicios.

4)Gustavo, creo que las críticas a manera de panfleto lanzada en ese Blogg son muy pasionales, porque la poesía es pasional, y no creo que sea un gran pecado y mucho menos resta la importancia que tiene el Poeta. Todo lo contrario, demuestra las emociones encontradas que desata.

Miguel Rivera dijo...

Leonardo Aguirre: No sabía que estuvieras entre los cercanos a Verástegui, para llamarlo Negro. Y además, tan oficial no creo que sea el apodo: en su página web no aparece.
Poner su nombre entre los grandes del canon occidental obviamente era un gesto irónico de tu parte: a ti no te parece que esa sea la importancia de Verástegui. Por eso, llamarlo Negro no es un gesto confianzudo o juguetón, sino un recurso para hacer aun más notoria la incongruencia: ¿Cómo va a estar un negro en semejante lugar? Después, la comparación es con un futbolista, como si no hubiera ejemplos de escritores que fuesen promesas incumplidas (que es lo que querías decir, ¿verdad?). Para mucha gente, ese es el éxito al que un negro puede aspirar, el deporte. Estas restituyendo a Verástegui al paradigma al que, según tú, de veras pertenece.
Nada de esto necesita ser dicho, tal vez ni siquiera pensado: esas ideas descansan desde tiempo inmemorial en el fondo de muchas cabezas. Divertirlas no requiere ingenio especial, solo una cara dura.

Anónimo dijo...

Gustavo, comentarios anonimos como el de las 5.11 PM son los que echan a perder las muy buenas discusiones de tu blog. Borra siempre ese tipo de comentarios con agresiones gratuitas, por favor.
Lo de las 5.22 PM es tipico de un desubicado, que ve en todo espacio un lugar de publicidad gratuita. Deberias borrar este tipo de "intervenciones" tambien.

Leonardo Aguirre dijo...

Miguel:

No necesito ser íntimo de Sotil para escribir "El Cholo Sotil".

Luego, el racismo es producto de tu lectura tendenciosa, no de mi post. No suscribo ninguna de las opiniones que me atribuyes.

Si tú concuerdas con lo que dijo la crítica de Verástegui, pues escribe un comentario (inteligente)en mi blog.

El bajo nivel de los comentarios no es culpa mía. En parte, se debe a que alturados lectores como tú no quieren intervenir en esa discusión. ¿Quizá por snobismo? "Aj, cómo voy poner mi buen nombre en la letrina de Leonardo Aguire"?

Anónimo dijo...

cito un comentario de la pagina de leonardo.
"Lo peor es que desde otros blogs acusan a este de ser un "vertedero".¿Por que la gente puede expresar lo que quiere, sin censura? ¿Debemos tener una forma de expresarnos "politicamente correcta"? En otros blogs, la verdad, se dicen los mismos insultos y chismes que en este, solo que con "altura". Bien dicen que no es lo mismo un desnudo griego que un cholo calato"

Anónimo dijo...

Marcel Velázquez dijo lo siguiente en la edición del sábado último de Somos: "bluff literario: Todos los cadáveres de renombre que siguen procreando inútilmente". Obviamente se refería a Cisneros, Hinostroza y Watanabe, quienes son los que han "procreado" últimamente. Relacionar su comentario con Verástegui no es descabellado pero no está en la primera línea de sentido.

Anónimo dijo...

Leonardo
En tu blog sólo has puesto una lista de elogios que le han hecho a Verástegui. Tu aporte al debate es decirle Negro a Verástegui. Ok, es su apodo. Pero, y qué ganamos con que lo menciones? Dónde está el argumento para decir que son hipérboles los comentarios estos? Que se los dicen al Negro Verástegui? Si no fuiste tendencioso o racista al usar su apodo, concede que fuiste ambiguo por decir lo menos. Provocación barata, digamos. Estás en tu derecho. También lo estamos los demás en no opinar en tu blog.

Anónimo dijo...

El apodo de Enrique Verástegui no es "Negro" sino "Zambo". Sin embargo, eso solo es entre amigos. Pero utilizarlo (más allá de que sea o no racista, ya que el uso es casi siempre dependiendo del cómo se diga o escriba) así porque sí es propio de gente que se cree que puede hablar de "Toño", "Balo" o "Willy". Aguirre, por ejemplo, el viernes escribió en La República una buena nota sobre Rafo León y su China Tudela, pero por qué lo llama "Rafo"? ¿No es más objetivo referirse a la persona de la cual se escribe por su apellido? Ojo que hago estas últimas observaciones en forma de pregunta.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 7:33 se ha olvidado, en su lista de confiancerías, de la más extendidas de todas: Gabo.

Anónimo dijo...

Sucede simplemente que Leonardo Aguirre ha leído el texto-diatriba que Alfredo Villar le escribió a Verástegui en el fanzine Interzona. Allí dice que Verástegui es "el Waldir Sáenz de la literatura peruana". Qué copiona la Leo. Pero no tienes estilo.

¿Para cuando un post sobre nuestra revistas de música-freak out, 69, interzona, autobús-? El mismo Coral forma parte de Freak Out.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Yo no podría escribir sobre esas revistas porque, lamentablemente, viviendo fuera del país, apenas si podría ver una que otra.

