8.4.07

"Envidia de lo que escribo"

Vengo de pasar una semana santa gélida: nos fuimos a Boston en los que resultaron los días más fríos de abril en muchos años; al menos tuvimos tiempo para ver el espectáculo de Blue Man Group, del que ya les contaré luego.

Ya que lo último de lo que les hablé antes del fin de semana largo fue el caso de
Eloy Jáuregui y sus artículos hechos de retazos ajenos, puede ser buena idea retomar el asunto con un resumen. Estos son los links pertinentes:

El Quijote regresó a Lima (publicado en el 2004 en el diario
Perú 21) e Hidalgo maestro (y vida) eterno (publicado en su blog en marzo del año 2006) son dos artículos de Eloy Jáuregui que contienen frases plagiadas y mal parafraseadas de la Introducción a la edición RAE-Alfaguara del Quijote, del año 2004.

Grandes coñazos 2: abuela hasta que duela es un artículo del 20 de noviembre del 2006, de
Eloy Jáuregui, que contiene varios pasajes plagiados del artículo Minones de posguerra, de Moira Soto, publicado en el diario argentino Página/12 el viernes 7 de julio del 2006.

Según nos hizo notar un lector, una versión temprana del artículo de Jáuregui apareció el 16 de julio del 2006 en El Comercio (es decir, apenas nueve días después de aparecido el original en el diario argentino). Al parecer, un editor con oficio le añadió las referencias pertinentes, para evitar el plagio, y Jáuregui tuvo la reacción más peculiar que quepa imaginar: republicó el artículo en un website restableciendo el plagio y añadiendo una nota increíble:


"Nota del autor. Parte de esta crónica fue publicada en El Dominical de El Comercio en julio de este año. Aquello produjo mi censura y expulsión de ese diario y se ordenó que jamás se vuelva a publicar mi nombre en sus páginas. Asunto del que no me felicito pero que denuncio porque sus lectores no tienen la culpa sino algunos editores de taco bajo que se cagan de envidia con lo que escribo y cómo escribo. Para vivir de pie y no de rodillas, es obligatorio no ser un mediocre. Ustedes se la perdieron".

Con lo cual Jáuregui se llevó la corona del descaro, al plagiar el mismo texto tres veces y encima anotar: "se cagan de envidia de lo que escribo y cómo escribo", en referencia a un texto salpicado de frases y párrafos tijereteados a otros... Delirante.

Uno imagina que los blogs que han explotado en todos los tonos posibles (incluyendo la promoción del insulto) el caso reciente de
Alfredo Bryce, e incluso el de un artículo de Alonso Cueto de hace catorce años, estarán interesadísmos en comentar estos dos plagios de Eloy Jáuregui. Sobre todo si recordamos que Jáuregui es un escritor publicado en Editorial Norma, un colaborador de El Comercio y Perú 21, un actual columnista de La República, además de un autoproclamado as del nuevo periodismo (que fuera nuevo medio siglo atrás).

Pero no es así: los que se abalanzaron sobre
Bryce y le dedicaron posts tras posts tras posts, durante varios días, no dicen ni pío sobre Eloy Jáuregui (la única mención que he encontrado es la de Paolo de Lima en Zona de Noticias). La pregunta es por qué los otros no le prestan atención: ¿qué pasó con la imparcial fiebre de justicia que guiaba todos sus actos ayer nomás?

33 comentarios:

pucso dijo...

Tan descarado como decir lo que dijo Eloy, es lo que dijo el señor Alfredo Bryce para justificar ALGUNOS de sus plagios. Sr. Faverón compare este post con el post que hizo sobre los plagios de Bryce y dése cuenta usted mismo de la parcialidad con la que actúa.

JulioR dijo...

Pasan los días y quienes se ponen de acuerdo en no mencionar el plagio de Eloy Jáuregui se vuelven condonadores de un engaño. Al menos eso sirve para tener en claro quién es quién.

Seycko dijo...

me parece que nadie toma importancia de lo que escribe ese poeta ex hora zero. por eso nadie opina.

Miguel Rivera dijo...

No hay mucho que agregar a lo que dice Gustavo. Solo quiero hacer notar que, cuando él escribió sobre Bryce, su blog se vio inundado de mensajes que lo acusaban de silenciar o desviar el plagio. Ahora que el acusado es otro, varios blogs prefieren guardar un silencio más expresivo de lo que ellos desearían. Hasta donde sé, nadie ha escrito en ellos acusándolos de olvidar sus indignaciones.
Esta asimetría es buena. Si en su estridencia inicial los insultos parecieron cargados de agudeza, el doble rasero les ha devuelto su inconsistencia. Completita, eso sí.

Walter Aparicio dijo...

