24.4.07

De Santis y Cueto en el Planeta-Casa

El dato que me llega gracias a Iván Thays: se han hecho públicos los resultados del Primer Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América.

Una vez más,
Alonso Cueto está en la nómina final: el ganador ha sido el argentino Pablo de Santis (qué buena noticia es siempre la aparición de una nueva novela de De Santis) y el primer finalista ha sido Alonso.

Se recordará que, en la lista de los últimos diez seleccionados, había una novela peruana,
Reencuentro con Rebeca: ése ha de haber sido el título provisional de la novela de Alonso, que el cable llama ahora El susurro de la mujer ballena.

Había también dos argentinas:
El enigma de París y Oaxaca. Pues bien, la primera de ellas es la obra de De Santis, que ha obtenido el premio de 200 mil dólares. Cueto, por cierto, recibirá 50 mil por la posición de primer finalista.

Imagen: Retrato de De Santis por María Kusmuk.

53 comentarios:

Jose Alejandro Godoy dijo...

y el plagio de Cueto? hasta ahora esperamos tu pronunciamiento.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

"Pronunciamientos" son los que emitía el Polit Bureau. Yo no soy un partido político ni un Komintern. Sólo tengo opiniones. Y sobre todos los plagios mi opinión es una sola: si el afectado demanda, se juzga y el que es encontrado culpable, paga su delito. Lo mismo me da si su apellido es Cueto o es Cubillas, y lo mismo mi da si es un escritor con gran talento, como Cueto o Bryce, uno menos significativo como Rafael León o una vergüenza como Eloy Jáuregui. Y el que sea mi amigo o no, puede afectar mi sentimiento frente a un caso pero no mi juicio.

Ahora, sólo me interesa celebrar el nuevo reconocimiento a la obra de Alonso Cueto, y esperar la novela. Me imagino que tu mensaje es tu manera generosa de sumarte a la celebración. Gracias.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Es cierto, Cueto tiene una obra más o menos valiosa y que merece ser reconocida.

Sin embargo, tu cobertura del caso Cueto ha sido menor que con Jauregui. Y de eso todos nos hemos dado cuenta. ¿Por qué? ¿Solo porque Cueto es amigo tuyo y Jauregui se la agarró con tu antología (que por cierto, no es mala como lo indica el otro plagiario)?

Anónimo dijo...

Bien por Cueto!

Qué diran ahora los resentidos y envidiosos... hasta son capaces de decir que faveron y thays compraron al jurado.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Yo no entiendo el descaro de esas preguntas. ¿Quieres por favor mandarme las decenas de links a tus múltiples posts sobre Jáuregui?

Si te parece que una persona está obligada a "cubrir" extensamente los "casos" que involucran a sus amigos, entonces empieza a "cubrir" el caso de los anónimos de Bustamante y sus declaraciones según las cuales el responsable no fue él sino su amigo invisible y a él todo le parece un "cague de risa".

Esteban R.S. dijo...

Qué pésimo gusto de este señor Alejandro Godoy. Cueto acaba de recibir un premio más y se nota que a Godoy le duele en el alma. Pero debería hacer algo por disimularlo.

Reserva Moral dijo...

Esto es increible. ¿Tanta pica se puede tener que apenas les dicen que Cueto gana un premio empiezan con los ataques? Y eso que es segundo puesto, imaginense si fuera el primero.

Esteban R.S. dijo...

¿Y Alejandro Godoy quién es para que su opinión sobre la obra de Cueto se tenga en cuenta? ¿Cómo se puede juzgar veinte años de escritura con la frase "más o menos"? Alejandro Godoy debería decir en qué momento ha leído toda la obra de Cueto para llegar a esa conclusión y si no la ha leído debe reservarse sus opiniones porque suenan a puro resentimiento. En todo caso yo también digo bien por Cueto y que siga la fiesta!

Jose Alejandro Godoy dijo...

No me molesta que Cueto haya ganado un premio.

Lo que me molesta es el doble rasero de Gustavo por criticar a un escritor malo - y Jauregui lo es - y no a un escritor medianamente reconocido, como Cueto, solo porque es su amigo.

