3.3.08

La inocencia del poeta

Sobre la santidad de quien escribe poesía



La poeta Melissa Patiño ha sido detenida por la policía cuando venía de Ecuador como parte de un grupo de delegados presentes en un congreso de la chavista Coordinadora Continental Bolivariana, donde el invitado y orador central era ni más ni menos que el hoy fallecido Raúl Reyes, número dos de la organización terrorista colombiana FARC.

No tengo elementos de juicio para saber el grado de inocencia de Melissa Patiño, ni conozco las leyes como para opinar si su sola presencia en un acto público de la organización chavista (o la compañía del ex emerretista Roque González) la hacen parte de un delito. Supongo que no. Ciertamente no la hacen más inocente. No creo que el gobierno peruano tenga la intención de capturar a quienes nada planean, ni que quiera comprarse un lío adicional con Chávez mientras no sea imprescindible; pero no voy a esgrimir la sospecha para probar la sospecha, claro está.

Lo que sí quiero decir es que por primera vez en mucho tiempo, quizá por primera vez desde los años de la fascista e infame Operación Cóndor, en América Latina hay un puñado de gobiernos decididos a apoyar y promover el terrorismo coordinadamente, y que la reciente bravata matonesca de Hugo Chávez lo demuestra claramente.

Para no hablar del presidente de Ecuador, Correa. ¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la incursión del Ejército Colombiano pero se queda tan campante y feliz cuando una compañía de las FARC, armada hasta los dientes, viola su frontera y hace campamento en tierras ecuatorianas para planificar desde allí sus nuevas incursiones en territorio colombiano? ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa? ¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del
MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?

Evo Morales, aliado natural de Correa y Chávez, espera su momento para saltar. Y lo peor es que Uribe, por supuesto, no es un santo, y Alan García muchísimo menos. Y Michelle Bachelet, para quien lo dudaba, ya dejó en claro una vez más que no es sino una manzana podrida en una caja en la que sobran las manzanas podridas.

Me llegan muchos comunicados, emails de personas que exigen la liberación inmediata de Melissa Patiño. Si es lo que procede legalmente, por supuesto que hay que exigirla. Pero, cosa curiosa, todos esos mensajes coinciden en algo: los escribe gente que dice que Melissa es inocente por completo y ofrece las siguientes pruebas: que Melissa tiene apenas 20 años; que quienes suscriben las cartas han hablado con ella un par de veces y les pareció buena gente; que Melissa escribe poesía; que colaboraba en un colectivo poético muy rico y productivo.

¿Alguien me explica desde cuándo es el interés literario lo que hace inocentes a las personas? Yo, en mis años de universidad, también conocí a muchos chicos y chicas, jóvenes de veinte años o incluso menos, con gran interés en la poesía o en la danza moderna, muy activos en la promoción de las artes, con quienes hablé no una sino muchas veces y siempre me parecieron buena gente, y que resultaron sumergidos en Sendero Luminoso hasta el cogote.

Lo repito: Melissa Patiño puede perfectamente ser del todo inocente; es más: ojalá lo sea. Y es obvio que nadie tiene derecho a tratarla a ella ni a nadie más fuera de los límites de la ley. Y es igualmente claro que no podemos convertir el Perú en un estado policial en el que la sola expresión de un ideal político sea causal de arresto, aunque entiendo que una Coordinadora no coordina ideas, sino acciones.

El comunicado que vienen circulando quienes piden la liberación inmediata de la joven poeta, dice: "Los abajo firmantes que conocemos a Melissa Patiño sabemos que ni sus acciones ni su posición política tienen cercanía alguna al de algún movimiento subversivo marxista leninista peruano o internacional".

Si ven el video que abre este post, en el que aparece el programado orador central del congreso del que volvía Melissa, verán la bandera que flamea detrás suyo: "La Insurgente Comunista Bolivariana", en honor de Sonia, una de las heroínas de las FARC, presa por terrorismo y narcotráfico desde hace varios años. El lema, sumado a las palabras de Reyes, que parece una fusión de cavernario y secuestrador, no hablan demasiado bien del perfil de dicho congreso ni de la limpieza de la Coordinadora. Y lo dejan a uno pensando: ¿es que en verdad alguien puede tomar parte de un congreso así y no tener "cercanía alguna" con movimientos subversivos internacionales? ¿Es que acaso la Coordinadora Continental Bolivariana es otra cosa que eso?

Pero, volviendo a mi tema: la gente que reclama la libertad de Melissa en función de su edad o de su gusto por la poesía, esa gente bien podría comenzar a explicar qué demonios tiene que ver una cosa con la otra. Si Melissa Patiño es inocente, merece la libertad como la merece cualquier peruano: por ser una ciudadana peruana y por ser una persona con los mismos derechos de todos, no porque su estatus de poeta joven la coloque por encima de las leyes humanas.

50 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema con el repertorio convencional de acciones de protesta es que justos pagan por pecadores, como pueden atestiguar los turistas en Cusco. Por esta razón, algunos han escenificado otras formas de protesta, como los 'lavados de bandera' o los 'plantones'. Sin embargo, desde la cultura tradicional se dirá que "esto no es desfile, esto es protesta".

TANAKA HOY EN PERU21. VA PARA TI

Anónimo dijo...

El comun de las personas nos seducimos por ideas(politicas,filosoficas y demas que ustedes consideren) que renuevan nuestro pensamiento. La "señorita" puede compartir sus ideas y asimilar ideas asociadas sobre aspectos que revolucionen nuestras sociedad; pero aquellos idearios que se desprenden del Terrorismo son de rechazo social observados como Delito.Yo INGENUAMENTE adoro la filosofia de Bourdieu pero no estoy contribuyendo a que se fomente y se refuerze pensamientos apocalipticos desarrollados porel MRTA O FARC.

La soberania Nacional es invunerable(menos Chile), asi el PaPa este cruzando a Ecuador y el ejercito colombiano le vaya a pedir autografos estaria dañando la conciencia patriotica de ese pais.

Anónimo dijo...

melissa es inocente, se trata de una patraña que va desactivarse. y es poeta y es linda y es defendida por sus amigos. crees que todos somos felones como tú?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El que insulta desde el anonimato pregunta si es él acaso un "felón". Humor involuntario, le llaman.

Sobre la chica, ya lo he dicho: si es inocente, debe quedar libre, y si ha sido detenida sin motivo, debe además investigarse quién lo hizo y por qué (cosa que nadie está pidiendo, por cierto, con gran miopía). Pero pedir su libertad "por su linda cara" (en este caso literalmente) es casi la definición de la banalidad.

Anónimo dijo...

no sé si sea terrorista o no, pero no puede ser tan ingenua de acudir a ese congreso que, para cualquiera con 2 dedos de frente, apoya el terrorismo. no puede decir q solo fue a leer poemas y q no se dio cuenta de todo lo demás. o es sumamente cándida la chica o, ciertamente, coincide con los peligrosos postulados chavistas

Anónimo dijo...

Gustavo podrá ser catolico, tener ideas terroristas, gustarle el ceviche,cantar canciones de Tongo pero es inadmisible insultarlo "felon", todos podemos disentir del dueño de este blog pero debemos discutir y contribuir con diversas opiniones que se presenten en este blog y espero que esa " señorita" sea acusada por traicion a la patria y se " frustre" en la carcel, por ser participe de reuniones que atenten con el libre discurrir de los paises.
"Espero que insulten mis ideas, menos a mi persona" (lo dije yo).

andrea dijo...

es alucinante que la universidad Sedes Sapientae esté haciendo propaganda en favor de la libertad de Patiño. Sobre todo si la señorita no es alumna de esa casa de estudios. Me pregunto si el rector estará enterado de que la oficina de

Imagen Institucional imagen@ucss.edu.pe

anda enviando flyers y pronunciamiento por su libertad.

Anónimo dijo...

esto es sobre godoy MWAHAHA

fuerte y claro: porque sus amigos los regios creen que es impune solo por ser joven, por ser blogger, por ser PERIODISTA (haha) y por ser socialista nice

pero nadie dice realmente por qué es inocente

pero "su estatus de niño pijo con aires socialistas no lo pone por encima de las leyes humanas"

Miguel Cornejo

Anónimo dijo...

Yo también estoy algo extrañado con el caso de la jovencita. Digamos: o era tan ingenua y tan piña que no sabía dónde estaba metida (por lo que todo sería, como dicen sus amigos, una terrible confusión) o todo lo contrario. No hay lugar a más. Ahora bien, creo que si cualquiera que no tiene nada que ver con el asunto se encuentra con el saludo de un terrorista de la talla de ese fulano (con su uniforme, sus banderas y todo su discurso anacrónico) debería darse cuenta ipso facto de qué va todo eso y salirse de allí al instante, ¿o no?
Aunque también puede ser que, dada su juventud, se crea todo el rollo romántico del Che Guevara y blablablá. Cierto que su edad no justifica su acción, pero al menos si permite comprenderla.

Anónimo dijo...

Lamentablemente, en el Perú, país donde es deporte nacional acusar a quien sea de lo que sea, las pruebas circunstanciales son tomadas como irrefutables. Melissa podría haber estado ahí y no ser terrorista, a pesar de estar al tanto de lo que hacía cierta gente allí reunida. Al respecto le mencionaré un caso particular.
Cuando era cachimbo en San Marcos,
(tenía entonces 17 años) un compañero, conocido por sus ideas, me llevó a un local en la Av. Wilson, cerca al Paseo Colón, en cuyo segundo piso había una especie de almacén con equipos para un programa de radio. Yo no sabía de qué se trataba. Cuando entré, todo estaba empapelado de propaganda roja. Poco tiempo después se produjo el famoso atentado al local de Acción Popular. Si los servicios de Inteligencia hubieran hecho su trabajo, habrían dado con ese local y yo... ¿fui tonto por haberme dejado llevar allí? Sí, por supuesto, pero.. ¿Esa circunstancia me convertía automáticamente en terrorista?

Silvio Rendon dijo...

Hola Gustavo,

Dices: "No tengo elementos de juicio para saber el grado de inocencia de Melissa Patiño, ni conozco las leyes como para opinar si su sola presencia en un acto público de la organización chavista (o la compañía del ex emerretista Roque González) la hacen parte de un delito. Supongo que no. Ciertamente no la hacen más inocente."

Dos cosas:

1. Una persona no tiene que demostrar su inocencia. Es al revés. Quienes la acusan tienen que demostrar su culpabilidad en algo. Al decir "No tengo elementos de juicio para saber el grado de inocencia de Melissa Patiño", pones las cosas al revés. Y más claro aún cuando dices:

"Lo repito: Melissa Patiño puede perfectamente ser del todo inocente; es más: ojalá lo sea."

No. No es que "ojalá que lo sea", como si no lo fuera ya. Ella ES inocente y siempre lo ha sido. Le tienen que PROBAR que no lo es. Recién entonces será otra cosa.

Y ya, tan pero tan tan claro es que lo tienes al revés que escribes:

[los comunicados] "los escribe gente que dice que Melissa es inocente por completo y ofrece las siguientes pruebas: "

En tu mente son ellos los que te tienen que probar que ella es inocente. Inmediatamente declaras que las pruebas no te convencen y los tergiversas, pues el comunicado que circuló en ningún momento dice que "han hablado con ella un par de veces y les pareció buena gente; que Melissa escribe poesía" como argumento para su inocencia. Los firmantes del comunicado dicen que la conocen.

