2.2.07

800 años de... ¿¡qué!?

Éste es el tipo de cosa que --escrita en internet por un blogger culto, crítico literario, sometido a la constante mirada escrutadora de sus lectores, y constante escrutador él mismo de otros bloggers-- podría (uno imagina) ser causal inmediata de su linchamiento online.

Víctor Coral ha escrito en su blog sobre lo que, literalmente, él llama "los preparativos ... con vistas a celebrar en mayo próximo los ochocientos años de la publicación del Cantar de Mío Cid".

¿Qué? ¿Ahora resulta que el Cantar de Mío Cid se publicó hace ochocientos años?

Uno juraría que
Coral maneja una definición de "publicar" que va mucho más allá del uso que le dan los demás mortales: él debe estar celebrando la primera vez que alguien en las calles de algun poblado hispano supo de la existencia del poema, o acaso celebra una primera lectura pública de la que, de manera misteriosa que debería contar a sus lectores, parece haber tenido noticia.

Pero no. Coral ilustra su post con una imagen de la copia manuscrita conservada del poema, y como pie de foto escribe: "página de la primera edición". La imagen que coloca, repito, es la del manuscrito de Per Abbat. Entonces no cabe duda: el culto crítico literario no tiene la menor idea de cuándo fue escrito el poema, cuándo fue vertido en esa copia (todo entre hace siete y ocho siglos) y cuándo fue hecha su primera edición (apenas en 1779, no hace ochocientos años).

Entre unas fechas y otras no son pocas las cosas que median; un crítico literario podría estar al tanto al menos de una de ellas: la invención de la imprenta; o hilar un poco más fino y empezar a repasar sus definiciones de libro , publicación, incunable, manuscrito, etc.

Pero, más que comentar la metida de pata de Coral, quiero hacer notar algo: éste es el tipo de cosa que nos da la talla de cuánto se preocupan en verdad ciertos reclamones e insatisfechos navegantes de la blogósfera literaria peruana por lo que los bloggers escriben en sus páginas. Ningún chisme se les escapa, pero los hechos más evidentes de la historia literaria les son ajenos.

26 comentarios:

Daniel Salas dijo...

No se lee bien el final del manuscrito. Algunos leen:

"Per Abbat le escrivio en el mes de mayo / en era de mill e .cc xlv. años"

otros proponen que se ha borrado una "c" y que en realidad dice:

"Per Abbat le escrivio en el mes de mayo / en era de mill e .cCc xlv. años"

Es decir, en era (hispana) de 1245 o en era (hispana) de 1345. La "era romana" tiene 38 años más que la cristiana y se refiere a la "pacificación" (o sea, a la masacre) romana de la Península. El inicio de la era hispana fue decretada por Octavio Augusto.

En efecto, entonces, se trataría de 1207 o 1307. Ojo además que esta sería en todo caso la fecha de copia del manuscrito, no necesariamente de la composición final del poema.

Algunos españoles, obsesionados con los centenarios, quieren celebrar de todas maneras un poema que, por lo demás, no fue uno de los más populares de su época. Se sigue aquí la tradición de convertir a este texto en un canto nacional y fundacional, olvidándose que un poema que sí tuvo claras intenciones políticas en favor de la prevalencia de Castilla es el de Fernán González. Mi lectura de ese texto la pueden leer aquí, en mi blog dedicado enteramente a chismes y calumnias literarias:

http://matadoporlaletra.blogspot.com/2006/08/poema-de-fernn-gonzlez.html

(aprovecho para informar que empezaré a alimentar de nuevo ese abandonado blog con mis lecturas sobre la crónicas de Jerez, de Polo de Ondegardo y la relación de Santa Cruz Pachacuti)

El problema con el Conde es que no se adapta a una lectura romántica como la que sí tuvo el Cid, traicionado, llorón y desterrado. Hasta película con Charlton Heston le hicieron. Pero pocos se acuerdan de aquel a quien se propuso como el depositario del honor cristiano frente a la invasión musulmana.

Vi el post de Coral y quedé también sorprendido. Pero es un error muy común ver los textos antiguos desde la perspectiva moderna. Este es un error que he podido comprobar entre jóvenes amigos que han llevado recientemente cursos de literatura medieval: se enseñan esos documentos fuera de su contexto manuscrito y se los coloca, forzadamente, como integrantes de una tradición creada a posteriori. Por ejemplo, se lee "Razón de Amor" como "el primer poema lírico castellano", cuando, hasta donde se puede ver en la misma fuente, se trata de un texto chonguero (y muy ingenioso) escrito por y para unos curas aragoneses dipsómanos y libidinosos.

Algo similar observo en las lecturas de los textos coloniales. Una corriente que yo llamaría "latinoamericanismo" (por analogía con el "orientalismo") los quiere integrar a una tradición y un contexto creados ulteriormente por el crítico, pero que no puede rastrearse en las prácticas simbólicas y las disputas políticas de su época. Este problema lo encuentro, con mucha nitidez, en "Escribir en el aire", el influyente libro de Antonio Cornejo Polar. Pero eso es tema de otro (sin duda interesante) debate.

