28.11.07

Žižek y Sendero

Los derechos humanos y otros detalles secundarios

En su blog, Paolo de Lima ha colgado unas anotaciones de Victoria Guerrero acerca de una presentación del filósofo esloveno Slavoj Žižek en la Universidad de Boston. Cito un párrafo:

"El crítico planteó la diferencia entre la moral y la ética. Para él, la moral es una cuestión que tiene que ver con la culpa o los valores religiosos, por ejemplo, hacer caridad para los niños de Africa para sentirse bien. Él propone una "ruthless ethic", es decir, una ética sin misericordia en la que no se actúe por satisfacer una motivación narcisista, sino porque hay actos que se hacen necesarios y urgentes para garantizar el bienestar del otro. En este sentido me quedó la duda de si existen límites para las revoluciones. En el caso peruano, por ejemplo, en los "excesos" (Abimael Guzmán dixit) cometidos por SL en nombre de la justicia social, cuál sería esa ética o cuál ese límite, si existe".
Como no estuve en la conferencia, no puedo saber si la rotunda trivialidad de la pregunta final de Victoria tiene en verdad su origen en las palabras de Žižek o si son producto de un malentendido.

El hecho es que la pregunta está allí: Victoria Guerrero dice varias cosas en esas pocas líneas: por ejemplo, dice que para ella las actividades de Sendero Luminoso fueron una revolución; del mismo modo acepta usar el término "exceso", propuesto por el mismo Abimael Guzmán, para referirse a las atrocidades senderistas, en lugar de llamarlas crímenes; y, sobre todo, finalmente, se coloca en el plan de quien aún necesita evaluar si lo de Sendero Luminoso estuvo mal o no.

O sea, Victoriase pregunta si entrar a saco en un pueblito, secuestrar a prepúberes, degollar niños y acuchillar ancianos, incendiar casas, robar ganados, ejecutar a hijos en frente de sus padres y violar a madres en frente de sus hijas,será justificable siempre que no se haga por un impulso narcisista, es decir, siempre que se haga "para garantizar el bienestar del otro".

Entiendo que cuando dice "el otro" no ha de estar refiriéndose a las decenas de miles de cadáveres echados a podrir por los desprendidos maestros de ética de Sendero Luminoso, porque --según comprendo yo en mi miserable ignorancia, en esta incapacidad mía para la alta filosofía--, poco bienestar les causó Sendero Luminoso a todas esas personas cuando las asesinó. ¿No?

Por supuesto, no es la banalidad seudomarginal de becaria bostoniana de Victoria lo que me interesa discutir. Es, más bien, la raíz del error que la lleva a esas preguntas: ni siquiera los verdaderos senderistas actuaron jamás justificando sus actos con ninguna idea siquiera parecida a lo que ella llama el "bienestar del otro"; Sendero Luminoso no concebía la existencia de ningún "otro" que no fuera su enemigo y por tanto su potencial aniquilado.

En cualquiera de sus variantes contemporáneas, la noción de "otro" existe por oposición a la de "yo", categorías que en la mirada senderista son enteramente fantasmáticas e innecesarias, porque en la doctrina de Sendero Luminoso el individuo ("yo" u "otro") es descartable, deleznable y siempre insuficiente.

Debido a ello, Guzmán declaraba enfáticamente que los derechos humanos eran una estupidez burguesa, que habría de desaparecer con la imposición de los "derechos del pueblo". Sendero Luminoso se entendía a sí mismo como una sola gran unidad inexpugnable a la que todos debían someterse o por la cual todos debían ser destruidos.

En esa lógica no sólo no hay "otro" que valga (literalmente) sino que no hay "exceso" posible, porque la norma violentista de Sendero Luminoso era el exceso mismo, el desborde perpetuo. Lo que todos los demás (con excepciones engorrosas) llamamos crimen.

Por último, una observación final: todos los políticos peruanos que formaron parte de algún gobierno durante el combate contra Sendero Luminoso, mientras les tocó administrar el Estado, justificaron todas las acciones de la guerra en función de la búsqueda de un bien inalienable y superior para los más pobres del país. ¿Se preguntará Victoria Guerrero si sus crímenes fueron crímenes o solamente excesos?

28 comentarios:

gasparon dijo...

Lo más probable es que la autora, que en los demás pasajes exhibe una prosa francamente raquítica, ni siquiera se haya dado cuenta de la enorme pobreza de su textito. Moraleja: antes de posar, aprende a escribir.

