23.3.07

Bryce, Matos Mar, los pongos

El barullo en torno al caso de los artículos ajenos que aparecieron con la firma de Alfredo Bryce Echenique no se va a calmar luego del último comentario sobre el tema publicado en la página de opinión del diario El Comercio, donde aparecieron, si no me equivoco, siete de los ocho artículos detectados hasta hoy. La nota del periódico dice lo siguiente:

"Hasta el día de hoy nuestros lectores han conocido del incidente de plagio de un artículo del embajador Oswaldo de Rivero, por parte del escritor Alfredo Bryce Echenique. Sin demora y motu proprio, y ante la gravedad del asunto, el mismo escritor ofreció las explicaciones, disculpas y autocríticas correspondientes.Sin embargo, en declaraciones al diario Perú 21, Bryce Echenique señala ahora, respecto de otros textos igualmente plagiados, que no sabe cómo estos han llegado a El Comercio. Al respecto, debemos informar que todos los textos que recibimos de Alfredo Bryce Echenique llegan por un solo conducto, desde una dirección de correo plenamente identificada, y con el mismo formato conocido y con llamadas previas o simultáneas de él, su esposa o su secretaria, a la que atribuyó uno de los envíos incorrectos.No queremos dejar duda alguna sobre lo siguiente: es Alfredo Bryce Echenique quien debe asumir absoluta responsabilidad por las consecuencias de sus actos. El Comercio, en tanto, espera que el escritor, en aras de su bien ganado prestigio, reafirme su compromiso, expresado en su carta de ayer, de que sus colaboraciones futuras tendrán el riguroso control de calidad que El Comercio exige para sus lectores".


El asunto, creo yo, debería ser más transparente: si Bryce no es responsable, nada debería pasarle. Si Bryce es responsable, el diario no puede seguir publicando sus artículos de opinión, por el hecho sencillo de que no son la opinión de Bryce. Pero el punto intermedio --dejar en la bruma la responsabilidad y seguir adelante con la colaboración-- no tiene mucho sentido. Y, por otro lado, el diario (dejando en claro que, si hubo engaño, el mismo periódico fue la primera víctima) debería haber expresado a estas alturas, ya, de alguna manera, un cierto pesar con relación a los siete autores afectados.

Las pirañitas

Algo que me ha llamado la atención en todo esto es la evidente alegría, alegría de pirañas, con que muchísimos blogs y bloggers han celebrado (no veo otra palabra) el escándalo desatado en torno a Alfredo Bryce, en vez de simplemente lamentar el hecho mismo y cumplir con la denuncia.

Uno de ellos en particular, el siempre triste Marco Sifuentes, ha promovido cuidadosamente la publicación de insultos anónimos de toda índole contra el escritor: "borracho", "estafador", "que deje de chupar", "senil", "loco", "pastrulo", "cleptómano". Insultos a los que el lamentable Sifuentes responde con esta frase que lo pinta de pies a cabeza: "Celebro el humor con el que están tomando el asunto".

Matos Mar

Me intriga por qué la mella de la imagen de una persona a la que la mayoría de los limeños ha distinguido habitualmente con su cariño puede provocar el éxtasis de quienes ahora arman la fiesta. Es evidente que no les interesan las personas afectadas (nadie en absoluto se ha interesado por los autores originales de los artículos); es evidente que no les interesa la institución afectada (no falta quienes insultan a El Comercio tanto como a Bryce). Es evidente que el asunto ético los tiene sin cuidado (la mayoría se expresan mediante anónimos en blogs basura).

Es evidente también, por ejemplo, que la inmensa mayoría de los celebrantes ha leído días atrás, en otro blog (uno respetable), un texto durísimo de Silvio Rendón sobre el caso de José Matos Mar y el pongaje de los investigadores junior del IEP. Y a ningún blog le interesó rebotar el texto o hacerse eco de él.

Desde hace mucho tiempo, y a través de muchas fuentes, algunas de ellas directas, he escuchado hablar sobre la deshonestidad intelectual de José Matos Mar en la confección de su clásico libro Desborde popular y crisis del Estado: el nuevo rostro del Perú en la década de 1980.