Por cierto, Gustavo, mi blog le dio cobertura al caso Jauregui, al igual que con Cueto y Bryce. Y si no le he dado mayor cabida al asunto es porque la calidad inferior de ese personaje coludido con el montesinismo (cosa que coloque en mi blog) hace que el personaje me merezca indiferencia.

En los casos de Cueto y Bryce, ciertamente, por ser dos escritores que han escrito libros apreciables (sobre todo el segundo), la cobertura era mayor y había más interés en lo que dijeran sobre las denuncias. Desafortundamente, ninguno de los dos ha dado explicaciones satisfactorias sobre el tema.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No, no Godoy. Esa parte ya la sabemos: las distinciones que tú haces las llamas "criterio" y las que hacen otros las llamas "doble rasero". Otro gran amigo mío, Luis Jaime Cisneros, explicó en Peru 21 que él se negaba a dar entrevistas sobre Bryce porque era su amigo, y tú elogiaste profusamente a Luis Jaime por decir eso en el mismo post en que me atacaste a mí por no destruir a Cueto. Y por cierto, no dijiste ni pío acerca del hecho de que Luis Jaime tampoco decía una sílaba sobre Alonso en esa misma entrevista (es EVIDENTE que se negó a hablar del tema porque Alonso es su amigo; es evidente y es perfectamente explicable para cualquiera "sin sangre en el ojo", para citar a tu escritor favorito). Todos tus comentarios hacen agua. Lo único que espero es que respondas a las preguntas que se te han hecho. Deja de irte por la tangente.

marco dijo...

Pero, Faverón, al menos admite que existe un conflicto de intereses en tu caso. Luis Jaime no se pronunció sobre NINGÚN plagio, ni hizo campaña como tú la haces contra Jáuregui.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Gustavo, que yo recuerde, elogié a Luis Jaime por atreverse a tocar abiertamente el tema de una posible enfermedad de Bryce como posible explicación al tema de los plagios. Y lo hice porque creo que no hay que tener tapujo alguno en tocarlo, si es que realmente esa condición es cierta.

ALAN Luna dijo...

Quizá por exagerada curiosidad y/o vocación de rosonancia, me gustaría postear los comentarios entre Godoy y tú, en mi blogs. Obviamente reconociendo la fuente. ¿Se podrá?

LuchinG dijo...

Yo haría lo mismo si un amigo metiera la pata así, pero tienes que reconocer que las revelaciones sobre Jauregui dichas por ti pierden fuerza.

Anónimo dijo...

Bravú!

Supongo que a los mequetrefes se les acabó la fiesta y vestirán de luto.

Salud por la buena literatura del maestro Alonso Cueto!

Daniel Salas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Salas dijo...

Hay un aspecto importante de la vida práctica que mucha gente, que se dice con preocupaciones éticas, repentina e inexplicablemente olvida. Me refiero al valor de la amistad. Uno debe ser capaz de reconocer los errores cometidos por los amigos, eso está clarísimo. Creo que en este aspecto Gustavo ha sido coherente: en ningún momento ha encubierto a Cueto. Pero nadie puede ser obligado a destruir o darle la espalda a un amigo. Gustavo no ha pedido, por ejemplo, a los amigos de Jáuregui que lo denuncien y lo abandonen. Pero ha señalado la incoherencia de quienes se molestan por los sentimientos de amistad hacia ciertas personas (Bryce, Cueto) pero no perciben los suyos propios hacia otras. Es injusto, es cruel pretender atacar la amistad, una forma de relación que une a las personas y es parte de aquel deseo ético que es una vida buena. Por eso consideramos repudiables a los intrigantes que incordian a los amigos. Una persona que se define católica como Godoy debería recordar que la persona humana no es una mónada y que su vida está en gran medida definida por los afectos y las gratitudes. Hay que estar conscientes de esto para, precisamente, ser más objetivos en los campos en que se requiere justicia e inclusividad: por ejemplo, a la hora de dar trabajo, de ayudar a promover la obra de otras personas, de administrar la ley. La inclusividad, la objetividad y la justicia no están en contradicción con la amistad.

Jen dijo...

justo chateaba con aldo, de somos, que ahorita está en bogotá, por lo de los premios planeta. me dice que alonso tiene su hinchada por allá, que hubo un aplauso muy caluroso cuando anunciaron su nombre. me alegro, se lo merece.

