1.2.06

Réquiem por el realismo mágico


Justo cuando la gente estaba a punto de comprender la diferencia entre el realismo mágico (estilo García Márquez) y lo real-maravilloso (estilo Carpentier), Álvaro Mutis acaba de confiarle a un periodista brasileño de O Estado de Sao Paulo el secreto de la reciente muerte de alguna de esas dos poéticas, la que él llama realismo mágico (quién sabe, por ahí se refiere a la otra, o a ambas).

Para el colombiano Mutis, excelente narrador y mejor poeta, la desaparición del realismo mágico se debe a que dicho "hijo natural del surrealismo" se ha agotado, así de simple, tras cumplir su "tiempo natural" de vida.

Siendo
Mutis un amigo cercano de Gabriel García Márquez, y habiendo estado tan cerca de ese modo literario, cabe entender su declaración como un dato de insider. ¿Será casual que las palabras de Mutis hayan coincidido exactamente en el tiempo con la confesión de sequía hecha por GGM días atrás? ¿Se ha agotado el realismo mágico o se ha agotado GGM (quien, a sus 78 años, es, dicho sea de paso, apenas cuatro menor que Mutis)?

Aunque un supuesto final del realismo mágico traería beneficios notables al mundo literario, como, por ejemplo, la ruina y fulminación instantánea de la carrera de
Isabel Allende, cabe preguntarse si Mutis estaría pensando en términos que trasciendan el ámbito de América Latina: el realismo mágico en autores como Toni Morrison o Salman Rushdie, por ejemplo, no parece estar en su momento menos vigoroso.

Pueden ver un resumen en español de la entrevista aquí.

Imagen: ¿García Márquez gritando "me friegan los loros multicolores"? (fotomontaje: gfp).

7 comentarios:

Orlando Mazeyra dijo...

Recuerdo que en VIVIR PARA CONTARLA (la primera y, al parecer, también última parte de sus memorias), García Márquez recuerda uno de los consejos de Rilke: “Si usted cree que es capaz de vivir sin escribir, no escriba”.
Pienso que el Gabo no ha hecho nada más que llevarle el apunte. Y digo esto porque creo estar convencido de que plumas como las de él, o la de su colega Vargas Llosa, son incombustibles… aunque quizá estoy equivocado… GGM tiene la última palabra (o,digo mejor, "la última pluma").

Carlos Gallardo dijo...

Te equivocas: García Márquez no tiene la última palabra respecto del realismo mágico. Y Mutis tampoco, si se trata de un alarde profético. Es cierto que el discurso que sostiene esta forma de escritura se ha venido devaluando, sin embargo, ¿no sería mejor -en lugar de hablar de desapariciones o muertes narrativas-, referirnos a transformaciones? El realismo mágico puede haberse convertido en otra cosa, solo debemos preguntarnos en qué.

Si el asunto se reduce a la chismografía entre escritores y comentaristas, seguiremos discutiendo meros asuntos subjetivos (Gabo se levantó un día deprimido y sin inspìración, llamó a Alvaro Mutis y le dijo que el realismo mágico había muerto).

Orlando Mazeyra dijo...

Cuando digo que GGM tiene “la última palabra” no me refiero al ‘realismo mágico’ (denominación que, creo, fue elucubrada por Carpentier), sino a su -¿clausurada?- producción narrativa.
G.F. se pregunta si “¿se ha agotado el realismo mágico o se ha agotado GGM?”. Yo espero que no sea ni lo ni lo otro (sobre todo que no sea lo segundo). Y, claro, que es más saludable hablar de transformaciones o reinvenciones en vez de perder el tiempo sentando partidas de defunción (sean éstas dirigidas a un género o a un autor).

carepoto dijo...

me parece q el realismo magico fue tan particular, y mejor explotado por garcia marquez,q denominarlo como un genero haria q los demas escritores del realismo magico, post GGM, fueran solo plagiadores. en todo caso, concuerdo con la afirmacion de gallardo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Interesante lo que parece ofrecer Carlos Gallardo: una opinión que vaya más allá de lo subjetivo acerca de las transformaciones que han convertido el realismo mágico en "algo más". Dice que basta con preguntarnos "en qué". Yo diré que mejor sería escuchar sus aproximaciones a una respuesta que su formulación de la pregunta. Después de todo, la pregunta es hipotética, de modo que, sin un intento de respuesta, se vuelve pregunta vacía.

Carlos Gallardo dijo...

Si acogiera tu ofrecimiento, Gustavo, tendríamos material para escribir una tesis y si no me lo tomara en serio, lanzaría comentarios sin sustento. La pregunta es hipotética, se trataba solo de una propuesta. Quizá (en este momento) no sea yo la persona más indicada para responderla, sino quienes estén más especializados en el realismo mágico, su desarrollo y sus posibles "transformaciones".

laveron dijo...

y agregaría a Arundhati Roy en este temita. El Dios de las pequeñas Cosas no es nuevo...pero en dicho libro volví por los pasos del realismo mágico.

Si se extingue la Allende y sus secuaces (Marcela Serrano, Laura Ezquivel, etc)...agradecida. (¡qué atrevida1 soy!)