Lo que Silvio Rendón dijo sobre la manera en que Matos Mar construyó su famoso libro resulta, incluso para quienes ya habíamos oído versiones idénticas, sorprendente:

El IEP tiene definitivamente muchas contribuciones al mejor entendimiento de la economía y sociedad peruana, pero también tiene algunas perlas. En mi opinión, la más grande es aquel supuesto libro conocido como "Desborde Popular" de José Matos Mar. Este señor siendo director de esta institución solicitó informes sobre los que estaban investigando a cada uno de los investigadores de la institución. Con el material recolectado puso a un asistente algo senior (a quien sí reconoce algún crédito en el prólogo del libro) y lo publicó como un libro de su autoría. Aquí es interesante constatar que nadie de los hoy reconocidos y senior investigadores de esta institución dijo nada. Calladitos nomás, aceptando el pongaje académico. Esta es la gente que habla de ciudadanía, accountability, democracia, etc. La verdad es que no tuvieron una actitud muy altiva que digamos. Mario Vargas Llosa sería particularmente duro con algunos intelectuales peruanos en "El pez en el agua", como que los conoce muy bien. Tiene pues de dónde agarrarse.

Para ver el caso por analogía, y salvo que alguien me quiera corregir, esto no es parecido al tema de
Bryce y los artículos de periódico: esto es más bien como si se descubriera que Alfredo Bryce no es autor de Un mundo para Julius, sino que hurtó las ideas y modificó los textos de un equipo de gente subordinada suya. Y es como si, de alguna manera misteriosa, a nadie le llamara la atención ese hallazgo (concediendo que no es un hallazgo para los insiders del mundo de las ciencias sociales). Tanto así que ni siquiera entre los diecisiete comentarios del post de Silvio se hace referencia al asunto, sino sólo al tema global de la renovación del IEP, y eso a pesar de que al menos uno de los comentaristas se cuenta también entre los repartidores de insultos del blog de Sifuentes.

Tan curioso como preguntarse lo que se pregunta Silvio --¿cómo es que los eventuales pongos no dijeron esta boca es mía?-- resulta el hecho de que el tema siga siendo silenciado y no comentado por quienes se vinculan al IEP. Tampoco deja de ser sorprendente que algunas de esas personas de silencios prolongados sean las mismas que denuncian mafias en otras esferas intelectuales.

41 comentarios:

Nando dijo...

Eso dice mucho de las dinámicas intelectuales en un país como el nuestro. Bryce es un individuo, uno solo, mientras que el Instituto de Estudios Peruanos es una institución. Los beneficios que se puede sacar de Bryce, aparte de un autógrafo, son muy pocos, comparados con el potencial provecho de pertenecer a/estar en buenos términos con una institución (que esos beneficios se concreten alguna vez es improbable, pero también es improbable que el Muni campeone y ya me ves, aún con los ediles en el corazón). Este tema debe ser como esos horribles secretos de la familia escandinava de "Festen" (Thomas Vinterberg, 1998). ¿Se ventilarán algún día? Sería saludable. Hasta ahora son acusaciones no comprobadas. Esto llevaría a un largo y problemático proceso de cargos y descargos. Probablemente no sucederá nada: esto sucedió en días ya lejanos y seguro que nadie cargar con ser el que empiece el destape. Además, ¿para qué interés podría servir? Estas cosas suelen ser llevadas por cálculo. Y el IEP ahora es una institución completamente distinta a la que fue hace, digamos, cuarenta años. Y, por último, ¿serviría el destape de algo? Yo creo que no, así como de nada sirvió el destape acerca de la echada peruana en Argentina 78. Los argentinos siguen siendo campeones, y a nosotros nos queda saber de Pizarro vía la primera página de El Comercio. Y sin embargo, debería ser posible hacer algo, ¿no? Pero entre nosotros estos silencios son más bien la norma.

Nando dijo...

Otrosí digo: acabo de leer el texto de Silvio Rendón, y me parece, a pesar de estar de acuerdo con su evaluación negativa de el 'affaire' Matos Mar, que es sumamente sesgado... a la derecha. Osea, es un texto con moraleja: la derecha tiene desparpajo, se renueva, va con los tiempos, es moderna. Así pasamos del análisis de un caso a una generalización bastante gruesa. Pero ese es otro tema, y bastante complejo en sí.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Dos cosas:

- La fama de aficionado etilico fue creada por el propio Bryce. En un programa de television en 1998, conducido por el periodista Cesar Hildebrandt, el escritor se presento en estado de ebriedad e incluso le pidio fumar al periodista en pleno set. Debe haber sido la entrevista más patética que he visto en mi vida.