Anónimo dijo...

Existe también otro problema con muchos bloggers: pretenden abarcarlo todo, como si dominaran todo tema. Y lo hacen con una autoridad que uno se queda con la boca abierta. Con la misma diligencia con que Víctor Coral se apresura a criticar el trabajo de sus colegas, debiera emprender la tarea de educarse antes de escribir sobre temas que desconoce. Tal vez el problema de Coral sea la necesidad de mantener su blog activo, y entonces termina posteando cosas en las cuales no le interesa profundizar.

Anónimo dijo...

creo que son errores producto del apresuramiento inherente a los blogs. En todo caso cuando Coral critica a Suárez Simich en uno de sus post últimos parece estar más acertado, o no les parece tampoco?

Anónimo dijo...

¿Pero por qué razón el apresuramiento tendría que ser algo inherente a los blogs? El apresuramiento indica más bien falta de seriedad, descuido. Miles de bloggers podrían, en este momento, poner como excusa a sus errores el supuesto "apresuramiento" a que están condenados los blogs. Un blog, conducido por una persona seria, cuida hasta el más mínimo detalle, incluso los detalles ortográficos. Muchos bloggers ven, es cierto, al blog como un cuaderno de notas al paso, o como un noticiero cultural, pero puede ser mucho más que eso... puede ser, creo yo, una herramienta de crítica independiente; ya que en el espacio virtual el blogger no tiene que enfrentar los obstáculos que le pondría la política editorial de un periódico.

Fidel K dijo...

Gustavo, aquí la definición que da la Real Academia Española:

publicar.
(Del lat. publicāre).

1. tr. Hacer notorio o patente, por televisión, radio, periódicos o por otros medios, algo que se quiere hacer llegar a noticia de todos.
2. tr. Hacer patente y manifiesto al público algo. Publicar la sentencia.
3. tr. Revelar o decir lo que estaba secreto u oculto y se debía callar.
4. tr. Correr las amonestaciones para el matrimonio y las órdenes sagradas.
5. tr. Difundir por medio de la imprenta o de otro procedimiento cualquiera un escrito, una estampa, etc

Recién en la quinta acepción se refiere a publicar en imprenta. Entonces, el manuscrito escrito hace 800 años es una publicación del poema según la RAE.

Coral creo que más bien se equivocó con la foto; debió poner una del primer manuscrito. Muy atinadas las precisiones de Salas, que es un estudioso del tema. Saludos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Jaja. Lo malo es que las primeras cuatro definiciones tampoco corresponden a ninguna idea potable para este caso.

Y tú metes la pata peor todavía: el manuscrito de Per Abbat ES el más antiguo que se conserva. ¿Le quieres pedir a Coral que publique uno anterior? Jaja. No seas malo.

Anónimo dijo...

Una consulta, Coral en su texto sobre el ensayo de Mario Suárez Simich hace referencia a un cuento de Hildebrando Pérez Huarancca publicado en tu antología. Cuál es ese cuento y por qué es "alusivo" a la violencia como dice Coral. Perdona que me salga del tema.

Inés

Anónimo dijo...

Leí la nota en el blog de Coral, y creo que en todo caso el palo debería caer primero sobre el redactor del periódico del que Coral sacó la información: "El País".

Es interesante como nadie se ha ido contra la fuente original.

Creo que Coral ha sido víctima de un copy and paste apurado y, lo repito, habría que caerle con palo a la fuente primera, y claro, por qué no, darle su chiquita a Coral, pero no hacerlo responsable del todo.

Anónimo dijo...

gustavo, pero si nadie, salvo tú, comentó lo de coral, es que nadie lo lee.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Inés: el cuento se titula "La oración de la tarde" y supongo que Coral lo llama "alusivo a la violencia" porque el relato es una suerte de puesta en escena de la metáfora maoista de "incendiar la pradera": los miembros de una comunidad acosada por una bestia salvaje deciden incendiar los alrededores, eliminando todo rastro de vida, con tal de que ello les permita eliminar también aquello que ellos identifican como amenaza.

Anónimo: sólo nos restaría ahora que los críticos literarios le echaran la culpa de su falta de tino a los redactores de la prensa.

Anónimo dijo...

SObre el comentario de las 4.12, debo señalar (aunque sea otro usuario anónimo) que anoche advertí, seguramente como otras personas, el error del post de Coral. En ese momento envié un comment a dicho post, con buena leche, solo para aclarar los términos. Hoy revisé un par de veces el blog para ver si había incluido mi comment y no lo ha hecho. No creo que el mío haya sido el único comment que el blogger habrá recibido al respecto. Me atrevo a pensar que los leyó, hizo los cambios (si van a su blog ahora ha reescrito el post) y ya no publicó los comments porque no hubieran tenido mucho sentido considerando que ya se rectificó.

Roberto dijo...

de ese modo su post daría la razón a la idea de los blogs y el trabajo colaborativo

igual, qué roche el de coral

Anónimo dijo...

