29.1.07

Las hormigas matonas y la cultura

A veces me pregunto si el hecho de que Luis Castañeda Lossio sea, de lejos, en las décadas recientes, el alcalde de Lima más profundamente despreocupado del arte, la literatura, la educación y la promoción cultural, es un defecto a pesar del cual los limeños lo prefieren, o si esa despreocupación será, acaso, una de las cosas que lo hacen popular.

No quiero decir con esto que los limeños sean enemigos del arte y "la cultura" (uso el término en su sentido más coloquial). Pero sí que, quizá, en la conciencia de los limeños, el arte y la producción cultural son inexistentes como problemas reales, como estamentos dignos de ser abordados por políticas oficiales, es decir, que son inexistentes en tanto preocupaciones atendibles en la práctica. Y, por tanto, un alcalde que no pierda su tiempo en ellos, es percibido como un alcalde con prioridades claras, un ejecutivo eficiente.

En el Perú, desde hace mucho, los discursos intelectuales, artísticos, creativos, y todo lo que los rodea, son sistemáticamente despreciados por la política. Lo simbólico es ninguneado. Incluso hay artistas e intelectuales que se enorgullecen de menospreciarlo. Apenas ayer, por ejemplo, hubo una manifestación creativa y simbólicamente importante en las playas del sur, y no faltó en días recientes el autoproclamado artista que despreció su valor por considerar que esa manifestación atacaba un problema menos crucial que otros, aparentemente más urgentes que desterrar del Perú el racismo práctico y el racismo discursivo.

(Me refiero, claro, a
esta lamentable columna de Eloy Jáuregui en La República).

En su gestión municipal,
Luis Castañeda ha destruido los mejores esfuerzos previos de promoción cultural hechos desde la alcaldía limeña: festivales, bienales, ciclos de danza y teatro, etc. Por eso me sorprendió, ayer mismo, también en La República, leer este otro artículo que daba cuenta de una iniciativa de la Municipalidad de Lima referida a la promoción del cine para la familia limeña.

Se trata de un programa que lleva a familias pobres de Lima a una sala cinemtatográfica, el UVK de la Plaza San Martín, para, según la nota, "observar y analizar una buena película". Genial. Me imaginé por un segundo que Castañeda se había dado cuenta de que su meticulosa destrucción de la promoción cultural municipal tenía que detenerse y ser reemplazada por algunos buenos programas alternativos.

Error. ¿Cuál es la "buena película" con la que el programa municipal ha sido inaugurado? Se llama, según el artículo, Las aventuras de Lucas. En inglés se llama The Ant Bully (La hormiga matona). Es, según la crítica americana, una de las peores películas infantiles del cine de Estados Unidos en el año pasado. Las reseñas de Metacritic le dan 59 puntos sobre 100. Las de IMDB le dan 5.9 puntos sobre 10 (enorme coincidencia: puntajes idénticos). Los críticos coinciden en una cosa: es una película hecha con un profundo menosprecio de la inteligenica de su público infantil.

¿Suena a Castañeda? Sí, por desgracia.


44 comentarios:

Anónimo dijo...

un artículo "tristísimo":http://www.elcomercioperu.com.pe/EdicionImpresa/Html/2007-01-29/ImEcCronicas0660388.html

José Alejandro Godoy dijo...

La pregunta que hay que hacerse en este caso es: ¿Castañeda mandó al diablo las iniciativas culturales sólo por que las había hecho Andrade o porque realmente no tiene una visión sobre el tema?

Y por cierto, hasta con los artista "contraculturales" y alternativos se peleó, como con la gente del Averno o de Quilca.

Anónimo dijo...

Cualquiera hubiera deseado ciertamente un pequeño ciclo de Chaplin aunque sea, si lo que se quiere es mezclar calidad con entretenimiento (mensaje social incluido). O un ciclo de cine peruano dedicado al mejor Lombardi o al Robles Godoy de Espejismo y La muralla verde. No se necesita mucha imaginación para preparar un ciclo por lo menos decente.

