25.2.08

El teórico de la conspiración

La inteligencia, la tontería y los cabezazos

Inventar teorías conspirativas y suponer grandes organizaciones de maleantes conjurados allí donde no existe nada parecido no es la forma de pensar de los paranoicos; es la forma de pensar de los zonzos.

La perfecta teoría conspirativa es tonta precisamente porque se supone a sí misma como una explicación sin fisuras pero a la vez incontrastable con los hechos, con la realidad, porque el teórico de la conspiración siempre está convencido de que los hechos de la realidad le son ocultados adrede.

Vivimos rodeados de ese tipo de pensamiento. Viene a veces en formato monstruosamente grande: los antisemitas que inventaron la conspiración judía mundial y los protocolos de los sabios de Sión. A veces viene en un formatito decrépito y enano: el opa que piensa que las películas que le gustan no ganan el Oscar porque los miles de miemrbos de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, desde Michae Moore hasta Sean Penn, forman "una mafia" que responde a los intereses del "lobby judío"
.

Las teorías de la conspiración producen literatura atractiva, porque son básicamente la invención de un mundo paralelo y de sus reglas propias. Por ese mismo motivo, las teorías de la conspiración no producen buenas explicaciones de la realidad: porque están desprendidas del universo y de su lógica.

El teórico de la conspiración repasa, rebusca y trajina tomos y tomos: no está leyendo, sin embargo, porque para leer hay que tener la mente abierta. Está buscando un pedazo de papel con la forma de la pieza que le falta a su rompecabezas, pero la busca tijera en mano: al final le dará todos los recortes que la hagan calzar con su expectativa. El teórico de la conspiración no lee con la cabeza, sino a cabezazos.

El teórico de la conspiración parece inteligente, a veces razonable y casi siempre enciclopédico. Lo que ocurre es que es el único ser sobre la tierra que ha reunido tanta información en apariencia coherente sobre el mundo en el que habita. El problema es que nadie más habita en su mundo.

El teórico de la conspiración tuvo alguna vez un problema de conciencia, pero lo ha reprimido: tiene que ser así; para que todos los datos de su mundo calcen en una sola gran explicación (para que él sea el dueño de la única verdad sobre la tierra), ha tenido que inventar muchas mentiras: ha llegado a pensar que no hay diferencia entre la gente que hace algo malo y la gente que le cae mal: al fin y al cabo, todos son piezas de una maquinaria que funciona en contra de él.

El teórico de la conspiración vive siempre en peligro: le puede sobrevenir un derrame cerebral tras constatar que su píldora para la diabetes es fabricada en Chile (tierra de enemigos naturales); o un infarto al ver que un rabino se ha mudado al departamento de al lado; o un paro respiratorio al descubrir que, por efecto sin duda de una conjura universal, su noveleta churrigueresca se pudre y se apolilla sin encontrar lector en los sótanos de las librerías limeñas.

¿La crítica no aplaude al teórico de la conspiración cuando se vuelve novelista? Eso es prueba de un complot en los mass media. ¿Las mujeres no se agachan a mirarlo cuando pasa con su chupete, su triciclo, su yoyó y su gorrito de hélice por la vereda? Sin duda el feminismo radical les ha lavado el cerebro. ¿No todos se le rinden y no todos concuerdan en que él es el periodista vivo más vivo de todos los tiempos? La Casa Blanca debe de haber dado esa orden.

El teórico de la conspiración tiene las herramientas para ser un intelectual (es, si se me disculpa la broma, un intelectual en bruto), pero no tiene amor por la verdad, y eso lo estanca, le pesa sobre los hombros y no lo deja crecer.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿es necesaria la mencion solapada a la estatura de hildebrandt? ¿necesitas poner la palabra "enano" cada vez que escribes sobre él?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Oh, no, no es necesario. Pero gracias por hacerlo, de todas maneras.

Asterix dijo...

La palabra enano la usa Ud. Sr.Faverón: "... viene en un formatito decrépito y enano: el opa que piensa ..."

¿Aludir a cuestiones físicas no era reprobable Sr. Faverón? Ud. no necesita recurrir a esas armas.

Todo sea por el rating: provocar la ira de CH resulta rentable.

NomadAndrea dijo...