- Cierto es que lo de Matos Mar puede haber sido cierto. No niego de los datos que pueda tener Silvio. Sin embargo, sería bueno que presente pruebas sobre su afirmación, dado que en el caso de Bryce éstas si se han presentado, tanto en Peru.21 como en dos blogs: Lado B y el Utero de Marita.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Godoy: para variar, pierdes de vista el tema. El problema es quién le da derecho a los anónimos a decir todas esas barbaridades a raíz de un caso que no tiene ninguna relación con ello.

Una pregunta: ¿qué te parece que un estudiante de psicología afirme en el blog de Sifuentes, lo siguiente?:

"Lo de Bryce puede explicarse por un transtorno neuroquímico al haber cambiado al viejo whisky por el vodka en su dieta diaria... Ese es el karma de haber querido ser el osito de peluche etílico".

¿Tienes algo que decir sobre ética profesional en ese caso?

Jose Alejandro Godoy dijo...

Viendo el contexto, la cita sobre el vodka tiene claro animus jocandi, es decir, es una broma.

Por cierto, el comentario completo de Sifuentes fue: "Celebro el humor con el que están tomando el post, pero no se maleen". La cita debe hacerse de manera completa.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

O sea, "era chiste". La excusa de los pusilánimes. Aplausos nuevamente. ¿De cuándo acá un comentario deja de ser ofensivo y gratuito por ser chiste? Justamente, eso reafirma lo que dije: el ánimo es de celebración y fiesta, no de indignación ante nada, sólo vale como burla.

Y respecto a tu compulsión mitómana, te tengo que corregir nuevamente; la cita completa es:

"Celebro el humor con el que están tomando el post, pero no se maleen. Tratemos de no mencionar a terceros que no vienen al cuento. ¡Salud!"

Es decir, Sifuentes no sólo promueve las bromas sino que añade un comentario más sobre alcoholismo (animus jocandi, lo llamarás, porque todo es broma cuando no te queda más que decir). Lo único que pide es que no se metan "con terceros", es decir, que se concentren en insultar a Bryce.

LuchinG dijo...

De Reaño podrás decir lo que quieras, pero pone sus comentario con su nombre.

Yo que tú dejaba el tema ahí hasta que se calmen los animos, y luego analizar qué está pasando. En este momento todo será visto como un intento de lavarle la cara a Bryce.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Gracias por los consejos, Luching. No dudo que tú dejarías de hablar del tema (en vista de que me lo aconsejas a mí), pero no es mi estilo dejar de decir las cosas que pienso.

LuchinG dijo...

En ese caso, sigo preguntando: ¿Por qué al dramaturgo y a Coral por meter la pata, al cadalso, y a Bryce un juicio correcto pero escueto? Tal vez midas a todos con la misma vara, pero los palazos los estás dando para un solo lado.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Escueto= ¿Has leído todo lo que he escrito aquí acerca de este caso? ¡Los otros blogs literarios ni siquiera lo están mencionando!

ALAN LUNA dijo...

Hola Faverón:
Debo reconocer, siendo sincero, que algunas de nuestras posiciones (creo razonables) en este caso , pueden estar condimentadas por ciertos apasionamientos sui generis. Ya que muchos creen ver a Bryce como la cabeza de un club intelectual privado, parte de un círculo literario exclusivo -"y excluyente"-, un filtro amical, que tiene como factor común al diario EL COMERCIO.
Bueno es la percepción que algunos tienen (tenemos) sea correcta o no. Quizá por ahí se liberó la válvula de escape.
Y, personalmente soy partidario que todos se indentifiquen con sus nombres. No se necesita estar registrado en blogger, basta con escribir el nombre al final del comentario.
ALAN LUNA

LuchinG dijo...

"Escueto" en el sentido de que no lo crucificaste, empalaste, ni le cortaste la cabeza.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Creo que estás confundiendo a Puente Aéreo con Holocausto Caníbal, o, en si defecto, con la sangrienta y huachafa Plaza de Acho.

LuchinG dijo...

No, creo que estoy confundiendo Puente Aéreo con el mismo Puente Aéreo del poste de Nube Luz y el post del Cid

Roberto dijo...

no hay que olvidar nunca que este es un blog personal

Martín dijo...

Gustavo,

hola, un comentario sobre José Matos y el IEP.

Si bien aclarar este tema corresponde a los protagonistas del asunto, permítanme decir algo.