A la hormiga abusiva no la he visto. Pero ahora que mencionas IMDB, es un lugar virtual muy curioso. Nada confiable por cierto, porque hay grandes películas con puntaje exiguo y cosas malísimas que tienen casi 10. Pero eso no importa, porque eso de las estrellas y números, a mí no me cuadra. Saludos y ojalá que Castañeda pare las orejas cuando le hable alguien que por lo menos sabe un poco de cine.

Miguel López dijo...

Bueno ahora que hablas de iniciativas municipales recuerdo que el año pasado impulsaron un I Concurso Metropolitano de Artistas Jóvenes con premios nada desdeñables, habrá que ver si hay segunda edición.

Pero bueno, la verdad es que mientras Castañeda no tenga interés en plantear un programa de política cultural como coordenada de acción para sus futuras acciones y jugadas, el partido que disputa 'lo cultural' frente a la municipalidad está irremediablemente perdido.

Y sobre lo que decía José Alejandro Godoy, pues yo creo que ambos: por un lado mandó al diablo las iniciativas de Andrade por ser de Andrade, en un equivocado afán populista de des-elitización del asunto; y por otro, que efectivamente Castañeda no tiene ninguna visión sobre el tema.
Pero bien podría buscar a una persona capaz de admnistrar y desenvolverse adecuadamente en ese campo. La cuestión es que le interese buscarlo.

Anónimo dijo...

hay error semántico terrible, además de un desconocimiento de la gestión de Castañeda.
Hasta donde yo sé, hay eventos de cultura popular de manera abrumadora (danzas tradicionales, antropología urbana, gastronomia típica etc). No sé como un señor, usted Gustavo, puede sostener a través de reducidas nociones de cultura y con un vergonzoso desconocimento municipal.
Y creo que no es solo el hecho que vivas fuera del país mucho tiempo sino es más bien un problema epistemológico.

gracias


Antonio Saavedra

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ah, excelente. Se bajó la Bienal de Lima y puso en su lugar un festival de comelones de turrón. Notable.

Anónimo dijo...

Puede que existan eventos culturales en la gestión de Castañeda, PERO los "eventos de cultura popular de manera abrumadora (danzas tradicionales, antropología urbana, gastronomia típica etc)" que menciona el Sr. Saavedra, está basado sobre esa óptica casi sacada de un folleto turistico de que nuestra "cultura" se reduce pues a turronnes, mazamorras moradas, huacos, huacas y diabladas. ¿Es que acaso no tenemos cultura comtemporánea? ¿No tenemos pintores modernos, músicos de jazz fusión, poetas, escritores, bailarines, etc., etc.,?
Nadie dice que las huacas, etc., etc, no sea importantes, lo son, pero no somos sólo eso.

Anónimo dijo...