Léete este buen artículo de José Cervera ( que tal vez ya leíste)
"El Universo es una conspiración:
«Ellos» están ahí fuera, y vienen por mí. Y por ti"

Dire:
http://biblioweb.sindominio.net/escepticos/conspiranoicos.html

Sección escépticos de la Biblioweb

LuchinG dijo...

"¿Las mujeres no se agachan a mirarlo, cuando pasa con su chupete, su triciclo, su yoyó y su gorrito de hélice por la vereda?"

No voy a negar que me rei ni que en privado digo cosas como esa, pero Asterix tiene razón. Prefiero esto: "una reseña notoriamente odiosa, claramente negativa, totalmente destructora y escrita con antipatía, pero que, no obstante, no fuerza al crítico a transformar su comentario en una bronca: los puñetazos están allí, pero caen en la obra y se detienen a centímetros del rostro del autor.", que también se puede aplicar a la opinión sobre un periodista.

Anónimo dijo...

En lugar de que Hildebrandt esté dispersando inexactitudes, debería informarse de la clase de gente con la que firmará contrato en RBC, uno de sus gerentes, Luis Alfonso Morer, tiene lazos evidentes y que son probables con el fujimorismo, ver esta investigación de Jerónimo Centurión para Agenciaperú http://www.agenciaperu.com/investigacion/2005/nov/fujired.htm
si es que llega a firmar con esta nueva gente de RBC, ni su ininteligible verbo lo salvará.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

El amor por la verdad a veces lleva al zonzo a anticipar hechos humillantes de parte de la prensa mundial de los que nunca nadie habla al ser descubiertos.

Hace años que figuro en la "lista negra" a la que el señor Joaquín Sabina y su camarilla de "etiqueta negra" llaman justamente "etiqueta negra". Es más, si está interesado en los nombres de los periodistas que fueron intimados a cerrar la boca cuando intentaron hacerme una pequeñísima nota o darme un espacio en una radio se los pasaré con todo gusto.

He aportado todo tipo de pruebas pero la decisión mesiánica de los señores Polanco/Noble en sociedad con gobiernos hispanoamericanos han decidido quien puede hablar y quien no. No lo llamo "conspiración". Trate de entender que el mundo se rige por los grandes capitales de mercado: Rockefeller, Rothschild, monarcas europeos, mafiosos de organizaciones ilícitas.

Usted, mi estimado, escribe muy bonito para fundamentar que "la teoría de la conspiración no existe" pero no he visto a nadie de los que otrora se burlaron de los lectores inventando el personaje de el "subcomandante Marcos" en los medios masivos que haya pedido disculpas.

Hasta la Cía, si es que no fueran parte del la famosa "Mesa Redonda" decía buscarlo afanosamente.

Develar la identidad de los autores de esa idea me ha llevado a caminos muy difíciles de transitar, y que siempre andan en soledad.

Pero me pregunto:
¿Por qué a nadie se le ocurre formular las preguntas claves para desentrañar los misterios de lo burdo de este clan de patológicos "enanos" ávidos de mayor poder y riquezas?

Por ejemplo:
¿Cómo es posible que la prensa publique solicitadas anónimas?
Cómo se entiende que publique fotos falsificadas con photoshop y cuando alguien reclame derecho a réplica no reciba respuestas.
Quien es el autor de las noticias que repiten los medios adoctrinadamente y sin cuestionar en su fondo.
A qué alineamientos políticos pertenecen los que tienen firma para opinar y patente de "intelectuales" y por que hay tantísima gente que no puede aparecer por mucho que fundamente sus ideas y las firme con nombre y apellido?

Trate, por favor, de rebatir la siguiente investigación.
Fidel Castro está muerto. Muerto biológicamente hablando, por supuesto.
No diré que lo averigüé como intelectual porque se burlaría y desmerecería el valor de la misma, prefiero decir que lo capté a traves de mi dominio mental, por la telepatía y las fuerzas de control que manejo y domino.
Sé que no me creerá pero no importa.
En cuanto alguna Universidad se haga eco de las ideas teóricas, que para eso tienen espionajes especializados y utilizan cobayos humanos, empezará a creerlo.

No sé si es peor el ignorante o el hipócrita.


Este comentario mío en calidad de usuario apareció entre bambalinas en el blog "Antilógicas" de Mariano Moreno, a raíz de una discusión sobre Fidel en el cual el autor demostraba un escaso conocimiento de la complejidad humana.