Anónimo dijo...

victoria guerrero dedicó un número entero de la revista que edita a la violencia política y la literatura. allí comparó a sarita colonia con edith lagos, y publicó una serie de ensayos, entre ellos uno del blogger de lima, donde se discutía la guerra popular que le dicen. me pregunto qué tiene la intelectualidad bostoniana que se siente tan atraída por ciertos individuos que se apropian de discursos dizque subversivos o solidarios de la subversión, gente que cuando estuvo por acá durante el terrorismo jamás dió la cara ni tomaron posición alguna. Ahora es fácil agarrarse de zizek, tergiversalo, y en ese camino aprovechar para actualizar las viejas y vencidas ideas maoístas.

Jimmy Lasagna dijo...

Tu comentario va a traer cola, mi estimado. Uy que sí. Espero que nunca te cruces con el amigo Ricky Rich. Empiece a rezar, doctorazo.

Vicky dijo...

Hum... revisé el post de la Guerrero y creo que no entendió bien lo que Zizek dijo. Hay algunas incongruencias en el post y uno se queda pensando quién estuvo incongruente, si el conferenciante o la poeta.

Ya de por sí Zizek es polémico, provocador, incomprensible para muchos. Y si álguien postea sobre su disertación sin entender bien lo que dijo, estamos jugando al teléfono malogrado. Yo por ejemplo, no entiendo las razones para perdonar o no perdonar a Hitler. No está bien explicado y al final del post se contradice, en fin...

Hector Naupari dijo...

No es la primera vez que el grupo Guerrero-De Lima-Crisólogo muestran su ceguera periférica respecto a Sendero Luminoso. Más que un desliz o una distracción, es en realidad una estrategia destinada a justificar el genocidio senderista desde el terreno cultural. Creo que ya es hora de decir basta ya! a estos compañeros de viaje de los senderistas.

jimmy lasagna dijo...

Sólo quiero aclarar que mi comentario anterior estaba dirigido al Ph.D. Gasparón.
Hasta la próxima entrega.

M1L AÑOS DE ADOL3cEn$1a dijo...

perdonenme por ser franco, pero hasta ahora yo no se kien es " el otro ".

PVLGO dijo...

En efecto la pregunta que Victoria Guerrero se plantea puede ser considerada trivial, sobre todo con respecto al caso particular de Sendero. Lo que apuntas sobre el desconocimiento del “otro” por parte de Sendero me parece muy bien razonado y sólido. Sin embargo, tu lectura de un segmento en particular me parece tendenciosa, por decir lo menos.

Dice Victoria Guerrero:

“En este sentido me quedó la duda de si existen límites para las revoluciones. En el caso peruano, por ejemplo, en los "excesos" (Abimael Guzmán dixit) cometidos por SL en nombre de la justicia social, cuál sería esa ética o cuál ese límite, si existe.”

A lo que tú comentas:

“Victoria Guerrero dice varias cosas en esas pocas líneas: por ejemplo, dice que para ella las actividades de Sendero Luminoso fueron una revolución; del mismo modo acepta usar el término "exceso", propuesto por el mismo Abimael Guzmán, para referirse a las atrocidades senderistas, en lugar de llamarlas crímenes; y, sobre todo, finalmente, se coloca en el plan de quien aún necesita evaluar si lo de Sendero Luminoso estuvo mal o no.”

Para mí, Victoria Guerrero no está diciendo nada más que Sendero Luminoso se asume como un movimiento revolucionario; y utiliza el término “excesos” así, entre comillas, y mencionando que es un término del mismo Abimael, porque ella no lo suscribe: el tono es más bien irónico. La pregunta simplemente tiene que ver con los límites que una organización con pretensiones revolucionarias establece para sí misma, si es que los establece.

Vicky dijo...

Mil años de adolescencia: se supone que "el otro" es tu prójimo. El post de la Guerrero se llama, "Slavoj Zezek: nuestro prójimo".

Ricky Rich dijo...

que diablos hacen hablando a mis espaldas...

los psiquiatras se tumbaron las torres dijo...

puede ser que sea imposible entender a cada individuo pero eso no quita mantenernos en forma en las "habilidades básicas de convivencia".

Jose V. dijo...