Bueno, la politica de Castañeda tiene como lema la alocución latina Panem et circenses, (pan y circo). Dale pan y circo al pueblo y lo tendrás de tu lado.. tranquilo. ¿han podido visitar la alameda Chabuca Granda? se ha convertido en la mas triste manifestación de entretenimiento ferial de más baja calidad que he visto en años en el centro.
¿han visto lo asquerosos, sucios anfiteatros de esa alameda donde se presentan los comicos populares y hay lleno total cada día?
Bueno, eso es sólo un pequeño ejemplo. El descuido terrible de la zona historica arquitectonica es otro angulo.
Pero lo que mas preocupa, aparte de la clara ignorancia cultural de nuestro alcalde, son los tejes y menejes politicos que suceden al interior del municipio.
Si bien la señora Lola Franco, actual gerente de la Gerencia de Educacion y cultura de la MUNLIMA, tuvo una gestión que pasó por agua tibia y logró impulsar la olvidada y en peligro pinacoteca municipal, asi como lanzar algunas ediciones de lujo (muy importantes valga la verdad) acerca de las colecciones artisticas de la comuna (se viene un libro sobre pancho fierro con la coleccion total del legado de Ricardo Palma) ahora ve su espacio invadido.
El moticuco y politizado Hugo Garavito, regidor de la municipalidad y lamentable personaje politico del gobierno anterior, pidió al alcalde hacerse cargo de esa Gerencia.
Para ello, ha sido colocado la semana pasada como sub gerente de esta gerencia que ya cuenta con un gerente. ¿es necesario un sub gerente?
POr lo pronto, ya prohibió que Gustavo Buntinx, editor del libro de pancho fierro, presente la mencionada edición. Edicion en la cual Garavito no tuvo nada que ver pero que presentará como obra suya.
Ya empezó a jalar a la gente que lo rodea (gente que lo sigue desde Peru posible y desde el diario El peruano, de donde fue expectorado).
Una guerra se ha iniciado en los delgados fueros culturales de la municipalidad de Lima.

Anónimo dijo...

Pero qué esperan de Castañeda, si sus funcionarios provienen de las canteras del fujimorismo más curtido (Caterina Podestá, Luis Baraybar de la Fuente, ex funcionarios de El Peruano de la epoca fujimorista). Y todos sabemos el concepto de cultura que tenía el fujimorismo...

Anónimo dijo...

Faverón entiende cultura como sinónimo de literatura y está profundamente equivocado. hasta pintar las escaleras de los asentamientos humanos que ha hecho castañeda es un acto cultural, que tiene implicancias en el bienestar interno y de ánimo de la población. publicar los cuentos de sus amigos no es la única forma de apoyar la cultura.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Aun más notable: cerramos las galerías, suspendemos los festivales, matamos la bienal, y en su lugar comemos turrón y pintamos escaleras. Supongo que tapar los huecos de la avenida Lampa será una tarea encargada a la Secretaría de Cultura de la Municipalidad. Qué tal manera de decir tonterías.

Anónimo dijo...

En un país que ha pasado por años de embrutecimiento sistemático, que posee un sistema educativo estatal paupérrimo, que vive sumergido en una terrible pobreza material y humana, el hecho de que no existan programas que fomenten el acercamiento de los artistas contemporáneos y sus obras al pueblo, no sólo es lamentable, si no que, es el estigma del fracaso y del estancamiento. Gracias a nuestros gobernantes, el Perú sigue y seguirá siendo un pobre sentado en un trono de oro.

Anónimo dijo...

Tal y como el anonimo de las 10:50 lo acaba de decir, el embrutecimiento es "sistemático",
es decir, no tiene nada de casual.
No es casualidad la saturación de cómicos ambulantes y talk-shows en la pantalla y el hecho de Fujimori haya durado 11 años. No es casual la proliferación de programas basura de la MTV y el hecho de que Mr. Bush haya sido reelegido.

Anónimo dijo...

La cultura no ofrece réditos electorales. Esa es la verdad. Lo que "vende" es el cemento. Un candidato presidencial que ofrezca una verdadera reforma de Estado o brinde un nuevo código penal no tiene la menor chance frente al que promete construir colegios (aunque los profesores sean analfabetos funcionales). No es casualidad que uno de los presidentes con mejor recordación popular (el viejo refrán: "hizo obra") sea el dictador que construyó el estadio nacional.
Lamentablemente, el Perú no es Francia, pues. Perdón por mi escepticismo.
No justifico la falta de política cultural de Castañeda, pero es comprensible (pragmáticamente) que este haga el siguiente razonamiento: la mayoría de los votantes de Lima son muy pobres. Qué me conviene más, que relance la Bienal o que les ponga escaleras para que no se desbarranquen de las alturas donde, desgraciadamente, viven por falta de mayores recursos? Hay que admitirlo: las demandas "culturales" de la clase media o con acceso a la educación no pintan nada en la agenda de cualquier gobierno en el Perú.

