27.3.08

Sueñitos

La esperanza nacional

A la empresa Toronja ya le dieron con palo meses atrás, cuando se publicó el afiche que preparó para el Festival de Cine Latinoamericano de la PUCP. La atacaron por una sutileza poco sutil que fue entendida como una grosería por quienes piensan groseramente: por hacer notar en la publicidad del mismo festival la naturaleza elitista que el cine y sus círculos ostentan en el país y en el continente. La atacaron, además, las mismas élites de diletantes que nada hacen por combatir las verdaderas manifestaciones racistas del Perú.

Ahora se le tiran encima por decir que los futuros profesionales deben tener grandes aspiraciones, en vez de sueños de segundo escalón. Mi opinión es que solamente en sociedades de esperanza miserable y expectativa paupérrima se puede calificar de arrogante el discurso del comercial que Toronja ha preparado para la Universidad San Martín de Porres. El comercial es este (véanlo y seguimos hablando, debajo):



Nada más pobre y nada más miserable que condenar la audacia de los sueños ajenos, bajar la varilla a las expectativas de los demás o suponer que todos debemos, para no herir la sensibilidad de quienes ejercen oficios subalternos, pensar siempre como subalternos y fijarnos siempre las metas más breves y los objetivos más moderados.

Para sentirse herido por ese comercial, además de una enorme carencia de miras, hay que ser un poquito hipócrita. Es absolutamente cierto que nadie va a la universidad soñando con un título de periodista para hacer periódicos murales, o de ingeniero para pintar paredes, o de psicólogo para leerle el tarot a los vecinos. También es cierto que los sueños de toda persona son siempre, de alguna manera u otra, más grandes que su realidad. Si alguien piensa que el barrendero de su cuadra soñó toda su vida con ser barrendero, pues es muy probable que se equivoque; si alguien piensa que el barrendero se ofenderá de saber que uno cree que su trabajo no es el mejor, pues está menospreciando la inteligencia de ese barrendero de manera vergonzosa.

Me corrijo: sí hay quienes se plantean sueños muy pequeños, ridículamente pequeños. Y no me refiero, claro, a quienes lo hacen por realismo, porque les ha tocado empezar muy abajo en la vida. Me refiero a quienes tienen todas las armas del mundo para aspirar a sueños mayores y aun así no lo hacen.

No solo existen: abundan. Allí están nuestros congresistas, que suponen que llegar al Congreso es un fin en sí mismo, traducible en un sueldo y un poder inmediato, y son incapaces de verse a sí mismos como legisladores y constructores del país; allí están los futbolistas profesionales que prefieren entrenar un día menos y echarse al abandono un día más, aunque eso signifique el resto de la vida en la mediocridad.

Hace tiempo deberíamos haber superado ese complejo de entenados que nos hace suponer que siempre debemos ser los segundones en todo: estudiar periodismo para acabar de panfletero chicha contando chismes y esparciendo rumores; estudiar derecho para entrar al Poder Judicial a mordisquear coimas y mover palanquitas; estudiar literatura para publicar críticas anónimas en websites olvidables y vaciar en ellas la bolsa de frustraciones que es el hígado de los baldados mentales.

50 comentarios:

Silvio Rendon dijo...

A mí lo que me llama la atención es que en el caso del afiche de la PUCP critican a Toronja y cuidadosamente evitan tocar a la universidad.

En cambio, en el caso del video de la UNSMP, ya no se meten tanto con Toronja, sino que ahí sí se despachan con todo contra la universidad.

Anónimo dijo...

Con toda la huachafada limeña y pituqueria andante, yo si filmaria bautizos, bodas, despedidas de soltero, primera comunion, etc.
Hago mi web y tengo mas plata que cualquier comunicados de la UNSMP!!

Uno que pasaba por ahi dijo...

Lo que dice Rendón es cierto. Los caviares se meten con la San Martín pero le cuidan las espaldas a la Católica. Y claro, Godoy no se va a meter con la universidad que le da de comer, menos ahora que se supone que lo están "investigando" por sus imprudencias.

Anónimo dijo...

