20.7.07

Bolaño y sus criaturas

El canon y cómo se alimenta de sus enemigos

En Moleskine Literario, el blog de Iván Thays, encuentro esta anotación:
"El éxito de Bolaño para muchos lectores jóvenes descansa en su radicalidad, en su postura anti-canónica, en sus ensayos y opiniones molotov contra el establishment literario. Pero ¿era en realidad Bolaño un contestatario? ¿O más bien un aspirante a ser canónico, un escritor que busca el prestigio y la respetabilidad de sus contemporáneos?"
Iván escribe esto para de inmediato recomendar el texto que motiva su reflexión --un post de Jean Francois Fogel en su blog de El Boomeran(g), en el que el periodista francés se pregunta hasta dónde era Bolaño un genuino dinamitero del canon, un verdadero radical dispuesto a incendiar su posible prestigio literario, y no, como la mayoría de los escritores, un autor con "afán de respetabilidad".

Yo no creo, en realidad, que se pueda agrupar a los escritores en canónicos y anticanónicos: el canon es por naturaleza un neutralizador de sus enemigos. Todo anticanónico que tiene éxito en socavar el canon de manera trascendente pasa por necesidad a integrarlo: el canon es como esos quintaesenciales monstruos de tira cómica que se alimentan de todo cuanto se les arroja, pero también es como esos villanos paranormales de los
X Files que aprenden a asumir la forma de sus enemigos.

Y además, el canon no es precisamente una institución; es más una suposición: una zona imaginaria constituida por la suma (o la disputa) de sus descripciones: quien atenta contra el canon es con toda probabilidad alguien que lo imagina de manera distinta, y eso quiere decir, casi siempre, alguien que se imagina a sí mismo o a sus íconos formando parte de un canon alterno, que algún día debería reemplazar al existente.


Iván menciona el fenómeno del endiosamiento de Bolaño por parte de los escritores jóvenes que lo ven como un radical anticanónico: lo curioso de esa idolatría es que ella misma no es sino el primer paso de la canonización del novelista chileno.

Lo lamentable del hecho (porque algo de lamentable tiene la inocencia del endiosamiento) es que revela cuán poco distinguen algunos el árbol genealógico de
Bolaño, cómo lo ven surgido del aire y qué poco vinculado con sus ancestros, incluso los más evidentes: Sterne, Cervantes, Proust, Kafka, Walser, Perec, Di Benedetto, Bianco, además de, sin duda, Pitol, Vargas Llosa, Cortázar, etc.

Imagen: ilustración de Francisco Villa para Pie de Página.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante:
1. Sabes la fuentes de Bolaño.
2. Sabes lo que es el canon.
3. Te molesta la ingenuidad de los jóvenes como una mosca en la sopa.
4. Le sigues la cuerda a Thays, al que le molesta Bolaño por, como tu dirías, "dios sabe qué motivos".
5. ¡¡¡¿Y?!!!

Gustavo Faverón Patriau dijo...

¿Que a mí me molesta Bolaño? Ja. Buena. Qué perceptivo. Hace dos meses, Edmundo Paz Soldán y yo terminamos de preparar la edición de un libro sobre Bolaño que sale en Barcelona en los próximos meses. Lo estuvimos preparando casi dos años. Alucina cuánto me molesta Bolaño.

MAX PALACIOS dijo...

Hola Gustavo:

Nuevamente visitando tu blog para intervenir en una discusión que me parece muy acertada:

1. La lectura que los jóvenes hacen de Bolaño (O Bolaños, como le dicen algunos, recordando al personaje televisivo de su infancia) es emotiva e iconoclasta: emotiva porque tienden a un "endiosamiento" exagerado, que níngún beneficio produce a una verdadera lectura reflexiva y cuestionadora del autor de Putas asesinas; iconoclasta porque logran ver en el escritor chileno esa irreverencia por la que todos atravesamos en nuestra etapa adolesente y juvenil.