Anónimo dijo...

Qué tanto se alegran por el nuevo galardón de Cueto, si es muy conocida la costumbre de Planeta de repartir premios casi exclusivamente a autores que se encuentren bajo su sello. No olvidemos que los libros de Cueto ya han empezado a publicarse en Planeta. Y de Santis ya ha publicado en Destino, una de sus subsidiarias.

Recuerden también el feo asunto de la acusación de plagio a Ricardo Piglia, quien justamente ganó un premio Planeta con su novela "Plata Quemada" (Lean esto: “Piglia, o más específicamente su obra, no debió postularse para la obtención del premio”, pues “se encontraba vinculado contractualmente con la editora Espasa Calpe Argentina, desde junio de 1994”, señala el fallo).

Y revisen el siguiente link del número 121 de Letralia: http://www.letralia.com/121/0228piglia.htm Por si acaso, Espasa Calpe pertenece a Planeta.

Y no está muy lejos la desvergüenza de los dueños de la editorial cuando salió a la luz la acusación de plagio a nada menos que Camilo José Cela (para variar, a una novela publicada en Planeta y también galardonada con su máximo premio). Llegaron a decir que preferían otorgar el premio a un autor reconocido, y que así todos ganaban, la editorial, el público y el autor (una terrible muestra de desconsideración para con todos los escritores que ingenuamente se presentan sus escritos y esperan que una editorial de supuesto prestigio sea lo más objetiva posible con sus premiaciones).

Si se dan el trabajo de revisar la biografía del autor de "La Colmena" —escrita por Ian Gibson—, encontrarán muchos buenos datos acerca del modus operandi de esta "reconocida" editorial, uno de ellos, que otorgue su máximo galardón a obras que definitivamente no lo merecen, pero que tienen asegurado un excelente nivel de ventas.

Ahí está el texto de Bayly, finalista al lado de la multipremiada Lucía Etxebarría (quien a lo largo de su carrera ha ganado todos los premios que ha sido capaz de crear Planeta); están también "El huerto de mi amada" y "Lituma en los Andes", que figuran entre las peores novelas salidas de las manos de Bryce y Vargas Llosa, respectivamente.

Por todo eso y más, no se sorprendan de que en los últimos años, como de casualidad, como quien no quiere la cosa, empiezan a aparecer autores peruanos entre los finalistas de diversos premios. Sucede que simplemente estamos de moda, sobre todo después del Alfaguara de Roncagliolo y el Anagrama de Cueto. Y éste último no es precisamente un autor destacable, se merece su espacio entre Ampuero y Niño de Guzmán, por ejemplo, pero de ahí a que por el hecho de ganar premios "de prestigio" (el Anagrama, por cierto, no está exento de muchas de las taras del de Planeta, pero ese será tema de otro post) empiece a obtener un reconocimiento que, según dicen, se le debía o debe, francamente no me parece.

Por favor, amigos, entérense bien de cómo se manejan las cosas en el mundillo editorial español (que, como bien dijo alguien hace un tiempo, ya ha empezado a hacer de las suyas en el nuestro) y traten de valorar a los autores por sus obras mismas, no por premios cada vez más cuestionados.

Pasando a otra cosa, Gustavo ya no sabe cómo justificar su clamoroso silencio con respecto al plagio (con todas sus letras) de su amigo Alonso. Sus motivos tiene y tendrá. En todo caso, ya sabemos de qué pie cojea.

Anónimo veneciano

benigno niebla dijo...