Cada casa de estudios tiene el derecho de mandar hacer el comercial que mejor le convenga. Lo que para todos los peruanos queda cantado es que La San Martín no privilegia la calidad educativa, prueba de ello son sus insultantes exámenes de admisión, que tranquilamente debe ser uno de los más bajos en Latinoamérica. El problema es más complejo de lo que parece...

Dr. House dijo...

Yo terminé la universidad y me fui a la selva a poner curitas (entre otras cosas) a la población ashuar. ¿Soy un fracasado?

NomadAndrea dijo...

Yo creo que los de Toronja pueden hacer absolutamente lo que quieran en tanto Agencia Publicitaria
Lo que sí y como lo pensé cuando lo del pasó lo del afiche es que en la misma web de la agencia publicitaria ponen que ellos usan el afichismo como "herramienta política y de intervención urbana"
http://www.toronja.com.pe/afiches.htm
Es decir, lo que plasman en sus creaciones los de Toronja desean que tengan incidencia en la realidad cotidiana política pero se puede confundir con Propaganda o publicidad Política y hasta ahora no han sabido decir ni en su web ni en sus explicaciones qué es lo que quieren.
Se equivocaron con el Afiche del Festival de Cine y actuaron como Agencia Publicitaria tratando juntar en un mismo saco dos conceptos de trabajo que se contradicen y tal vez por ello el Afiche del Festival de Cine de Lima tan "fuerte" y de mal gusto, ya que al parecer intentan complacer al cliente sin "traicionar"sus propuestas sobre el afiche como una manera de hacer política pública.
Conociendo el trabajo del peruano Cristians Luna o El Faca de De compartiendo Capital de Argentina.
los de toronja creo que deben separar completamente su trabajo de afichismo "herramienta política y de intervención urbana" de la Agencia de Publicidad.
No entiendo por qué no hacen una web aparte sobre sus trabajos de intervención pública.

Lo de publicidad a la san martin es publicidad así que...
No entiendo la ofensa ni de unos ni de otros en este caso
saludex

Lucio Suárez dijo...

Hay que reconocer que el ninguneo siempre será un recurso muy útil en cualquier esfera. En la publicidad, en la crítica, en el análisis, etc.
Para mi, el problema es que nunca dejan de ser domésticos. Gustavo rodriguez, uno de los responsables de Toronja, suele ser creativo. Parece que aquí, alguien de su staf, la metió. Pero, toda esta creatividad, que también es uno de los tantos mitos nuestros, suele basarse en estereotipos redundantes.
En el fondo, el mensaje del spot, no es tanto crece con nosotros, o rompe los límites. Sino, y este es el problema, "siéntete mejor que tu vecino el filmador". "mírate más cool que tu amigo el reparador de closets".
Los grandes sueños, estimado Gustavo, no sembramos en comparación con nosotros mismos. Creo que sería mejor tomar como referente, por lo menos, a los vecinos".

Anónimo dijo...

qu{e tiene que ver el tarot con la psicología. con ese ejemplo demuestras que no sabes nada de psicología y menos de tarot. y como no vas a poner esto déjame decirte que tu blog está de mal en peor.

jesus c. dijo...

El asunto no es si se mezquina la apreciacion de los sueños ajenos, sino como se sentirán aquellos que ponen curitas, filman bautizos o hacen closets cuando escuchan un comercial. ¿Marginados, usados como sinónimo de "fracaso"? El comercial despierta el entusiasmo de los Grandes Sueños a costa de mirar sobre el hombro a un montón de gente. Me parece.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Ok, entonces que la San Martín ponga un comercial que diga: "ven a estudiar medicina: te enseñaremos a poner curitas porque eso es lo que has soñado toda tu vida; dejen que los médicos pioneros y más trascendentes estudien en otros países". Es la misma historia de siempre: en el Perú los discursos de excelencia son siempre vistos como ridículos o arrogantes. Te pongo otro ejemplo: si te das una vuelta por una universidad peruana, verás que casi todos los empleados les llaman "doctor" a casi todos los profesores. La mayor parte de esos profesores no son doctores, pero se sienten conformes con que los llamen así. Es su manera de sacar el grado académico que no tienen. Pero si un doctor de verdad alguna vez comete el error de hacer notar que lo es, se convierte inmediatamente en un arrogante, un autoritario y un monstruo del establishment, que les está haciendo notar a los demás que ellos nunca lograron lo que él sí logró. (Y no: no estoy hablando de mí: hace muchos años que no pongo un pie en una universidad peruana, y en Estados Unidos el doctoreo cotidiano no existe).