En efecto, uno de los episodios más "controversiales" en la larga historia del IEP es la publicación de "Desborde popular" (1984) y la salida de Matos, director desde la fundación en 1964 por unos 20 años.

Cuando he preguntado por el tema de "Desborde" a quienes trabajaban acá en esos años, he tenido respuestas diferentes. No me queda claro si Matos dirigió el proyecto y contó con varios asistentes, de modo que, si bien el trabajo era colectivo, finalmente era dirigido por él, o si es que era un trabajo descentralizado, que al final él editó, con ayuda de algunos de sus asistentes. Supongo que la verdad está en el medio: se trató de una situación ambigua, de modo que cuando el libro salió bajo su autoría, y no como libro colectivo, algunos lo consideraron mal, y otros no, algunos protestaron y otros no.

Lo que es claro es que se trata de un libro “raro”: si lo revisan, no tiene citas o referencias bibliográficas. Esto sugiere que fue escrito y editado con cierta premura. En todo caso, el libro sintonizó muy bien con las preocupaciones de su época, y se convirtió en uno de los libros más vendidos del instituto y, a estas alturas, en un clásico de nuestras ciencias sociales.

Al final, lo que queda es que la larga dirección de Matos, con los años, por diversas razones, fue acumulando cada vez más tensiones y oposición, lo que lo llevó a dejar la dirección (y a la larga la institución), poco tiempo después de la publicación de “Deborde...”. La dirección fue asumida luego por Julio Cotler; desde entonces, y hasta ahora, cada dos años hay elecciones para elegir un nuevo director. Saludos.

LuchinG dijo...

Roberto: no exactamente. Hasta hace unos años, a nadie la habría molestado que en una conversación privada se digan las cosas que se dicen en el blog de Ocram; tampoco se molestaría nadie por una publicación evidentemente humoristica (aunque con crítica). Pero esto del blog queda a la vista de todos, todo el tiempo, por siempre (mientras el dueño del blog no decida eliminarlo ). Incluso debemos tomar en cuenta que Faverón es una persna influyente (yo no sabía hasta que me lo dijo Pitufo Filósofo y lo confirmó Faverón en la entrevista en el Hablador), así que no es exactamente personal, a menos que hablemos de lo que comimos anoche... pero yo no me acuerdo de lo que comí anoche.

Roberto dijo...

ese pitufo filósofo está en todas

está bien, cómo es... ¿holocausto caníbal? ¿evil dead? ¿el regreso de los zombies?

sandro dijo...

A mí lo que más me sorprende ahora es la actitud de El Comercio. ¿cómo es eso de que Bryce seguirá publicando para el diario? O sea ahora van a googlear cada artículo suyo para ver si no es un plagio?
Eso no me parece serio.
Como dice Gustavo si bryce es inocente debería de seguir publicando pero después de 7 u 8 (ya perdí la cuenta) artículos plagiados creo que no queda duda de que o estuvo plagiando o le pagó a otras personas para que le "escriban" sus artículos.

Ah, y tampoco estoy de acuerdo con los insultos.

Anónimo dijo...

a ver Gustavo. Según tú la medida correcta sería separar a Bryce de los colaboradores de la plana de colaboradores de El Comercio. ¿Puedes decirme en qué Codigo Civil o Penal está escrito eso? ¿Quieres decirme que documento del Colegio de Periodistas dice que hay que botar de un diario a alguien acusado de plagio? Eso es política de la empresa y sobre las decisiones internas de una empresa pocos son los autorizados a intervenir, aunque se puede opinar.

Para mí la solución y tarea única de los blogger es señalar los errores y hacer seguimiento. Lo demás está muy cercano al delirio.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ja. Buena. Lo único que bordea el delirio por aquí es tu comentario, que publico por puro "animus jocandi" como diría el perpetuo inimputable de Godoy.

____________

Martín Tanaka:

Qué gusto leer tu mensaje. Aceptarás que hay más versiones sobre Matos Mar que las que tú resumes:

"No me queda claro si Matos dirigió el proyecto y contó con varios asistentes, de modo que, si bien el trabajo era colectivo, finalmente era dirigido por él, o si es que era un trabajo descentralizado, que al final él editó, con ayuda de algunos de sus asistentes. Supongo que la verdad está en el medio".

Porque, de hecho, ninguna de esas dos suena muy "controversial" ni se parecen a la que cuenta Silvio en su blog:

"Este señor siendo director de esta institución solicitó informes sobre los que estaban investigando a cada uno de los investigadores de la institución. Con el material recolectado puso a un asistente algo senior (a quien sí reconoce algún crédito en el prólogo del libro) y lo publicó como un libro de su autoría".