LuchinG dijo...

Ya, pero eventos como la Bienal deben tener el mismo efecto que esas maratones de lectura que salen de vez en cuando en los noticiero: casi nada.

rex-et dijo...

Qué se puede esperar de un tipo como Castañeda, si cuando se presentó en Informe Final de la Comisión de la Verdad, él dijo que con el dinero gastado por la CVR se hubieran construido dos intercambios viales en Lima... y lo dijo sin ruborizarse.

Y pensar que aspira a presidente para el 2011!!

camilo fernández dijo...

Hola Gustavo:

Yo sólo quiero comentar el lamentable estilo del señor Eloy Jáuregui. Qué mal que escribe. Quiere ser gracioso, pero termina escribiendo con los pies. Y eso se publica un diario! Impresionante. Camilo Fernández

Anónimo dijo...

Te voy a hacer unas preguntas y una aclaración que espero publiques.
¿qué entiendes por cultura?
Pareciera ser que tu campo semántico es una visión decimonónica de cultura y jerárquica (excluyente y autoritaria). Según una célebre y primariosa analogia (que en debe ser tuya) un desnudo griego es mejor que un calato peruano, o hacer un poema al Sena es mejor que al rio Chillón.
Aclara eso.
Pregunta dos:
¿tienes idea cuántos eventos culturales se han llevado a cabo en las periferias de Lima? o sostendrás, en tu mente conservadora y pacata,que el poner una pelicula x es mejor que la y solo porque los criticos lo dicen y cuando ni siquiera la has visto?
Sé riguroso contigo mismo, estimado.

La aclaración. El que firma como Camilo Fernández no es tal y deberías tener más cuidado en linkear.

Ah, una última acotación, vivo años en Lima, en el Rimac, y en mi caso, mis viajes por el mundo me han hecho entender un concepto de cultura más amplio y menos elitista como tus compinches parecen sostener.

gracias

Antonio Saavedra

pd. Ah me encanta el turrón y los cuadros de Humareda, me parecen espantosos los de Szyszlo y Tola, ergo soy vulgar y de folletin, plop¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Supongo que con buena intención, alguien o alguienes decidieron hace tiempo que cualquier cosa es cultura. El cholo calato, sobre todo. Leer un libro es una actividad tan cultural como limpiarse el poto.
Todo esto no es más que un consuelo, a mi juicio. Así se escamotea el poner un acceso a la cultura para todos. ¿Para qué quieres libros, si puedes ser culto comiéndote un turrón?
Así, es muy fácil decirle a la gente del Rimac que ya son cultos y felices, pese a que no han tenido oportunidad de viajar, conocer mundo y hacerse, obviamente, una mejor idea de lo que significa la cultura.
Obviamente, el hecho de que en el distrito del Rimac no haya librerías no nos dice nada, ¿verdad?

Anónimo dijo...

Ahora, con el comentario de Saavedra, entiendo por qué trataste tan mal la novela de Ildefonso sobre Humareda. Y defendiste a Sziszlo en el debate sobre el Museo que iba a llevar su nombre.
A ti, Faverón, te importa un concepto elitista de cultura, o en su defecto la cultura de masas (el cómico, el rock), pero no te cuadra la cultura popular porque nunca tuviste contacto con ella, porque te crea desconfianza y porque, como en el caso de Ildefonso, de parece un subproducto, fácil y mal construido según tus estrechos parámetros de lo que debe ser una novela, un cuadro o lo que fuere.

Christian

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Szyszlo siempre me ha parecido el más aburrido de los pintores peruanos. No entiendo por qué el comentarista asume que lo prefiero a Humareda. Tampoco sé qué tendría que ver eso con mi definición de cultura. Y JAMÁS he criticado la novela de Ildefonso. Sería bueno que los comentaristas no inventaran mentiras y se centraran en algún tipo de argumento.

