28.6.07

El dueño del pongo

Arguedas según Fernández Retamar (o Adaptar es hacer propio lo que era ajeno)

Hablando de adaptaciones, aquí les dejo un raro vídeo --en verdad, un montaje de imágenes fotográficas acompañado de una narración oral--, hecho a partir de "El sueño del pongo", uno de los cuentos más conmovedores del gran José María Arguedas.

El vídeo, producido por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, es dirigido por Santiago Álvarez, a partir de una adaptación del texto de Arguedas hecha por Roberto Fernández Retamar, ensayista, crítico, teórico, árbitro, mandamás, factótum, hombre-orquesta, burócrata mayor y varita mágica de la cultura y las letras cubanas de las últimas décadas.

Si se fijan detenidamente en los créditos, notarán la falta de un nombre clave: José María Arguedas. Parece que lo único crucial era no olvidar la mención de Fernández Retamar, no así la del autor original. ¿Calibanismo o canibalismo del revolucionario adaptador?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien jalado de los pelos tu post. El corto fue hecho en 1970, como homenaje a Arguedas que habia fallecido en 1969. Estaba en mente de toda la izquierda latinoamericana de entonces este hecho - a la que se dirige en primera intancia el film. Tan es asi que en el corto estaba sobreentendido que era una adaptacion de un cuento de Arguedas. Y por eso mismo Fernandez Retamar aparece bajo la frase: "ADAPTACION LITERARIA DEL CUENTO" No aparece como autor, o no entiendes la diferencia entre adaptador y autor?
De modo que, al menos en este ejemplo de falsa sutileza descabellada que posteas, Fernandez Retamar no aparece como dueno de ningun pongo sino mas bien parece que el animo que te anima a postear seria algo asi como: "Y ahora que pongo para armar un gran chongo".

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Los créditos al inicio de una cinta son exactamente equivalentes al reconocimiento de derechos en las primeras páginas de un libro. Nadie va a sacar libros de Vallejo sin poner el nombre de Vallejo, por más conocido que sea; claro, Fernández Retamar en Cuba sí puede hacer lo que se le dé la gana, y vemos que no falta el reblandecido con ganas de apoyar sus actitudes de generalote.

Madrugalia dijo...

¿¡1970!? O sea que a Fernández Retamar se le pasó lo de los créditos porque estaba ocupado obligando a Heberto Padilla a "autocriticarse" en público y ordenando que se acosara y se hostigara a Virgilio Piñera y Lezama Lima desde las revistas de la revolución.

Anónimo dijo...

Jose Maria Arguedas era un narrador de talla mundial mientras que Fernandez Retamar es un comisario que en condiciones normales seria un critico mas, pero que ha trepado gracias a su sumision ante el regimen de Castro. No se por que nos sorprende que tambien se aproveche de meritos ajenos.

Madrugalia dijo...

¿Arguedas siempre fue tan dramático? Yo no lo he leído nunca pero esa es la idea que tengo. Yo soy boliviano y el Arguedas que he leído es el otro, Alcides.

Anónimo dijo...

:) Como sabes, analizar fuera de contexto acarrea peligros como el de tu post descontextualizado. Aca no defendi a Fernandez Retamar sino que critique la falsa sutileza, la ignorancia contextual, de tu post. A F.R. hay que criticarlo por su trabajo de censurador en Cuba, sin duda, pero atendiendo a sus casos concretos de censura, no a ridiculeces como la que propones. Por ahi los otros posts (Caso Padilla, etc.) desbarran desenfocados como tu.
Y otra vez te equivocas al decir: "Nadie va a sacar libros de Vallejo sin poner el nombre de Vallejo". Te equivocas en la comparacion porque "sacar libros de Vallejo" sin poner su nombre seria mero plagio editorial, pero lo que F.R. hace en film e indica claramente -o aun te cuesta leerlo- es una "adaptacion" -adaptacion dirigida a un publico determinado, como dije antes, el de la izquierda de los 70, donde todo el mundo sabia del caso de Arguedas, y en el que avanzar la revolucion se proponia como trabajo colectivo, sin el prurito capitalista de la propiedad intelectual individual. Para que entiendas bien: ese era el contexto socio-cultural de ese film. No subscribo sus criticas al "individualismo burgues" o a la "propiedad privada"; simplemente, situo al video en su contexto.
Con el pasar del tiempo, unos nos reblandecemos, otros nos esclerotizamos. Y otros nos informamos y contextualizamos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Y a otros se les acentúa lo esquizoide y siguen repitiendo las mismas tres idioteces para siempre.

O sea que ahora borrar el nombre del autor y hacer una "adaptación" (que en este caso es un mero resumen) sin mencionar al creador original, eso es "creación colectiva". Jaja. Qué estupidez. Mejor, si ese era el afán, hubieran borrado el nombre del mero adaptador, y no el del creador. Hay que ser. Pero, claro, por supuesto, nos darás una larga lista de los cientos, si no miles, de casos en que la revolcuión decidió adaptar obras ajenas sin mencionar al autor "porque ya todo el mundo en la izquierda lo conocía"... Jaja.

Dagoberto B. Jaimes dijo...

Una ves vi en el programa de telvision peruana nacional una version del sueño del pongo, narrada por la misma voz del autor, a mí en lo personal me fascinó.