2. El comunicado al que te refieres no dice "es inocente porque es poeta" (o porque es joven). En ningún lado. Cito un párrafo:

"La joven gestora cultural y poeta Melissa Rocío Patiño Hinostroza (20años) ha sido detenida y acusada de terrorista por asistir como promotora cultural y comunicadora social a un encuentro político de la Coordinadora Bolivariana de Ecuador".

Su edad y su dedicación no es la razón ni de que la acusen ni de que la defiendan.

Más aún el comunicado explica:

"Mellissa fue subida a un bus por los organizadores del evento junto a muchas otras personas. En ese bus iban otras seis personas que ahora la policía sindica como "integrantes del MRTA". "

Esa es la argumentación ante la que estamos. La evidencia para acusarla es MERAMENTE CIRCUNSTANCIAL.

El evento puede haber sido una de las actividades de Chávez, pero esto no la hace una terrorista. Creo que hay que tener mucho cuidado en esta coyuntura.

Estoy completamente de acuerdo en combatir a las FARC y a la infiltración del chavismo en el Perú. Duramente. Sin embargo, no debemos caer en un estado de paranoia generalizada donde no haya ningún poder de discernimiento y volvamos a las épocas de acusaciones sin pruebas y, peor aún, a revertir los términos de lo que debe ser un estado de derecho.

Silvio Rendon dijo...

A todo esto (y esto no va particularmente para Gustavo, sino para todos/as):

Sé de gente que no estaba metida en nada, fue a alguna reunión invitada, la detuvieron, en la cárcel donde la pusieron conocieron a terroristas verdaderos/as y sólo entonces se engancharon en el terrorismo. Cuidado con esto. No estamos para estos autogoles.

Anónimo dijo...

oe tio, cuando respondes al papi huaman? La haces muy laaaaaaaaaarga.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el señor Rendon. No se trata de si Melissa Patiño, es joven o inocente, o poeta. Seºtrata de la forma como ha sido tratada, con formas que pertecenem a una dictadura. Toda persona decente debe mostrar su indignación a un caso de este tipo. Asi fuese Melissa Chavista, que parece que no lo es, lo que realmente hay es una persecución inaceptable, abuso de autoridad, y complicidad de medios de comunicación para iniciar lo que puede ser una escalada muy peligrosa en el Perú y que viola los derechos humanos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Te equivocas, Silvio. Mi texto dice desde el primer párrafo que mi opinión no tiene nada que ver ni con las leyes ni las presunciones del derecho. Fuera de la presunción de inocencia de nuestro sistema legal, y fuera del lenguaje del derecho, es mi prerrogativa usar las palabra "inocente" en toda la variedad de sentidos que le da nuestra idioma. No es una prerrogativa especial: la tenemos todos los hablantes de español. No me quieras hacer hablar como abogado, pues. Por lo menos no cuando estoy diciendo explícitamente que NO estoy hablando dentro de ese paradigma. Si no, cuando tú hablas de asesinato en el caso de los muertos de la huelga agraria, alguien saldrá a decirte que no puedes usar ese término hasta que alguien te muestre las pruebas fehacientes de que se trató exactamente de lo que la ley llama un "asesinato". Porque obviamente, cuando hablas de asesinato, estás diciendo que hay una o más personas (tan de carne y hueso como esta poeta) que son culpables de asesinato. Sabes, claro, que los asesinatos no se cometen solos.

Por otro lado, es obvio que estás leyendo mi texto con un poco de mala leche. Si mañana alguien me dice "han arrestado a Silvio por vender anticuchos de caballo", yo diré "caray, ojalá sea inocente". ¿Eso querría decir que te estoy echando la culpa de vender anticuchos de caballo? No pues, Silvio, quiere decir que no solo supongo sino que además deseo que sea una falsa acusación. ¿Expresa un cierto grado de duda? Obviamente, y ni tú ni nadie tiene el menor derecho a decirme que no pudo dudar. La presunción de inocencia no puede ser usada como una imposición sobre la conciencia de la gente ni sobre la opinión de nadie. Y tú estás haciendo precisamente eso: me estás diciendo que no tengo derecho a dudar, que nada en esa chica ni en sus acompañantes me puede parecer sospechoso. Estás equivocado.

En el caso de lo que digo sobre esta chica el asunto es incluso más evidente, porque mi post también dice que no está nada claro siquiera que haya existido delito alguno. Y no estoy tan mal como para decir que la persona X es culpable de haber cometido un delito que muy probablemente no ha sido cometido en absoluto. Puedes darle más vueltas, pero estarás básicamente haciéndome decir algo que no he dicho.

Una cosa más: arrestan a un grupo de personas, que vienen todas de la misma reunión, viajan juntas, y son todas reunidas bajo un mismo cargo. Y de pronto aparecen manifiestos y titulares que piden crucialmente la liberación de una de esas personas (y al final añaden al resto del grupo de yapa). El único rasgo que se menciona para diferenciarla a ella de los demás es que es joven y poeta. ¿Tampoco tengo derecho a hacer notar eso? ¿Tú has encontrado en esos comunicados alguna razón por la cual se hace notar de manera tan relevante la inocencia de esta muchacha mientras que no se menciona siquiera los nombres de las otras personas?

Silvio Rendon dijo...

Aclaremos algo. El tema aquí no es la libertad de expresión. No te estoy prohibiendo sino refutando tus argumentos con los míos. Tampoco es un tema de mala leche. Sólo pienso diferente.

El "paradigma del derecho" no es un paradigma más. Es el consenso que tenemos para una convivencia civilizada. Tú puedes revertir el paradigma y cambiarlo por otro que diga "cuando acusan a una persona será ésta la que tenga que demostrar su inocencia". Ya, pero eso tendrá validez en tu mente y en la de quienes compartan esa forma de ver las cosas. No es un principio comúnmente aceptado. De hecho, este paradigma alternativo que planteas ha predominado en nuestro país en los noventas y es de lo que hemos tratado de salir como sociedad. Sí, libre eres de plantearlo. Qué duda cabe.

Cuando hablo de asesinato, me refiero a que mataron gente. Ya, me puedes discutir que fui aventado en decirlo. Mi respuesta a esto es: OK, que se haga una investigación y se determine las causas de la muerte de esas personas, respetando la presunción de inocencia de los sospechosos. Mi punto continúa. Tiene que respetarse los principios de convivencia que nos rigen.

Si me acusan de vender carne de caballo, puedes dudar todo lo que quieras de mi inocencia. No te lo prohibiré. Sin embargo, en cualquier caso sólo seré un sospechoso. Seguiré siendo inocente hasta que me demuestren lo contrario. Cuando salga libre todos los que dudaron de mí me habrán hecho un daño, pues habrán echado una sombra injustificada sobre mi honorabilidad, que es lo que pasa con Melissa Patiño, sobre quien ya se creó un estigma que le costará mucho sacarse de encima. Ya perdió. Puedes ser inocente, pero igual te perjudican con la detención, para nunca compensarte. Es mejor, creo, tener una actitud prudente en estos casos.

La gente del comunicado NO dice que es inocente PORQUE sea poeta y joven. Aquí es donde patinas. Dice que es inocente porque la conoce y sabe que no está metida en el terrorismo. No menciona a otras personas porque no son gente del entorno de esas otras personas. Son gente del entorno de ella solamente. Y es gente que pone las manos al fuego por ella, rechazando que esté involucrada en movimientos radicales. Ahora, les puedes creer o no, ejerciendo tus derechos que ni yo ni nadie quiere quitarte, pero, una vez más, no la defienden PORQUE sea joven y poeta.

Anónimo dijo...

El comun de las personas nos seducimos por ideas(politicas,filosoficas y demas que ustedes consideren) que renuevan nuestro pensamiento. La "señorita" puede compartir sus ideas y asimilar ideas asociadas sobre aspectos que revolucionen nuestras sociedad; pero aquellos idearios que se desprenden del Terrorismo son de rechazo social observados como Delito.Yo INGENUAMENTE adoro la filosofia de Bourdieu pero no estoy contribuyendo a que se fomente y se refuerze pensamientos apocalipticos desarrollados porel MRTA O FARC.

La soberania Nacional es invunerable(menos Chile), asi el PaPa este cruzando a Ecuador y el ejercito colombiano le vaya a pedir autografos estaria dañando la conciencia patriotica de ese pais.

Anónimo dijo...

Inocencia:

Señor Faverón, soy un lector recurrente de sus artículos, los cuales leo con atención y en algunos casos, satisfacción. Mas hace usted en el penúltimo envío afirmaciones riesgosas:

1. Repite lo que dicen las agencias noticiosas financiadas por el imperio respecto a las FARC, las llama usted TERRORISTAS, sin mayor argumento, lo cito: (…) el hoy fallecido Raúl Reyes, número dos de la organización terrorista colombiana FARC”.

Raúl Reyes, negociador de las FARC, sesudo Gustavo, no “ha fallecido”. Ha sido asesinado de la manera más artera por la “inteligencia” yanki-colombiana, con el mismo método que asesinan a los líderes de la resistencia palestina.

Le pregunto: ¿Quién dice quién es terrorista y quién no lo es? ¿Quién es ese gran censor que determina si una guerrilla o determinada organización política hacen uso además de acciones “terroristas”? ¿Alguna vez acaso aquellos ignorantes que claman contra los terroristas han denunciado los crímenes terroristas que cometen los estados?

En la década de los ochenta, el pésimo actor devenido a presidente, Ronald Reagan (si, ese gringo que apoyó el sistema racista en Sudáfrica, entregó dinero a Hussein, apoyó a Osama, traficó en Centroamérica, apoyó a la Contra nicaragüense, ese “campeón de la libertad” y “héroe democrático”) acuñó el término terrorista, para demonizar a los movimientos de liberación de los países oprimidos, ergo, países que intentaban liberarse del colonialismo ancestral en África, Asia y Sudamérica. Usted, señor Faverón, repite como loro de hombro, los adjetivos que endilgan los poderosos a quienes intentan liberarse del yugo de esclavitud y alienación, refrenda usted con total inverencundia las políticas genocidas, hace de corifeo de los gobernantes usamericanos sin ninguna responsabilidad, intentando manipular la opinión de sus lectores.

2. Dice después: “no creo que el gobierno peruano tenga la intención de capturar a quienes nada planean, ni que quiera comprarse un lío adicional con Chávez”. Inesperado su candor de quinceañera enamorada, señor Faverón. Si resulta usted una sensitiva Cossette para confiar en el más grande ladrón y asesino que ha gobernado el Perú en los últimos años. El ladrón que dejo el país en ruinas en los ochenta, el intrigante que parió al asesino Fujimori, el ladrón de los dólares MUC, el genocida de los penales, el del agua con mierda a finales de su gobierno, el de la inflación de un millón por ciento, el de la patadita al desvalido, el de los campesinos baleados en el cráneo, el supuesto autor de esa miasma mal escrita llamada “el perro del hortelano”. ¿Usted es o se hace, señor Faverón?¿Cree usted que este gobierno de verdugos y bribones no desea seguir echando cristianos a los leones para seguir depredando sobre los recursos naturales y proseguir festinando el erario público, mientras los búfalos apristas repletan los organismos del Estado? No se arrebole, señor Faverón, la flema le sienta mejor.