Salvo que cuando dices "un trabajo descentralizado" te refieras a tomar arbirariamente el trabajo ajeno y obviar a sus autores, lo que, me imagino, se llamaría plagio.

Anónimo dijo...

Estoy seguro que este mal rato de Bryce que lo tiene como protagonista pasará, y de hecho - aunque le duela a algunos imbéciles que ya están dictaminando su fin (tamaña ahuevonada, como le escuché decir a una colombiana- su legión de agradecidos lectores se multiplicará en adelante si pide disculpas públicas. Fácil es pedir que rueden cabezas, sobre todo cuando lo que se busca es un lugarcito en el Comercio.

gabriel ruiz-ortega dijo...

Estimado anónimo de la 5:48 pm. Te agradezco que de vez en cuando le des una mirada a mi blog, pero te sugiero que no hagas pasar párrafos míos como tuyos, sacándolos, encima, de contexto. Saludos.
G.

Bruno dijo...

Sr. Faveron:
Primero, ¿por qué no nos dejamos de eufemismos y llamamos a las cosas como son? Por qué en vez de decir "(el) caso de los artículos ajenos que aparecieron con la firma de Alfredo Bryce Echenique" (¿Qué, los artículos son fantasmas y aparecieron ellos solos? ¡Qué chistoso!) no llama al hecho por lo que es: el PLAGIO de ocho artículos. Hace poco le hizo la misma observación a Godoy respecto al PLAGIO del abogado Anibal Quiroga y ahora Ud. no puede hacer lo mismo que le pidió: Escribir con claridad. Vamos, llame a las cosas por su nombre (Ud. detesta a los anónimos y siempre pide que la gente ponga su nombre y apellido, así que haga lo mismo, por favor, pongale nombre a las cosas, no las maquille), imagine que en vez de Bryce es Hildebrandt y seguro va a ser facilito para Ud.

Segundo, sobre el caso de Matos Mar, ¿Dónde están las pruebas contundentes? Cuando pasó el asunto de Bryce con Morote se le armó un escándalo a éste último a pesar de que presentó pruebas; ya pues, no estamos hablando de lo mismo. Hay indicios, sí pero no hay las pruebas que sí existen en el caso de Bryce. Y, en todo caso, la nota de Rendón salió un día antes de lo de Bryce ¿Por qué no habló Ud. de ese asunto, Sr. Faverón? ¿Por qué lo hace recién ahora? ¿Acaso quiere desviar la atención de la gente como lo está haciendo hablando de anónimos y todo eso?

Tercero, los blogs son medios elásticos; después de todo este tiempo los que participan deberían entender eso. Entrar a un blog es entrar a un espacio muy particular que debe ser analizado con detenimiento. Lo textual y lo no textual se entreveran en los blogs. Por eso es que algunos comentarios funcionan como CARICATURAS. Reaño no es santo de mi devoción (tampoco Ocram ni Ud. aunque creo que a veces tienen algo interesante que decir) pero pienso que su comentario es una caricatura (Ud. no lo verá igual porque su aprecio por Bryce no le dejan ver las cosas claramente). Por supuesto, hay que distinguir las caricaturas de los excesos; hay algunos excesos en puerto el hueco y hubo exceso en el comentario que exhortaba a enviarlo a Ud. a un horno junto con todos sus antepasados. Eso no era un comentario, era un INSULTO. No creo que Carlos Gallardo sea una "mala persona" pero sí que fue un exceso permitir ese comentario. También es un exceso "marronear" a la gente como hacen en algunos blogs, pero ése es otro asunto. Los blogs son espacios muy elásticos y hay que saber qué actitud tomar ante ellos. Eso sí, si me encuentro en un blog como el suyo en el que le gusta moralizar a otros blogs que no le agradan y que pide que las cosas sean dichas claramente, espero que Ud. sea consecuente con lo que dice. Espero que Ud. mida con la misma vara a sus amigos y a sus enemigos. ¿Así debería ser, o no?

