9.1.07

Daniel Smisek, aka E.P.

Cuando tenía unos dieciocho años, calculo, conseguí mi primer empleo en una academia. No recuerdo siquiera el nombre. Quedaba en frente de la Trener. Óscar Limache era profesor allí, así que supongo que el trabajo me lo encontró él. También estaba Eduardo González Cueva, si no recuerdo mal. Y había un profesor joven, poeta, como Óscar, que se llamaba Daniel Smisek.

El nombre encerraba un cierto misterio, porque Óscar me había hablado del poeta Daniel Smisek decenas de veces. Me había leído versos suyos. Me había contado historias de su vida. Y había hecho todo lo posible para que todas esas cosas fueran inverosímiles y para que, además, se confundieran con la vida de otro poeta del cual Óscar me hablaba con frecuencia: Enrique Prochazka.

De hecho, Prochazka y Smisek eran para mí seres sólo parcialmente reales, y por eso la pinta más bien cotidiana y el aire distraído del profesor que Óscar me señaló diciendo "ese es Daniel Smisek" resultó en cierta forma un rasgo anticlimático en el misterio.

(Con el tiempo descubrí un par de cosas: que ese joven poeta profesor no era Daniel Smisek, sino José Antonio Mazzotti --aunque Mazzotti nunca supo la confusión de identidades ocasionada por Óscar --, y que no sólo Limache, sino también Enrique Prochazka andaba por aquí y por allá contando historias acerca del poeta fantasma Daniel Smisek, el más célebre escritor inexistente de mi generación en la Pucp --¿o debo decir la generación previa a la mía?).

Ahora, un Enrique Prochazka en múltiple proceso de metamorfosis me escribe una carta anunciando la inminente presentación/aparición pública de Daniel Smisek (bajo el poco original seudónimo de "Enrique Prochazka"), y, por supuesto, no resisto la tentación de publicar su mensaje, que aquí va seguido de un aviso que también los invito a leer:

Hola Gustavo

Te escribo para comentarte que habiendo formado parte del éxodo de tecnócratas que huyen de la reducción de sueldos del aprismo (entre otras razones más personales) me he alejado de la función pública, aunque imagino que no definitivamente. De manera que me estoy dando un poco más de tiempo para escribir (estoy corrigiendo ahora mismo la edición española de CASA, con los ex-Lengua de Trapo, ahora 451 Editores; presentaré el libro en mayo en diversas ciudades de España)y para ese "agitarse como locos" del que siempre me he corrido, disfrutando -como que de hecho lo disfruto- el hecho de ser ese transparente Otus que engaña a los cíclopes -y a quienes teniendo dos ojos no ven mucho mejor tampoco.

Ya te decía en esa respuesta a tu post ("¿A quién le habla EP?") que el mero hecho de responder me acercaba demasiado a ese "agitarse". Pues también lo hace este mail, me temo... Siempre he sido abierto contigo, y las escasas veces que te he enviado algo ha sido con la ostensible ilusión de que te provoque publicarlo en Puente Aéreo. Nunca lo he pedido, y desde luego que no lo haré. Desde luego que agradezco las cosas que has dicho sobre mis textos y acerca de mí, e incluso los bastonazos que haya habido o hayan de venir; desde hace muchos años, la vanidad de estar sobre las críticas me resulta incomprensible, quizá como consecuencia de que me pasa lo mismo con la mera vanidad de ser.

Lo cual me lleva (por qué caminos, no lo diré ahora) a los tempranos 80s y a Daniel Smisek. Tras jugar debidamente el juego de las atribuciones de autorías y heterónimos con Limache, Daniel cayó en desuso, pese a que -personaje de una novela que se seguía escribiendo- Daniel continuó haciendo poesía.

Abreviaré detalles; el caso es que los amigos de Matalamanga han descubierto a Smisek y quieren publicar el viejo Zapatos Hondos y algo más, y de otros lugares lo están invitando a leer, como si no supiéramos todos que DS está en coma... De cualquier manera iré yo y pondré la cara y la voz de Daniel en un recital mañana (miércoles) en Mochileros pub.

Ya me agité demasiado y ahora debo callar.

Un fuerte abrazo, E

PD. Y Caicedo????


POESÍA EN MOCHILEROS

Como ya es costumbre, el bar Mochileros (Osma 135, Barranco) organiza un ciclo de recitales con lo más representativo de la poesía nacional, combinado con jóvenes y sus nuevas propuestas. De esta manera queremos ofrecer un lugar de difusión para la poesía, que pocas veces cuenta con espacios apropiados para disfrutarla. Los recitales se llevarán a cabo todos los miércoles del verano 2007, a las 10 de la noche. A continuación mandamos el cronograma del mes de enero:

Miércoles 10 Enrique Prochazka y Kenneth O´Brien
Miércoles 17 Luis La Hoz y José Aburto
Miércoles 24 Antonio Cisneros, César Gutiérrez y Mónica Belevan
Miércoles 31 Rocío Silva Santisteban y Diego Otero

Imagen: Capitán Raymond Smisek. Posible progenitor. Aviación Norteamericana en el frente asiático, segunda guerra mundial.

4 comentarios:

alfredo dijo...

yo no sabia que en MOchileros presentaban poesia

Anónimo dijo...

Qué bien que la obra de Prochazka esté logrando mayor difusión. Una buena noticia para empezar el año.

Eduardo Gonzalez dijo...

Doy fe del fenomeno Smisek. El misterioso poeta dejaba textos en las manos de Oscar Limache quien luego, con su habitual zumboneria, los mostraba a los amigos con la reserva de quien atesora fotos de Anakaona en el Tabaris.

De demostrarse que Smisek no era otro que Enrique habra que lamentar la muerte del poeta imaginario y aplaudir al poeta (y narrador) verdadero.

Roberto dijo...

"no conozco la historia,
pero entonces es más fácil contarla"
(trez zapatos de smisek, abril, 1908)

prefería que no se cuente. el halo del encanto queda desvanecido.