Mencionas en tu post:

"...e incluso el de un artículo de Alonso Cueto de hace catorce años"


¿El hecho de que haya sido hace catorce años lo hace menos grave?

Creo que no deberíamos de caer en el intento de minimizar la falta de unos y de otros, si Bryce, Cueto, León, Iwasaki y Jáuregui han plagiado, que sean puestos al fresco por eso, como peruano siento una profunda vergüenza por esta gente que nos ha estafado, y que luego tienen "artículos" condenando los regímenes dictatoriales y corruptos por los que el país esta como esta.

El país esta así porque tenemos ese tipo de intelectuales que a pesar de todas las pruebas de su delito no aceptan sus culpas, de los encubridores que tratan de minimizar los hechos o simplemente no los denuncian con la debida energía para que eso se escuche y no se pierda la evidencia de estos hechos.

Los políticos nos roban el futuro, porque nuestra clase intelectual nos roba la confianza y no se puede así generar una posición de critica y debate que fructifiquen y mejoren las cosas.

Como simple lector que soy y como peruano de a pie deseo que ojala todos ellos se vayan al diablo... ya habrá que ver como continuamos.

Esteban R.S. dijo...

Gustavo:

Hace unos días parecía que gente como Roberto Bustamante, Manuel Erausquin, Carlos Sotomayor, Jerónimo Pimentel, Marco Sifuentes y José Alejandro Godoy estaban dispuestos a denunciar todos los casos de plagio en la prensa peruana, aunque para eso tuvieran que desenterrar fotocopias de hace quince años.

Ahora, NINGUNO de esos caballeros opina sobre el periodista Eloy Jáuregui y los plagios que se han documentado en este blog. ¿Qué les pasa? ¿O es que el plagio sólo es pecado cuando el acusado es alguien a quien le tienen ojeriza? En Puente Aéreo se puede buscar información y opiniones tuyas sobre todo lo que se ha especulado en torno a Alfredo Bryce, Alonso Cueto y Rafo León, a pesar de que algunas de esas personas según se entiende por algunos comentarios sean amigos tuyos. En cambio, en las publicaciones de los mencionados Bustamante, Sotomayor, etc., es como si lo de Eloy Jáuregui nunca hubiera ocurrido. Da mucho que pensar.

E.R.S.

Anónimo dijo...

¡De verdad dice que le tienen envidia por lo que escribe! ¿Esos artículos "de Jáuregui" no habrán sido publicados, por casualidad, en el día de los inocentes?

Acusete dijo...

Y el sábado en La República, Eloy Jáuregui escribió un artículo que ni se entiende de qué trata. Lo loco es que contiene la frase "el memurandun y el secretarismo brycyano", que parece ser una especie de burla contra Bryce por lo de los plagios. Qué tal caparazón de este señor. Lo peor es que eso nos recuerda que él no debe tener secretaria así que ni si quiera tendrá a nadie a quien culpar.

http://www.larepublica.com.pe/content/view/151341/481/

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Miguel: no sólo son muy pocos los comentarios preocupados por el asunto de Eloy Jáuregui, sino que todos los comentarios que he tenido que borrar siguen siendo insultos fuera de lugar contra Alfredo Bryce, del tipo de los que Sifuentes y Bustamante promovieron alegremente en sus blogs.

Walter Aparicio: no, el paso del tiempo no hace menos graves las cosas. Pero es por lo menos sorprendente que a los periodistas les llame más la atención lo sucedido hace 14 años que lo sucedido el año pasado, ¿no crees?

Esteban: yo dudo profundamente que las personas que menciones toquen el tema. ¿Por qué? Eso es algo que deberían responder ellos, pero yo de todas maneras propondré mi propia explicación en estos días.

Anónimo dijo...

En este caso se observa claramente aquello de la doble moral: los que castigan con energía a uno, muestran desinteres e indiferencia frente a otro que cometio similar acto.
"Es que jaúregui no cuenta" dirán algunos, pero ese es jústamente el problema, que se juzgan personas y no actos. Es decir, si tal pata me cae mal, entonces si lo condeno y hago todo un discurso sobre la moral y la ética, pero se me cae bien o simplemente mo me interesa, pues no digo nada, total para qué comprarse pleitos ajenos.

Dicho sea de paso, este caso revela la pobreza creativa de algunos comentaristas de diarios peruanos. Lo que a su vez revela la pequeñez de los editores que se deslumbran ante tres frases enredadads y suponen que están ante una gran muestra de periodismo literario.

Anónimo dijo...