Por otro lado, mi post no habla de cultura, sino de promoción cultural. Notar esa diferencia le evitaría al señor Saavedra el ridículo de acabar defendiendo una pésima película de dibujos animados de Hollywood como si estuviera defendiendo la "cultura popular".

Ya dije lo que pienso al respecto: si pintar escaleras es "hacer cultura", entonces que la Secretaría de Cultura de la Municipalidad se dedique a tapar huecos en las pistas y tarrajear los muros de la Via Expresa.

Anónimo dijo...

"con el dinero gastado por la CVR se hubieran construido dos intercambios viales en Lima..."

¿Castañeda Lossio dijo eso?
!Entonces viva Castañeda!

Anónimo dijo...

Al usuario anónimo de las 8:43 y al de las 8:48 que son el mismo y firma como Christian.
Derrumbado los aprioris estéticos (de vieja cuña aristotélica y romántica) a finales del siglo XIX, permitió que surgieran las vanguardias. Duchamp sería inintelegible sino comprendemos eso. Entiendes, también señor Faverón?
Sigo con el confuso y analfabeto plástico Christian, francamente no sé que pintor se llama "Sziszlo ", yo me refería al aburrido Fernando Szyszlo. Y la novela del amigo Ildefonso es ciertamente soporífera y tan fraudulenta como la de Coral. Todo lo demás te lo has inventado y me (nos) lo atribuyes.
Al señor Faveron, obviamente respondes políticamente (ahora se te ocurre que te referias a "promoción cultural" y no a cultura).Plop. Eso no fue lo que te pregunté, no has respondido nada, reculas.
¿Has visto la película de dibujos animados que tú llamas irresponsablemente "pésima"?
Solo repites, como un lorito (desastrozo antecedente para quien pretende ser crítico serio), lo que has leido en el argot periodistico. Yo la he visto (con mi canchita serrana de a sol y con la semicanícula limeña) y me parece buena. Te recomiendo que la veas, claro si puedes dejar la comodidad del Imperio y te das una vuelta por las periferias limeñas, donde amamos a Chacalón y bailamos perreo para tu espanto.

¿quien hace el ridiculo, señor?

gracias

Antonio Saavedra

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Quién hace el ridículo? Ja ja ja. Qué buena. Siga nomás, adelante.

Anónimo dijo...

Señor Saavedra, supongo por sus argumentos y sus defensa que, cosas como estas "Derrumbado los aprioris estéticos (de vieja cuña aristotélica y romántica) a finales del siglo XIX, permitió que surgieran las vanguardias. Duchamp sería inintelegible sino comprendemos eso..." Las aprendió gracias al Perreo, al suaveciiiiiiitooo Turrón de Alex Valle y por subir y bajar las escaleras pintadas de nuestros cerros hambrientos, y que, ese mismo conocimiento, lo tienen todos los buenos vecinos del Rímac.

Usted es una contradicción cuasi cantinflesca, defiende la cultura popular a raja tabla, cosa que no me parece nada indigno, pero a su vez, esgrime con gran facilidad y despotismo la palabra "ignorante" contra alguien que comete un error de tipeo. No quiero imaginar como calificará en secreo a sus amigos de Francisco Pizarro, esos que bailan perreo y comen turrón de verdad.

Anónimo dijo...

Antonio Saavedra, sabedor de que los infortunios de la condición económica en que creció le negaron la posibilidad de apreciar tanto la alta cultura como la cultura de masas más elaborada (cómics, filmes), y lo confinaron a "admirar" la cultura popular de los barrios bajos urbanos limeños (Rímac) porque no le queda otra alternativa, se dedica a denostar y despotricar contra quienes sí tienen acceso y posibilidades de apreciar otros niveles de cultura.

Para Toñito Saavedra es más "auténtico" y "vivo" emborracharse con cerveza barata escuchando a Chacalón que pasear por un museo barcelonés admirando una expo de Tapiés, antes de sentarte a una terraza a beber un buen cava de 80 euros.

