29.10.06

Ford 2006

Quizá porque han pasado veinte años desde la publicación de la primera pieza de esta trilogía, o quizá porque han pasado once desde la parición de la segunda parte: hace unos años pocos habrían dudado en colocar a Richard Ford entre los grandes narradores norteamericanos contemporáneos, y, sin embargo, hoy su nombre ya no está en la punta de la lengua cuando se piensa en llenar ese escaño.

O al menos, eso ocurría hasta esta semana. A las dos primeras piezas de la trilogía (
The Sportswriter e Independence Day), Richard Ford acaba de sumar una tercera que ha merecido por lo pronto una entusiasta y admirada crítica de A.O. Scott en la Sunday Book Review de The New York Times, y una no menos elogiosa de James Campbell en The Times Literary Supplement.

El título de la nueva novela es
The Lay of the Land, y su protagonista, una vez más, es Frank Bascombe, ahora con diecisiete años más que al principio, bordeando los cincuenta y cinco, y con una vida igualmente trivial y, por tanto, igualmente crucial que antes. Y en más páginas: de hecho, uno de los rasgos que resurgen en todos los comentarios es el de la minuciosidad del relato, larguísimo recuento de tres días de vida en más de medio millar de páginas

Yo leí hace varios años las dos primeras, en español, en las versiones de Editorial Anagrama, si no recuerdo mal.
Independence Day la leí en Río de Janeiro, en las mañanas de una quincena dedicada a cierto festival de jazz (ventajas del periodismo cultural), y The Sportswriter en mi año de desempleo voluntario, en Lima, en 1996, me parece. Ahora, por una de esas casualidades de la vida, me toca leer la tercera en Bowdoin College, donde Richard Ford es profesor de creative writing desde el año pasado.

2 comentarios:

gabriel ruiz-ortega dijo...

Ford, tranquilamente ya debe estar entre las primeras voces. hace unos días terminé la lectura de El periodista deportivo y me ha gustado bastante.
Gabriel.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Quizá "El periodista deportivo" sea la novela más lograda de Ford. Habrá que leer esta nueva para saberlo.