2. Luego suelta otra afirmación más arriesgada e inverosímil: “lo que quisiera decir es que por primera vez en mucho tiempo, quizá por primera vez desde los años de la fascista e infame Operación Cóndor en América Latina hay un puñado de gobiernos decididos a apoyar y promover el terrorismo coordinadamente, y que la reciente bravata matonesca de Hugo Chávez lo demuestra claramente”.

La primera parte de la parrafada, es conocida por todos aquellos que sufrimos persecución en Chile y Argentina de parte de los milicos asesinos, pero el siguiente enunciado es sencillamente insostenible por donde se le mire: afirmar que en América del Sur existe un puñado de gobiernos decididos a APOYAR Y PROMOVER EL TERRORISMO COORDINADAMENTE, resulta por decir lo menos, irresponsable y oportunista.

Comparar un gobierno como el de Hugo Chávez, elegido varias veces democráticamente contra viento y marea, favorecido por un pueblo que lentamente toma conciencia luego de los años de ignominia vividos con el delincuente Carlos Andrés Pérez, compadre espiritual del oscilante Alan García, digo, comparar un gobierno como el de Chávez con el de los asesinos Pinochet, Videla y Stroessner, resulta repulsivo y sospechoso. Pero más suspicaz es intentar trascender su razonamiento fallido a otros gobiernos de Sudamérica. Lo vuelto a citar, muy a mi pesar:

3. “Evo Morales, aliado natural de Correa y Chávez espera su momento para saltar”
4. “Correa. ¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la … (…) ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa?¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?

Y para que no quepan dudas acerca de progresismo, roza con el pétalo del escrúpulo, también, oh si, a la Bachelet y a Uribe, quien “por supuesto no es un santo”. Usted no para mientes en tildar de “bravata matonesca” lo de Chávez, en reprochar de papanatas al presidente Correa y en denigrar al pueblo ecuatoriano, ese noble pueblo que, de la mano del movimiento indígena Pachacuti, ha echado ya a más de tres pezuñentos del gobierno, usted le endosa al pueblo ecuatoriano supuesta pachorra para reclamar el por qué no bota a Correa por apoyar dizque a las FARC, casi como cuando el payaso imbécil Bayli dijo que los que votaban por Humala lo hacían por hipoxia cerebral (el ignorante ese lo dijo en otros términos), tiembla usted como viejuja ante un tallo de jade enhiesto y azulino cuando alucina que Ecuador pudiese apoyar a remanentes del MRTA o SL, pero no dice nada del narcotraficante Uribe, ese hasardeur tenebroso que complota por órdenes de Bush para desestabilizar Venezuela y llevar adelante el Plan Colombia.

5. Su argumentación respecto a la joven Melissa Patiño es lamentable. Lamentable e infeliz. Desde El Libro de los Versos de Confucio, quien escogió 300 canciones de las miles que existían en China e incluyó textos de crítica social, a pesar de ser un ferviente defensor de los valores y de la ley del sistema esclavista (La Canción del Viejo, La Rata Cebada), hasta Nazim Hikmet, pasando por Lord Byron, Roque Dalton, Agostinho Neto, Maiakovski, Vallejo o Esenin, la sencillez y rotundidad de la orientación rebelde de los poetas se ha reflejado en su apuesta por el pueblo y sus movimientos de avanzada. Y por ello sufrieron carcelería, destierro, torturas y muerte. Si participaron o no directamente en acciones, de eso entérese usted en las biografías de poetas y escritores. De manera inaceptable, usted desliza la idea de que una Coordinadora “no coordina ideas, si no acciones”, pero para curarse en salud, afirma antes que “Melissa Patiño puede perfectamente ser del todo inocente; es más, ojalá lo sea”. Nuevamente, ¿A qué juega usted señor Faverón? Se agazapa taimada e intencionadamente en la oscuridad de la verborragia, se arrima con los poderosos pero se cuida muy bien de aparecer como progresista y humanista, hasta se escuda en la legalidad de un sistema deslegitimado por sus raíces criminales, desconociendo adrede que LEGITIMO Y LEGAL son dos conceptos totalmente distintos, incluso opuestos.

Señor Faverón, es una verdad de Perogrullo, poesía y revolución, son las dos pasiones humanas más intensas y constantes de todas las épocas. Tal vez sea necesario que conozca usted a los poetas más representativos de cada país, que acceda a sus libros o por lo menos a sus mejores obras, que los lea con calma (para disfrutar del trabajo con la palabra y de las alturas de la emoción y el pensamiento alcanzados por ellos) antes de realizar cualquier tipo de afirmación arriesgada.

Ciertamente, ni la edad ni el gusto por la poesía, salvarán de la cárcel a los que tienen en la mirada ese extraño brillo de los “condenados”. Por el contrario, probablemente por ese gusto y por su juventud, las “leyes humanas”, sobre todo las “leyes peruanas” les condenen.

Unos versos del gran poeta peruano Jorge Espinoza Sánchez sirvan a manera de despedida:

“quiero que sepas amor mío/que ser poeta en este país demente/y sangrar desesperadamente por la vida/es ser perseguido, proscrito, presidiario/y condenado a la hoguera/Paga el Perú con la cárcel/al Quijote enamorado.

Atentamente,

Giuliano Vecco

Anónimo dijo...

los jóvenes poetas repudiamos tu posición, Faverón.

Anónimo dijo...

¿Es en verdad linda?No la conozco pero sí conozco la mierda mental de mi país y creo ahora muy probable que sea rubia o de pelo castaño.Y nada más en la línea de real "lindura".Debe haber estado allí o por figureti o porque realmente está ideológicamente (quizás sea mejor mejor extraviadamente o descocadamente o inmaduramente)comprometida.Por ambas cosas debe afrontar la contrariedad que se le ha presentado y ya se verá.Pero tampoco tampoco es cuestión es soltarla por su linda cara (ver para creer dijo un ciego).

RUMESILDO BARTHES.

P.S.-En un concurso de dialéctica o mayéutica,Gustavo le gana a Daniel por bastantes puntos (el ciego viene de ver).

Luis Bustamante dijo...

Frecuencia Latina (television de Perú) pasó una filmación de una marcha en Quito -los días del evento- a favor de las FARC. Y en las imágenes se ve a Melissa cargando una pancarta y lanzando consignas ¿Acaso nadie lo vio? ¿No es que ella es una chica que no tiene que ver nada con la política? Me da la impresión que ella sabía perfectamente en lo que estaba y ahora pretende escudarse en "la poesía" para generar simpatías internacionales.
Melissa es libre de creer en lo que quiera, para eso vive en una democracia como la peruana y por eso no puede (ni debe) ser detenida. Salvo fragrante delite. Pero otra cosa es sacarle la vuelta al sistema y pretender "no estar" involucrada en un movimiento violentista cercano al terrorismo del MRTA. A proposito, en el video de la marcha de solidaridad de Melissa habían otros "escritores otorongos bolivarianos" cercanos al MRTA ¿En qué quedamos finalmente? ¿Acaso El Circulo del Sur es una reedición del Kloaka de los 80?

«Otras voces» dijo...

Sólo diré una cosa Faverón:

tienes todo el derecho de dar tu opinión porque no conoces a Melissa, pero sí me parece patético -y muy bajo- que insinúes que quiénes la defienden lo hacen solamente por su juventud o por su labor artística. Tal parece que tu única intención es la de crear controversia, y eso, desde todo punto de vista es despreciable.

Atte. Armando Alzamora

El Chato Heston dijo...

"(...)ni conozco las leyes como para opinar si su sola presencia en un acto público de la organización chavista (o la compañía del ex emerretista Roque González) la hacen parte de un delito. Supongo que no."

No se necesita conocer las leyes para darse cuenta que ni participar en un acto chavista, ni estar acompañada de Roque Gonzalez es un delito en sí(¿o te parece que existe tal delito?). Y coincido contigo en que decir que el hecho de ser poeta, de hablar con ella un par de veces o que es joven o buena gente no prueba su inocencia, pero ¿en qué parte del comunicado dicen eso?

Tiene razón Silvio cuando dice que es la culpabilidad la que hay que probar, y no al reves. Si hubiesen pruebas fehacientes de su actividad terrorista, bien, pero no las hay. Todas las alusiones que haces -el video, la bandera, tus experiencias en la universidad- estan fuera de lugar.

«Otras voces» dijo...

Sólo diré una cosa Faverón:

Tienes todo el derecho de dar tu opinión porque no conoces a Melissa, pero sí me parece patético -y muy bajo- que insinúes que quienes la defienden lo hacen solamente por su juventud o por su labor artística. Tal parece que tu única intención es la de crear controversia, y eso, desde todo punto de vista, es despreciable.

Atte. Armando Alzamora

Jorge Luis dijo...

COMO ES POSIBLE que puedan acusar a alguien y detenerla valiendose solo de pruebas circunstanciales y hasta de pareceres Y NO POR PRUEBAS VERDADERAS y ANALIZADAS A FONDO, ¡¡¡QUE TAL ABUSO!!! a alguien tan pura, inocente y con profundos valores y talentos.

Fácil demandaria a estas personas por "n" casos.

Imaginenese detenida el 29 del mes pasado y seguro que aun ni las declaraciones las tomaban pero ya la acusaban de terrorista,la HAN TRATADO como una vulgar delincuente, ladrona han atentado contra su integridad, asesina....¡¡¡ HASTA LA HAN ESPOSADO Y DEJADO QUE LA FOTOGRAFIEN!!!! ...¡¡¡QUE ABUSO!!!.
ESTO MAS PARECE:
- UN ABUSO DE AUTORIDAD A FALTA DE AUTORIDAD
- UNA MANERA DE USAR A MELISSA COMO CHIVO EXPIATORIO Y CORTINA ANTE OTRAS COSAS...

Anónimo dijo...

En efecto, existe lo que se define como indicios y amerita la detencion y la investigacion. Si una persona es acusada de violacion por una menor de edad, a esa persona se le detiene e investiga. El que sea inocente hasta se demuestre lo contrario, no quiere decir que se puede ir a su casa saltando en un pie.Y la detencion es por un periodo, no es una condena en si misma.

Ta bien Gustavo, coincido contigo alguna vez.

Luis

Anónimo dijo...

Este tio fácil no quiere que le hagan la de Carlos Alvarez que por decir que iba a imitar a Chávez, le negaron la visa. Ahora que si saca la cara por una poeta que asiste a una reunión bolivariana, pues lo anulan en one de su chamba en Maine, y lo expulsan por defender terrucas. Entonces tiene que aparentar lo contrario...¿o no?

Y, de seguro, tendremos que mandar comunicados indignados, en su defensa, por la injusticia contra su persona, por ejercer su derecho a opinar sobre alguien que es inocente hasta que se demuestre si es culpable, que es la base de la democracia americana. Cosa que los american boys no respetan cuando se trata de ellos.

A ver tio haz la prueba, y demuestra si te van a considerar inocente de simpatizar con Chávez solo por firmar el comunicado de apoyo a Melissa Patiño Hinostroza. De frente los que te emplean te consideraran tan culpable, como solapádamente insinuas que ella lo es.

Y no escribas más cantinfladas tratando de maquillar, lo que ya hiciste entender a todo el mundo.

OSCAR MALCA

Anónimo dijo...