Pero como el señor Saavedra, además de todas la limitaciones materiales e intelectuales señaladas (que no son culpa suya por cierto), se cree además el único que aprecia verdaderamente la cultura popular peruana, ataca una novela que no ha leído -la de Ildefonso, que puede tener graves problemas estructurales pero nadie puede negarle su vínculo (real y no retórico como el de Saavedra) con lo popular- y mete de paso otra novela, que nada tiene que ver en esta discusión, solo con el afán de llamar más la atención sobre esa su terrible orfandad cultural que ha convertido hábilmente -Toñito es al menos inteligente- en una posición recalcitrante y cerrada en favor de una visión populista de lo popular (y la redundancia aquí es necesaria), la cual tiene su máxima expresión en las ferias periféricas del señor Castañeada Lossio y su cohorte de "operadores culturales" fujimoristas, quienes organizan venta de baratijas, presentaciones de delincuentes-cómicos "populares" y recitales de poesía joven que nadie escucha, en las plazas de los conos limenses. ¿Pan y circo alguien dijo por ahí?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ambas partes se están llevando en conjunto el premio a la discusión más esnob que este blog haya pesenciado.

Anónimo dijo...

Nada más determinante para este tipo de discusiones que examinar lo que hace cada uno. El señor Saavedra defiende a Chacalón y el turrón de pésima calidad que pasa por "auténtico" en el Rímac, pero en su revista ultraelitista Freak out! escribe sobre grupos que solo conocen los más radicales conocedores ingleses o americanos del rock. A ver, cuándo escribes sobre tu cacareado Chacalón pues?

El General

Anónimo dijo...

Recuerdo que el único que reseñaba de manera elogiosa esa revista Freak out de Saavedra es Víctor Coral cuando se hacía cargo de la pàgina de Libros de Somos. Sería interesante escuchar la opinión del ex redactor.

Chapita

Víctor Coral dijo...

sería interesante que Chapita respondiera por las acusaciones que tiene sobre el manejo del flamante blog basura, el más monstruoso de todos, manejado por el tal "Quisling" y cuya dirección obviamente no daré para no darles gusto a los helmintos de la blogósfera.

LuchinG dijo...

Chévere, sigamos arrojándonos piedras por gusto y mientras tanto yo y otros 10 millones de personas vamos a regresar del trabajo a ver "Magaly" porque no tenemos más opción (¿Que apague la tele? ¿Quieren ustedes que mi familia me mate?)

No sé exactamente qué entiende cada uno de los que postean aquí por "cultura" o "promoción cultural". Nos tardaríamos un siglo en ponernos de acuerdo, y además apostaría a que en lo básico todos tenemos más o menos la misma idea.
En mi opinión, si va a haber promoción cultural de parte del municipio, debería seguir los siguientes principios:

- Debe ser masiva: no tiene caso hacer una bienal a la que muy pocos va a asistir, y en la que la mayor parte de los que asistan vayan a irse con la sensación de que los han estafado. Ojo: no estoy hablando de la calidad de lo que se presente en una bienal, lo que digo es que a la mayoría nos daría igual un cuadro de Szyszlo que el trapo donde Szyszlo limpia sus pinceles. Otro ejemplo para explicarme mejor: a mi me da lo mismo que leer "Finnegan`s Wake" en castellano o en chino, jamás se me ocurríría pedirle a la municipalidad que imprima cien mil ejemplares. Lo que están haciendo en Chile con lo del cuento de la muñeca gigante no suena mal, no sé qué piensen ustedes.

