25.2.08

3 artistas

Regreso de Boston, con novedad en el frente

Concierto de los Super Furry Animals: para envidia de Fernando Velásquez, estuvo extraordinario: dos horas, todos los viejos hits, lo mejor del nuevo disco, diálogo con el público, público saltarín, buena onda. Y el Paradise Rock (donde, entre otras cosas, tuvo lugar el debut norteamericano de U2) es un espacio genial: entran sólo 500 personas, sin asientos, con un gran bar detrás: desde cualquier lugar estás a un paso del escenario.

También me di una vuelta por dos lugares legendarios de Boston: Newbury Comics y Comicopia, dos tiendas donde uno se podría quedar a vivir. Las visitas me sirvieron para completar mis colecciones de tres de mis autores preferidos en el mundo de la novela gráfica.

Hablo de Seth (seudónimo de Gregrory Gallant), Chester Brown y Joe Matt, que son, además de personas reales, personajes literarios: cada uno de ellos aparece ficcionalizado en la obra de los otros dos, con enorme frecuencia.

En los libros de Seth, el flaco y caballuno Chester Brown es un oyente si
lencioso, un amigo telefónico que sólo habla para decir verdades innegables. En los libros de Chester Brown, Seth es una suerte de freak ultracivil, vestido siempre al modo de los años cuarenta, y una especie de súper ego de Brown, su fuerza represiva y el rincón donde se esconden sus aprensiones.

(Seth es realmente un ser peculiar: en verdad viste con ternos de corte antiguo, sombreros al estilo Chicago en la gran depresión, corbatas con prendedor y camisas de puño y mancuernas; colecciona tiras cómicas de los años veinte y odia cualquier teconolgíacreada en las últimas cinco décadas).

En los libros de Joe Matt, los otros dos son incluso más relevantes: Brown y Seth --sobre todo Seth-- son como los padres ausentes, o los padres vicarios, el ancla de madurez que el hiperinfantil Matt necesita a gritos. Aunque Joe Matt es californiano, vivió catorce años como ilegal en Canadá. Eso dice ya mucho de él: para que un norteamericano no regularice su situación migratoria en Canadá, la persona en cuestión debe tener graves problemas con las figuras de autoridad. Y graves problemas para comportarse como adulto, para decirlo más transparentemente.

Seth y Brown son canadienses de nacimiento, y en su país trabaron amistad con Matt. Los tres son parte del catálogo de Drawn & Quarterly, una de las editoriales cruciales en el mundo de la novela gráfica. Son un mundo aparte; leer las obras de los tres simultáneamente, o en un lapso breve de tiempo, es meterse súbitamente en los tejidos más recónditos de una amistady mirarla desde muchos puntos de vista contrarios y contradictorios, pero empáticos.

Los tres, Seth, Matt y Brown (mi favorito) son parte de esa altísima ola de creatividad pop que, viniendo de Canadá, ha barrido los Estados Unidos de norte a sur, con bandas musicales, colectivos de enorme creatividad, experimentos en artes plásticas, una cinematografía cada vez más compleja, y una generación literaria vigorosa. En general, el gran rasgo en común parece ser la orientación al intimismo, o el regreso al intimismo, si se prefiere.

Si quieren leer cosas de cada uno, les tengo que recomendar muchas, pero empezaré por The Poor Bastard y Spent, de Matt; It´s a Good Life, If You Don´t Weaken, de Seth; y I Never Liked You y Louis Riel, de Chester Brown (la última, Louis Riel, es una de las mejores novelas gráficas de temática histórica que he leído en mi vida, muy diferente de todo el resto del trabajo, personal, intimista y autobiográfico de estos tres dibujantes-narradores).

Imágenes: de arriba abajo: autorretratos de Chester Brown, Joe Matt y Seth.

9 comentarios:

JulioR dijo...

¿Alguien sabe si algo de eso está traducido al español? ¿Esos canadienses escriben todos en inglés o alguno de ellos es francófono?

El gorreador de comics dijo...

1.- Que yo sepa, todo lo han escrito en inglés y ninguno de los canadienses es francófono.

2.- ¿El del primer dibujo es Chester Brown? Me esperaba que Joe Matt estuviera así, no Chester.

3.- Dicen que Seth no se saca esa ropa ni en pleno verano. Ni siquiera lo guantes.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Gorreador:

Ese es un autorretrato de Brown de hace ya 3 años. En sus libros aparece más joven, con el pelo rubio largo, muy distinto en verdad.

