3.3.07

"Polémicas"

El sentido de la palabra "polémica" parece transparente: una polémica (sustantivo) es una controversia. O: una cosa es polémica (adjetivo) cuando ocasiona una controversia. Una declaración, un escrito, una idea, etc., son polémicas cuando se vuelven invitaciones al debate. La afirmación o la negación de una verdad indiscutible no es polémica porque es, o bien un lugar común, o bien una tontería.

En el Perú contemporáneo (aunque este es un fenómeno que no comenzó ayer y que parece ocurrir en todas partes), el sentido de "polémica" se ha transformado: ahora cuando alguien dice algo realmente estúpido, ha dicho algo "polémico".

Y cuando alguien dice algo políticamente incorrecto --no importa si además de políticamente incorrecto es, también, una pachotada, una ofensa, una burrada colosal o un salto mortal al oscurantismo-- a muchos les gusta llamarlo "polémico".

Se usa el término "polémico", por ejemplo, para describir a los sitios anónimos de internet dedicados a la calumnia constante y a la infamia permamente: es "polémico" contar mentiras y no firmarlas, transformar internet en una alcantarilla. Y que los resentidos dejen sus miasmas expuestas a la vista de todo el que quiera verlas es polémico.

(Por cierto, hace unos días leí que un par de bloggers que publicitan y validan a los blogs-basura exigían que se investigara el origen de otros blogs donde se defiende la gestión de Alejandro Toledo: ése es el otro lado de la medalla: la aparición simultánea de muchos blogs que insulten a quien sea es sintomáticamente bienvenida, pero la aparición simultánea de muchos blogs que defiendan a alguien es denunciada porque no puede ser sino una miserable conspiración).

Es "polémico", por ejemplo, que al señor César Hildebrandt se le dispare el sudor segregacionista por todos los poros y ande por allí repartiendo epítetos racistas a sus enemigos; que insulte a sus rivales aludiendo a su sexualidad; que haga de la xenofobia una gracia matutina y del desprecio a los pobres la broma más repetida de sus siempre repetidas columnas.

Cuando Hildebrandt acusa a alguien sin pruebas, eso es polémico. Cuando le echa la culpa de todos nuestros males a Chile, o a los contemporáneos que lo obsesionan, o a Carlo Magno, a Pepe Botella o a Condorito, eso es "polémico".

Cuando el inefable Alan García decide seguir rebobinando la pesadilla 85-90 y colocar en su gabinete a Luis Alva Castro, no falta el antropopiteco que --de seguro con la miradita oblicua del tonto que se cree muy vivo-- empieza a deslizar comentarios fuera de lugar sobre la supuesta homosexualidad del ministro. Y cuando se lo sacan en cara, dice que su observación fue "polémica".

¿"Polémica"? Como si la opción sexual o los hábitos íntimos de una persona pudieran ser materia de debate en asuntos públicos. Hay que preguntar: ¿dónde habrá aprendido este señor todo lo que sabe sobre polémicas.

Tengo una teoría: quizá lo aprendió del periodista que, criticando el perfil político de Rafael Rey, escribe cosas como "Rey es un faquir del sexo, un novio de sí mismo y, por lo tanto, un histérico en potencia". El mismo periodista que cree descalificar a Cecilia Valenzuela llamándola "Madeinusa", o que quiso descalificar a Óscar Ugarteche "acusándolo" de haber fundado el Movimiento Homosexual de Lima.

Acertaron: César Hildebrandt, una vez más, ese cuerpo inerte en donde descansa quien una vez fuera un periodista fenomenal y ahora es un fenómeno periódico. Pero claro, llevado por la costumbre y la confusión, todavía hay quien considera que ser así es ser polémico.

22 comentarios:

LuchinG dijo...

Lo de "fakir de sí mismo" no me parecemal, también se podría descalificar a un politico por hacer la marcha de los cuatro telos cada fin de semana; pero ¿descalificar a Ugarteche por fundar el MHOL? Por favor pon en enlace.

Daniel Salas dijo...

Para sustentar la tontería de que la homosexualidad sí es considerada una anomalía por algunos especialistas, el blogger identificado como Guille The Mouse me propuso que revisara la base bibliográfica llamada MedLine. Cuando le pedí que me mencionara al menos un artículo que sostuviera tal tesis, me respondió de esta manera:

"Si les digo que he visto varios records sobre el tema de la homosexualidad como desorden, no me creen".