Coincido con Pvlgo: lei el post de Victoria Guerrero, y si bien la parte de la pregunta sobre Sendero parece fuera de lugar, el resto del post me parecio claro.
De lo que leo en el post, Zizek esta en contra de corrientes de pensamiento que relativizan valores, como el multiculturalismo, y pone a la etica por encima de la moral (que es relativa).
Creo que el comentario ha sido algo intolerante, claro que la pregunta de Victoria Guerrero es por lo menos ingenua, o pretendio ser polemica pero de una manera poco inteligente, pero me queda claro que ella suscribe esa critica al relativismo que hace Zizek.

Anónimo dijo...

poco inteligente, de acuerdo.

LuchinG dijo...

La única razón que se me ocurre para entender lo que Faverón o Pvlgo entendieron es que conocen a Victoria Guerrero y dan por hecho que está insinuando algo o que no hay dudas de que no está insinuando nada.

Ricky Rich dijo...

Yo soy el otro.

Anónimo dijo...

Sr. Faveron buenas noches, muy bueno su post y a continuacion me atrevo a deslizar algunas reflexiones sobre el tema.
Empecemos con el referente inmediato o visible de su post: la señorita Victoria Guerrero. Diganme quien es? Una nueva intelectual? Una pensadora joven y lucida que pretende develarnos nuevas verdades? Habria pues que valorar y definir hasta que punto vale la pena invertir neuronas y tiempo en torno a ella si en realidad tiene apreciaciones totalmente equivocadas: Lo de Sendero fue una revolucion? Tremendo disparate.
Sin embargo, de todo lo leido en este post y los comentarios, quiero enfatizar dos frases; una suya y otra del anonimo de la 8y30:

Aqui la suya: "Guzmán declaraba enfáticamente que los derechos humanos eran una estupidez burguesa, que habría de desaparecer con la imposición de los "derechos del pueblo"" (esta frase me hizo recordar aquella otra del cardenal Cipriani sobre los derechos humanos; creo que hay cierto parecido y en tal sentido tengo la impresion que si bien ambos personajes viven en las antipodas -ideologicamente hablando- en el fondo se movieron en el turbio y pestilente mar de la intolerancia; alli donde eso que llamamos "el otro", sufre una especie de inversion, si cabe la expresion, y se convierte ya no en el projimo en tanto ser independiente a nosotros y que necesita ayuda y sufre y es sujeto de derechos y por tanto alguien a traves de y por quien valdria la pena trabajar, sino por el contrario -el otro- no es otra cosa que uno mismo -Cipriani, Guzman, Pol Pot, Hitler, Fujimori, etc-; una especie de proyeccion narcisista maligna y por tanto sujeto a ser eliminado sin el menor sentimiento de culpa o pena. En Guzman la proyeccion es mas eterea -acaso mas compleja- porque recae no en un individuo como persona humana sino como "pueblo". Para mi todos estos personajes que he mencionado son moralistas y de eticos no tienen ni su sombra por ser ellos mismos como una sombra.

Y la del anonimo: "Victoria Guerrero (...) comparó a sarita colonia con edith lagos" Interesante comparacion, tal vez la diferencia esta en el mito, porque Lagos fue mas realidad que Colonia, no? Colonia es como un mito para ciertas gentes desesperadas. Y Lagos creo que hoy vive en el olvido. Pero el comentario del anonimo, tambien me trajo a la memoria aquella imagen del Che Guevara muerto. La imagen y sobre todo la comparacion que de aquella famosa fotografia se hizo y se hace del Cristo muerto de Andrea Mantegna...

Coda:

Che Guevara es a Jesus como
Edith Lagos es a Sarita Colonia

ferattack dijo...

Me parece que Favaron esta asumiendo muy en serio su papel de policia de la critica nacional, que para serles sincero esta de capa caida. En cuanto al texto de Victoria Guerrero (mas alla si uno esta o no de acuerdo con ella) me parece que hay una absoluta intolerancia, en cualquier sociedad democratica la gente, los intelectuales, escritores, artistas se expresan indagan el por que de las cosas, busca razones, sin temor a ser acusados por el hecho de hacerlo. Aqui la policia de la lamentable critica nacional tiene reglas muy estrictas de lo que se debe decir y no, de lo que es correcto y lo que es incorrecto. Cual es el problema de tratar de entender lo que nos paso a todos los peruanos entre los 80 y 90s?. Uno empieza a creer que hay intereses mas fuertes, siniestros, que estan detras de todo intento por bloquear esta necesidad natural de saber que paso en este pais. Oscuras razones, oscuros personajes como Fujimori, Cipriani, Alan Garcia, saquen su cuenta a imagen y semejanza de quienes esta policia de la critica nacional funciona.

ferattack dijo...

