1.7.07

Bernhard: ¿andino o limeño?

Un cortísimo relato del escritor austriaco Thomas Bernhard

En una de las varias librerías de viejo de Middlebury, Vermont, encuentro un pequeño libro del austriaco Thomas Bernhard, en traducción inglesa publicada por la Universidad de Chicago. El libro se llama Der Stimmenimitator; en inglés, The Voice Imitator. Es una colección de ciento cuatro relatos brevísimos, la mayoría de ellos rumores, anécdotas e historias leídas en diarios.

Sé que hay una traducción al español, El imitador de voces, que publicó Alfaguara en 1992, pero no la he visto nunca y en internet no encuentro pasajes del libro en castellano, así que me permito traducir un relato que me llamó la atención desde que vi su título en el índice del libro:
En Lima

En Lima, arrestaron a un hombre empecinado en partir hacia los Andes en busca de su esposa, quien se había internado en los montes Tauern el año anterior y que, según habría declarado el hombre ante la policía limeña, aparentemente se había extraviado en los alrededores de los Tappenkar y había caído en una grieta en la tierra. Pero, dado que los Tauern, y, para tal caso, también los Tappenkar, están localizados en los Alpes de Salzburgo, como saben hasta los agentes de policía de Lima, no resulta sorprendente que los guardias peruanos, al arrestarlo en el centro de la ciudad, le preguntaran al hombre --quien, a causa de su aspecto descuidado, vestido apenas con un par de pantalones deshilachados y una camisa de campesino carintio, les había parecido sospechoso-- qué era lo que andaba buscando en realidad en el Perú. El hombre arrestado resultó ser originario de Ferlach, en Carintia, y era un austriaco acomodado, dueño de un taller de armas de fuego en esa ciudad. Nuestro periódico no ofrece más detalles.

Imagen tomada de aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De "ceja de costa", diría yo.

Osvaldo Rubio dijo...

Iván Thays ha comentado tu post:

http://notasmoleskine.blogspot.com/2007/07/bernhard-y-caldern-fajardo.html

Anónimo dijo...

por qué Bernhard escribe así?porque quiere que discrepemos con él

JMO

Anónimo dijo...

Bien por nuestra policia nacional!
Bernhard la deja como una policia culta y honesta... claro en la ficcion