2. En segundo términos, muchos lectores jóvenes (como el anónimo del primer comentario) creen que la literatura nace y muere con Bolaño, descuidando gran parte de la riqueza narrativa que contienen nuestras letras hispanoamericanas. Gran parte de esos lectores jòvenes desconocen la narrativa de Roberto Arlt,Oswaldo Soriano o Luis Loayza, por nombrar algunos autores interesantes en el contexto de nuestra narrativa; lo cual es peligroso, porque se "endiosa" a un autor de "culto" para pasar a ignorar a una cantidad innumerables de autores, que no por carecer de rebeldía, merecen ser olvidados por los lectores jóvenes.

3. Creo que Bolaño, y no podemos aceptar ingeniudad en este caso, sabía muy bien de su labor dinamitadora del "canon" y aprovechaba esa actitud para "venderse" como un escritor "anti-stablishment" y ser acogido por esos espíritus jóvenes, ávidos de escritores marginales y rebeldes. En ese contexto, la lectura que se hace de la obra del autor chileno es muchas veces sesgada y "cegada". Se debe valorar la obra de Bolaño como un autor más, inscrito dentro de una tradición narrativa variada y multicultural que va más allá de Los detectives salvajes y 2666.

3. Precisamente, en este tema, deben intervenir los académicos, críticos y estudiosos de la literatura para poder "esclarecerle" el panorama narrativo a estos jóvenes confundidos y extraviados en el limbo cultural y literario; y, como señala César Gonzaléz Ochoa, en sus estudios literarios, "explicar" cómo se opera la "incorporación" al canón de autores iconoclasta y rebeldes como el caso del escritor chileno.

Un abrazo.

Ivan Thays dijo...

Yo también admiro MUCHISIMO a Bolaño, creo que la literatura latinoamericana le debe mucho, es un autor extroardinario.

Como queda claro en mi post, lo que me molesta, como a todos los que admiramos la literatura de Bolaño, son los "bolañeros" que confunden los insultos contra todos con el auténtico talento que Bolaño tenía de sobra.

Buen post, Gustavo.

Saludos

IVAN

Anónimo dijo...

Hola Gustavo,
Tus comentarios poco frecuentes (pero muy buenos) sobre Bolaño en este blog siempre me han interesado. Me encantaría si te dedicaras más posts a Bolaño en el futuro. En tu encuesta hace unas semanas pusiste a Bolaño como uno de los escritores más sobrevalorados (aunque, como admitiste, te gustaba mucho). Entiendo por qué se puede considerarle sobrevalorado a Bolaño, pero creo que se debe más a lo que comentás en este post - los jóvenes que lo idolatran porque "lo ven como un radical anticanónico". Para mí, esto no quiere decir que Bolaño sea un escritor sobrevalorado en general sino un escritor malinterpretado por algunas personas (y, por supuesto, sobrevalorado por ellas). A lo mejor he malentendido tu definición de "sobrevalorado", pero a mí me parece una lástima clasificarle a Bolaño así.

Lo que pasa a veces, creo, es que cuando se descubre por primera vez a un autor (o músico o cualquier tipo de artista) misterioso, contestario, tentador, se desencadena también una serie de reacciones y contragolpes. Primero todo el mundo está loco por esta nueva "estrella" literia (salvo algunos críticos y autores rivales envidiosos), luego llegamos al punto cuando muchos lectores ya no quieren estar obsesionados con un autor con el que todo el mundo también esta obsesionado. Así viene el momento en el que surgen las críticas contra los críticos y reseñadores que habían elogiado y tergiversado el índole contestario del autor de una manera excesiva y exagerada. Me parece que progresamos cada vez más hacia ese punto porque he hablado con muchas personas que no han leído nunca a Bolaño y me dicen (no todas pero muchas) que el remolino agobiante producido por el intercambio antagonista entre los críticos les repelen. (No me refiero para nada al tipo de comentario perspicaz que hacen vos y Ivan Thays.)

¿Qué pensás vos?

También, ¿nos podés dar más detalles sobre tu libro? ¿En qué lugares va a estar disponible?

Que te vaya muy bien,
Carlos

Anónimo dijo...