El gorreador dijo...

Uff... cómo pasa el tiempo.

Peepshow, de Joe Matt, también es buena, aunque no es una novela, sino una colección de historietas. Algunas de esas me parecen innecesarias, y otras, demasiado autocomplacientes en su disque suciedad. Pero en general son buenas, y también son un mate de risa.

Chester tiene algo que nunca me ha terminado de gustar: podrá dibujarse a veces molesto, o siendo injusto, o siendo incluso un tanto malvado; pero siempre me deja la impresión de que se está retratando como un angelito, un chico que "tiene el corazón de poeta" (en I've never like you y algunas otras más).

De Seth sólo he visto una. Es realmente curiosa como cambian las formas en que se ven mutuamente. Chester tiene una risa gritona y Seth le sopla humo a Matt, según Matt; pero, claro, uno supone que eso es EN las historietas, no esperamos que ellos sean así realmente. Sin embargo, Seth en una introducción dibujada dice que Matt no exagera cuando se dibuja, que en la realidad es así de exasperante; entonces uno se pregunta: ¿Cómo alguien así, puede hacer una novela tan buena... ?

Gonzalo B dijo...

Los cómics de Seth son muy elegantes, tanto en el dibujo como en la sofisticación que subyace a la aparente simpleza de sus historias. Matt me parece un tanto excesivo. Si bien puede ser muy cómico, a veces la repugnancia que logra inspirar me choca (“Spent” es probablemente el mejor ejemplo. Si bien le aplaudo esa habilidad para describirse con todos y cada uno de sus defectos, leer sobre alguien tan obsesivo y, por qué no decirlo, trastocado, me resulta majadero. ¿Quién más se puede pasar horas y horas editando videos pornográficos como en “Spent”?).

Nando dijo...

pucha, qué paja. mi envidia ahora es sana. estoy seguro de que deben haber disfrutado el concierto. no sé si te parezca, pero yo estuve durante mucho tiempo preguntándome a quién se parece el cantante de los SFA, gruff rhys, y creo que ahora lo sé: no sé parece a ray davies, de los kinks? (que acaba de sacar un muy buen segundo disco solista).

otrosí: estoy en chicago, y ando buscando "epileptic", pero no hay! grrrrr...

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Gonzalo: a mí Matt me parece mucho más divertido que los otros, a su manera, desbordada; y Seth me parece en efecto sumamente sutil (aunque a veces me parece excesiva su dependencia en cierto tipo de dibujo tipo The New Yorker en los 50s). Mi preferido, sin embargo, es Brown. Y su mejor libro (de paso aquí le respondo al Gorreador) me parece justamente el menos autobiográfico: Louis Riel. Tremendo libro, primer nivel.

Fernando: Epileptic suele estar hasta en Borders. De hecho, creo que Daniel Salas lo acaba de comprar en el Borders de Boulder. Pero si no lo encuentras, compra en alibris.com, que es una página super confiable.

Anónimo dijo...

La editorial Sins entido ha publicado "La vida es buena, si no te rindes" (It's a good life if you don't weaken) de Seth y La Cúpula, el "Pobre cabrón" (Poor bastard) y "Buen tiempo" (Fair weather) de Joe Matt y también "El playboy" (The playboy), "I never liked you" (Nunca me has gustado) y "Louis Riel" de Chester Brown.

Tal vez se me escape alguno por allí. El único problema de las ediciones españolas, además del precio en euros y de la jerga infumable, es el desorden cronológico en publicar el material (supongo que debe haber un asunto de derechos y de ventas detrás de esto).

Personalmente, aprecio a los tres en sus propios estilos y exploraciones (el más divertido es Matt de lejos), aunque le tengo un cariño especial a Tomine en la casa editora D&Q.


Raschid

Valeria dijo...

Recién leí "Nunca me has gustado" de Brown, y "Pobre BAstardo" y Buen Tiempo de Joe Matt". Buen{isimas. YA había leído "lA vida es buena...." y entré a internet para saber algo mas sobre Chester Brown. Allí fue cuando encontré esta entrada tuya!!! Asi que este comentario es un "gracias", porque fue tu referencia la que me llevó a comprar mas libros de estos autores. Desde la Patagonia Argentina pedimos los libros a España, y de mas está decir que el mismo dia que los recibimos nos arrojamos sobre ellos. Bueno, gracias nuevamente... esas cosas de la web....