"Decepcionante el artículo sobre Cuba, Moreno.

Porque convengamos que hay tantas opiniones sobre Cuba como personas en este mundo respiran.

Algunas se despachan por boca de otros, algunos hemos estado allí y conocemos sus pro y sus contradicciones típicas latinoamericanas y tratamos de ser objetivos al respecto.

Pero lo que es inconcebible, sorprendente y nos deja pasmados es que pese a que hemos recorridos diarios y comentarios de los más prestigiosos del planeta, todos se queden con la visión acotada de la película que nos mandan los del Norte.

Nadie dice la verdad.

Castro está muerto.

¿Cómo es que hablan de "renuncia"?
Por algo Chavez dijo "¿de qué renuncia me hablan?" no?

Eso lo saben hasta los chicos.

El pueblo cubano no lo ignora. Lo que ocurre es que es tradición para ellos "tratar los asuntos internamente sin sacar los trapitos al sol".
Una alta fuente del Ministerio de Cultura de la isla no fue capaz de negar mi afirmación y se conformó con hablar de los procesos revolucionarios y la discreción de la casta política.

Yo no quiero que me hagan el bien tratándome como una persona incapaz de deletrear, a quien hay que explicarle cómo pensar en lugar de mostrar los hechos en su máxima crudeza.

¿Cuánto dinero invierte el diario en viajes de periodistas? ¿Son vacaciones pagas o tienen un sentido ético para hacer investigación de campo? Porque la fea sensación de que lo hacen por fines recreativos, es lo que nos parece, al leer las tediosas "opiniones" de los comunicadores editorialistas.

¿Por qué nuestra prensa libre internacional, y la nacional en su carácter de repetidora de agencias confraternales, se empeñan en mantener una mentira patética de esa índole?

La situación ocultada intencional y burdamente ni siquiera puede calificarse de "inexactitud" como pedía un profesor de Derecho cuando nos enfurecíamos por las barbaridades del silencio de la prensa en la época de los procesos militares y aspiraba a calmar ánimos en las aulas?

Suponemos que será para mantener la "paz social" y que se evite la horrorosa guerra por la sucesión, con la cual nuevamente los beneficiados serán los traficantes de armas y los borrachos presidentes de países que refuerzan su discurso con la sangre de los inocentes.

El mundo ya no es un sitio confortable en el que uno se alineaba en la izquierda versus derecha o al revés.

La historia está atomizada. La han balcanizado a posta.

Aspiran a dominar la estratégica isla los norteamericanos, comandados bajo las órdenes de José María Aznar para beneficio del crudo capitalismo de empresas, las monarquías, el socialismo europeo, los cubanos del gobierno castrista que gozan de privilegios a los que el pueblo sería imposible que accediera alguna vez, los venezolanos y brasileños, que les facilitan dólares para calmar la angustia de la escasez que hasta hace poquísimo años padecían, los mexicanos zapatistas, los chinos con su creciente economía, los rusos (que se está reconvirtiendo en una potencia que dará sorpresas)...

Leer los comentarios anteriores, en su mayoría, y el tuyo, en particular, me hizo pensar que retrocedía en la historia unos treinta años.

Se sigue peleando por la camiseta en lugar de activar las ideas que resignen la actitud de soberbia de cada bando, que alega tener la verdad absoluta. Porque la verdad absoluta no existe. Todo es relativizable y ponerse de acuerdo en pautas de mínima no tendría que ser tan difícil a estas alturas de la civilización.


¡Qué penoso el nivel al que hemos llegado!

Lu





Ahora, me dirá que no tiene pruebas fehacientes de la muerte de Castro y yo responderé:


No nos humille más.
No sea divulgador de la mentira organizada para la dominación sistemática de un mundo que ha dado muestras de crueldad y desamparo a la raza humana más allá de color de piel, religión o idioma.

Usted será un cinéfilo experimentado pero nosotros las películas con doblajes ya las vimos por la caja boba. Si Forrest Gump pudo hacerlo cualquiera puede correr maratones. Y no hace falta aclarar que los trucos para levantar el cadáver de Fidel son más torpes que los efectos especiales de Jurasic Park.


Saludos.

Lucía.

Anónimo dijo...

Entonces John F. Kennedy decidio morir por voluntad propia y las sociedades secretas se dedican a jugar play station y tomar cerveza.