Cuarto, para mí, y eso lo dije en un comentario anónimo que envié a Puerto el hueco (no tengo problema en decirlo porque no insulté a nadie al hacerlo), el problema de los plagios de Bryce no es el problema DE Bryce. Yo creo que Bryce va a salir airoso de eso porque, la verdad, sus artículos de opinión eran muy poco interesantes; ya me extrañaba que hablara del album Imagine de John Lennon cuando en alguna entrevista daba entender que no escuchaba rock, que de The Beatles (digo, en No me esperen en abril menciona All you need is love, la habrá escuchado ¿no?) y de Creedence Clearwater Revival no pasaba; no creo que Bryce tenga mayores problemas por todo esto, el problema será y es para toda la gente que lo rodea, para todas aquellas personas que han preferido callar, usar eufemismos para referirse al asunto o culpar a Internet. No creo que Bryce vea minada su credibilidad tanto como aquellas otras personas. Se habla de blogs basura y cloacas y se moraliza al respecto pero cuando es uno del grupo (ya pues, no voy a usar eufemismos, es ARGOLLA) se habla por debajo de la cama o se prefiere no decir nada. ¿No séra que los llamados blogs basura, cloacas o letrinas son el reflejo de todo aquello que critican? porque ¿acaso no existe el guasón porque existe batman? ¿quién es quién aquí?

Finalmente, (ufff!) es cierto que El Comercio es una empresa privada y todo eso, sin embargo, el asunto es que El Comercio fiscaliza y ha fiscalizado. ¿Con qué cara pide moralidad a los demás si no puede moralizar en su mismo diario? Fujimoristas, si quieren bajarse a El Comercio cuando los moralice, aquí tienen bastante pan por rebanar.

Saludos

Bruno Ysla Heredia

Silvio dijo...

Hola Gustavo,
He escrito un post al respecto:
La ciudad y los plagios. Lo que digo es que mi post iba por el lado de la falta de recambio y el enquistamiento en el poder de algunas personas en algunas instituciones. No tenía como idea ni magnificar ni minimizar el plagio de otras personas, aunque puedo ver que esta comparación pueda hacerse por quienes estén interesados/as en el tema de esas otras personas. En el mundo académico hay muchos plagios de este tipo en los que los investigadores se aprovechan de sus asistentes. Es un tema de poder, con cierto matiz diferente a los plagios en que alguien se apropia de los trabajos de otros (inéditos o publicados en medios de menor circulación) y poniéndoles su nombre.
Saludos,
Sílvio

Pucso dijo...

Aqui hay dos (2) cosas bastante claras: la mayoria de gente (es decir anónimos) estan metiendo mas leña al fuego, lo que ellos quieren es ver como cae aquella figura que con el tiempo y esfuerzo (por lo menos hasta ahora que se sabe que sus primeras obras fueron producto de su trabajo y no burdos plagios) se ganó un lugar en la literatura. Sucede más o menos como ocurrió durante la Revolucion Francesa, el pueblo disfrutaba cuando los antes poderosos eran ejecutados.

Lo segundo es que es demasiado evidente que el Sr. Faverón y algunos de sus amigos, rosando con la conchudez (no quiero pensar que lo haga aproposito, prefiero creer que lo hace cegado por el amor que le tiene al Sr. Bryce), no es consecuente con lo que pone en su blog y lo que se pide es que sea mas objetivo en sus juicios. En otras palabras, queremos que juzgue al Sr. Bryce con la misma severidad con la que juzgó a otros columnistas y/o escritores o de lo contrario que diga ya de una vez: "Si pe, Alfredo Bryce es mi amigo y en adelante me abstendré de seguir comentando acerca de su situacion"

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No: lo que quiere el anónimo es que yo opine exactamente como él, cosa que a mí no se me ocurriría exigirle. Pero es la lógica de los linchadores, ¿no?

Y el señor Bruno Ysla, ¿¿¿cómo puede decir que para él los eufemismos son repugnantes, y luego decir que una celebración del holocausto es "un exceso"???

Y por lo menos no me venga con el cuento de que quiero "distraer a la gente" del tema de Bryce, cuando llevo tres días posteando sobre eso.

LuchinG dijo...

Otra cosa que también saco en claro con este indicidente es que es falsa la versión de que Daniel Salas sea el Smithers de Faverón. Si lo fuera, no habría metido su cuchara en este tema sólo una vez (y para condenar sin dudas los plagios), sino que estaría posteando a cada rato para defender a su ya-no-verosimil Sr. Burns.

Bruno dijo...