aqui lo que deberia de ser un intercambio de comentarios a un nivel mas serio (de prensa, de critica literaria o de temas afines),termina siendo un intercambio de dimes y diretes que yo calificaria, con el respeto de gfp, quien creo que si aporta muy buenos comentarios (originalidad y reflexiones interesantes), de chisme infra-cultural: godoy exige en este blog como si existiera de por medio una especie de obligacion moral o mandato ineludible por parte de gfp a "pronunciarse" sobre el asunto del plagio (que creo ademas ya lo hizo).
en todo caso me gustaria leer una critica elaborada -que no necesariamente tiene que se escrita por un experto en ficciones, sino por un lector comun y corriente (podria ser el mismo godoy o yo o cualquier otro lector, nose); de porq alonso cueto no le parece un escritor innovador, digamos clasico o genial. Yo no creo que lo sea, de lo que he leido me parece aburrido, poco dinamico, acartonado, como da la impresion que es un excelente narrador pero nada mas, definitivamente no me parece original y no creo que sea considerado un clasico; en todo caso tendre que leer sus dos ultimas novelas "la hora azul" y esta ultima del premio planeta-casa.
quienes son para mi escritores trascendentes?, aqui va la lista:
shakespeare, cervantes, hugo, baudelaire, borges, cortazar, sabato, martin adan, vallejo, coetzee, bolaño, garcia marquez, kafka, ricardo palma, ginsberg, borroughs, poe, thoreau, auster, carver, dostoyevski, bukowski, lovecraft, proust, rimbaud, kawabata, oe, y por ahi algunos mas que se me escapan, el hemingway del viejo y el mar, caicedo el colombiano, garcia lorca poeta, miguel hernandez y un poeta español buenisimo cuyo nombre no recuerdo pero que esta loco y aun creo que vive en un manicomio... y deben haber otros que ahora no recuerdo.

slds
bn

benigno niebla dijo...

...porq aun no los he leido.
ahora si.

Francisco Cárdenas dijo...

Bien por Alonso, pero ahora le caeran con palo, no soy literato, soy politico y abogado, pero veo que entre los escritores las envidias son moneda corriente

LuchinG dijo...

Anonimo: Ya había escuchado de ese asunto antes, pero ¿todos los premios que mencionas son con convocatoria y jurado? Por favor haz un cuadro y enlázalo.

LuchinG dijo...

Yo no le pediría a Faverón que se pronuncie contra Cueto, le pediría que deje el tema de los plagios ahí.

Anónimo dijo...

cómo, cómo? Que deje el tema de los plagios? Por qué? Luching tiene rabo de paja o qué?

Luchito

Anónimo dijo...

Todo esto sirve para comprobar que el mundito de los escritores peruanos realmente apesta y está lleno de gente delirante y enferma. El blogger comenta que Cueto ha sido finalista en un premio que puede ser todo lo cuestionable del mundo, pero hasta el día de hoy nadie se ha preocupado por postear ni siquiera un atisbo de análisis de la obra de Cueto, que creo tiene picos interesantes, pero claro, eso no es de interés. Lo que hay que hacer es golpear a Cueto, insultarlo, atacarlo, demolerlo. Muy buena lección, por lo que veo. Ya empezarán a salir, seguramente, más reducciones al absurdo, más caricaturas de crítica escudadas en el empaque de "medios alternativos" que, en realidad solo se han consagrado en cuerpo y alma al insulto sin ofrecer una sola idea sobre la literatura peruana. Por otro lado, estos justicieros creen que Faverón es una figura totémica que tiene la obligación de pronunciarse sobre todas las cosas del mundo. Creer eso es un tremendo error, porque igualmente tendríamos que exigir a cada crítico y escritor del país que se pronuncie, con lo cual crearíamos un monumental archivo de papeluchería. Si plagió o no plagió, Cueto debe ser consciente de sus errores y asumirlos como tales, pero ese hecho no debería interferir en el juzgamiento de su obra. Genet fue pájaro frutero y un hombre de baja moral, sin embargo la crítica se cuida muy bien de separar eso de su obra genial e iluminadora.

Anónimo dijo...

Solo para senalar que el premio se llama Casa de America. Casa de las Americas es un premio cubano.

Anónimo dijo...

Weeena, "Margarito-Hombre Lobo", a.k.a. Alonso Cueto Caballero. Y la chapa viene con cariño de los que alguna vez trabajamos con él.
/Jorge

Anónimo dijo...

tu blog se ha convertido en un lugar de chismes y chistes, quién lo creería...

Anónimo dijo...

Uyuyuy, sentenció el circunspecto "Anónimo" de las 9:49 P.M. Qué tienen de malo los chismes y los chistes? Al menos en este blog (casi)todo el mundo tiene la libertad de decir lo que le venga en gana, inclusive insultar al bloggero como deporte regional. Al menos yo firmo mis comentarios y no me escudo detrás del anonimato. /Jorge

Anónimo dijo...