Cuando le insistí que me diera ese dato, me acusó de "flojera y engreimiento.

Pues bien, fui a MedLine y puse dos palabras clave: "homosexuality" y "anomality". Resultados: 0.

Busqué "homosexuality" e "illness". Resultados: 20 pero ninguno se refería a la homsexualidad como enfermedad.

Finalmente, busqué "homophobia". Resultados: 336. Y todos los abstracts que puede ver se referían a la homofobia como un problema clínico.

Quien diga que esa información está disponible en MedLine simplemente está mintiendo. En este caso, con el mayor descaro.

Daniel Salas dijo...

Para sustentar la tontería de que la homosexualidad sí es considerada una anomalía por algunos especialistas, el blogger identificado como Guille The Mouse me propuso que revisara la base bibliográfica llamada MedLine. Cuando le pedí que me mencionara al menos un artículo que sostuviera tal tesis, me respondió de esta manera:

"Si les digo que he visto varios records sobre el tema de la homosexual omosexualidad como desorden, no me creen".

Cuando le insistí que me diera ese dato, me acusó de "flojera y engreimiento”.

Pues bien, fui a MedLine y puse dos palabras clave: "homosexuality" y "anomaly". Resultados: 10. Ninguno se refiere a la homsexualidad como una anomalía.

El ultimo de los articulos que salieron en la búsqueda se titular “Is a homosexual orientation irreversible?” La respuesta del abstract es que hay una tímida reducción de las emociones homosexuales después de una terapia de aversión. Copio aquí el abstract:

In four studies homosexual patients were randomly allocated to receive either different forms of aversive therapy; or aversive therapy or a positive conditioning procedure. Before and after therapy the patients' sexual orientation was determined by measuring their penile volume responses to moving pictures of nude men and women. The aversive therapies produced reduction in homosexual feelings and behaviour. In the fourth study the reduction was significantly greater following the aversive compared with the positive conditioning procedure. No significant change in measured sexual orientation occurred in the patients who received aversive therapy compared with those who received positive conditioning. The measured sexual orientation of the homosexual patients after treatment differed significantly from that of heterosexual patients who received aversive therapy for sexual anomalies.
El estudio propone que no puede motivarse la homosexualidad, pero que sí puede desmotivarse. Sin embargo, no dice que pueda eliminarse. Pero el problema mayor es que se trata de un artículo de 1976, es decir, de hace 31 años. No existe un estudio aceptablemente contemporáneo sobre avances en esta terapia.

Luego busqué "homosexuality" e "illness". Resultados: 20 pero ninguno se refería a la homsexualidad como enfermedad.

Finalmente, busqué "homophobia". Resultados: 336. Y todos los abstracts que puede ver se referían a la homofobia como un problema clínico.

Quien diga que la información que sostiene que la homosexualidad es un desorden se halla disponible en MedLine simplemente está mintiendo. En este caso, con el mayor descaro.

En cuanto a la tontería de Hildebrandt sobre Ugarteche, se produjo (y muchos lo recuerdan) antes de la segunda vuelta que ganara Fujimori. Hildebrandt sostuvo que la opinión pública tenía derecho a saber de dónde provenía ese posible ministro del emergente candidato. Ugarteche, en efecto, era uno de los siete samurais, desembarcados a sugerencia de Hernando de Soto.

Mi problema con Hildebrandt viene de mucho antes, cuando en 1986 escribió un mojigato artículo contra "Blue Velvet" de David Lynch, película a la que acusaba de promover la cochinada y la perversión. El artículo escrito para el olvido se llamaba "Franelita azul" y salió en "La República". Ojalá algún archivero lo pueda encontrar. Es lamentable.

PVLGO dijo...

Daniel: por anomalia yo entiendo algo anormal, es decir, que no se ajusta a la norma--lo cual no es un juicio de valor sino una observacion de hecho. En ese sentido, la homosexualidad es indiscutiblemente una anomalia. Si no, que es?