Me parece que Favaron esta asumiendo muy en serio su papel de policia de la critica nacional, que para serles sincero esta de capa caida. En cuanto al texto de Victoria Guerrero (mas alla si uno esta o no de acuerdo con ella) me parece que hay una absoluta intolerancia, en cualquier sociedad democratica la gente, los intelectuales, escritores, artistas se expresan indagan el por que de las cosas, busca razones, sin temor a ser acusados por el hecho de hacerlo. Aqui la policia de la lamentable critica nacional tiene reglas muy estrictas de lo que se debe decir y no, de lo que es correcto y lo que es incorrecto. Cual es el problema de tratar de entender lo que nos paso a todos los peruanos entre los 80 y 90s?. Uno empieza a creer que hay intereses mas fuertes, siniestros, que estan detras de todo intento por bloquear esta necesidad natural de saber que paso en este pais. Oscuras razones, oscuros personajes como Fujimori, Cipriani, Alan Garcia, saquen su cuenta a imagen y semejanza de quienes se inspira la policia de la critica nacional.

Anónimo dijo...

se mezclan demasiados niveles.
¿En realidad Zizek se plantea perdonar o no perdonar a Hitler? Eso sólo se lo puede plantear la gente que lo sufrió y sus descendientes, los condenados a los campos de concentración y de exterminio, soldados en el frente ruso, incluso sus propios compatriotas alemanes en su momento. Y aún sería absurdo que se lo plantearan, porque se perdona a quien pide perdón. Hitler murió en su ley. Es un fenómeno absolutamente repudiable, frente al que no cabe el dilema perdón-no perdón.
En cuanto a SL y abi, ellos no van a pedirle perdón a nadie, ¿por qué y para qué? A lo más harán una autocrítica por no haberse salido con la suya... Más realismo, ladies and gents...

Anónimo dijo...

es que hace un frío condenado en esos pueblitos de Maine, el crítico finge indignarse para entrar en calor

Lucio dijo...

En el comentario de faverón, hay una parte en la que alude a: "la doctrina de Sendero Luminoso". Creo que este es uno de los más frecuentes y tribiales errores de la crítica o de los analistas del fenómeno.
Pienso, que en realidad, eso que se denomina doctrina, la proverbial intolerancia mostrada por Sendero, y que se tradujo en esa performance sanguinaria, no formó parte del programa original de su accionar.
Luego, hay otro comentarista aquí, que sentencia con toda vehemencia: que lo de Sendero fue una revolución?, es un disparate!.
Sí pues. La desinformación suelen estar a la base de la ligereza y la tribialidad con que se sentencia estas cosas.
Algo que habría que preguntarse es porqué, a pesar de la violencia y la brrutalidad que fue adquiriendo el proceso subversivo de Sendero, pudo atraer a tanta gente?.
Hay que tener en cuenta, estimado Faverón, que en el inicio, el compromiso de los militantes senderistas era atravezar los ríos de sangre, (no los baños de sangre como señala Roncagliolo en "Abril Rojo"). Y los ríos de sangre, era, desde Mao, la respuesta que la "reacción" daría como respuesta al estallido del movimiento.
Parece ser que en el proceso, a Sendero le resultó ´fácil y cómodo, que el río aquel, (disculpen la frivolidad de la expresión), lo pusiera la población. Quiero decir, Sendero deviene y no, se propone ser actor sanguinario y terrorista.
Es ese discurso inicial, que se mantuvo por varios años, aunque progresivamente se iba contradiciendo por la práctica, lo que sedujo a gente que sí quería hacer la revolución Y, parece también, que es lo que quieren indagar tantos artistas e intelectuales.
La fácil condena y descalificación, puede llevar a ignorar fenómenos intrínsecos al proceso, no al proyecto en sí mismo, que de tanto ignorarlos, pueden estar siendo preservados para futuros lamentables fenómenos similares o peores.
Lucio

Anónimo dijo...

"Algo que habría que preguntarse es porqué, a pesar de la violencia y la brrutalidad que fue adquiriendo el proceso subversivo de Sendero, pudo atraer a tanta gente?."

Estimado Lucio esta frase suya es otro disparate, como afirmar que lo de sendero fue una revolucion. Justamente Sendero intento una revolucion y por no atraer a tanta gente, ella fracaso.
El fracaso de Sendero como movimiento revolucionario de cambio para una sociedad mas justa, recae en su unico y deificado lider: el mediocre, psicopata A. Guzman.