Luching:

Sí, todos los premios que señalo siguen los ritos ya clásicos: se hace la convocatoria, se recibe cierto numero de originales, el jurado se demora un tiempo en revisarlos y ¡listo el pollo!: tenemos la última de Bayly o Bryce como ganadoras o finalistas. La gente corre a adquirirlas muchas veces por el "prestigioso" premio y no tanto por el prestigio de los autores (bueno o malo, eso depende de a quién preguntes).

Si no me equivoco, fue el año antepasado que Juan Marsé, reconocido autor español y miembro ocasional del jurado del premio Planeta, dio a conocer u malestar por el criterio de la editorial a la hora de elegir a los ganadores. Creo que hasta dijo que ninguna de las novelas presentadas en ese año merecían el premio... ¿y qué crees que pasó? ¡Ganó una tal María de la Pau Janer y Bayly quedó finalista! Y todos contentos.

Anónimo veneciano

Revisen este link:
http://www.elmundo.es/elmundo/2005/10/16/cultura/1129455698.html

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Notaron que un comentarista desapareció apenas se le pidió que respondiera él algunas preguntas? Yo no lo culpo: nadie está obligado a opinar públicamente sobre las posibles caídas de sus amigos. Pero sí es ridículo flagelarse como un mártir diciendo que la amistad no debe anteponerse al deber de opinar y, simultáneamente, callarse en siete lenguas sobre los amigos de uno.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Marsé jamás dijo que hubiera ningún tipo de amarre: dijo que las novelas ganadoras no tenían buen nivel y no debían haber recibido ningún premio.

El problema que yo le encuentro a esa constante paranoia sobre los premios es que suelen defender simultáneamente la idea de que el premio está allí para lanzar a la fama a autores de la editorial y la idea de que los ganadores son siempre autores famosos para así darle prestigio al premio y solidificar las ventas. Si se fijan bien, son dos argumentos bastante distintos. La lógica con la que se premia a Mario Vargas Llosa no puede ser la misma con la que se premia a María de la Pau Janer, por lo menos no si creemos que es una lógica ilegítima. Es más, un premio que un día gana Vargas Llosa y otro día la Janer parece ser un premio cuyos ganadores no responden a ningún perfil predeterminado.

Anónimo dijo...

Gustavo:

Jamás dije lo que señalas acerca de Marsé. Si lees bien mi texto, doy a entender la incomodidad del autor español con los mecanismos de Planeta para premiar a sus ganadores. No digo nada de amarres.

Para que no te hagas bolas, te transcribo algo de lo que apareció en el diario El Mundo el 17 de octubre del 2005:

La polémica fue la protagonista de la 54ª edición del Premio Planeta. Los escritores Juan Marsé y Rosa Regàs, miembros del jurado, reprocharon a la ganadora, Maria de la Pau Janer, y al finalista, Jaime Bayly, la "insuficiente calidad literaria" de sus novelas.

Para el escritor de 'Últimas tardes con Teresa', "en un país con tantos premios literarios, que se produzcan sólo media docena de buenas novelas al año es puro milagro, y demuestra que esto no funciona". Marsé ha admitido que "desde el punto de vista comercial el Premio Planeta funciona como una seda, pero desde la óptica literaria es más que dudoso".

La también miembro del jurado y directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs, opinó que "también esperaba que el nivel (del Planeta) fuera más alto", pero destacó que la poca unanimidad ha propiciado, sin embargo, "un larguísimo y enconado debate sobre literatura, que siempre se echa en falta en España".

Efectivamente, hay dos argumentos distintos en mis anteriores comentarios, pero no son necesariamente excluyentes. En otra palabras, tanto en Planeta como en Anagrama, Alfaguara y otras editoriales españolas (sobre todo las más grandes, las que comprometen mucho dinero en cada entrega) recurren al juego de promocionar a autores que publican bajo su(s) sello(s) en algunos casos, y en otros apelan a la fama de escritores ya reconocidos. Una cosa no quita la otra (recuerda que siempre debe quedar siquiera un atisbo de credibilidad).