Supongo que quieres decir que NO es considerada una enfermedad mental, como lo era hace años.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pvlgo: ¿o sea que también dirías que un homosexual es un anormal? No creo que quieras decir eso. Es que no siempre remitirte a una definición o una etimología te va a conducir a aclarar una idea. Tu observación me recuerda la de un amigo que, hace años, se refirió a un comentario hecho por un tercer amigo como "ridículo". Cuando esa tercera persona le reclamó que por qué decía eso, mi amigo le respondió que "ridículo" sólo significaba "que produce risa" (lo cual es etimológicamente preciso) y que su comentario, en efecto, le había parecido muy gracioso. Pero todos sabemos que hay un abismo entre "ridículo" y "gracioso" o "chistoso", ¿no es cierto? Es el mismo abismo que hay entre decir que una cosa es menos frecuente que otras y decir que es "anormal".

Además, no sé a qué norma te estás refiriendo: ¿es una norma social, biológica, cultural? Hay proporcionalmente más homosexuales declarados en San Francisco que en Arequipa: ¿eso quiere decir que San Francisco es más "anormal" o sólo que es menos conservadora?

Manuel dijo...

La siguiente citacion vino a mi memoria a recordar una clase de psiquiatria de cuando era alumno de medicina, mi profesor de esa epoca dio la siguiente explicacion de porque la homosexualidad fue removida del capitulo de transtornos sexuales, la explicaion literal fue " porque la mayoria de psiquiatras americanos eran gays", no puedo comprobar lo ultimo pero si que la homosexualidad fue removida como enfermedad y fue considerada solo una "desviacion normal:


In 1973 the trustees of the American Psychiatric Association (APA) voted unanimously to remove homosexuality as a disorder from the Sexual Deviancy section of the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, the DSM-II.[1]. This decision was officially confirmed by a small majority (58%) of the general APA membership in 1974, who voted to replace the diagnosis with a milder category of "sexual orientation disturbance", which was then replaced in the DSM-III with "ego-dystonic homosexuality" which was deleted from the DSM-III-R. The APA has since stated that homosexuality "does not necessarily constitute a psychiatric disorder."[citation needed]

PVLGO dijo...

Mi observacion se referia a las palabras de Daniel sobre "la tonteria de que la homosexualidad si es considerada una anomalia por algunos especialistas". Si en lugar de "anomalia" decimos "enfermedad" estamos de acuerdo, porque es un hecho q el consenso cientifico hoy en dia es q la homosexualidad no es patologica.

Entiendo lo q tu me dices y me parece q tu entiendes lo q yo quiero decir. No, yo no diria "fulano, q es gay, es un anormal", a menos q quiera insultarlo. Pero si diria, y digo, q la homosexualidad--para ser mas claro, el estilo de vida exclusivamente homosexual--es una situacion de excepcion, q yo sepa, en cualquier lugar y epoca, sea entre los griegos antiguos o los indios americanos (referencias obvias).

Por otro lado, quien diablos sabe el origen de la homosexualidad? Algunos tercios piensan q todo se reduce a dos alternativas: o es algo genetico o es un estilo de vida elegido. Puede ser algo genetico, claro, pero decir q alguien elige ser homosexual es tan tonto q no merece mayor comentario, verdad? Tambien me parece limitado establecer una oposicion "nature vs nurture", cuando algo tan profundo, tan integral a la personalidad, puede ser producto tanto de genes como de entorno.

Para cerrar mi humilde comentario, digo q yo no tendria reparos en utilizar la palabra "anomalia" porque me suena de lo mas neutra, como decir q la genialidad es anomala. Sera q hago un uso peculiar de las palabras.

Nando dijo...

y así, de un plumazo y alegremente, empezamos a llamar "anómalos" a los que-según nuestro leal saber y entender-se alejan de una norma que es en sí misma criticable. pero cuidado, que el DRAE (que no es una panacea pero sirve para salir de dudas) muestra como primera acecpción de 'anomalía' "discrepancia de una regla o de un uso", pero la tercera acepción dice "malformación, alteración biológica, congénita o adquirida". así que la palabra neutra no es. y, extrañamente, otra vez estamos tratando de medicalizar nuestro lenguaje para hablar de la vida de otros. respecto de la actitud general respecto de estilos de vida minoritarios (pero no extraños, que la homosexualidad existe desde siempre, y muchas veces en la historia aceptada), la tolerancia es una alternativa bastante pobre. yo no quiero que me toleren, porque eso significa simplemente que me aguantan, y que cuando la paciencia se acabe, arremeterán contra mí. la tolerancia es una especie de respeto débil, y creo que todos debemos exigir respeto a secas.