Bolaño escribe buscando una especie de ética-estética, tiene como fin la literatura misma. Ahí es que ataca, ataca es un decir, el canón, pero mejor digamos, el "stablishmant" literario. Aprovecha como un alumno aplicadísimo las lecciones de los grandes escritores. No es un reaccionario, el sabe que su literatura se funda en la tradición, pero su aprovechamiento está en revertirlo, en transformarlo, en reinventarlo. Bolaño, esto se puede notar en entrevistas o artículos, no quería ganarse el Nobel, quería escribir y bien, y vaya que lo consiguió. Su ingreso al canon es inevitable, y no porque él lo buscara con sus ácidas críticas, es su obra lo que lo ha llevado o le llevará, como quiera verse, a ser miembro de lo que llaman el canon.
(Pablo Ávila O.)

Anónimo dijo...

No creo que al Sr. Faveron le moleste Bolaño, creo que el -GFP- como profesor universitario y critico literario debe saber que Bolaño es sencillamente ademas de un escritor de culto -como Auster, como Carver, como Cortazar, como Vargas Llosa, como Borges y otros mas-; es ademas un escritor genial que escribio sus obras todas cargadas de una extraordinaria originalidad y que ademas de novelista fue un gran poeta. Todo esto al margen de canones. Hoy Bolaño ha ingresado a formar parte del universo de la buena literatura traducida -entre otros idiomas- al ingles y en los EEUU sus libros estan a la venta en todas las cadenas de grandes librerias. No debe llamar pues la atencion que tenga una inmensa cadena de seguidores jovenes y no tan jovenes ya que este es un fenomeno que vive "per se" en cada uno de los parrafos y en cada una de las frases que sus libros contienen. Explicar porque un escritor como los arriba mencionados, generan tantos lectores es un asunto que esta en directa relacion con la maestria -genialidad- y el trabajo creativo del artista. Escritor de culto conlleva ademas unanimidad de opinion critica entre los estudiosos de la literatura, por esta razon los diferencio de otros "escritores de culto" como Sergio Bambaren, Paulo Coelho o Marcela Serrano, cuyas obras no llegan a formar parte de ningun canon literario. Creo que el canon literario de un pais o region es elaborado por la critica literaria.
¿Alguien puede dudar que Bolaño no forma parte del canon universal? Yo mas bien dudaria de escritores como Cueto o Ampuero, Reynoso y Gutierrez los cuatro escritores regionales de proyecciones muy limitadas, por la mediana originalidad de su obra... ¿a que canon podrian pertenecer?
No asi JLRibeyro, MVargas Llosa y ABryce que a mi modo de ver las cosas son los tres escritores mas solidos, de nuestra literatura

Javier Moreno dijo...

Leyendo los ensayos de Bolaño a mí me queda la impresión de que era un escritor bastante conservador y consciente de sus orígenes e influencias -que eran bastantes y muy variadas-. Creo que los ataques del Bolaño pendenciero casi siempre apuntan hacia la actitud de los escritores que hacia sus obras (Salvo en casos como Isabel Allende). Además de ser bastante conservador, Bolaño tiene la idea de que el escritor cabal debe seguir un código moral estricto. Fresán lo comparaba en alguna parte con el Bushido. Esa me parece una buena metáfora.

Anónimo dijo...

Para aclarar el panorama, aun mas: imaginen la literatura latinoamericana post-boom sin un autor de la talla de R. Bolaño. El vacio creo seria inmenso y pienso que de alguna manera toda obra cargada de genialidad genera pues su secuela, su tribu de jovenes fanaticos y creo que este "fanatismo" es tan saludable como pasajero: ¿recuerdan en los 90' toda esa mancha de fanaticos por Bukowski? Hasta Bayly se desvanecia a sus pies... Pero luego paso y hoy Bukowski se sigue editando y vendiendo en muchos idiomas y paises: es otro gran escritor de culto y absolutamnete canonico -pero tambien canonizado- no veo como pueda quedar en el olvido, como Bolaño: son como joyas valiosas con una estetica muy particular, que sobrepasa nuestras expectativas y por ello generan toda una secuela de imitadores, los cuales a diferencia de lo que comenta el Sr. Max Palacios; yo si pues tengo que celebrar, porque ello -el pensar que la literatura nace y muere en Bolaño, nace y muere en Bukowski, nace y muere en Oscar Wilde o en Homero, o en Shakespeare, o en Borges... es ya un buen inicio para una juventud como la nuestra en latinoamerica que anda medio pateando latas, sin rumbo y en horabuena, que cada 10 o 15 años aparezca un artista que remueva todos los cimientos y trastoque y trastorne todo lo anterior porque de ese terremoto, de y desde esas ruinas volveremos a construir.
La erudicion es otro asunto.

anonimo de las 4y05PM

Daniel Salvo dijo...

