27.10.06

A la reja

Hablando de fascistas y de encierros: en Santiago de Chile, un juez ha ordenado el arresto del salvaje tirano Augusto Pinochet por 36 secuestros calificados, un homicidio y 23 casos de tortura, todos asociados con el centro de detención de Villa Grimaldi, y cometidos entre 1974 y 1977.

Durante el gobierno de Pinochet, como se sabe, hubo 3 mil desaparecidos y 18 mil torturados.

La literatura chilena ha recogido historias relacionadas en muchos casos, pero acaso el más temprano testimonio haya sido también el más espectacular y el más conmovedor: Tejas verdes: diario de un campo de concentración en Chile, escrito por
Hernán Valdés, sobreviviente de la represión pinochetista en 1974, y publicado apenas semanas luego de la liberación de Valdés y del inicio de su exilio en España.

Y mientras, nuestro propio ex dictador se pasea en Chile. Esperemos que los vecinos sureños nos den la oportunidad de llevarlo también al banquillo.

2 comentarios:

Tanque de Casma dijo...

¿Al progreso de quién? ¿La estabilidad de quién? ¿El orden de quién?

jucezave dijo...

Es increible cuando la estulticia sirve para justificar aberraciones por las que uno se averguenza de que individuos pertenzcan al genero humano. El genocidio que ocurriò en Chile es uno de los mayores actos de impunidad en las historia de las dictaduras y una verguenza para el mundo. Ser Chileno y ser consciente de que un asesino como Pinochet goza de libertad, de todos lo derechos que èl jamàs respeto es una ironìa abominable. Ademàs de una cuantiosa fortuna, producto de su corrupciòn. Ojalà que el estado Chileno lo condenè y como dice el Blogger, nos den la oportunidad de condenar a nuestro dictador: fujimori...
Sr. Gustavo Faveron:Entiendo que su respeto a la opiniòn haga incluir estos ataque a su persona, pero a veces es mejor desechar la basura que los demàs nos regalan