Lucio dijo...

Estimado anónimo, sobre el disparate, lo que tendrías que reconocer es que decir eso, lo de revolución en Sendero, provoca pavor. Es como cuando alguien un buen día se entera que en la familia hubo alguna vez algún incesto.
Da miedo y hasta asco. Pero si no se reconoce con realismo, la sola negación no permite la superación del trauma.
Efectivamente, yo creo que no hubo revolución alguna. Lo que trato de decir es que la dinámica inicial sí habría estado marcada por alguna impronta revolucionaria.
El punto es que nunca llegó a prender, nunca llegó a desplegarse su potencial revolucionario. Por el contrario, devino en una lógica insensatamente destructiva.
Debo decir, por otro lado, que personalmmente, no creo en los caminos violentos. Ni clásicamente ni innovadoramente violentos.
Comprender el fenómeno, no puede llevar a justificar los extremos irracionales a los que llegó sendero. pero, descalificar con ligereza sin comprender dicho fenómeno, puede sí, distorcionar la realidad.
Tu facilidad para la adjetivación, (como lo de disparate), que casi recuerda a Belaunde cuando los llamaba abigeos, recuerdas?, bueno, esa proclividad a la descalificación, forma parte de esta cultura nuestra poco inconsistente frente a los sucesos más serios de nuestra historia.
De todos modos, un gusto intercambiar, con el permiso de Gustavo, por supuesto..

Anónimo dijo...

Como decir qeu sendero no tuvo acogida si segun estimaciones estadisticas dicen que tuvo entre 40 mil a 50 mil combatientes q formaban parte del ejercito guerrillero popular... ahora si eso no es traer gente ala cause, qué es entonces.

Anónimo dijo...

Lo que yo he escuchado es que tenía 5,000 en total, de los que sólo 2500 eran personas armadas.

Anónimo dijo...

De todos modos, parece que esa cantidad es excesiva. Al parecer, operativamente nunca tuvo más de ocho o nueve mil hombres en acción.
Lo que sí tuvo, es mucho apoyo. Lo que llamaban masas de apoyo. Eso sí podría alcanzar la cantidadd indicada por nuestro amigo.

Anónimo dijo...

Prosiguiendo con la discusion, mas bien los combatientes eran rehenes de los mandos militares, tal como era la usanza en los ejercitos comunistas, el que no peleaba era ultimado por su propio oficial superior, pero ese no era el tema, leo de ideologias, de becarios, de intelectuales, pero nadie dice si estuvo o no en el sitio, hace poco lei, que existia un mas que misterioso vinculo entre el segundo movimiento terrorista del mundo (que fue en su momento) SL, y los maestros del Estado, o por que todo un pais toleró tantos años a esa banda de enajenados, la realidad amigos, es que Lima no es el Perù, y mientras tengamos esa vision de que Lima es el centro del Perú seguiremos sufriendo por caudillos y terroristas, y mas aun por los actuales "intelectuales", que estan mas preocupados por sus becas y regalias, que por desquitar el dinero que los gobiernos invierten en ellos; desengañemonos todavia el conocimiento no se usa para para crear la paz y la igualdad, si no para que unos cuantos puedan tener una vida de opulencia, comentando desde sus exilios dorados, una pobreza y un sufrimiento que nunca les interesó conocer.

Anónimo dijo...

"En esa lógica no sólo no hay "otro" que valga (literalmente) sino que no hay "exceso" posible, porque la norma violentista de Sendero Luminoso era el exceso mismo, el desborde perpetuo. Lo que todos los demás (con excepciones engorrosas) llamamos crimen."

aplaudo esta lectura, sólo que deberías aplicarlo a tu propia lógica y a tu defensa de la democracia liberal:

8/30/2009
Gustavo Faverón Patriau dijo...
Es el "problema" más absurdo.
Lo que tiene que hacer Correo es dejar de ser una tribuna del racismo, no dejar de auspiciar la feria del libro.

No Gustavo, no se trata de un exceso el hecho que correo sea una tribuna del racismo, es su lógica inherente. No hay contradicción alguna. Sino que estamos ante la presencia de comunistas liberales. el racismo es sistemico no le puedes seguir poniendo rostro humano a las instituciones "democraticas" la democracia misma funciona asi: apoya ferias de libro a la vez que sirven de tribuna de racismos