Daniel Salas dijo...

Claro, Pulgo, hay un sentido de "anormal" que es supuestamente neutro. A mí no me gustan ni el fútbol ni las fiestas, de modo que toda mi vida escolar y universitaria fui un "anormal". Tengo una amiga peruana a quien no le gusta la lúcuma. Vaya, eso sí que es anormal e incluso antipatriótico. La pregunta es: ¿necesita mi amiga una terapia que la cure de esa desviación? Si la respuesta es que no ya que ella puede vivir una vida feliz sin que le guste la lúcuma, entonces explíquenme por qué una persona de orientación homosexual que se siente conforme con su condición debería ser considerada un caso clínico.

Otra cosa: He seguido echando un ojo a la base bibliográfica médica y, cosa curiosa, la mayoría de estudios se refieren a homosexuales masculinos. Para las lesbianas, no parece haber cura. Y los pocos sicólogos o siquiatras que han tratado de curar la homosexualidad basan sus casos en pacientes masculinos con valores conservadores. Obviamente, si vengo de una familia judía tradicionalista que practica la dieta kosher y, a la vez, siento una inclinación irresistible a la carne de cerdo y a las hamburguesas con queso, voy a tener un serio problema de identidad. ¿Por qué es distinto del caso del homosexual educado en una familia conservadora cristiana?

En fin, cuando tenga tiempo daré una respuesta más detallada. Ahorita estoy trabajando en Juan de Matienzo, para quien la mente de los indios era claramente poseedora de un entendimiento limitado (algo les fallaba, así hay todavía algunos que piensan que a los gays alog les falla en la cabeza). El humor involuntario de Matienzo da para mucho. Por ahora, les cuento que, para él, el intercambio de la verdadera fe por oro era bastante desequilibrado: la fe que los indios reciben posee un valor inestimable, ya que salva el alma, mientras que el oro que ellos tienen que dar a cambio es un mero bien terrenal que, según los preclaros y antiguos sabios, es una vanidad de vanidades, sin ningún valor trascendente. En otras palabras: los indios estaban recibiendo mucho a cambio de muy poco, así que era una frescura que se quejaran tanto. Espero que pronto pueda escribir algo sobre eso.

Diego M. dijo...

Gustavo, leo con agrado una entrevista aparecida en el blog hablador. Dices en ella que Reynoso y demás Narración no se pueden quitar fácilmente el caracter literario izquierdoso de su literatura última. Pero, El goce de la piel, por ejemplo, tiene una carga idelógica notable? No lo creo. En tal sentido, el problema es que a Reynoso, desde la aparición de En octubre... lo han criticado, más que por lo que escribe en sus libros, por lo que dice o hace. Eso ha ocurrido hace décadas con sus primeros críticos, y al parecer, por lo que respondes en la entrevista, el prejuicio ese sigue vigente.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hola, Diego.

Nunca he dicho que Reynoso deba dejar de ser izquierdista o dejar de hacer literatura de izquierda. Decir eso sería una arbitrariedad sin sentido de mi parte.

Dije, sí, que Reynoso y Gutiérrez están teniendo dificultades para reacomodar su perfil público luego luego del colapso de Sendero Luminoso, y que parte de esas dificultades se expresaron en las reacciones de ambos a Toda la sangre.

Por otra parte, me parece completamente transparente la posibilidad de seguir la pista del marxismo de Reynoso en "El goce de la piel". Es más: yo he hecho precisamente eso en una larga reseña aparecida hace un tiempo en Hueso Húmero:

http://huesohumero.perucultural.org.pe/4711.shtml

Repecto a lo que dices al final: nadie me preguntó nada en la entrevista sobre la obra de Reynoso o Gutiérrez. Se me preguntó sobre la recepción de la antología y yo respondí.

Alan Luna dijo...

No puede existir, en este caso, amigo Faverón, una sana y polémica "envidia" de su parte por lo que opina o "critica" César, además de tomar posición y poseción del debate, aprovechando que el gran periodista no tiene tribuna en este momento para contestarle.
Attem
Alan Luna

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Hola, Alan.