Duran dijo...

Ok, entonces que la San Martín ponga un comercial que diga: "ven a estudiar medicina: te enseñaremos a poner curitas porque eso es lo que has soñado toda tu vida; dejen que los médicos pioneros y más trascendentes estudien en otros países".

No, Gustavo, eso no es necesario, para realizar un sueño personal no hay por qué compararse con nadie, ni ningunear otras actividades. Recuerda que cierto imbecil te llamo "janitor" y tu dijiste que no habia ningun problema con eso.

Otra cosa sería si el comercial dijera que te ayudará a ser mejor DE LO QUE ERES ACTUALMENTE, no mejor que otros, que es lo que se desprende de él.

Es mas, yo he leido esas porquerias de libracos de autoayuda y de excelencia: todos dicen que el "ser excelente" no anda comparandose por ahi con la gente, que se enfoca en sus sueños y ambiciones, no en lo que los demas hacen.

El problema con el comercial es la comparación que minusvalora actividades tan importantes y necesarias como poner curitas y hacer muebles.

Otra cosa: la mayoría de gente (y tu lo sabes) que pone curitas, hace armarios, cambia caños, no puede pagarse los 800 soles de mensualidad en la Harvardtin, pues. Así que, partiendo de eso, la comparación no solo es innecesaria sino que es insultante.

Saludos

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Cuando se propuso, hace poco, lo del tercio superior para los maestros, la respuesta casi unánime fue más o menos como sigue: "la norma es torpe porque no es lo mismo ser del tercio superior de la PUCP que ser del tercio superior de Alas Peruanas". Cuando se hizo todo el vergonzoso e ilegal escándalo de las notas del ministro Chang, se dijo "ya ven, un pata al que revolcaron en la PUCP es tercio superior de la Villarreal, porque la PUCP y la Villarreal tienen niveles distintos". Ok. Ahora la San Martín dice "hay universidades que forman médicos que con las justas saben poner curitas, y universidades que forman médicos de punta". Y, qué divertido, las mismas personas que saltaron a decir lo uno sobre Chang, ahora saltan a decir lo contrario: que no se puede comparar porque ofende. Ya pues, por favor. La San Martín también podría decir: "cuando ingresas a la universidad no sueñas con ser un maestro incapaz de pasar un examen aunque sea arañando". ¿Sería eso una ofensa para los maestros que no son capaces de pasar un examen aunque sea arañando?

Duran dijo...

Repito:
Las personas que ponen curitas, hacen muebles, cambian caños, POR LO GENERAL, no han tenido acceso a educacion de nivel. No se puede hacer una comparacion entre ellos y profesionales.

(Otra cosa: la Harvard no forma medicos de calidad)

Thor Morante dijo...

Particularmente, veo y vuelvo a ver el comercial y no le encuentro lo ofensivo. No me parece que atente contra carpinteros o filmadores de algún bautizo, porque no está destinado a aquellos que, lastimosamente, no pudieron acceder a una educación superior y que tuvieron que aprender mediante la práctica. En todo caso, atentaría contra quienes, habiendo estudiado medicina o ingeniería, no demostraron cualidades para sobresalir en su carrera. Y aún así, probablemente ni ellos pensaban que terminarían así. Y si pasó, entonces una autocrítica de dichas personas sería necesaria, más no una crítica aguda para quienes quieren brindarte la oportunidad de que te desarrolles mejor (ojo, no soy de la San Martín ni, claro, me parece la universidad más desafiante).

Por lo demás, eso no denigra en lo absoluto el trabajo que hacen dichas personas para sobrevivir. Simplemente hace ver que, obviamente, existen modos de desarrollarse laboralmente más competitivos, mejor pagados, más desafiantes, etc. Eso todo el mundo lo sabe y, obvio, todos quisieran acceder a dicho plano.