Estimado señor Faverón:
He disfrutado mucho de sus comentarios y lo voy a seguir haciendo en el futuro lo que no me impide decir que queda clarísmo que usted habla del tema del Ecuador desde la completa ignorancia de la situación de este país.
No es el espacio y no creo que tenga el tiempo para explicarla, pero es una situación compleja, en una frontera grande, que cuesta una enormidad de dinero custodiar. ¿Por qué Colombia no vigila su propia frontera e impide que entren estos terroristas? No es fácil, para ninguno de los dos países, pero acusarle a Ecuador por no hacer lago que el gobierno de Colombia (no hablo de colombianos porque ellos no tienen nada que ver con ese gobierno y sus actos lamentables).
En fin me parece que su conocimiento sobre literatura es admirable y yo aprendo mucho de sus comentarios, pero creo que la discusión política le queda muy fuera de sus conocimientos.
Es una pena hacer afirmaciones como las que hace sin conocer el tema a fondo. Eso se parece a lo que hace el coronel Chávez, por favor no pierda mi respeto y el encauce de este blog litarario

Saludos

Joan Viva dijo...

Es por su ingenuidad que Melissa fue arrestada por las autoridades, ella estuvo en el lugar equivocado, porque quien debia ir a ese Congreso era Luis Amaya, como comunicador de una emisora y con eso tampoco quiero decir que él si debio ser arrestado.

Entre los detenidos hay otra persona que tambien reclaman su inocencia, la hija de un asesinado por los terroristas de S.L. en la que sus familiares piden su libertad

Que seria de Nosotros si nadie nos apoya en estos momentos, estariamos abandonados al capricho de las autoridades que toman estos arrestos para un beneficio mediatico y si nadie protesta, ellos, ante esa pasividad aprovecharian para ponernos un número y sindicarnos como parte de una red terrorista.

Cuantos inocentes estan presos y no pueden hacer nada para probar su inocencia porque nadie les tiende una mano de apoyo.

Nuestro país no es el pais de la flamante justicia y verdad, aqui gana quien tiene mas poder tanto economico como politico.

Y las autoridades siempren buscan donde ganar con sus shows mediáticos.

Es facil hablar desde un sillon sentado comodamente comiendo una hamburguesa con su coca diet al lado chequeando su blog en una compu con pantalla de plasma.

Ud dira que no es cierto lo ultimo, pues demuestrelo.

estoy seguro que si a Faveron lo detienen en Perú, nosotros los escritores, artistas lo defenderemos sin importar su bandera politica, porque es asi como somos unidos, si hay pruebas de su culpabilidad, pues aun asi le buscaremos un abogado.

Y si es culpable, pues que le caiga el peso de la Ley, pero con pruebas contundentes, no porque simplemente estuvo escuchando Raul Reyes, imaginese cuantos estuvieron alli, pues entonces habrian cientos de detenidos.

Donde esta la libertad de expresion y la libertad de reunion publica, porque no fue algo clandestino lo de Ecuador, fue público salio en los diarios y TV de Quito.

De eso se trata Sr. Faveron de ser unidos en las buenas y en las malas y no diciendo que por qué se rasgan las vestiduras sin saber si es inocente o culpable.

Ademas nosotros no tomamos a Melissa como excusa para despotricar contra gobiernos o politicas internacionale, como ud. lo hace.

si Ud desea desprestigiar a Chaves, a Ecuador o a las FARC hagalo pero no tomando a Melissa como excusa.

A Melissa la conocemos Sr. Faveron, no la estamos inventando.

Sino fueramos solidarios el mundo seria de los egoistas.


Atte,

Joan Viva

Rodolfo Ybarra dijo...

EN DEFENSA DE MELISSA PATIÑO
por Rodolfo Ybarra



El día de ayer, martes 4, nos constituimos un grupo de poetas y artistas de diferentes generaciones frente al edificio de la Dirincri para protestar por el secuestro policial de Melissa Patiño, acusada insólitamente por el cargo cantinflero y pomposo de “instigación al terrorismo internacional”, entre otras falacias. La reunión intentaba ser pacífica, incluso se planteó la idea de una lectura poética, la cual se cumplió a medias, por culpa tácita y recurrente de quienes están contratados para “(re)establecer el orden público”, pero terminan reprimiendo y saboteando un acto de buena voluntad que intenta la solidaridad y el irrestricto respeto a la libertad y a no ser detenido salvo por flagrante delito.



Al acercarse quien esto escribe para preguntar por la medida de fuerza exagerada al oficial encargado de la contramanifestación, objetó éste socarronamente que sólo recibe órdenes y que “no sabía nada, mayormente”. Por este tipo de acciones mecánicas y de estímulo-respuesta pavloviana podemos “entender” la inhumanidad de muchos policías y militares asesinos que por estos días desfilan por el Poder Judicial, echándose la culpa unos a otros y excusándose en su sometida voluntad.



Lo cierto es que luego de desalojar de la vía pública a viva fuerza al grupo de poetas y artistas entre los que estaban Rosina Valcárcel, Víctor Delfín, Miguel Ángel Arévalo, Rafael Inocente, Dante Castro, Gustavo Espinoza, Víctor Coral, Miguel Ildefonso, Domingo de Ramos, Salomón Valderrama, Cecilia Podestá, Florentino Díaz ,entre otros jovencísimos poetas, abrieron aguas con el rochabús enhiesto a la vieja usanza del delirante Alan de los ochentas cuando el pueblo enardecidamente reclamaba sus derechos reivindicativos y el cambio urgente de política económica y social.



Cabe anotar que este atropello y detención arbitraria a quien consideramos inocente de todo cargo ocurre en medio de una crisis sudamericana que involucra a Ecuador, Colombia y Venezuela, y por carambola y efecto dominó, a Perú, que recibió sorpresivamente -hace unas horas- en “cumbre de mandatarios” al presidente de Ecuador Rafael Correa, atareado en pedir ayuda y solidaridad diplomática mientras moviliza su ejército a la zona de frontera con Colombia. Lo mismo hace Venezuela en su zona limítrofe con el país de Álvaro Uribe.



Los motivos que detrás de estos países subyacen, implican no solo invasión de espacio territorial, alimentación monetaria a las FARC (300 millones de dólares por parte de Chávez y su petición expresa de “beligerancia guerrillera” en el trato a las FARC ante instancias internacionales) sino la vieja manipulación de EE UU y su viejo guión y plantilla de ¿cómo combatir la subversión en casa y fuera de casa? Total, Raúl Reyes, el número 2 de las FARC y en la práctica el número 1, fue eliminado en territorio ecuatoriano y eso –según parece- es lo que importa. A propósito de lo dicho, quisiera anotar que el señor Faverón en su blog Puente Aéreo apunta lo siguiente:



¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la incursión del Ejército Colombiano pero se queda tan campante y feliz cuando una compañía de las FARC, armada hasta los dientes, viola su frontera y hace campamento en tierras ecuatorianas para planificar desde allí sus nuevas incursiones en territorio colombiano? ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa? ¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?,



Pero olvida Faverón que la realidad ecuatoriana –al igual que nuestra realidad- no es tan fácil de explicar y entre otros datos que agravan la situación, aparte de los cientos de kilómetros de frontera -de parajes inhóspitos- con Colombia marcados por el río Putumayo, prácticamente imposibles de cuidar, está el hecho de que Ecuador es el receptáculo de casi un cuarto de millón de refugiados colombianos, llegados en éxodo, entre los que inevitablemente estarían escondidos (unos de verde y otros de civil) miembros activos de las FARC.



En su columna de ayer, “Observador”, Mirko Lauer apunta: Una declaración de las FARC afirmando su presencia en la frontera (leáse el territorio) de Perú, hecha hace poco más de una semana, aconseja poner las barbas en remojo. No es solo la droga la que oscila entre un lado y otro del Putumayo. Con Ecuador y Venezuela erizados como ya lo están, la frontera peruana va camino de ser la más porosa, es decir necesitada de un refuerzo.

Y en efecto, el mismo ministro ecuatoriano de Seguridad Gustavo Larrea, confesó que tuvo varias reuniones con el eliminado Reyes y que estos encuentros no fueron (en su mayoría) ni en Ecuador ni en Colombia y no da mayores detalles, lo que nos hace suponer que tuvo que ser en Perú, lo que ya nos ubica geopolíticamente como escenario latente de lo que está ocurriendo a las espaldas del conocimiento público, sobre todo en lugares donde la presencia del Estado es poco menos que un fantasma. No olvidemos que Montecinos y Fujimori fueron acusados (y cuasi probados) de llevar armas a la guerrilla colombiana. Dejo esto en manos de los analistas internacionales que de seguro deben de tener explicaciones más didácticas y detalladas sobre este delicado asunto.



Volviendo al tema de Melissa Patiño, nos extraña que hayan personas empecinadas en suponer por algún tipo de atisbo siniestro o duda cartesiana heterodoxa, la culpabilidad de una joven universitaria dedicada a la poesía y en cuyos textos no hay –por decirlo de algún modo- alguna carga política ni tan siquiera social. Dejo aquí un poema inédito de Melissa Patiño repartido el día de ayer por Javier Arévalo como una “prueba” -si se quiere- de la inocencia reclamada[i] (salvo que se crea que “la nueva vida de color verde” a la que se refiere el poema sea el color del uniforme de las FARC), al mismo tiempo quisiera referirme, como ejemplo, a otra joven cuyos características a pesar de lo agravantes que puedan tener, no terminan por acusarla: me estoy refiriendo a Andrea Moretts, estudiante de filosofía de la UNAM (México), activista social y simpatizante del Ejército Zapatista quien cayó herida en el mismo lugar en que fue abatido Raúl Reyes; la joven herida ha sido trasladada a un nosocomio cercano y no pesan sobre ella -por lo menos hasta lo que las noticias de cable muestran- ningún cargo por subversión o “instigación al terrorismo internacional”, propio de una mente paranoide o de la líneas de fuerza de algún país dominante.



En otro párrafo de su artículo, Faverón dice:



Me llegan muchos comunicados, emails de personas que exigen la liberación inmediata de Melissa Patiño. Si es lo que procede legalmente, por supuesto que hay que exigirla. Pero, cosa curiosa, todos esos mensajes coinciden en algo: los escribe gente que dice que Melissa es inocente por completo y ofrece las siguientes pruebas: que Melissa tiene apenas 20 años; que quienes suscriben las cartas han hablado con ella un par de veces y les pareció buena gente; que Melissa escribe poesía; que colaboraba en un colectivo poético muy rico y productivo.¿Alguien me explica desde cuándo es el interés literario lo que hace inocentes a las personas? Yo, en mis años de universidad, también conocí a muchos chicos y chicas, jóvenes de veinte años o incluso menos, con gran interés en la poesía o en la danza moderna, muy activos en la promoción de las artes, con quienes hablé no una sino muchas veces y siempre me parecieron buena gente, y que resultaron sumergidos en Sendero Luminoso hasta el cogote.



Lo dicho aquí me parece grave y tendencioso, primero porque bajo ese criterio todos tendríamos que ser sospechosos o culpables de terrorismo o de algún otro crimen, no hay la apriorística de que “todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario” el concepto se muestra inverso (¿todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario?) y nos quita el aura protectora de la inocencia legal, la inocencia con la que se realizan las vidas humanas y se desenvuelve el mundo entero, al menos en teoría.