La réplica de tus atinadas investigaciones sobre los plagios de Jáuregui, en Zona de Noticias, no es gratuita. Paolo de Lima ha tenido serias contradicciones con la gente de Hora Zero a propósito de un ensayo que escribió sobre ese grupo y que leyó en San Marcos durante un coloquio. Jáuregui es afin a los horazerianos y es enemigo secreto de De Lima desde entonces. De Lima no da puntada sin hilo.

Mariano Orosco Zumarán dijo...

Excelente la acotación del anónimo de las 10:25.

"Dicho sea de paso, este caso revela la pobreza creativa de algunos comentaristas de diarios peruanos. Lo que a su vez revela la pequeñez de los editores que se deslumbran ante tres frases enredadads y suponen que están ante una gran muestra de periodismo literario".

Ya va siendo hora de que los encargados de los medios de prensa (tanto escrita como audiovisual) pongan las barbas en remojo y expectoren a esos "autores" francamente prescindibles.

Hace falta establecer un nivel mínimo nivel de exigencia a la hora de seleccionar al personal y a los colaboradores externos. Y eso, claro, implica que los que lleven a cabo la selección estén a la altura de las circunstancias. Crucemos los dedos.

Mariano Orosco Zumarán

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Mariano Orozco: yo también creo que hay en algunos casos la tendencia a juzgar como particularmente buenos los textos particularmente malos: las crónicas que dicen tres o cuatro simplezas de la manera más enredada, las críticas que no descubren nada, etc. Hay un culto a la vacuidad adornada, que es la peor cara de la cursilería, y, yendo más allá del tema de este post, está clarísimo que el de Eloy Jáuregui es un excelente ejemplo de esa vacuidad palabrera.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Varios puntos por aclarar:

1. Lo de Jauregui es plagio, a todas luces. Has hecho un buen trabajo esta vez y hay que reconocerlo. Lástima que hayas sido tan condescendiente con Alonso Cueto y sus insuficientes explicaciones sobre el plagio al diario La Nación de Argentina.

2. Mira el blog de Marco Sifuentes y alli te da el crédito de la investigación hecha sobre Jauregui.

3. Un punto más. Jauregui fue parte de Panorama en sus peores épocas, en los noventa. Asi que poco respeto me merece una persona que coqueteó alegremente con el fujimorismo.

4. ¿Todo el que alude a Bryce es parte de un complot? De ser asi, el maestro Luis Jaime Cisneros lo sería: http://www.peru21.com/impreso/html/2007%2D04%2D08/imp2politica0703828.html

LuchinG dijo...

¿Alguien se anima a hacer un blog/galería de plagios? Yo hasta ahora no termino de enterarme qué pasó con Iwasaki.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Godoy,

1. Alonso no necesita la condescendencia de nadie.

2. No hubo "investigación": abrí la sección de columnas de Jáuregui en Perú 21 y leí la primera columna del archivo: el texto era uno que yo había leído en un libro hacía poco: una intro al Quijote del 2004. Luego, los lectores enviaron todos los demás datos.

3. Sí, pues, en el caso de Jáuregui lo de "fujimorización" es más que una metáfora.

4. Tu cuarta afirmación es una piedra: nadie ha hablado de "complot" y yo mismo he escrito sobre Bryce una columna para La Tercera de Chile además de tres o cuatro posts en este blog. ¿De dónde sacaste esa tontería?

Rafo dijo...

Pues sí, mencionaste a Bryce en varias ocasiones, pero no con el entusiasmo que lo haces con Jauregui. Dos casos lamentables, como también el de Cueto, donde sólo quedan medias disculpas, mentiras descaradas y un evidente menosprecio por sus lectores. Quizá la cobertura hacia Jauregui no sea tanta pues no es 'es tan importante' (como personaje) como Bryce y Cueto, pero no es justificable tampoco.

ALAN Luna dijo...

Por eso yo me quedo con la columna del intachable maestro Luis Jaime Cisneros.
Attem
ALAN LUNA

Gustavo Faverón Patriau dijo...

O sea que, además de opinar exactamente lo mismo que la mancha de linchadores, debería hacerlo con "entusiasmo"...

Involuntariamente, quien firma como "Rafo" resume toda la cuestión: es el simple goce de forzar una situación incómoda, en la que ciertas personas se vean obligadas a participar en la lapidación de gente a la que guardan afecto, pero, además, lo hagan con una sonrisa. Quién sabe si esa es la catarsis culposa que alcanzan algunos al injuriar a todo el mundo en los blogs basura.

Anónimo dijo...

es raro que luching no se haya enterado de lo que pasó con Iwasaki si ha sido publicado ayer en La República y lo han rebotado varios blogs entre ellos el de Paolo de Lima. ¿Se hace el sonzo Luching? ¿O es que su papel es el triste de candelero, de picador para después arrugar como ha hecho en otros blogs?