A ver, yo dije "dejémonos de eufemismos" y dije que lo de la mención del holocausto fue un exceso; para mí un exceso es algo que NO debería haber ocurrido ni debe volver a ocurrir; no tengo ningún problema en decir que el holocausto y cualquier acto racista es REPUGNANTE y me da ASCO (¿a Ud. le repugna el marroneo, Sr. Faveron? no ha dicho nada al respecto); por lo mismo, el comentario que cité me pareció repugnante y asqueroso.

Que los lectores de este blog revisen sus textos sobre el asunto de Alfredo Bryce y saquen sus propias conclusiones. Ah, y que los comparen con la dureza con la que ha tratado a otras personas. En todo caso, ojalá que a partir de ahora tenga la misma paciencia con cualquiera.

Bueno, ya dije las cosas como son; ¿ahora, Ud. va a dejarse de eufemismos y decir que lo de Bryce fue un PLAGIO? (Imagínese que es Hildebrandt o Leonardo Aguirre y le va a salir fácil)

Saludos

Bruno Ysla Heredia

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Con "marroneo" te refieres al racismo, me imagino. La mitad de mi tesis doctoral es sobre racismo, tengo más de una docena de artículos sobre el asunto en revistas académicas de varios países, y publiqué un libro sobre reivindaciones indígenas en América Latina, además de una decena de posts sobre el tema en este mismo blog. ¿Tú puedes decir algo así? ¿A qué diablos viene insinuar esa idiotez acerca de mí? ¿O es que te olvidaste de que este no es uno de tus blogs basura? Mejor infórmate antes de hablar y te ahorrarás ridículos.

Tanque de Casma dijo...

Hola
Recién tengo tiempo de entrar a Internet. Gustavo, en tu post dices algo interesante. Que poco se ha hecho en relación con los que han sufrido plagio. Si no me equivoco algo del tema - la reacción de los afectados - ha salido en Correo y en Perú 21. En la agencia Andina salieron unas declaraciones de Herbert Morote. Sin embargo, estos temas no son los que se comentan con más pasión. Mi opinión es que, a la luz de todo este escándalo, quienes tomaron con pinzas la acusación de Morote (me incluyo) ahora debemos darle más crédito.

Nando:
Siento que estés esperanzado en el Muni. Este año es el turno de otro grande. No te diré qué equipo dará la vuelta según mis pronósticos, sólo te comento que su camiseta es rosada (a menos que bajemos a segunda, claro).

Tanque de Casma dijo...

Antes que me olvide. En tu post te preguntas por qué los limeños que a Bryce tanto engreían ahora hacen fiesta de su desgracia. Eso me recordó mis lecturas de esta semana: Cartas de una turista y Crónica Limeña, novelas peruanas de comienzos del XX. Lo curioso es que ambas describen el mismo defecto que tú comentas pero unos cien años antes pero en el mismo sitio: Lima. Todo hace suponer que la doblez forma parte de la idiosincrasia de cierto tipo de limeño (no tiene nada que ver pero hago recordar que los chalacos no somos limeños).

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Esa última es una pertinente precisión.

LuchinG dijo...

Pero una vez que naces en Miraflores, estás frito.

marcayuq dijo...

La verdad es que me he queridocontener, tratando de entender mejor la dinámica de sus escritos...pero no puedo...en cada una de sus respuestas a comentarios solo observo prepotencia, y con respecto al tema de Bryce... pues lo menos es decir, que la critica es tibia... no creo en que se deba hacer leña del arbol caido, pero no creo que ese sea el caso de Bryce...y por eso, justamente, lectores dolidos (me incluyo) nos molesta tanto el hecho de que no haya sido honesto.

Hector Huerto Vizcarra

Anónimo dijo...