- Debe hacernos mover las neuronas: No me parece que tenga sentido hablar sobre la calidad de las obras, sobre eso nunca van a terminar las discusiones. Una vez escuché que Robles Godoy lee a Vargas Llosa cuando tiene insomnio; yo casi entro en coma con "La Nausea"; un amigo a quien respeto (la mayor parte del tiempo) se leyó de un tirón "Cartas a los amigos que perdí". Lo que debemos buscar en lo que se promocione debe ser más objetivo: canciones con letras elaboradas, obras con cierta complejidad, canciones nuevas (no los mismo cuatro huaynos que le tocan a los turistas), cuentos con un mínimo de ingenio (en un lenguaje que equilibre la sencillez y la elaboración, ni Borges ni El Trome)

- No debe ser "de moda": ¿Qué caso tiene que el municipio promocione un concierto de reguetón, proyecte "Ants Bully" o invite turrón de Doña Pepa, si eso la gente puede hacerlo con su plata cualquier día de la semana? Expandir horizontes significa ver cosas nuevas, darse cuenta de que lo que tenemos al lado no es lo único. Se me ocurre que hagan concierto de Swing, proyecten "Old Boy" y ... comida... no sé, yo con el arroz con ketchup estoy contento, opinen ustedes.

- Debe ser eficiente: Las maratones de lectura le enseñan a los niños que leer un libro es una sonsera que se hace frente a las cámaras. No me acuerdo quién fue el que dijo que para que alguien le agarre el gusto a la lectura tiene que empezar con Harry Potter (o Memorias de una Pulga, segun el gusto) y si de casualidad termina en Borges, bacán, pero no hay que esperarlo. A mi me parece que se debería empezar con el microrrelato, por su parentesco con el chiste y porque se pueden leer prestando atención en tandas de un minuto. Si se trata de música, no les vamos a poner una de esas óperas de cuatro horas de Mozart que mencionan en la película; podría ser la Overtura de Guillermo Tell... o Chacalón Sinfónico, algo que atraiga a la gente y al mismo tiempo cumpla con los principios anteriores.


Tema aparte: ¿Para qué sirve la promoción cultural, si la promoción cultural no se come? Para mí las palabras clave son "expadir horizontes": un pueblo con anteojeras fácilmente vota por el candidato que mejor baile reguetón. Y también sirve para que los taxistas tenga algo más qué contarme además del último partido que han visto, ya me tienen harto.


Saludos

Lucho Gallardo (antes he firmado como LuchinG)

Anónimo dijo...

Chicos, no jodan pues, se están alejando del tema. Que si frikaut,o que si somos, que si el blog o que si tu tía a otro lado por favor.

Anónimo dijo...

Mi revista freak out, ciertamente responde a mis popularisimos gustos por un tipo de variante musical y ello es la prueba de mi amplitud cognitiva. Saco otra revista (el hecho de que no llegue a sus manos regias y bien alimentadas con caviar de 80 euros- acá han estafado al pobre deslenguado, que yo recuerde me costaba 40 euros y eso que venia con tapa, en Paris pagué 50. Acabo de llegar de ver los cuadros de Escher y me fascinan tanto como los del maestro ayacuchano Laura, oh excuse me¡¡ cierto¡ al ser arte "popular" es "inculto" plop.
En cuanto a la mención de la novela de escritor de cono Ildefonso, me refería a su pésimo nivel estructural, al contrario de la ¿novela? del señor Coral cuyo argumento cómico es digno de un guión de condorito.

Usted también me da risa, sr. Faverón. Lo peor es que no sabe cuanta gente se ríe de usted.

¿de Cornell..? del Córner será...

gracias

Antonio Saavedra

Anónimo dijo...

Suscribo lo dicho por luching. Pelear por si una obra, una cancion, etc. es monse, es lo mismo que nada, al final todo no habra sido sino otro pleito más pero igual seguimos en el mismo charco de siempre, para felicidad de aquellos a quienes la tarupidez del resto les sabe provechosa.

Anónimo dijo...