No hay nada de paranoia, Gustavo. Los hechos demuestran lo que he manifestado hasta el momento. Les recomiendo nuevamente el libro de Ian Gibson acerca de Cela; allí se habla de algo que cada vez es más común: se tomó un manuscrito de cierto valor perteneciente a uno de los concursantes (si mal no recuerdo, una mujer), se le "dio vuelta" y se presentó a concurso como si fuera obra de Cela. Por supuesto, el autor de "La Familia de Pascual Duarte" obtuvo el premio. Luego vino la disputa judicial y todo el barullo mediático, pero eso era lo de menos: Planeta había vendido ya miles de ejemplares del libro

Anónimo veneciano

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No he discutido lo que el diario español diga, sino el sentido de TUS frases, que obviamente indicaban que en todos los concursos mencionados por ti había amarres. Para que no te hagas bolas con tu propio mensaje te copio dos fragmentos de él:

"Sí, todos los premios que señalo siguen los ritos ya clásicos: se hace la convocatoria, se recibe cierto numero de originales, el jurado se demora un tiempo en revisarlos y ¡listo el pollo!... Y todos contentos".

la cueva de los pájaros dijo...

Tu post, Gustavo, informa sobre el merecido galardón a Alonso Cueto, pienso que como peruanos debemos celebrar eso, finalmente hay espacio para todo, y que se intente minimizar el premio pretendiendo ensuciar al premiado con aquello del plagio, que él ya aclaró en su momento, además, es parte del burdo carnaval de los aguafiestas.
Mi saludo y mi felicitación a Cueto, ojalá pronto llegué junio para leer su nueva y galardonada obra.

Anónimo dijo...

Gustavo:

No te sigas haciendo bolas con tu propia retórica. Como ya han señalado diversos comentaristas en muchas ocasiones, te gusta sacar de contexto las frases de otros, en buen cristiano, les "das vuelta" para tratar de convencernos de que tienes toda la razón.

El texto que citas era una respuesta mía a Luching, otro comentarista. En él simplemente le digo que, efectivamente, en todos los concursos que he mencionado se siguen los procedimientos propios de este tipo de eventos.

Nunca he dicho que en todos los concursos señalados haya necesariamente amarres. He dado cuenta de algunos hechos, ya no tan infrecuentes como quisiéramos, que definitivamente ensombrecen el prestigio de cualquier concurso organizado por el grupo Planeta.

Y eso que olvidé señalar lo del caso Sábato, a quien se le ofreció el premio (así, como lo leen), se le dijo que simplemente aceptara presentar cualquier novela suya y que ésta saldría como ganadora sí o sí. El mismo Sábato lo denunció. Al respecto, lean el siguiente fragmento divulgado por la agencia AFP el 31 de mayo del 2001:

"Yo me reí y le dije que no podía aceptar un premio por un libro que todavía no había escrito", aseguró el escritor quince días después de que Cela recibiera el premio, entonces dotado con 300 mil dólares.

Según Sábato, el consejero delegado de Planeta, José Manuel Lara, se había puesto en contacto con él en 1994 para ofrecerle el galardón de ese año, pero el literato rehusó la oferta.

En el mismo sentido se expresó el escritor español Miguel Delibes, quien aseguró que Lara le ofreció el premio ese mismo año 1994 y que, posteriormente, lo ha hecho "con periódica reiteración", según el diario.

"Lara ha venido (...) a ofrecerme el premio tratando de convencerme con el argumento de que todos saldríamos beneficiados: él, yo, el premio y la literatura", afirmó Delibes, en una carta enviada a los abogados de la escritora Carmen Formoso, que se ha querellado con Cela por un supesto delito de plagio.

Finalmente, he de decir que todo lo que he descrito en mis comentarios no descarta necesariamente que por ahí obtenga un premio de Planeta, Alfaguara o Anagrama un autor que verdaderamente lo merece. Pero, a juzgar por los hechos (y no por mis supuestas elucubraciones, Gustavo) eso es cada vez menos frecuente, o en todo caso, es la excepción que confirma la regla.

Anónimo veneciano

Giordano Bruno dijo...

