7.6.06

Los primeros 25

No es que nos hayamos puesto melancólicos ni nos hayamos volcado al existencialismo, ni que se nos haya dado por soñar que estamos aquí, destas prisiones cargados: la imagen que abre este post, un cuadro del pintor ruso Bessonov Nicolay, no quiere ilustrar ni nuestro humor ni nuestra idea sobre la vida cultural peruana de estos tiempos (aunque, quién sabe, tal vez sí indique algo acerca de nuestro estado de ánimo ante la política nacional).

Es simplemente la ilustración que hemos elegido para uno de los cuatro nuevos cuentos que ingresan a Quipu hoy: aunque tres de ellos vienen de escritores limeños (dos hombres y una mujer), el cuarto, un relato por lo demás interesante, nos llega desde Cajamarca. Pueden leerlos todos aquí.

No tengo el número exacto de los relatos que hemos recibido; puedo decir, sí, con precisión, que hemos publicado veinticuatro cuentos y un fragmento de novela. Imagino que ello no significa una transformación en el circuito de lectoría, ni un cambio radical en nuestra comunicación con los escritores primerizos, jóvenes o marginados por el centralismo limeño, pero permítanme decir que me siento orgulloso de que esos veinticinco textos hayan sido leídos en
Quipu antes que en otra parte.

Recuerdo que en los días en que lancé el blog, con la grandísima ayuda de
Luis Nieto Degregori, Zein Zorrilla y Marcel Velázquez, a quienes nunca podré agradecer lo suficiente, invité también a algunas personas que suelen hacer públicas sus críticas a las supuestas mafias y argollas que entrampan la difusión de la literatura peruana. Una de esas invitadas lo fue públicamente, la poeta Victoria Guerrero. Puedo suponer que su respuesta fue negativa, aunque sigo esperando que se digne, siquiera, a decir no gracias.

En verdad, me gustaría escuchar sus razones para desoír la invitación, porque supongo que deben ser interesantes. No creo que se trate de la simple mezquindad de, en el fondo, preferir que los problemas se queden como están para no perder la posibilidad de seguir quejándose de ellos, o preferir, incluso, que empeoren, para poder quejarse más amargamente (agudizar las contradicciones, que le dicen). ¿En verdad sería tan terrible ayudarme a publicar a unos cuantos escritores jóvenes, preferentemente de provincias, y darles la posibilidad de una lectoría?

Sí han colaborado, sin interés alguno, gente como
Alonso Cueto, Iván Thays y Víctor Coral, difundiendo el trabajo de Quipu en sus blogs, los dos últimos, y en su columna de Perú 21, el primero. Una vez más les agradezco, a nombre, sobre todo, de esos escritores jóvenes que han aparecido y seguirán apareciendo en Quipu.

2 comentarios:

sol rojo dijo...

Parece que usted, señor Faverón, dedica su tiempo, que supongo es mucho, demasiado para un profesor universitario, a atacar a escritores libertarios. Primero sacó un post indignante contra el autor de "Sarita Colonia viene volando", novela leída en todo el Perú, y ahora se la agarra de nuevo con Vicky Guerrero, poeta incomparable con sus amigos Xavier Echarri y Víctor Coral.
Entienda por favor que no puede tapar el sol rojo con un dedo, y que un caballero como usted supongo se concibe, debe saber reconocer que el país ha virado hacia la izquierda en estas últimas elecciones, en vías a una gran trasnformación.

Tanque de Casma dijo...

Sol rojo, no entiendo qué quieres decir. Gustavo tiene su postura política, respetable y discutible como cualquiera. Es más, por lo general yo no la comparto. Pero me pierdo en ese salto que haces de decir que, como el Perú votó a la izquierda, tiene la obligación de ser más condescendiente con algunas personas. Después de leerle el post de Pérez Huarancca (http://puenteareo1.blogspot.com/2006/06/el-caso-de-prez-huarancca.html), en el cual tú no has puesto ningún comment, entiendo menos eso de los supuestos ataques de Faverón a escritores por su tendencia política.
Por cierto, felicitaciones, Gustavo, por tus primeros 25, la mitad de tu edad. Esperemos que en la próxima tanda incluyas a alguien del Callao. Sólo una sugerencia. Si quieres que Vicky te ayude, por qué no le mandas un correo. Aunque no lo creas, hay gente que no lee tu blog. (El mío lo leen menos, no te preocupes).
Saludos a todos
ECG