Sinceramente, no sé cómo podría yo envidiar que Hildebrandt vaya por ahí insultando a medio mundo y derramando prejuicios racistas, clasistas, sexistas, etc.

Con respecto a la tribuna: yo lo único que tengo es un blog, no un espacio privilegiado. Y no sé de qué debate hablas, salvo que a ti también te parezca que los prejuicios de Hildebrandt son "polémicos".

Saludos, de todas formas, y gracias por darte una vuelta por aquí.

Alan Luna dijo...

Agradezco que las opiones puedan ser aceptadas y consideradas dentro de un civilizado intercambio de ideas.
Attem
Alan Luna

Anónimo dijo...

Porsupuesto que la homosexualidad es una anomalia como ser cleptomano, alcoholico, obeso, etc. Porque a ese estado se ha llegado por diversos circunstancias que han alterado un estado natural digamos “normal”.
Incluso los pocos casos que son congénitos (errores en la recombinación de cromosomas) o por desbalances hormonales durante el embarazo constituyen una anomalia obviamente porque se han producido por accidente. No es genético porque hijos de padres homosexuales no nacen necesariamente homosexuales. Aunque los hijos de mujeres que han fumado, se han drogado o han tenido excesiva obesidad durante el embarazo tienen mas propabilidades de ser fumadores, drogadicots y diabéticos.

Otro asunto está en la gravedad o importancia, marginación, estigmación que la sociedad o las personas dentro de esta le da a la homosexualidad. Un ex alcalde de Berlin es homosexual, así como el presidente del partido liberal alemán (FDP). En Perú o Mexico para un electorado seria mas posible de aceptar y perdonar que una autoridad “robe pero no que sea maricón”.
Vargas Llosa escribío un artículo sobre los mahu (hombres-mujeres) en la polinesia que se generaron inicialmente en una sociedad sin contacto con la moral cristiana-occidental. Pero que generalmente son de estratos mas pobres o de familias con muchos hijos varones, cuando faltan niñas que ayuden en las labores del hogar son «educados» como mujer.
Es una posibilidad que está dentro de cada ser humano. Obviamente dependiendo de las circunstancias y de la intensidad con que esta se viva. No todos los niños que han sido abusados sexualmente, con madres autoritarias, u hombres que han vivido subyugados bajo otros hombres en las carceles tipo Lurigancho van a volverse homosexuales. Pero podria decirse que todos los hombres tenemos la semilla aunque pocos lo quieran aceptar.
La inseguridad y falta de autoestima ante la importancia que la sociedad posmoderna le da a la belleza exterior ha conducido que muchas mujeres jóvenes esten expuestas a la anorexia y a la bulimia. O al contrario la sobreoferta de comida chatarra y la falta de actividad corporal han expuesto a otros a la obesidad.

Tanque de Casma dijo...

No he entendido bien al último anónimo. Dice que la homosexualidad es una anomalía pero al final desliza la posibilidad de que todos los hombres tenemos la semilla.

LuchinG dijo...

Creo que lo que el anónimo quiere decir (equivocadamente) es que, así como hay instintos que pueden ser pervertidos por las circuntancias, la sexualidad humana también puede ocurrirle lo mismo. Ejemplo (repito: ejemplo equivocado) un pato al salir del huevo hace imprinting (http://en.wikipedia.org/wiki/Imprinting_%28psychology%29#Filial_imprinting) con su madre, pero tambien podría hacerlo con un veterinario en un laboratorio (el probre pato pensaría que el veterinario es su madre) Circunstacias inadecuadas podrían convertir en homosexual a un humano.
El problema con esta explicación es que la especie más parecida a la humana no se hace lios con sus preferencias sexuales. (http://es.wikipedia.org/wiki/Pan_paniscus#Comportamiento_sexual_social)

LuchinG dijo...

Me faltó decir ayer al anónimo que, por si acaso se trata de un anónimo paranoico, no estoy proponiendo que nos pongamos a imitar a los bonobos. Si no sientes que sea un deber cósmico probar otros sabores a parte de la lúcuma, no creo que haya problema.

Anónimo dijo...

Hola luching
creo que Valeriano Lopez anda más cerca de entender. No veo donde pueda esta mi paranoia.

No he sabido nada de bonobos y no he tenido tiempo de ver sobre los patos recien nacidos, pero hay una pelicula de un tipo que empolla huevos de ganso para volar junto a ellos con su planeador ligero para cumplir uno de sus suenhos de infancia.