Yo también comente en ese blog que la ilustración pertenecía a Per Abbat y no a "la primera edición", como alegremente rezaba la leyenda de foto. Pero al día siguien no solo estaba hecha mi sugerencia sino que el blogger había intervenido su texto original para cambiar, entre gallos y medianoche y sin hacer el respectivo aclare.
Lo cual no me sorprendió para nada porque así es como trabaja Coral.

Anónimo dijo...

Pensé que Ud. no recibía post anónimos.

Anónimo dijo...

Otro defecto de muchos blogs es la soberbia, la pedantería como máscara que oculta la ignorancia. Aprovechando un error de Víctor Coral, un blogger hace un recuento de su amistad con el susodicho. Lejos de presentar su historia escuetamente, aprovecha la ocasión para decirnos que ha leído a Novalis, Holderlin, Heidegger, Bataille etc; agregando por supuesto que sería ocioso mencionar otras lecturas... pues fueron tantas. Lo curioso del caso es que tanta lectura no se refleja en lo que el blogger escribe en su blog, tampoco en la calidad de su prosa (que francamente es una de las más mediocres del medio). El blogger cae incluso en frases de mal gusto: "las libaciones a Dioniso" (¡Ja!); y en ridículas muestras de desdén: "esas palomillas no, nosotros sí, tomábamos de verdad, por casi tres días seguidos". No hay nada más grosero que el orgullo de la borrachera; decir "yo sí que sabía chupar" es tan gracioso como escribir lo que Coral del Cid.

axl dijo...

Comente antes acerca de las apremientes circunstancias laborales del blogger como algo que puede explicar su desesperada necesidad del copy/paste. ¿Por que no me la publicó, señor Faveron?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No publico anónimos injuriosos. Nunca he cambiado esa política.

Anónimo dijo...

Sorprende tanto que Vítor Coral no diga "esta boca es mía"

Anónimo dijo...

El anónimo de las 9:35 a.m. no es acaso un anónimo injurioso? O va a negar que hay una referencia directa a una persona fácilmente identificable para quienes pertenencen a este medio?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Para mí resulta tan anónimo el autor como la persona a la que describe; no tengo la menor idea de a quién se refiere.

Anónimo dijo...

¿Injurioso? ¿Por qué? ¿Estoy faltando a la verdad? Si la persona aludida o sus amigos quieren defenderlo, que lo hagan con razones, no calificando caulquier crítica como injuriosa. Lo que afirmo se basa en el texto del aludido, no son palabras que pongo yo en su boca. Si yo afirmo haber leído a Novalis, Holderlin, Bataille, Foucault, etc., en mi prosa y en los temas que elijo tienen que rastrearse los beneficios de mi lectura...¿o no? De lo contrario el lector tiene todo el derecho de asumir que quien le quiere dar gato por liebre probablemente pasó los ojos por las páginas de los escritores que menciona, pero que jamás los leyó como se debe. Ribeyro refiere la historia de un escritor que cita como a cincuenta autores en ocho páginas, y concluye diciendo lo siguiente: "La cultura no es un almacén de autores leídos, sino una forma de razonar". ¿Es acaso injuriosa la intervención de Ribeyro, que ha tenido además la delicadeza de omitir el nombre del intelectual a quien se refiere? Claro que no. En todo caso el aludido debiera agradecer el que alguien le señale sus errores, sobre todo si son gruesos e implican al estilo. Ojalá que de hoy en adelante, el blogger aquel se ahorre las "libaciones a Dioniso" y la crónica detallada de esas parrandas por las cuales siente absurdo orgullo. Le hará bien a lo que escriba.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Entiendo la intención del comentario pero realmente no veo cómo se puede generalizar. Ciertamente, no espero que un cuento o un post reflejen las lecturas foucaultianas de un escritor. Yo puedo decir aquí, ahora, que he leído a Huizinga, por ejemplo, como he leído a Heidegger, o incluso a Hitler, para no salirnos de la letra h, pero es obvio que esas lecturas no serán rastreables en cada cosa que escribo.

Anónimo dijo...

Claro, eso lo entiendo. Pero es que tu seriedad está demostrada, y si mencionas a un autor sé que lo haces con conocimiento. Pero si tu blog es una colección de trivialidades o simples noticias culturales, entonces tengo derecho a poner en duda tu capacidad de lectura. No sé si me entiendes: es cuestión de medirse, imponer a la soberbia la humildad, saber callar y omitir lo que no es necesario. En este punto,por ejemplo, es necesario omitir el nombre del blogger, porque su caso ilustra, lamentablemente, el de muchos otros.

Luisagua dijo...

No estoy de acuerdo con las valoraciones que se hacen de la nota de V. Coral. Para entender de que hablamos hay que partir de los estudios de Colin Smith sobre la autoría del PMC. Teniendo en cuenta esas investigaciones, las afirmaciones de Coral son totalmente correctas.

Anónimo dijo...

Hasta dónde sé, las afirmaciones de Coral no son suyas, sino de El País. Su error fue reproducir ese error en su blog sin corregir.

Anónimo dijo...

Vamos señores, no perdais más el tiempo, hay muchas cosas más interesantes qué decir. (El Manco del Espanto)