Los libros de Bolaño tienen un costo muy elevado en el Perú. Y no hay versiones piratas de sus libros. Creo (no se si me equivoco) que no es un autor tan leído como lo fue Bukowski en su momento, o García Márquez, incluso Saramago, por poner algunos ejemplos.
¿La difusión de un autor tiene algo que ver con su posición canónica? ¿Cuántas personas han leído a Bolaño en el Perú? ¿Estamos ante el caso de un escritor del que se habla mucho pero que se lee poco?

Anónimo dijo...

Si los libros de Bolaño son demasiado caros en Peru y no hay versiones piratas -ambas pueden ser ciertas- siempre queda la tercera opcion o via que es la de tirarse el libro... total ¿que le podria suceder a uno si lo ampayan?, creo que nada. Quedaria solamente elegir el momento oportuno para cometer el acto ilicito de pelarse un libro. Hay feria del libro en Lima.

Anónimo dijo...

Oswaldo Soriano en lugar de Bolaño? A quién se le ocurre. Bolaño es un escritor original y muy moderno, Soriano es una lágrima, un templo de melancolía y fracaso. Tal vez por eso le guste al escritor que lo propone, pero no tiene nada nuevo, es un escritor corriente y previsible.

Daniel Salvo dijo...

La respuesta del anónimo de las 3:40 bien podría haber sido escrita por el propio Bolaño.
Pero robos y todo, igual serían unos cuantos ejemplares, sólamente en Lima.

Anónimo dijo...

Sáquenlo de una biblioteca, fotocópienlo, mándenlo a escanear, digítalicenlo y pónganlo en librosgratis. No es tan dificil, la tecnología de lectura de textos ha avanzado muchísimo en los últimos años.

Anónimo dijo...

Oigan, que Iván no se haga. Todos los que estuvimos hace dos años en la presentación de Casa de Islandia lo escuchamos insinuar que no le gustaba Bolaño.

antinoo dijo...

Hemos leído poco de él pero ese poco nos pareció, pobres "puristas", mal escrito, plano. Una idea que tuve el atrevimiento de expresar ante veinteañeros hinchados de fanatismo. No se me echaron encima, en fin,
pero dijeron algo que tal vez explique el arrobamiento: "¡su literatura es vivencial".

Anónimo dijo...

Cueto le parece un excelente novelista y Bolaño no lo convence, ahi algo anda mal...

Anónimo dijo...

"Creo que Bolaño, y no podemos aceptar ingeniudad en este caso, sabía muy bien de su labor dinamitadora del "canon" y aprovechaba esa actitud para "venderse" como un escritor "anti-stablishment" y ser acogido por esos espíritus jóvenes, ávidos de escritores marginales y rebeldes. "
azu! que bien parece conocer este señor a bolaño, es más: ya parece su amigo y hasta su confesor.

dónde están esos "bolañelos", qué comen, por dónde caminan, son una nueva raza de anóminos insatisfechos????

cómo saben que aquellos que leen ( endiosan???) a bolaño ya no leen otros autores. si leen las entrevistas y ensayos de bolaño notarán que él sugiere leer otros autores, y da nombres. no sé, al menos supongo que los "fieles" deben acatar los mandatos de su dios.
f.

Anónimo dijo...

"lo escuchamos INSINUAR que no le gustaba Bolaño"

No lo dijo, lo "insinuó" en una presentación hace años. Y dice que "todos" lo oyeron. Qué fácil es calumniar a los demás. Es increíble.

Anónimo dijo...

encontrarán en google sin ninguna dificultad una entrevista en que Bolaño dice: "yo siempre creí que había un canon" De hecho era lector de Bloom, como demuestra uno de los artículos de "Entre paréntesis" y las imágenes de los anaqueles de la estantería de Bolaño que podemos ver en uno de los documentales sobre él (creo que el que puede verse en la página de RTVE)