23.11.07

El eternauta en Lima

La reaparición del desaparecido

Héctor Germán Oesterheld fue uno de los grandes narradores argentinos del siglo pasado, autor de una saga popular como pocas en la historia de la novela del Cono Sur: El eternauta, una narración inteligente y aventurera, sin cuya lectura resulta difícil entender buena parte de la obra de escritores posteriores como Ricardo Pilgia, Angélica Gorodischer o Pablo de Santis.

Pero habría que decir que Oesterheld es su
coautor, porque El eternauta es una novela gráfica, o un conjunto de novelas gráficas, en las que a los guiones de Oesterheld se sumaron los estupendos dibujos de dos de los artistas gráficos más originales de América Latina: Francisco Solano López y Alberto Breccia.

En este 2007 se cumplen no sólo cincuenta años del inicio de la saga de El eternauta en 1957, sino también treinta desde que, en 1977, H.G. Oesterheld fuera desaparecido por la dictadura argentina de aquella época, contra la cual se había echado a pelear desde años antes.

Estos aniversarios han sido marcados con un acontecimiento editorial: la reedición de todo El eternauta por parte de la casa bonaerense Doedytores, de Javier Doeyo, quien, según me cuenta él mismo vía email, estará en Lima para la próxima Feria del Libro Ricardo Palma con nada menos que Francisco Solano López, este 30 de noviembre, a las 7 pm.

Varias veces les he contado que a mí el virus de los cómics me lo contagió mi amigo Pedro Pérez del Solar. Otro contagiado simultáneo en el foco infeccioso de Ithaca hace unos pocos años fue Edmundo Paz Soldán, quien precisamente acaba de escribir sobre El eternauta y sobre Oesterheld un artículo que les recomiendo.

Imagen: dibujo de El eternauta, de Solano López.

3 comentarios:

Ana II dijo...

Como a Roberto Walsh y tantos otros a Oesterheld se lo llevaron junto a toda su familia y jamás lo devolvieron. Nos queda su obra.

last citizen dijo...

hola gustavo. buen post. acabo de incluir el eternauta en el programa de un curso que dictaré el semestre que viene. la reacción de los nuevos lectores al acabar la lectura siempre es la misma, se preguntan cómo es posible que semejante obra haya existido por tantos años y nunca la habían leído (en mucho casos, ni siquiera habían oído de ella). y tienes razón, es un virus de los mejores que hay.
un abrazo,
mike

Anónimo dijo...

Ojalá que la presencia del maestro Solano López anime a una mayor difusión y aprecio hacia las historietas en el medio local, y las palmas a "Contracultura" por haber logrado el contar con su presencia.

Debo destacar, también, el esfuerzo logrado con la presencia de Langer, Nik y Liniers en la última Feria del libro tratando, la Cámara del libro y sus miembros, de incluir, por el momento, algo de humor gráfico en su programa internacional (ya vino antes Maitena). Ya es hora de la historieta, ¿no?

A pesar de la polémica sobre el concepto de "novela gráfica" o narratividad vs. no-narratividad, por mi parte, creo que la difusión de la historieta le dará mayor sentido a todos estos temas en un medio tan desierto como el nuestro.

A no perderse el encuentro con Solano López !!!


Raschid