7.10.07

Estereotipos

Alonso Alegría: fashion emergency

Leo este párrafo en la última columna de Alonso Alegría, dedicada a comentar (muy negativamente) el montaje teatral de La fiesta del chivo estrenado hace poco en Lima:

"Este montaje fracasa porque exagera todo lo exagerable pese a que usar el esperpento para denunciar el poder extremo es mala táctica. Leonidas Trujillo es, aquí, un dictador de opereta, cubierto de entorchados, coronado por plumífero sombrero de tres picos, gesticulando y engolándose en la forma más tiránicamente predecible. ¿Cómo se vestía Hitler, por el amor de Dios?".

Comencemos por lo más anecdótico: Leonidas Trujillo sí se vestía con trajes c
ubiertos de entorchados, coronado por sombreros de plumas (ver fotografías) y su gestualidad sibilina y su voz engolada eran fama que lo precedía.

Pregunta que se cae de madura: ¿por qué alguien podría pensar que, para imaginar el vestuario de Trujillo, hay que pensar en cómo se vestía Hitler? Porque ese alguien sólo sabe pensar guiado por estereotipos. Se queja del esperpento del dictador, pero quiere el lugar común del dictador.

Sigamos por lo menos trivial: "usar el esperpento para denunciar el poder extremo es mala táctica", afirma rotundo Alonso Alegría. Y entonces a uno se le vienen a la mente unos cuantos contraejemplos del mundo del teatro: El Balcón de Genet, por ejemplo; Marat/Sade de Weiss, por ejemplo; Hércules y los establos de Augías, de Dürrenmatt, por ejemplo. Y fuera del teatro: Tirano Banderas de Valle Inclán, El otoño del patriarca de García Márquez y un etcétera que acaso sea infinito.

Imágenes: Arriba, izquierda: Trujillo por triplicado; el hombre al que abraza es Francisco Franco. Derecha: el Trujillo de Isola y el Trujillo real: ¿cuál era el verdadero esperpento?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Alonso está cochocho y narciso.Lo que quiere es que se le considere como a una eminencia teatral lo que obviamente está muy lejos de ser. Hace poquito quiso llamar la atención con una "singular" posición burlona de la ecología.¿Es casualidad que la misma posición haya aparecido en un blog de Clarín dos o tres semanas antes que él? ¿o decidió chorearse la heterodoxia?

Preguntón dijo...

¿Y cuál es el blog siniestrado por Alegría?

Espléndida dijo...

El Trujillo "real" es más "teatral". ¡Qué sorpresa!

Anónimo dijo...

Soy el blogger de 5:18:00 y quiero decir dos cosas.
1)No había leído la crítica de Alonso pero al leerla,estoy de acuerdo con lo que dice.Se trata indudablemente de una buena crítica,con el buen oficio de quien conoce realmente de lo que habla.Se podría discutir mucho y no es aquí el lugar (los trajes de gala no son cotidianos en los militares sino para días especiales y además no todos los ejemplos de obras dados por Faveron son incuestionables para la perspectiva elegida,etc).Lo fundamental es que la crítica es buena y está lejos de ser una flagrante impostura como hay varias en los diarios actuales.
2)El blog si no me acuerdo mal es el de Cristina Civale.Si te interesa échatela a buscar que yo no lo haré.

Anónimo dijo...

Alonso Alegria, quiere hacerse el inteligente siendo malo, sus criticas estan plagadas de errores (por ejemplo, sólo la paciencia, la inteligencia y el biuen ojo de Faveron ha descubierto algunos de ellos)

Me parece uno de esos bluff amparados en el apellido familiar. Para ser dramatugo o critico no basta la pose o estar provisto de lecturas, hay que tener talento, pero ¿Y quién critica a los criticos?

Anónimo dijo...

Seguirá luchando con la sombra del padre...

¿algún día ganará?

Anónimo dijo...

(Una tercera y última):Tampoco,tampoco,pues,la cosa no es así."El cruce sobre el Niágara",por ejemplo,es una muy afortunada obra teatral de Alonso,entre otras distinciones,ubicada dentro de las diez mejores piezas del teatro latinoamericano del siglo XX por el Círculo de Críticos del Uruguay.Es una de las pocas obras nacionales que tiene garantizadas posteriores puestas en el futuro.Por último,en su crítica motivo de esta discusión, SE HABLA DE TEATRO, y no se hace simple retórica para llenar la hoja en blanco,como por ejemplo concreto lo hace el seudo crítico de CORREO.

Anónimo dijo...

Definitivamente esplendida el Trujillo "real" es muchisimo mas teatral y "fashion" que el teatral de Isola.
El Trujillo "real" de esas foto que se postea arriba a la derecha, se asemeja a un perrito Poodle rabioso y gruñon, super adornado, maquillado y decorado con ese plumaje.
Pero deja traslucir la imagen de un psicopata criminal.

Anónimo dijo...

Faveron
porqué mencionas tanto al Truji

schatz67 dijo...

Alegría puede haber escrito algunas cosas interesantes.Pero eso no le da derecho a despotricar en forma subjetiva y antojadiza contra cualquier puesta teatral que el no considere digna de merecer su bendición.

Estos pontífices locales son de mamey.En todo caso no existen exclusivamente en la literatura, también estan diseminados en otras disciplinas.

Saludos

Jorge