Esto parece la resurrección de los orwellianos y el retorno del martillo de los macartistas que acusaban esquizofrénicamente de comunistas a los mendigos en las calles y de estalinistas a los dueños de algunas cooperativas.



Segundo, me parece grave porque este concepto se basa en una ingenuidad retórica donde los amigos de Melissa nos vemos poco menos que estafados con la idea de que detrás de su discurso poético sosegado, detrás de su bohemia artística ligada a la performance (con su pareja el poeta Giancarlo Huapaya), y detrás de las conversas donde no había el clásico lenguaje retórico marxista leninista y ni siquiera el adjetivo o el vituperio o la crítica mordaz propios de una persona con cierta radicalidad política.



Melissa tendría que ser –como al parecer lo es para la estrábica y daltónica PNP- poco menos que el demonio o la hija del terror inconcebida de Abimael con “la compañera Nora”. Sé que lo dicho hasta aquí -en países como el nuestro- no basta para demostrar una inocencia “legal”, como tampoco bastan los testimonios sentidos de su madre o de su hermana, como tampoco la misma palabra de Giancarlo que se desgañitaba gritándole en la oreja a un policía las razones exactas por las cuales Melissa es inocente. Qué es lo que se quiere:



¿traer a la máquina de la verdad, el viejo polígrafo (en su primera acepción) con cables atados a los brazos, enchufes y tomacorrientes (quizás el suero de la verdad extraído de alguna serpiente)?, ¿o es necesario andar con documentos probatorios, certificados de antecedentes penales y judiciales, libros de José Ingenieros o la la Biblia en la versión de Cipriano de Valera bajo el brazo y polos con logotipo donde se indique que no nos interesa el terrorismo y que lo nuestro es la vida y el arte?



¿Necesitaremos acaso, cada cierto tiempo, acudir donde un organismo censor para que nos selle en la frente el clisé de INOCENTE?.



En lo que respecta a lo que parece ser la acusación “más grave” o sea la invitación (de carácter abierto) a participar en la Coordinadora Continental Bolivariana, es claro que -y ayer lo manifestó oralmente el periodista que dirige el programa de radio en Villa María del Triunfo donde participa nuestra amiga detenida- Melissa fue en reemplazo del director, atraída no por el video de Raúl Reyes arengando a las FARCs y a la “heroína” Sonia, sino porque ella, de fina sensibilidad social, es activista en eventos artísticos y participa constantemente tanto en su distrito como en otros lugares a donde se le invita.

La coyuntura política remecida por los últimos acontecimientos y el estar en “el lugar y la hora equivocada” la han colocado cercana a Roque Gonzáles quien al parecer (y por lo que aseveran las confundidas autoridades) si tendría vinculaciones con la subversión. El hecho de que otra detenida representada por Aprodeh, Carmen Azparrent, hija de Fermín Azparrent, alcalde de Huamanga asesinado por Sendero Luminoso en 1989, reclame su inocencia a viva voz ante hechos confusos donde ella quiso ayudar solidariamente alcanzándole agua a los otros detenidos, nos hace pensar y deducir que todo esto no es más que un apurado montaje gobiernista para generar un cierto clima de confianza para los eventos internacionales que se vienen en nuestro país.



Por lo demás, Melissa Patiño, de 20 años, detenida e interrogada constantemente en los frías mazmorras de la Dirincri, ES INOCENTE y está libre de todo cargo que espuriamente se le imputa, y pido, exijo en nombre de todos sus amigos, poetas, artistas plásticos y dramaturgos -y hasta en lo que nos asiste la ley- su inmediata liberación, resarcimiento público y reparación civil ante tan terrible daño a su imagen y al de su familia.

POEMAS DE MELISSA

[i] Día 1
Toda nueva vida empieza con grandes convicciones, seguramente todo estará bien ahora que mis fantasmas han huido y que ya no olvido tapar la pasta dental después de haber lavado mis dientes.
Hoy empieza mi nueva vida, aunque quizá la gente que me escuche no me crea, puede que digan pero si es la misma, claro, sigo en el mismo hogar de hace 20 años, aún no termino la universidad, tampoco he conseguido un “empleo seguro” (por el que reza mi mamá día a día y es el que yo no desearía jamás), ni siquiera he cambiado de novio, pero tengo una nueva vida, ésta es fresca y está recién ideada.
Mi nueva vida es de color verde, como mi locura, la he estado gestando ya hace varios meses, pero recién hoy ha visto la luz de unas hojas en blanco y se hace real mientras la escribo.
Es hermoso tenerla entre mis manos, observarla y acariciarla, mi nueva vida huele a café y entiende de libros viejos, me gusta demasiado escucharla, contarme todos los planes que tiene para nosotras. Además, dice que me ha soñado estrella de rock cantándole Tarde Ilusionada: mi nueva vida es muy graciosa.
Hoy es un gran día, es mi primera noche durmiendo abrazada a mi nueva vida.

Día 2
Mi nueva vida me ha levantado con un beso y el desayudo en la cama, jugo de papaya, café, huevos revueltos, mi nueva vida sí que conoce de mis gustos.
Aún estoy desperezándome, me estiro en la cama mientras ella anda buscando un buen libro para la mañana. Se ha acercado a mí con En busca del tiempo perdido de Proust. No sabía que tenía ese libro, debe ser uno de esos que trae toda nueva vida en su maleta.
Está leyendo para mí, tiene una voz muy hermosa, mira las palabras, pero las lee como si las supiera de memoria, como si recitara algún antiguo, muy antiguo himno.
Aún es de mañana, nueve o diez, todo está cambiando muy rápido, mientras yo me estoy enamorando de mi nueva vida.

Día 3
Hoy encontré en mis codos el olor que creía desaparecido y retorné por un segundo a mi vida pasada, y yo que pensaba que con la llegada de mi nueva vida, su aroma a café lo inundaría todo, pero no fue así, aún estaba allí el aroma de mi antigua vida.
Mi nueva vida me sorprendió llorando en un rincón de la cama, yo me había olvidado de ella…como no la vi al despertar
Pero ella estaba en la cocina preparando el desayuno.
Se ha acercado con la bandeja en la mano y la ha puesto a un lado de la cama, me ha hablado, no preguntó por qué lloraba, ni qué hacía allí sentada tan incómodamente la tristeza, sólo atinó a soltar su voz hermosa, todo lo que decía transformaba mi habitación en un prado verde, como ambas amamos, hasta la tristeza ahora era del color de las peras y no podía evitar verse tan linda y sonriente.
Sus palabras me han secado las lágrimas, comprendí que no será tan fácil dejar atrás mi pasado, mi nueva vida me lo ha explicado.
Pero no importa qué tan difícil sea todo eso, ahora mi nueva vida está peinando mis cabellos y yo soy feliz.

Ybarra: Al final del presente texto hay unas palabras de Arévalo:

Hay una taza de café esperándote en casa, Melissa, una broma, una sonrisa, y unos libros de malos poemas que vas a tener que leerte porque los escribieron tus amigos para ti…

schatz67 dijo...

Hola Gustavo,

Parece que mucha gente no ha aprendido las duras lecciones que nos dejó el accionar de Sendero durante casi dos décadas.De otra forma no se entiende el doble discurso de muchos izquierdistas que han visto en los petrodólares de Chávez la oportunidad para materializar sueños,viajes y utopías.

Yo estudié en San Marcos del 85 al 92.Y uno sabía desde el inicio quien estaba y no con Sendero.Ya dependía de uno decidir si iba al frente del pelotón, si era comparsa o simplemente hacía de tonto útil.O si te abstenías de involucrarte y te dedicabas a lo tuyo.

Hoy en día todos sabemos de que van Chávez y sus casas del ALBA.Ir a una reunión con un ex-MRTA para reunirse con gente involucrada en apoyos sospechosos más que una inocentada es una estupidez mayúscula.Porque pensar que un presidente que apoya desembozadamente a las FARC y es cómplice de la aberración de los secuestros interminables puede tener propósitos nobles y altruistas es demostrar precisamente que no se aprendió nada de lo que sucedió aquí.

Cuando el terrorismo nos reventó en la cara todos los opinólogos concordaron en lo increíble que resultaba haber asistido a su formación,desarrollo y diseminación no solamente sin haber atacado las causas que lo originaron sino también el no haber desarrollado una eficiente labor de inteligencia que detectara a tiempo el accionar de dicho grupo.El intervenir una reunión con gente sospechosa- y añadiremos ingenua incluyendo a la presunta poeta culpable- es algo condenable y execrable? Representa un exceso que aunque sea una vez se tome la avanzada en un tema que a todas luces es inaceptable?

Pienso que hoy en día existen suficientes garantías -a nivel de la supervisión que la opinión pública,organismos de D.D.H.H. y la prensa ejercen sobre militares y policias-para garantizar que se puede realizar una investigación seria e independiente.Pedir la liberación inmediata de un "intelectual" no tiene ningun asidero ético,legal ni humanitario, ni la ocupación ni la formación de una persona le dan patente de corso que la exima de ser considerada responsable de un acto que siendo en apariencia legal es a todas luces dañino y conspirativo.

Saludos

Jorge

Anónimo dijo...

"Es concebible que los hombres honrados estén muertos o presos
en una república donde está de presidente un criminal y un ladrón"

Estimado Gustavo, estoy en franco desacuerdo con el tenor de tu artículo LA INOCENCIA DEL POETA. En el Perú ya hemos transitado por una etapa negra, en la cual se encarcelaba a la gente por sus ideas o por practicar sus ideales, los recuerdos están demasiado frescos aún como para echar más leña al fuego manipulando el inconsciente colectivo con el cuco del terrorismo.

Hace ya varios años viví y trabajé en la Amazonía y fui testigo de cómo los gringos devastaron gran parte de la selva alta con el Spike y cómo particularmente en el área que va de Ecuador a Colombia, una enorme preocupación crecía por el impacto ambiental que habría de producir el uso indiscriminado de glifosato y el hongo Fusarium oxisporum contra los cultivos de coca.

Lo que está sucediendo en estos momentos en Sudamérica es parte del Plan Colombia. Hace unos días, Horacio Serpa, un afamado y corrupto político colombiano, propuso en reunión con militares y diplomáticos estadounidenses, que "este Plan debería tener alcances en toda la región Andina y Amazónica".

Actualmente existe en territorio colombiano, presencia PERMANENTE de al menos 400 "asesores" norteamericanos, y para nadie es un secreto que decenas de ellos son mercenarios, entrenados en conflictos padecidos por África, el golfo Pérsico y los Balcanes.

El ejército y la policía colombianos se han transformado rápidamente en una poderosa máquina de guerra. El 80% de la primera parte de "ayuda" norteamericana (1300 millones de dólares) está representada en sofisticados radares, aviones espía, 30 helicópteros de guerra Black Hawk y 75 Huey reartillados, entrenamiento y financiación de 5 nuevos batallones hasta alcanzar 52.000 soldados profesionales que se sumarán a más de 150.000 efectivos existentes, para un total cercano a 320.000 personas vinculadas a cuestiones militares, de inteligencia y seguridad.
EU reconstruye un escenario de nueva guerra fría, en el que Colombia podría convertirse en cabeza de playa para una futura agresión norteamericana a Venezuela.