Me parece que este tipo de reacciones demuestran, hasta la náusea, la descomposición social en la que nuestro país se halla sumida (y no desde ahora, sino de mucho atrás)....Alguien nacido en estas tierras que logra obtener algo de prestigio despierta automáticamente las sospechas de sus coterráneos y congéneres: "...pero cómo ha ganado tal premio, pero cómo ha logrado tal prestigio, si es peruano (como yo, como mi vecino)...ummmm, aquí debe haber gato encerrado"...y se pone en funcionamiento ese curioso mecanismo que señala que el mejor enemigo de un perucho (y el más tenaz y el más despiadado) es otro perucho.
Que si Cueto quedó finalista, bien por él y bien por los demás escritores peruanos no conocidos, quizás las editoriales españoles les brinden una oportunidad y los vean con más interés...Que si no lo merecía, problema de la editorial y de los jurados....El suelo está parejo y la envidia provoca sismos estomacales.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

O sea, no tienes pruebas de nada pero te pareció difícil perder la oportunidad de echar sombras sobre el premio recibido por Pablo de Santis y Alonso Cueto, más aun teniendo en cuenta que lo puedes hacer sin arriesgarte a decir quién eres. Está bien, supongo que ésa es tu forma de potenciar los beneficios que te da internet.

Esteban R.S. dijo...

No me sorprende el odio que se le puede tener a los triunfadores en este país, los resentimientos salen a flor de piel apenas alguien destaca. Por eso eligen dos veces como presidente a un rayado cuya consigna es "yo me hundo pero no me hundo solo". Ese Anónimo Veneciano da roche ajeno.

Caridad Mendoza dijo...

La primera novela que leí en mi vida fue El Tigre Blanco de Alonso Cueto y desde ahí no me pierdo ninguno de sus libros. Que felicidad verlo obtener cada vez más reconocimientos en el extranjero aunque eso implique que lo odien cada vez más los peruanos, es inevitable.

Caridad Mendoza

Anónimo dijo...

lo mismo le pasó a Roncagliolo cuando ganó el Alfaguara, solo que en la movida enividiosa participó Faverón. Ojalá que postees esto y respondas pues.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Pequeño error del cascarrabias anónimo: yo publiqué un post saludando el premio de Roncagliolo. De hecho, fui acaso la segunda persona en dar la noticia en el Perú. La primera debió de ser Iván Thays. Semanas o meses después de eso leí la novela y la critiqué, como corresponde, y mis razones para juzgarla mediana están fundadas en la crítica que publiqué aquella vez. ¿Notas la diferencia?

LuchinG dijo...

Faverón: si notas que en esta ocasión mi IP es distinto, es porque estoy en Miraflores.

Luchito: No tengo rabo de paja en ese tema desde el colegio. Digo que Faverón debería dejar el tema de los plagios porque una cosa es ser solidario con los amigos, no unirse a la lapidación, esperar a que termine y llevarlo a la posta médica, y otra cosa es tratar de llevar el linchamiento a otro lado. Sea su intención o no, esa es la impresión que deja. Hace unos meses no se lo hab´ria pedido, pero ahora sé que su opinión tiene peso. La mujer del César no sólo debe ser honesta.

En cuanto a los premios: me abstengo de felicitar a Cueto porque:

1.- No es mi amigo.
2.- No le he leído ni los tatuajes.
3.- Podría sentirme orgulloso o avergonzado por lo que hagan mis amigos o mi familia, pero no por lo que hagan o dejen de hacer personas que por puro azar tienen el mismo pasaporte que yo.
4.- El Anónimo Veneciano demuestra que en estos asuntos hay demasiadas dudas. Tal vez haya concursos honestos y otros deshonestos, pero, a priori, ¿qué debemos creer? Si yo fuera un hombre de negocios y pensara en cómo gastar mejor el dinero de la empresa, ¿lo invertiría en un proyecto con riesgo y rentabilidad desconocidos (un autor talentoso pero inmanejable) o en uno estable y predecible (un autor mediano pero marketeable)? Por una cuestión de darwinismo empresarial, el hombre de negocios más eficiente es el que sobrevive, así que es más probable que la principal característica de un ganador de concurso de una editorial sea su capacidad para ser marketeado. Que tenga un gran talento no sería una condición no excluyente pero tampoco indispensable.

Ahora, no estoy diciendo que porque Cueto sacó una mención honrosa en consecuencia él sea un autor mediano y manejable, estoy diciendo que no me voy a guiar de los concursos para comprar, leer o calificar a un libro. Tal vez Cueto ganó el premio a pesar de ser poco marketeable.

