18.4.06

Alonso Cueto sobre Quipu

Alonso Cueto me había hablado hace unos días de su intención de decir un par de cosas acerca de nuestro proyecto Quipu en su columna de Perú 21, y ahora, por el blog de Iván Thays, descubro que ya lo hizo, en un texto en el que especula sobre las posibilidades de Internet para la promoción de la literatura, además de referirse en términos que también agradezco a este otro blog, Puente Aéreo.

Sobre los cuentos aparecidos recientemente en Quipu, Alonso, ganador, como se sabe, del último premio Herralde de novela, escribe lo siguiente:

"
El último de ellos es 'El niño héroe' de Luis Hernán Castañeda, que me parece impecablemente escrito. No he leído todos los cuentos que aparecen en Quipu pero me gustan por motivos distintos varios de ellos: 'Una venganza' de Miguel Ruiz Effio, 'Flashes' de Rubén Cano, y especialmente, 'Como una reina' de José Antonio Galloso y 'Recuerdos' de un cusqueño de veintiún años, Nilton Arredondo. Este último está basado en una lectura de 'Silvio en El Rosedal' de Julio Ramón Ribeyro. La mayor parte de estos escritores tienen poco más o mucho menos de treinta años. Varios no han publicado ningún libro, no son conocidos y sin embargo sus textos muestran lecturas y oficio".

Estoy seguro de que los comentarios de Alonso deben ser un buen aliciente para los escritores a los que se refiere, como lo son para quienes participamos en el proyecto.

Fotomontaje: gfp.

6 comentarios:

Víctor Coral dijo...

Creo que lo más resaltable del artículo de Cueto es la amplitud de criterio que tiene para llamar la atención sobre escritores jóvenes poco o nada conocidos por el "mainstream" literario limense.
Algo que cobra mayor valor aún si comparamos su actitud con la de ciertos compañeros de oficio suyos, que se desgañitan contra la supuesta "argolla oficial" y el "amiguismo" y demás leyendas culturales; pero en el momento de que los entrevistan no son capaces de nombrar ni siquiera a sus escritores jóvenes incondicionales (que los conozo), si no que se echan flores los unos a los otros, como si todo en la narrativa peruana del siglo veinte hubiera sido el Grupo "Narración".

Toda una lección de Cueto.

Víctor Coral dijo...

Creo que lo más resaltable del artículo de Cueto es la amplitud de criterio que tiene para llamar la atención sobre escritores jóvenes poco o nada conocidos por el "mainstream" literario limense.
Algo que cobra mayor valor aún si comparamos su actitud con la de ciertos compañeros de oficio suyos, que se desgañitan contra la supuesta "argolla oficial" y el "amiguismo" y demás leyendas culturales; pero en el momento de que los entrevistan no son capaces de nombrar ni siquiera a sus escritores jóvenes incondicionales (que los conozo), si no que se echan flores los unos a los otros, como si todo en la narrativa peruana del siglo veinte hubiera sido el Grupo "Narración".

Toda una lección de Cueto.

José Antonio Galloso dijo...

De acuerdo con lo expuesto por Vico.
Un abrazo
José Antonio

Oscar Pita-Grandi dijo...

Lo mismo que el dedicarle el premio chino de LA HORA AZUL a los jóvenes escritores del interior del país. Un premio silencioso a los trasnochadores que desean hacerse escritores. ¿Acaso será necesario un jalón de orejas de nuestros escritores reconocidos, para que las editoriales muevan su mirada y amplíen sus horizontes? Bueno, igual no dejo de alegrarme por la "apertura" a la que se refiere Vico.
Saludos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

MENSAJE DE MIGUEL RUIZ EFFIO:

Gustavo:

No cuento con una cuenta blogger, por lo que no puedo acceder a publicar comments a los post de Quipu. Sin embargo, quisiera agradecerte por la posibilidad que me diste de dar a conocer algo de lo que he escrito, y a través de ti, agradecerle a Alonso Cueto por la mención en su columna de Perú21.
Como te anuncié en un correo anterior, mi primer libro de cuentos ha salido publicado este mes de abril. Te he hecho llegar una nota de prensa con los detalles.
Saludos y muchas gracias,

Miguel Ruiz Effio

gabriel ruiz-ortega dijo...

Para mí no hay duda de que Alonso Cueto es el mejor escritor peruano en la actualidad. Su desprendimiento y carencia de mezquindad es un estímulo, el mejor ejemplo que nos puede dar radica en la visión de vivir hacia dentro, en preocuparnos en lo que realmente importa. Y de acuerdo con lo que dijo mi pata Víctor.
Saludos.
Gabriel.