Entonces, ¿quién invade a quién, Gustavo? Entonces, ¿cuál es ese puñado de gobiernos decididos a apoyar y promover el terrorismo coordinadamente y de los que Melissa formaría parte por tener amistades, non sanctas? ¿Es justo encarcelar a una joven presumiendo culpabilidad por atreverse a razonar de la manera en que expongo en los párrafos anteriores?

Cordialmente,

Rafael Inocente

Anónimo dijo...

COBARDE-COBARDE-COBARDE

Anónimo dijo...

Incluso se podría pensar que ser veinteañero y poeta es sinónimo de ingenuidad.
Pero quedan muchos cabos sueltos sobre la detención de Melissa: esta finta parece un movimiento "preventivo" preAPEC por parte del gobierno que tiene miedo que se le queme el pan en la puerta del horno.
También se me hace muy antojadiza la campaña emocional para alcanzar la libertad de la niña, donde aparecen algunos personajes bastante desubicados de nuestra fauna literaria.
Por último, considero que se toma muy a la ligera los conceptos de "terrorista" y "guerrillero revolucionario". Y sobre este punto, cuánta similitud tienen las FARC y los Bolivarianos ¿serán lo mismo?

Anónimo dijo...

Es joven, es poeta, tiene derecho a decir lo que le de la gana, a militar en la causa que le de la gana, y mientras no se pruebe su participación en algún delito, que las autoridades callen. Aquí en el subcontinente es más que normal ser simpatizante de las FARC, otros se pronuncian sólo por Chávez, otros son de izquierda pero no chavistas. Eso no los convierte en delincuentes.

fidel k dijo...

dice Coral que le has censurado su comment. Por siaca te lo paso:


Inocencia:

Señor Faverón, soy un lector recurrente de sus artículos, los cuales leo con atención y en algunos casos, satisfacción. Mas hace usted en el último envío afirmaciones riesgosas:

Repite lo que dicen las agencias noticiosas financiadas por el imperio respecto a las FARC, las llama usted TERRORISTAS, sin mayor argumento, lo cito: (…) el hoy fallecido Raúl Reyes, número dos de la organización terrorista colombiana FARC".

Raúl Reyes, negociador de las FARC, sesudo Gustavo, no "ha fallecido". Ha sido asesinado de la manera más artera por la "inteligencia" yanki-colombiana, con el mismo método con el que asesinan a los líderes de la resistencia palestina.

Le pregunto: ¿Quién dice quién es terrorista y quién no lo es? ¿Quién es ese gran censor que determina si una guerrilla o determinada organización política hacen uso además de acciones "terroristas"? ¿Alguna vez acaso aquellos ignorantes que claman contra "los terroristas" han denunciado los crímenes terroristas que cometen los estados?

En la década de los ochenta, el pésimo actor devenido a presidente, Ronald Reagan (si, ese gringo que apoyó el sistema racista en Sudáfrica, entregó dinero a Hussein, apoyó a Osama, traficó en Centroamérica, apoyó a la Contra nicaragüense, ese "campeón de la libertad" y "héroe democrático") acuñó el término terrorista, para demonizar a los movimientos de liberación de los países oprimidos, ergo, países que intentaban liberarse del colonialismo ancestral en África, Asia y Sudamérica. Usted, señor Faverón, repite como loro de hombro, los adjetivos que endilgan los poderosos a quienes intentan liberarse del yugo de esclavitud y alienación, refrenda usted con total inverencundia las políticas genocidas, hace de corifeo de los gobernantes usamericanos sin ninguna responsabilidad, intentando manipular la opinión de sus lectores.

2. Dice después: "no creo que el gobierno peruano tenga la intención de capturar a quienes nada planean, ni que quiera comprarse un lío adicional con Chávez". Inesperado su candor de quinceañera enamorada, señor Faverón. Si resulta usted una sensitiva Cossette para confiar en el más grande ladrón y asesino que ha gobernado el Perú en los últimos años. El ladrón que dejo el país en ruinas en los ochenta, el intrigante que parió al asesino Fujimori, el malandrín de los dólares MUC, el genocida de los penales, el del agua con mierda a finales de su gobierno, el de la inflación de un millón por ciento, el de la patadita al desvalido, el de los campesinos baleados en el cráneo, el supuesto autor de esa miasma mal escrita llamada "el perro del hortelano". ¿Usted es o se hace, señor Faverón?¿Cree usted que este gobierno de verdugos y bribones no desea seguir echando cristianos a los leones para seguir depredando sobre los recursos naturales y proseguir festinando el erario público, mientras los búfalos apristas repletan los organismos del Estado? No se arrebole, señor Faverón, la flema le sienta mejor.

Luego suelta otra afirmación más arriesgada e inverosímil: "lo que quisiera decir es que por primera vez en mucho tiempo, quizá por primera vez desde los años de la fascista e infame Operación Cóndor en América Latina hay un puñado de gobiernos decididos a apoyar y promover el terrorismo coordinadamente, y que la reciente bravata matonesca de Hugo Chávez lo demuestra claramente".

La primera parte de la parrafada, es conocida por todos aquellos que sufrimos persecución en Chile y Argentina de parte de los milicos asesinos, pero el siguiente enunciado es sencillamente insostenible por donde se le mire: afirmar que en América del Sur existe un puñado de gobiernos decididos a APOYAR Y PROMOVER EL TERRORISMO COORDINADAMENTE, resulta por decir lo menos, irresponsable y oportunista.

Comparar un gobierno como el de Hugo Chávez, elegido varias veces democráticamente contra viento y marea, favorecido por un pueblo que lentamente toma conciencia luego de los años de ignominia vividos con el delincuente Carlos Andrés Pérez, compadre espiritual del oscilante Alan García, digo, comparar un gobierno como el de Chávez con el de los asesinos Pinochet, Videla y Stroessner, resulta repulsivo y sospechoso. Pero más suspicaz es intentar trascender su razonamiento fallido a otros gobiernos de Sudamérica. Lo vuelto a citar, muy a mi pesar:

"Evo Morales, aliado natural de Correa y Chávez espera su momento para saltar"
"Correa. ¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la … (…) ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa?¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?

Y para que no quepan dudas acerca de progresismo, roza con el pétalo del escrúpulo, también, oh si, a la Bachelet y a Uribe, quien "por supuesto no es un santo". Usted no para mientes en tildar de "bravata matonesca" lo de Chávez, en reprochar de papanatas al presidente Correa y en denigrar al pueblo ecuatoriano, ese noble pueblo que, de la mano del movimiento indígena Pachacuti, ha echado ya a más de tres pezuñentos del gobierno, usted le endosa al pueblo ecuatoriano supuesta pachorra para reclamar el por qué no bota a Correa por apoyar dizque a las FARC, casi como cuando el payaso imbécil Bayli dijo que los que votaban a Humala lo hacían por hipoxia cerebral (el ignorante ese lo dijo en otros términos), tiembla usted como viejuja ante un tallo de jade enhiesto y azulino cuando alucina que Ecuador pudiese apoyar a remanentes del MRTA o SL, pero no dice nada del narcotraficante Uribe, ese hasardeur tenebroso que complota por órdenes de Bush para desestabilizar Venezuela y llevar adelante el Plan Colombia.

Su argumentación respecto a la joven Melissa Patiño es lamentable. Lamentable e infeliz. Desde El Libro de los Versos de Confucio, quien escogió 300 canciones de las miles que existían en China e incluyó textos de crítica social, a pesar de ser un ferviente defensor de los valores y de la ley del sistema esclavista (La Canción del Viejo, La Rata Cebada), hasta Nazim Hikmet, pasando por Lord Byron, Roque Dalton, Agostinho Neto, Maiakovski, Vallejo o Esenin, la sencillez y rotundidad de la orientación rebelde de los poetas se ha reflejado en su apuesta por el pueblo y sus movimientos de avanzada. Y por ello sufrieron carcelería, destierro, torturas y muerte. Si participaron o no directamente en acciones, de eso entérese usted en las biografías de poetas y escritores. De manera inaceptable, usted desliza la idea de que una Coordinadora "no coordina ideas, si no acciones", pero para curarse en salud, afirma antes que "Melissa Patiño puede perfectamente ser del todo inocente; es más, ojalá lo sea". Nuevamente, ¿A qué juega usted señor Faverón? Se agazapa taimada e intencionadamente en la oscuridad de la verborragia, se arrima con los poderosos pero se cuida muy bien de aparecer como progresista y humanista, hasta se escuda en la legalidad de un sistema deslegitimado por sus raíces criminales, desconociendo adrede que LEGITIMO Y LEGAL son dos conceptos totalmente distintos, incluso opuestos.

Señor Faverón, es una verdad de Perogrullo, poesía y revolución, son las dos pasiones humanas más intensas y constantes de todas las épocas. Tal vez sea necesario que conozca usted a los poetas más representativos de cada país, que acceda a sus libros o por lo menos a sus mejores obras, que los lea con calma (para disfrutar del trabajo con la palabra y de las alturas de la emoción y el pensamiento alcanzados por ellos) antes de realizar cualquier tipo de afirmación arriesgada.

Ciertamente, ni la edad ni el gusto por la poesía, salvarán de la cárcel a los que tienen en la mirada ese extraño brillo de los "condenados". Por el contrario, probablemente por ese gusto y por su juventud, las "leyes humanas", sobre todo las "leyes peruanas" les condenen.

Unos versos del gran poeta peruano Jorge Espinoza Sánchez sirvan a manera de despedida:

"quiero que sepas amor mío/que ser poeta en este país demente/y sangrar desesperadamente por la vida/es ser perseguido, proscrito, presidiario/y condenado a la hoguera/Paga el Perú con la cárcel/al Quijote enamorado.

Atentamente,
Giuliano Vecco

Elio Poeta dijo...

hola gustavo, yo pedi saber mas de la detención d emelissa pero de manera racional, para ese tipo de casos se encesitan abogados y conocer la via legal por la que puede pasar alguien detenido y acusado de terrorismo. me intersará saber de aqui a una semana qué medidas ha tomado la autoridad correpondiente para separar la paja del trigo en caso de que haya sido un error. segun una fuente melissa asistió a esa reunion invitada...en lugar de su jefe, cuyo programa radial sale todos los dias y todo estaba pagado...no em consta esa información, eso debe tambine constarle a las autoridades que revisen el proceso debido. alguien detuvo a cachuca y lo acusó de terrorista por actuar para un evento parecido en lima, y haberse informado el hecho por la prensa?...

Thor Morante dijo...

Ciertamente, el que sea poeta, estudiante, cambista o monja no significa cosa alguna a la hora de un delito. Ahora bien, aún no se sabe o se entiende con claridad cuál es el delito. Claro, el asistir a un congreso o reunión de esa índole deja dudas respecto de qué hacía ahí Patiño (así fuese únicamente para leer poemas). Pero, eso sí, uno es (y no sólo "debiera ser") inocente hasta que se demuestre lo contrario. Queda investigar.

Me queda una duda: siempre existen los autores materiales de los crímenes, y muchas veces, los intelectuales. Sin embargo, si en este caso Patiño simplemente fuese simpatizante de ese tipo de pensamiento (esto es, le gustase, pensase igual), pero no lo aplicase material ni físicamente en el día a día, no lo manifestase, sino que simplemente fuese a las reuniones para "nutrirse" intelectualmente, ¿sería igual culpable?
Por si acaso (antes que se me envíen improperios o sarcasmos), es una duda y no una manifestación a favor o en contra de ella, en el margen de ese supuesto.

helen dijo...