Anónimo dijo...

"La primera novela que leí en mi vida fue El Tigre Blanco de Alonso Cueto"

ese fue el debut de Caridad

Anónimo dijo...

Planeta es una editorial fundamentalmente comercial y los libros que publica también lo son, es decir priman las ventas sobre la calidad literaria. Ahora desgraciadamente se han instalado en suelo peruano y hacen de las suyas, desde que han entrado se nota que buscan a los personajes mediáticos del país y les proponen sacar libros con ellos. Algo así como los negros literarios. La última es la de Gianmarco, que ahora se alucina escritor, y amenaza con sacar su libro de cuentos este año. Con quién. Con Planeta por supuesto.

LuchinG dijo...

Fe de erratas: debí decir: "Que tenga un gran talento no sería una condición excluyente pero tampoco indispensable."

Anónimo dijo...

A los exégetas de Sábato:
Me parece bien que celebren de manera entusiasta la denuncia de Sábato cuando Planeta le ofreció el premio de antemano, pero no olviden que, hasta el día de hoy, Planeta edita a Sábato. ¿No les parece un poco inconsecuente que un escritor denuncie a su editor por una evidente trapisonda y, sin embargo, siga publicando con ese mismo sello? Tremendo rabo de paja el del amigo Sábato. Su reserva moral se agotó, ¡que alguien le llene el tanque, por favor!

Anónimo dijo...

Creo que el del último comment no ha entendido que la alusión a Sabato tiene que ver con las movidas sospechosas del grupo Planeta en sus concursos, no con la reserva moral de Sabato. Y a ese entusiasta comentarista que se hace llamar Luching hay que hacerle ver que debe declarar otra "fe de erratas", pues no puede sostener que el talento es una condición excluyente para publicar en una editorial. Indispensable puede ser, pero excluyente no pues. Si estamos hablando de entrar a..., de pertenecer a..., no de ser excluidos. No guarda la menor lógica.

LuchinG dijo...

"Que tenga un gran talento no sería una condición QUE LO EXCLUYA pero tampoco indispensable PARA SER INCLUIDO."
¿Ahora sí?

Anónimo dijo...

Al anónimo de la 1:04 a.m.
Me asombra la habilida retórica del comentarista para eludir el tema de fondo de mi comentario. Dice él que la alusión a Sábato tenía que ver más con Planeta, pero yo creo que también tiene que ver con Sábato. Dicho sea de paso, el que tenga rabo de paja no quita que sea un gran escritor. Lo que me llamaba la atención es que Sábato siguiera con Planeta a pesar de todas estas cosas. No sé si la comparación será burda, pero me suena a un poco seguir siendo ministro de Fujimori cuando sabes que en su gobierno hicieron del país una pachamanca, algunas veces con carne humana. Eso era todo. Si el entusiasta replicador cree que estoy desviando la discusión, pues allá él.

Corrector dijo...

La entrevista que hoy jueves 26 de abril le hace Ernesto Carlín Gereda a Alonso Cueto en El Peruano, la última pregunta es:
“–Desde el caso Bryce Echenique se ha hablado insistentemente sobre plagios, incluso relacionándole a usted con uno. ¿Qué comentario tiene?”
La respuesta de AC: “–Ese es un tema que en el caso mío creo que ya está aclarado y no quiero referirme de nuevo a eso. Te podría decir que, después de todo este asunto, yo tuve una conversación con el supuesto plagiado Hugo Beccacece. No te puedo revelar el contenido de la charla, pero sí te diré que fue muy cordial y amistosa. Hemos quedado en vernos la próxima vez que vaya a Buenos Aires. En el caso de Bryce, yo creo que sus obras van a quedar. Un mundo para Julius, La vida exagerada de Martín Romaña, Con Jimmy en Paracas los van a seguir leyendo nuestros nietos. En la vida de todos los escritores hay incidentes, accidentes, problemas, pero un escritor son sus libros”.

Mario Salazar dijo...

Felicitaciones a Alonso Cueto y que ahora espero no hallan errores como en "la Hora AZul" y que siga mejorando.

Saludos.