LuchinG dijo...

Lo que se probó en el caso de Cueto es que hubo un plagio, sea con premeditación-alevosía-y-ventaja o no; lo que no está probado es que Cueto sea un plagiario.

LuchinG dijo...

Lei el articulo, y lo que me quedó claro es que el autor de la nota dice que Iwasaki (el mismo Iwasaki de "Tres noches de corbata") cometió un plagio tan grave que lo hizo salir disparado a España. Lo que no me quedo claro es quién fue el afectado y qué fue lo que dijo Iwasaki sobre ese tema (si es que dijo algo, claro). Sólo porque un artículo dice algo o escucho un rumor no tengo por qué darlo por cierto.
¿Eres tú, Carlos? Vamos, hombre, atrévetete, destápatete, sal del closet, muestra el cacharro, da tu nombre.
Y con tu permiso, me voy a meter candela al blog de Jáuregui, si me tardo más, se me va a pasar la hora de arrugarme.

Anónimo dijo...

Hola amigo Faverón, este comentario no tiene nada que ver con los plagios, pero ¿por casualidad sabes qué pasó con el concurso del cuento Gastronómico?
Tal vez terminaron comiéndose los cuentos, premios y concursantes

Anónimo dijo...

Voy a insistir por enésima vez, ahora tal vez salga mi comentario. Pienso que no obstante los plagios hayan sido concientes, Bryce no deja de ser un grande de la literatura y los insultos no lo hacen menos genio.
Lino S.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Luching: lo de Iwasaki es un capítulo cerrado hace casi veinte años; un error reconocido por él públicamente y a estas alturas enterrado debajo de la larga obra que Fernando ha escrito desde entonces.

Anónimo: no sé nada del concurso que mencionas; recuerdo haber publicado la convocatoria, pero no tengo más información. Todas las personas que conozco de Matalamanga son lo suficientemente flacas como para suponer que no han hecho lo que dices.

Lino S: ¿has enviado este mensaje más de una vez? Esta es la primera vez que lo veo.

Anónimo dijo...

Si Gustavo, he enviado el mensaje de mi opinión acerca del asunto Bryce por lo menos tres veces
Lino S

Anónimo dijo...

Los resultados del concurso de Matalamanga debían haber sido publicados a fin de marzo, pero hasta ahora no hay noticias ni en su portal, ni en diarios ni por teléfono y cada vez que les escribo, mis correos son devueltos por su servidor.Ya se está pareciendo al Cuento (cuentazo)de Caretas.

Anónimo dijo...

jajaja Gustavo Faverón..que bien te vengas, si has estado al acecho a raíz que el Jauregui publicó en la República un artículo titulado "Sangre en el Ojo"..donde te dá con palo por la publicación de tu libro de antologías "todas las sangres.."...satisfecho con tu venganza de escolar??..jaja

Gustavo Faverón Patriau dijo...

La verdad es que entré al archivo de La República a buscar el dichoso artículo sobre mi libro, del cual un par de personas me habían hablado, y jamás lo encontré.

(Parece que allí también lo "censuraron". Será por decir barbaridades, me imagino: en su notita, que finalmente encontré en su blog, Jáuregui inventaba --así, literalmente, inventaba-- supuestas afirmaciones mías sobre Zein Zorrilla, Pilar Dughi, etc, que simplemente es imposible hallar en mi libro o en ninguna otra parte).

La cosa es que busqué su artículo sin encontrarlo hasta que alguien me dijo "quizá salió en Perú 21, no en La República". Entré a buscar en Perú 21 y el primer artículo que hallé (puedes verificar que es el primer artículo en el archivo de columnas de Jáuregui en Perú 21) fue el plagio de la RAE.

Anónimo dijo...

Hoy Jáuregui respondió a Faverón:
http://www.larepublica.com.pe/content/view/152455/481/

Anónimo dijo...

Jáuregui escribió un texto titulado "Sangre en el ojo" en el diario La República el 27 de enero del 2007. Así que no especulen que esa columna salió en Perú 21, porque no es cierto. Yo conservo esa columna.

Anónimo dijo...

Jáuregui escribió un texto titulado "Sangre en el ojo" en el diario La República el 27 de enero del 2007. Así que no especulen que esa columna salió en Perú 21, porque no es cierto. Yo conservo esa columna.

Daniel dijo...

Sr. Favaron. Hola mi nombre es Daniel Goya, estoy escribiendo una cronica de perfil acerac de Eloy Jauregui y quisiera conversar con usted ya sea por email o msn para que me de sus impresiones acerca del señor Jauregui. Mi correo es danielgoya@gmail.com
Agradezco desde ya su colaboración, muchas gracias.