Mi familia y yo conocemos a Melissa, nosotros estamos seguros q es inocente, pero no xsu linda cara es una chica normal q le gusta la poesía como a mi hno,creo q el q escribió q Melissa es linda no lo dijo x su físico, sabes existe otra clase de belleza,ella es una chica linda es espíritu, me parece q es una chica tranquila,sana,hasta inocente, una chica como cualquiera de su edad, me siento vieja escribiendo eso q tengo 22 años,no puedo decir q Melissa es mi amiga, pero si de mi familia, le tienen muchísimo cariño, la he escuchado hablar muchas veces y NUNCA la he escuchado hablar de política ni nada cercado a este. Cuando dices "No creo que el gobierno peruano tenga la intención de capturar a quienes nada planean, ni que quiera comprarse un lío adicional con Chávez mientras no sea imprescindible; pero no voy a esgrimir la sospecha para probar la sospecha, claro está." creo q estas mal, bueno no voy a ponerme a discutir es tu punto de vista, pero me da cólera q tengan como a una delicuente a una persona inocente, antes de opinar sobre un tema debes empaparte de este, no debes hablar por hablar xq pueds lastimar a otras personas, yo sin ser familiar ni amiga me sentí herida al leer las cosas q ponen de Melissa, nunca habia visto tan cerca las injusticias q comete el gobierno para distraer la atención de los medios (muerte de 5 campesinos). Me pareció terrible la reacción de los polícias en el plantón poéticos,si solo estaban recitando poesía. Lo que quiero dejar es q todos somos inocentes hasta q nos demuestren lo contrario, si esta chica la creen culpable seguro q mandarán su caso a la fiscalía, todo lo contrario esta pasando la quieren regresar a Tumbes para q sus captores le encuentren algo ya q aca no le encuentran.

Anónimo dijo...

Ybarra escribió esto:


x Rodolfo Ybarra

El día de ayer, martes 4, nos constituimos un grupo de poetas y artistas de diferentes generaciones frente al edificio de la Dirincri para protestar por el secuestro policial de Melissa Patiño, acusada insólitamente por el cargo cantinflero y pomposo de “instigación al terrorismo internacional”, entre otras falacias. La reunión intentaba ser pacífica, incluso se planteó la idea de una lectura poética, la cual se cumplió a medias, por culpa tácita y recurrente de quienes están contratados para “(re)establecer el orden público”, pero terminan reprimiendo y saboteando un acto de buena voluntad que intenta la solidaridad y el irrestricto respeto a la libertad y a no ser detenido salvo por flagrante delito.



Al acercarse quien esto escribe para preguntar por la medida de fuerza exagerada al oficial encargado de la contramanifestación, objetó éste socarronamente que sólo recibe órdenes y que “no sabía nada, mayormente”. Por este tipo de acciones mecánicas y de estímulo-respuesta pavloviana podemos “entender” la inhumanidad de muchos policías y militares asesinos que por estos días desfilan por el Poder Judicial, echándose la culpa unos a otros y excusándose en su sometida voluntad.



Lo cierto es que luego de desalojar de la vía pública a viva fuerza al grupo de poetas y artistas entre los que estaban Rosina Valcárcel, Víctor Delfín, Miguel Ángel Arévalo, Rafael Inocente, Dante Castro, Gustavo Espinoza, Víctor Coral, Miguel Ildefonso, Domingo de Ramos, Salomón Valderrama, Cecilia Podestá, Florentino Díaz ,entre otros jovencísimos poetas, abrieron aguas con el rochabús enhiesto a la vieja usanza del delirante Alan de los ochentas cuando el pueblo enardecidamente reclamaba sus derechos reivindicativos y el cambio urgente de política económica y social.



Cabe anotar que este atropello y detención arbitraria a quien consideramos inocente de todo cargo ocurre en medio de una crisis sudamericana que involucra a Ecuador, Colombia y Venezuela, y por carambola y efecto dominó, a Perú, que recibió sorpresivamente -hace unas horas- en “cumbre de mandatarios” al presidente de Ecuador Rafael Correa, atareado en pedir ayuda y solidaridad diplomática mientras moviliza su ejército a la zona de frontera con Colombia. Lo mismo hace Venezuela en su zona limítrofe con el país de Álvaro Uribe.



Los motivos que detrás de estos países subyacen, implican no solo invasión de espacio territorial, alimentación monetaria a las FARC (300 millones de dólares por parte de Chávez y su petición expresa de “beligerancia guerrillera” en el trato a las FARC ante instancias internacionales) sino la vieja manipulación de EE UU y su viejo guión y plantilla de ¿cómo combatir la subversión en casa y fuera de casa? Total, Raúl Reyes, el número 2 de las FARC y en la práctica el número 1, fue eliminado en territorio ecuatoriano y eso –según parece- es lo que importa. A propósito de lo dicho, quisiera anotar que el señor Faverón en su blog Puente Aéreo apunta lo siguiente:



¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la incursión del Ejército Colombiano pero se queda tan campante y feliz cuando una compañía de las FARC, armada hasta los dientes, viola su frontera y hace campamento en tierras ecuatorianas para planificar desde allí sus nuevas incursiones en territorio colombiano? ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa? ¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?,



Pero olvida Faverón que la realidad ecuatoriana –al igual que nuestra realidad- no es tan fácil de explicar y entre otros datos que agravan la situación, aparte de los cientos de kilómetros de frontera -de parajes inhóspitos- con Colombia marcados por el río Putumayo, prácticamente imposibles de cuidar, está el hecho de que Ecuador es el receptáculo de casi un cuarto de millón de refugiados colombianos, llegados en éxodo, entre los que inevitablemente estarían escondidos (unos de verde y otros de civil) miembros activos de las FARC.



En su columna de ayer, “Observador”, Mirko Lauer apunta: Una declaración de las FARC afirmando su presencia en la frontera (leáse el territorio) de Perú, hecha hace poco más de una semana, aconseja poner las barbas en remojo. No es solo la droga la que oscila entre un lado y otro del Putumayo. Con Ecuador y Venezuela erizados como ya lo están, la frontera peruana va camino de ser la más porosa, es decir necesitada de un refuerzo.

Y en efecto, el mismo ministro ecuatoriano de Seguridad Gustavo Larrea, confesó que tuvo varias reuniones con el eliminado Reyes y que estos encuentros no fueron (en su mayoría) ni en Ecuador ni en Colombia y no da mayores detalles, lo que nos hace suponer que tuvo que ser en Perú, lo que ya nos ubica geopolíticamente como escenario latente de lo que está ocurriendo a las espaldas del conocimiento público, sobre todo en lugares donde la presencia del Estado es poco menos que un fantasma. No olvidemos que Montecinos y Fujimori fueron acusados (y cuasi probados) de llevar armas a la guerrilla colombiana. Dejo esto en manos de los analistas internacionales que de seguro deben de tener explicaciones más didácticas y detalladas sobre este delicado asunto.



Volviendo al tema de Melissa Patiño, nos extraña que hayan personas empecinadas en suponer por algún tipo de atisbo siniestro o duda cartesiana heterodoxa, la culpabilidad de una joven universitaria dedicada a la poesía y en cuyos textos no hay –por decirlo de algún modo- alguna carga política ni tan siquiera social. Dejo aquí un poema inédito de Melissa Patiño repartido el día de ayer por Javier Arévalo como una “prueba” -si se quiere- de la inocencia reclamada[i] (salvo que se crea que “la nueva vida de color verde” a la que se refiere el poema sea el color del uniforme de las FARC), al mismo tiempo quisiera referirme, como ejemplo, a otra joven cuyos características a pesar de lo agravantes que puedan tener, no terminan por acusarla: me estoy refiriendo a Andrea Moretts, estudiante de filosofía de la UNAM (México), activista social y simpatizante del Ejército Zapatista quien cayó herida en el mismo lugar en que fue abatido Raúl Reyes; la joven herida ha sido trasladada a un nosocomio cercano y no pesan sobre ella -por lo menos hasta lo que las noticias de cable muestran- ningún cargo por subversión o “instigación al terrorismo internacional”, propio de una mente paranoide o de la líneas de fuerza de algún país dominante.



En otro párrafo de su artículo, Faverón dice:



Me llegan muchos comunicados, emails de personas que exigen la liberación inmediata de Melissa Patiño. Si es lo que procede legalmente, por supuesto que hay que exigirla. Pero, cosa curiosa, todos esos mensajes coinciden en algo: los escribe gente que dice que Melissa es inocente por completo y ofrece las siguientes pruebas: que Melissa tiene apenas 20 años; que quienes suscriben las cartas han hablado con ella un par de veces y les pareció buena gente; que Melissa escribe poesía; que colaboraba en un colectivo poético muy rico y productivo.¿Alguien me explica desde cuándo es el interés literario lo que hace inocentes a las personas? Yo, en mis años de universidad, también conocí a muchos chicos y chicas, jóvenes de veinte años o incluso menos, con gran interés en la poesía o en la danza moderna, muy activos en la promoción de las artes, con quienes hablé no una sino muchas veces y siempre me parecieron buena gente, y que resultaron sumergidos en Sendero Luminoso hasta el cogote.



Lo dicho aquí me parece grave y tendencioso, primero porque bajo ese criterio todos tendríamos que ser sospechosos o culpables de terrorismo o de algún otro crimen, no hay la apriorística de que “todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario” el concepto se muestra inverso (¿todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario?) y nos quita el aura protectora de la inocencia legal, la inocencia con la que se realizan las vidas humanas y se desenvuelve el mundo entero, al menos en teoría.



Esto parece la resurrección de los orwellianos y el retorno del martillo de los macartistas que acusaban esquizofrénicamente de comunistas a los mendigos en las calles y de estalinistas a los dueños de algunas cooperativas.



Segundo, me parece grave porque este concepto se basa en una ingenuidad retórica donde los amigos de Melissa nos vemos poco menos que estafados con la idea de que detrás de su discurso poético sosegado, detrás de su bohemia artística ligada a la performance (con su pareja el poeta Giancarlo Huapaya), y detrás de las conversas donde no había el clásico lenguaje retórico marxista leninista y ni siquiera el adjetivo o el vituperio o la crítica mordaz propios de una persona con cierta radicalidad política.



Melissa tendría que ser –como al parecer lo es para la estrábica y daltónica PNP- poco menos que el demonio o la hija del terror inconcebida de Abimael con “la compañera Nora”. Sé que lo dicho hasta aquí -en países como el nuestro- no basta para demostrar una inocencia “legal”, como tampoco bastan los testimonios sentidos de su madre o de su hermana, como tampoco la misma palabra de Giancarlo que se desgañitaba gritándole en la oreja a un policía las razones exactas por las cuales Melissa es inocente. Qué es lo que se quiere:



¿traer a la máquina de la verdad, el viejo polígrafo (en su primera acepción) con cables atados a los brazos, enchufes y tomacorrientes (quizás el suero de la verdad extraído de alguna serpiente)?, ¿o es necesario andar con documentos probatorios, certificados de antecedentes penales y judiciales, libros de José Ingenieros o la la Biblia en la versión de Cipriano de Valera bajo el brazo y polos con logotipo donde se indique que no nos interesa el terrorismo y que lo nuestro es la vida y el arte?