Otra es la de los pingüinos que por falta de hembras en un Zoo se emparejaron entre machos y suplantaron una piedra como huevo para empollar.

En el caso que en un Zoo pudieras juntar varios tigres o varios osos polares machos seguro no van a tener la misma reacción que los pingüinos.

De cualquier forma aves marinas en espacio reducido o un patito en un laboratorio no es una condición normal. Derrepente los pingüinos en libertad nadarian de isla en isla hasta encontrar hembra, no sabemos.

Me estaba refiriendo a que la adaptación del ser humano a su condición biofísica y como se desenvuelve en los diferentes ambientes donde ha podido establecerse ha demorado millones de anhos. Obviamente la vida moderna conlleva cambios sociales y culturales muy rápidos que muchas veces pueden ser negativos. En algunos contextos el ser humano se encontraria fuera de su contexto natural como los pingüinos en el Zoo. Consecuencias: parejas que por asegurar su vida material tienen hijos bastante tarde, esto aumenta el número de hijos con Down o bebés prematuros.

LuchinG dijo...

Hola Anónimo.
Estoy de acuerdo contigo en lo de los pinguinos o los patos, pero con ellos sabemos cuáles son las condiciones originales. ¿Cuáles habrán sido las humanas? De repente originalmente éramos como en esa tribu donde la gente empezaba su vida sexual como homosexuales, seguía una etapa juvenil bisexual y terminaban en la adultez como heterosexuales. (¿Por qué diablos no apunté el nombre, caracho?) Sabrá Dios cómo éramos al principio. De repente que la homosexualidad nos parezca una perversión es algo relativamente reciente, como vivir más de treinta, pasársela sentado doce horas al día y hablar con personas a las que uno no les puede ver la cara.
Lo de no tener tiempo: es cierto, es una vaina, pero wikipedia tiene artículos relativamente sencillos de entender, aunque hay que tomerlos con pinzas, una vez encontré que los dingos pueden voltear sus cabezas 360 grados (acabo de buscarlo y ya lo corrigieron). En el artículo de los bonobos dice que las hembras se niegan a tener relaciones con sus hijos adultos, algo que parece lógico, ¿no?, pero ¿qué tal no es cierto? ¿Qué tal si el beneficio de tener relaciones con un hijo adulto es mayor que el peligro de enfermedades genéticas? ¿Qué tal si las hembras bonobo han aprendido a abortar las crías defectuosas? Por sentido común yo diría que eso es poco problable, pero yo habría dicho lo mismo hace diez años si alguien me hubiera contado las costumbres de los bonobos. El sentido común ayuda, pero tiene un límite.

Anónimo dijo...

Hola Luching,
la verdad la homosexualidad no me preocupa. En realidad es mas curiosidad cuando empecé a darme cuenta que algunas personas que aparentaban ser hetero, en realidad eran bisexuales. Alguien por ejemplo se crió solo con su madre superdominante/posesiva y claro cuando no esta ella o personas allegadas no se cuida y se le sale el amaneramiento.
Mas bien mi familia es esa típica de provincias: numerosa en hermanos,tios, primos y los roles han estado mas o menos determinados tradicionalmente. Al menos que yo sepa no hay nadie gay o por el estilo.
El incesto no solamente es cultural sinó biológico, y es una prevención para disminuir la probabilidad que defectos genéticos se dupliquen. Se encontró que humanos tienen un olor imperceptible pero que cuando se vive estrechamente junto a alguien que tiene un olor semejante se aprende a rechazarlo sexualmente. Me imagino algo similar deben tener los bonobos.

Los lobos marinos jóvenes "abusan sexualmente" de los crios, que eso ocurra en la naturaleza no significa que el abuso sexual en humanos se aceptable. A través de miles de anhos hemos aprendido a tener reglas, respetarlas y tambien castigarlas cuando se traspasan.

Anónimo dijo...

¿no será que la homosexualidad es un tema que, se ve mucho mas en la especie humana, por el hecho que actualmente ya no tenemos el problema de sobrevivencia del mas apto,del mejor "ejemplar"? O sea, ahora vivimos todos todos; enfermos, debiles, incapacitados,homosexuales, etc etc...