El Finnegan's wake es intraducible, no podrías leerlo en chino; este es un tipo de limitación de la cultura popular, la falta de información. Acabo de leer en La República unas declaraciones de los hermanos Humala, músicos populares. Dividen al público como borregos: blancos, negros y marrones. Así están las cosas, la cultura popular es saludable cuando la hace el propio pueblo, pero se hace desconfiable cuando la defienden clasemedieros desfavorecidos por la educación.

Fidel K

Anónimo dijo...

jajaja. Otro signo de limitación de los "populares". El cava es un tipo de vino, estimado, no un caviar, y la verdad no creo que hayas probado ni cava ni caviar con la tuya.

Anónimo dijo...

Al señor Fidel K ¿puedes leer el Finnegans...? ¿eso te hace culto? jajaja
Mira joyceano de pacotilla ( y te lo digo comiendo mi salchipapa de sol mientras leo "Toda la sangre", que tiene un prólogo borgeano), qué diferencia hay entre un inodoro en Galeria y el el baño de mi casa?
si sabes la diferencia, podré discutir contigo.

gracias

Antonio Saavedra

LuchinG dijo...

Yo me compro mis helados Ártica en el puente de Javier Prado con la Vía Expresa, a medio sol y bajo el Sol, acompañado de mis oriundos compatriotas y mis cosmopolitas deseos de disfrute gelido-postrero. El de fresa es delicado; el de café con leche, severo e imponente; en ambos, los rasgos populares destilados gracias a la adaptación de la tecnología extranjera a la realidad de nuestro terruño permiten obtener el grado de vizcosidad necesario para disfrutar de toda una vía lactea de goce papilo-gustativo.

Y después dicen que el nerd soy yo.

En "The Onion" hace unos meses salió la noticia "¡Increíble, estudiante de literatura afirma haber leído Finnegan's Wake!" Finnegan's Wake, tengo entendido, es intraducible al inglés. El único rozón que he tenido con ese libro es la "traducción" de varias partes de la obra de Joyce que salió hace algunos años en una serie de libritos de 3 lucas, me parece que los imprimía La República. Logré realinear mis pulilas luego de seis meses de intensa terapia ocular recuperativa.

Anónimo dijo...

El señor Luching confiesa que lee libritos de tres lucas y come el rico helado, aquicito nomás. Una demostración de consumo cultural popular. Todo ello lo lleva a recuperar sus hermosas y maltratadas pupilas (eso le pasa por leer) y encima chupando su bola de helado. Ergo es un maltratado de La República (quien intentó masificar ciertos libros "complejos" para gozo de nuestro amigo que nos hospeda virtualmente). Las preguntas eran ¿cuánto era el tiraje? ¿y cuando de esa masificación logra su objetivo? Claro, el pobre egomaníaco se pone en la Javier Prado y ya es urbano marginal. jajaja. Es como cuando Cueto quiere ser maldito y menta la madre. Luego pide perdón.
Ah tus compinches, Dr. en Córner¡¡¡

Afectuosamente
Antonio Saavedra

Diego De la Cruz dijo...

Pero si su regidor de cultura es Efraín Aguilar. Director de "Mil Oficios".

Con razón.

Daniel Salvo dijo...

Hay un cuento muy bueno de Zein Zorrilla, "El harem de Tony Flags", que a mi entender propone un proyecto de nuevo ciudadano, teniendo como eje la cultura. Leer para creer, se los recomiendo encarecidamente.

LuchinG dijo...

Sr. Saavedra: ¿Cree usted que los Ártica los venden en bola y barquillo? Entonces, ¿nunca ha probado un Ártica? QUé nivel, Sr. Saavedra, qué nivel... Nadie puede decir que haya vivido realmente antes de haberse empujado su primer Ártica. Se pierde usted de seis pulgadas de paraíso, incluido el palito.

Anónimo dijo...

concuerdo con faveron... qué huachafos son!!

LuchinG dijo...

Y eso que no has visto mi colección de discursos por el día de la madre.