¿Necesitaremos acaso, cada cierto tiempo, acudir donde un organismo censor para que nos selle en la frente el clisé de INOCENTE?.



En lo que respecta a lo que parece ser la acusación “más grave” o sea la invitación (de carácter abierto) a participar en la Coordinadora Continental Bolivariana, es claro que -y ayer lo manifestó oralmente el periodista que dirige el programa de radio en Villa María del Triunfo donde participa nuestra amiga detenida- Melissa fue en reemplazo del director, atraída no por el video de Raúl Reyes arengando a las FARCs y a la “heroína” Sonia, sino porque ella, de fina sensibilidad social, es activista en eventos artísticos y participa constantemente tanto en su distrito como en otros lugares a donde se le invita.

La coyuntura política remecida por los últimos acontecimientos y el estar en “el lugar y la hora equivocada” la han colocado cercana a Roque Gonzáles quien al parecer (y por lo que aseveran las confundidas autoridades) si tendría vinculaciones con la subversión. El hecho de que otra detenida representada por Aprodeh, Carmen Azparrent, hija de Fermín Azparrent, alcalde de Huamanga asesinado por Sendero Luminoso en 1989, reclame su inocencia a viva voz ante hechos confusos donde ella quiso ayudar solidariamente alcanzándole agua a los otros detenidos, nos hace pensar y deducir que todo esto no es más que un apurado montaje gobiernista para generar un cierto clima de confianza para los eventos internacionales que se vienen en nuestro país.



Por lo demás, Melissa Patiño, de 20 años, detenida e interrogada constantemente en los frías mazmorras de la Dirincri, ES INOCENTE y está libre de todo cargo que espuriamente se le imputa, y pido, exijo en nombre de todos sus amigos, poetas, artistas plásticos y dramaturgos -y hasta en lo que nos asiste la ley- su inmediata liberación, resarcimiento público y reparación civil ante tan terrible daño a su imagen y al de su familia.



[i] Día 1
Toda nueva vida empieza con grandes convicciones, seguramente todo estará bien ahora que mis fantasmas han huido y que ya no olvido tapar la pasta dental después de haber lavado mis dientes.
Hoy empieza mi nueva vida, aunque quizá la gente que me escuche no me crea, puede que digan pero si es la misma, claro, sigo en el mismo hogar de hace 20 años, aún no termino la universidad, tampoco he conseguido un “empleo seguro” (por el que reza mi mamá día a día y es el que yo no desearía jamás), ni siquiera he cambiado de novio, pero tengo una nueva vida, ésta es fresca y está recién ideada.
Mi nueva vida es de color verde, como mi locura, la he estado gestando ya hace varios meses, pero recién hoy ha visto la luz de unas hojas en blanco y se hace real mientras la escribo.
Es hermoso tenerla entre mis manos, observarla y acariciarla, mi nueva vida huele a café y entiende de libros viejos, me gusta demasiado escucharla, contarme todos los planes que tiene para nosotras. Además, dice que me ha soñado estrella de rock cantándole Tarde Ilusionada: mi nueva vida es muy graciosa.
Hoy es un gran día, es mi primera noche durmiendo abrazada a mi nueva vida.

Día 2
Mi nueva vida me ha levantado con un beso y el desayudo en la cama, jugo de papaya, café, huevos revueltos, mi nueva vida sí que conoce de mis gustos.
Aún estoy desperezándome, me estiro en la cama mientras ella anda buscando un buen libro para la mañana. Se ha acercado a mí con En busca del tiempo perdido de Proust. No sabía que tenía ese libro, debe ser uno de esos que trae toda nueva vida en su maleta.
Está leyendo para mí, tiene una voz muy hermosa, mira las palabras, pero las lee como si las supiera de memoria, como si recitara algún antiguo, muy antiguo himno.
Aún es de mañana, nueve o diez, todo está cambiando muy rápido, mientras yo me estoy enamorando de mi nueva vida.

Día 3
Hoy encontré en mis codos el olor que creía desaparecido y retorné por un segundo a mi vida pasada, y yo que pensaba que con la llegada de mi nueva vida, su aroma a café lo inundaría todo, pero no fue así, aún estaba allí el aroma de mi antigua vida.
Mi nueva vida me sorprendió llorando en un rincón de la cama, yo me había olvidado de ella…como no la vi al despertar
Pero ella estaba en la cocina preparando el desayuno.
Se ha acercado con la bandeja en la mano y la ha puesto a un lado de la cama, me ha hablado, no preguntó por qué lloraba, ni qué hacía allí sentada tan incómodamente la tristeza, sólo atinó a soltar su voz hermosa, todo lo que decía transformaba mi habitación en un prado verde, como ambas amamos, hasta la tristeza ahora era del color de las peras y no podía evitar verse tan linda y sonriente.
Sus palabras me han secado las lágrimas, comprendí que no será tan fácil dejar atrás mi pasado, mi nueva vida me lo ha explicado.
Pero no importa qué tan difícil sea todo eso, ahora mi nueva vida está peinando mis cabellos y yo soy feliz.

Al final del presente texto hay unas palabras de Arévalo:

Hay una taza de café esperándote en casa, Melissa, una broma, una sonrisa, y unos libros de malos poemas que vas a tener que leerte porque los escribieron tus amigos para ti…

Anónimo dijo...

Se está perdiendo la perspectiva del tema. ¿Qué significa esta argumentación? ¿Porqué la detención de Melissa Patiño, la ciudadana, se generaliza de manera que resulta una afrenta a la comunidad poética?

El concepto de "terrorista" finalmente ha sido aplicado a los poetas y artistas. Una poeta detenida en Ecuador y extraditada al Perú, un grupo de poetas que protesta pacíficamente por su libertad es reprimido violentamente... Mañana sucederá acá, o allá, o donde estén, todos somos terroristas solo por escribir, por disentir, por reunirnos, si seguimos así ya no serán posibles los festivales de poesía, los encuentros, el diálogo.

¿Es esto lo que queremos?
Si lo permitimos, si nos callamos somos cómplices.
Amigos poetas todos, les escribo con mucha pena y con la necesidad imperiosa de que no permitamos esto porque sino estamos literalmente destruidos.
Que nuestros poemas sean un arma no para matar ni sembrar odio sino para defendernos de los fascismos que cada día se hacen más grandes y más fuertes sin que nos demos cuenta o permitiéndolo por que esto es "fuera de la poesía" o "político". No es así. La poesía es política porque es una esperanza de algo mejor.
Amigos y amigas, no sé muy bien que es lo que ahora podemos hacer pero al menos estemos al tanto de lo que pasa ahora.
Les quiere,
Héctor Hernández Montecinos.

Anónimo dijo...

Claro, y nadie se acuerda de lo linda que era Maritza Garrido Lecca, y de lo lindo que bailaba, y de sus lindos amigos.

Anónimo dijo...

"No olvidemos que Montecinos y Fujimori fueron acusados (y cuasi probados) de llevar armas a la guerrilla colombiana. Dejo esto en manos de los analistas internacionales que de seguro deben de tener explicaciones más didácticas y detalladas sobre este delicado asunto"
Esto escribe el anónimo kilométrico de marzo 6, 7:49 PM.¿Debo inferir que Fujimori y Tirofijo son patitas?¿No sería eso una colosal desbarrada?.Así como metes a Fujimori en la cumbianga,así también está metida Melissa en el asunto que te preocupa. Y así también estaría metida la Madre Teresa si hubiera estado presente en la ocurrencia de un asesinato.

Anónimo dijo...

Primer anónimo del 7 de marzo: Cuando fue detenida la cúpula de Sendero, fueron detenidos también el reconocido musicólogo Celso Garrido Lecca y la bailarina Patricia Awapara. El primero era tío de Maritza, la segunda también "bailaba lindo" y era "linda" como dices. Y nada tenían que ver con el asunto. Tú recuerdas solo lo que te conviene. Si fuera por ti le hubieran dado 20 años a Patricia Awapara. Qué pena me dan las cosas que te convienen...

Jacobo TV dijo...

eso no se le hace a un(a) poeta (cachuca...)

Anónimo dijo...

De acuerdo con Faverón. Que la investiguen y determinen sus responsabilidades. Además, a Hugo Chávez y sus satélites les importa un bledo la democracia y pretenden con sus millones de dólares desbaratar nuestra frágil democracia a través de las Casas del Alba y financiamiento a viejos comunistas y terroristas derrotados. La democracia no puede ser sinónimo de debilidad y no debemos permitir que los comunistas de siempre siembren nuevamente el caos en el Perú. Ya bastante sufrimiento y sangre se ha derramado en nuestro país. Debemos reforzar la institucionalidad democrática y luchar desde la ley contra esos lobos disfrazados de intelectuales jóvenes e ingenuos. Desenmascaremos a los satélites de Chávez: al falso nacionalista Ollanta Humala (quien nunca hizo un deslinde enfático con el chavismo), a la vieja y caduca izquierda peruana (dio lástima ver a Javier Diez Canseco subirse al carro de Ollanta), a los grupusculos poco representativos pero bien asesorados por los petrodólares y los terroristas de las FARCS. Ojalá la policía siga atrapando a los terroristas y la ley castigue sus intentos de desestabilizar nuestro país.

Anónimo dijo...

¿Por que dudar de la santidad de los que escriben? Sobre todo si son acusados de terroristas, izquierdistas. Melissa Patiño va a ser hoy probablemente liberada. Sus mail han sido leidos (violados) analizado su computadora. No se ha encontrado nada que la inculpe. ¿Sabes que se ha encontrado, Gustavo? Salmos Religiosos. Resulta que Melissa Patiño es evangélica. Gustavo, tù que te consideras un hombre ètico, democràtico, debiste de haber salido desde el principio en defensa de Melissa. Hiciste todo lo contrario. Como no eres poeta ni escribes nada creatuvo, pusiste en duda maliciosamente la santidad de los poetas. Una vez más te equivocaste, Gustavo Faveron. Una màs para tu colecciòn.

Thor Morante dijo...

¿La santidad de los poetas? ¿Y eso cómo se come?

Anónimo dijo...

SÉ QUE ABSURDA LA POLÍTICA PERUANA, DE LEJOS HUELE A MIERDA Y TAMBIÉN SABEMOS QUE TODOS TENEMOS DERECHO A LA LIBERTAD DE CULTO Y/O PENSAMIENTO... ¿CÓMO PUEDEN LLAMAR TERRORISTA SIMPLEMENTE POR UN CASO ASÍ?... ACUSO DESDE MI HUMILDAD A LOS VERDAEROS TERRORISTAS PERUANOS-ALÁN- EL LIDER Y TODA SU CÚPULA APRISTA... SÍ, TERRORISTA AQUEL QUE MATA, ACASO YA OLVIDARON MUERTES COMO DEL FRONTÓN?

RECUERDO QUE UD NO SIMPATIZA CON LA IZQUIERDA Y COMPRENDO LA IRONÍA DE ESTE ARTÍCULO...

Julio Cesar Carranza dijo...

Nadie esta por encima de la ley. Aunque sea deficiente y muchas veces riña con la propia justicia, debe acatarse. Si Melissa cometió algun delito, y creo que la insurgencia lo es, debe ser sancionada según las normas. Sino, esto sería una selva, y cada quien haría lo que buenamente le venga en gana. No se puede romper con el marco constitucional por mas bien intencionado se crea estar.