He leido con atencion sus comentarios en torno al caso Bryce y debo decir que el ultimo, publicado el 23 de Marzo: “Bryce, Matos Mar, los pongos”, me resulta desconcertante. Porque ante la evidencia de por lo menos siete plagios debidamente documentados Ud, parece desarrollar una estrategia trifronte cuyos alcances no son dificiles de avisorar. Primero, la estrategia del desplazamiento que consiste en dejar en salmuera el plagio en si mismo en beneficio de la problematizacion etica del medio de comunicacion que acoje los textos apocrifos, con el agravante de que la persistencia de publicacion de articulos de Bryce y la ausencia de desagravio a los autores afectados, arrojaria un manto de duda sobre la verdadera culpabilidad de esos equivocos. Segundo, la conmiseracion hacia el que comete la falta, y para ello se sirve Ud, de las injurias que algunas pobres almas se han empenado en proferir contra el Sr. Bryce. Tercero, la estrategia de la extension del “crimen”, la mas ordinaria en materia de defensa informal, no juridica, y para ello utilize Ud, el caso del Sr. Matos Mar, agravado por el hecho de que el texto plagiado corresponde a una obra mayor y que el sujeto afectado no es un individuo particular sino un conjunto de individuos.
No me parece pertinente discutir cada uno de los argumentos que subyacen detras de estas estrategias porque en el mejor de los casos, en el supuesto de que existan algunos argumentos despues de todo, resultan en general deleznables y porque las filigranas son tan obvias que representan la primera “razon” contra los argumentos. Solo voy a senalar tres direcciones de debate: que el diario “El Comercio” ha puesto el indice acusador sobre el propio Sr. Bryce –y esa es la unica declaracion competente para efectos del problema. Que persista en publicar sus articulos es un asunto menor que puede, si se quiere, ser asociado a asuntos de “marketing”. Segundo, que el entramado de insultos con y sin autoria nada prueba en materia de etica textual en torno al plagio sino al consabido problema de la libertad discursiva en los blogs y, eventualmente, repercute en un asunto de clases, es decir, politico. Tercero, que el caso del Sr. Matos Mar no provee una prueba definitiva de plagio ni un uso sistematico de apropiacion.
El sueno de los verdaderos magos consiste en que el espectador suspenda por unos instantes la certeza de que la magia no existe, que desista brevemente de la razon al amparo de lo sobrenatural pero que guarde para si una reserva de naturaleza pues esa contradiccion sera la fuente de lo inesperado por incomprensible. Los magos de segundo orden se entretienen con la simple enganifa sin contradiccion -y nos dejan ver todos sus resortes.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ese es tu problema, mi querido Mandrake: que se le nota la hilacha a tu intento vergonzoso de que se siga hablando de Bryce hasta el fin del mundo y, con tal de que eso pase, estás dispuesto a perdonar desde los plagios de otros hasta las vilezas de los anónimos.

Después de todo, tú eres uno de ellos, y quieres que todo el mundo se vuelva monotemático con tu tema y obsesionado con tu obsesión: que todo el mundo sea un caballo con las ojeras muy, muy estrechas. Pero no es el caso.

A mí, en cambio, el asunto del plagio de Bryce me parece una buena ocasión para hablar de muchas cosas, y eso es lo que estoy haciendo. Así que, con tu permiso...

Anónimo dijo...

ahahahah, ahora resulta que al escritor Gabriel Ruiz-Ortega también lo plagean!

Anwar dijo...

La exigencia hacia el comercio va por el lado de que es una institucion que se precia de ser importante. Y que nadie en esa situacion aceptaria los trabajos de alguien a quien han cuestionado su honradez. Un cuestionamiento bastante serio. Por mas Bryce que sea, ya van siete acusasiones de plagio. Es triste, pero no se pueden cerrar los ojos a esa verdad. (no pido su linchamiento ni nada de eso. Pero es feo que tengas que reconocer que plagiaste. Su vida seguira, la gente lo seguira queriendo. Pero todo sera a partir de ahora un poco distinto.)

Lo de los anonimos, bueno, son anonimos. ¿realmente alguien le presta atencion a un anonimo basura? El solo hecho de comentarlo o darle alguna importancia ya es una ociosidad. Si alguien no tiene el valor de poner su firma, entonces no vale la pena darle atencion.

Un par de comentarios mas personales. Este es un texto sobre el tema Bryce. Asi que aqui venimos a escribir sobre el tema Bryce. Eso no es ser monotematico, es ser congruente con el tema de la discusion. Ademas, debo admitirlo, a mi me gusta el utero, asi que mi opinion esta sesgada, pero tu obsesion con sifuentes ya me parece un poco exagerada. Si no te llevas con alguien, simplemente ignoralo, incluso en tus escritos.

Anónimo dijo...

matos mar - bryce: son distintos, difícil que sus respectivos plagios ("deshonestidad intelectual")tengan la misma resonancia en la prensa, en los blogs... el porqué de tales diferencias sería cuestión de estudio o, sin otra salida, de imaginación

Gustavo Faverón Patriau dijo...

NN de las 11:52: se dice "plagian", no "plagean".

Gabriel: disculpa que pasara ese mensaje con la paráfrasis de tu post; no me di cuenta de que era eso.