No future dijo...

...he estado siguiendo la "confrontación" originada por el ataque sin sentido que hace unos dias el buen sr. Aguirre dirigió contra enrique verastegui.

Creo que no se ha distinguido o no se ha querido distinguir entre enrique verastegui, el poeta, que nos puede caer bien o mal, del autor de textos fundamentales como "Los extramuros del mundo" o "monte goce" (el autor real debe distinguirse del autor textual)

los ataques para cuestionar una obra deberían hacerse desde por ejemplo la posición de lectores, sin embargo la mayoria de los opinantes, no ha leido la obra que ataca o defiende, y en ese festin de confusiones creo que nadie sale ganando, nadie se entiende en realidad, y se desperdicia una oportunidad para hablar de lo que parece ser el motor tanto de este blog, como el de leonardo aguirre: la literatura....

Leto dijo...

Desconozco a Mr Aguirre y su blog (que iré a ver -si puedo-), pero hace unos días conocí la "voz" del "negro" cuando un limeño me leyó Yiordaano Brrruno y Datzibao...
Pregunté por qué leía de esa forma, y él dijo que así declamaba el "negro". Luego de las risas pude encontrarme a solas con los textos y desde ese día no he dejado de escuchar esa voz que arrastra errres y me da escalofríos cuando la escucho.

Claro que ese comentario es poco académico (por suerte hay literatura que me produce cosas y me/se salva de la teoría)

Interesante blog, saludos

JaimeMat dijo...

hola, recuerdo el día (no la fecha, 1996?) que murió julio ramón ribeyro, yo era tutor de ciencias en la UPC y entro un profesor de letras a la sala, dijo :"murio ribeyro, hay que organizarle un seminario o un homenaje...", pensé tuvo que morirse para que hiceran eso. De verástegui escuche giordano bruno cuando lo invitaron a declamar en la PUCP en un taller de poesía en 1992,(extraña y original manera de declamar) luego busque y leí "en los extramuros del mundo" quede fascinado y después trate de comprar todo lo que encontraba de él, textos que publico en la biblioteca nacional, y por supuesto cada vez que me enteraba de algún nuevo libro lo compraba iba a escucharlo y en cada presentación siempre le pedían que leyera giordano bruno (que debería ser un clásico en los colegios perunanos, pero no lo es) como sino nadie entendierá que esa etapa ya estaba cerrada, que él mismo lo ha dicho en alguna entrevista, monte de goce / angelus novus / taqui onkoy era un proyecto de años, lo escribe en el prologo de "monte...", de largo aliento y sin plazo de terminación, pero que debía culminar antes de morir (que admirable y fascinante que alguien se plantee una obra en esos terminos). Así es como yo entendí sus últimos libros, poesía para ciberpunks, el teorema , ensayo sobre ingeniería, verástegui estaba en "otra búsqueda". En ese tiempo también escuchaba a charly garcía y recuerdo comentarios similares sobre la hija de la lágrima "charly ya quemo techo", pero a mi me gustaba y estaba fascinado tratando de descubrir en que búsqueda estaba. Con espiritus así uno puede ser sorprendido en cualquier momento, pensaba yo, así que les tenía fe.
Espiritus fascinantes, verastegui es uno de ellos, pero tiene la maldición de ser peruano y vivir en el perú. Aquí tenemos esa costumbre necrofilica con nuestros mejores espiritus (no se si esta bien dicho) de esperar que no solo procreen su obra sino que esperamos más, esperamos que se mueran para convertirlos en héroes y recordarlos (tendrá algo que ver que se enseñe en el colegio a admirar heroes militares, que tienen que morir para ser heroes).
esta es mi contribución a tu blog "puente aéreo".

Mr. Brown dijo...

Sobre la pronunciación de las 'r' en giordano bruno, y en otros poemas recitados por Enrique Verástegui si están interesados existe una teoría de la misma, que se explica con otros poemas en el Diario de Menorca, publicado en Revista Latinoamericana de Literatura por el 2003, me parece.

Ahí también se ven borradores o ideas germinales de lo que serían sus libros teóricos como el motor del deseo. que de hecho se necesita de un diccionario de literatura para tratar de comprenderlo.

y bueno, para dar mi granito de arena a esa discusión, por supuesto a favor de verástegui, jajaja, debo decir que averiguando por ahí lo de las becas guggenheim, me parece que acceder a ellas es bien complicado. Y verástegui la obtuvo sin haberse graduado de nada sólo con la secundaria de un colegio fiscal llamado Luis B. Sepulveda, que es medianamente conocido en cañete por que dio dos glorias para nuestra historia fubolistica, como son lolo fernandez y hector chumpitaz.

Bueno demás está decir que la obtuvo a los 26 años y sin vara.
Creo que uno de los últimos fue Alonso cueto, pero vamos, cueto la obtuvo en sus cincuenta y carrera terminada y como profesor universitario.

Bueno, que becas han ganado ustedes.
o en este caso leonardo aguirre?

Yo nada, me conformo con leer sus libros con mi diccionario larouse y el google abierto.