Anónimo dijo...

@Dr.House Pues si todo lo que haces es poner curitas, si, eres un fracasado.

chuto dijo...

El problema acá no es criticar a quien hace la publicidad por lo que si nos metemos con la universidad o con Toronja da igual porque, como muchos de ustedes dicen, la publicidad es un acto creativo libre y subjetivo. Lo interesante radica en lo que nos suscita como peruanos mirar esa publicidad, ponernos de acuerdo en lo más mínimo sobre mensajes de equidad y tolerancia es ya un gran paso.
Aplaudimos y acompañamos la discusión, la carta ya fue enviada a Toronja paraq ue de sus propias explicaciones al respecto.

Anónimo dijo...

Un virus de plagiarismo se irradia desde Etiqueta Negra. Julio Villanueva Chang acaba de publicar en Letras Libres como suyo una "vuelta" a un texto original de Juan Manuel Robles fechado en 2004.

Esta es la info: http://bloodyhell-la.blogspot.com/2008/03/el-mtodo-etiqueta-negra-y-el-historiar.html

No es la primera vez. Hay que preguntarle a la gente de El Comercio lo que Villanueva Chang hizo cuando le encargaron redactar contenidos para una enciclopedia hace unos años. ¡Se dedicó a copiar y pegar de Wikipedia! Pregunten y verán.

Caso dos: Marco Avilés fue el responsable de los plagios publicados en el libro de Rafo León "Lima Bizarra", que hidalgamente asumió el propio León como suyos (ya que debió estar más al tanto de lo que hacía su "negro literario"). Cargo actual de Marco Avilés: editor de Etiqueta Negra.

Definitivamente, una revista para distraídos. Los que la compran.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Aquí parece que la gente no se da cuenta de que la publicidad de San Martín no alude ni a carpinteros ni a enfermeros ni a eventuales camarógrafos miloficios: alude a su competencia, es decir, a otras universidades. Eso es lo que hacen todas las empresas que anuncian en cualquier ramo. Si la VW saca una propaganda diciendo "cuando te compras un carro no sueñas con un carro viejo, rotoso y oxidado", o "con un carro inseguro y de hojalata", habría que ser demasiado terco y demasiado buscapleitos para decir que la VW está insultando a todos quienes no pueden comprar un carro mejor. Así de simple. El comercial de San Martín alude a las universidades malas y mediocres de las cuales el Perú está repleto. Y obviamente trata de distanciarse de ellas. Lo demás son suspicacias exageradas y me parece que bastante fuera de lugar. Por allí alguien escribe que no hay que despreciar a "quienes nos arman los clósets". ¿Más humor involuntario? La San Martín no está hablando de carpinteros, está hablando de profesionales universitarios que se convierten en subempleados debido a la mala formación que se les da, así de simple.

Anónimo dijo...

Ese comercial es uno de los más certeros que he visto en la televisión peruana. Siempre he querido tener la oportunidad de aportar más ejemplos, como este:
"Cuando te sueñas literato, no ves de vendedor en una librería".

Panchito

Julio dijo...

La Universidad San Martin está siendo atacada por los que en un caso parecido no mencionaron a Universidad La Católica, y el spot no menciona para nada a los profesionales no universitarios, zapateros, gasfiteros, carpinteros, mecánicos, sastres, etc.,etc., decir que, por ejemplo, "un gasfitero lastimosamente no tuvo educación" comete el mismo error prejuicioso que excluye al trabajador de los sueños y el éxito, como está diseñada nuestra sociedad el dinero es una de la medidas del éxito (otro es la fama, tan valiosa para los literatos) y si miramos bien la realidad son los miles de profesionales no universitarios los responsables del crecimiento acelerado de la economía, todos los días más gasfiteros tienen éxito, todos los días nuevos zapateros triunfan, todos los días nuevos reyes de la papa o los tomates ganan, esa clase triunfante de trabajadores cholos son los que inspiran a Tanaka sobre el racismo en el Perú...

Anónimo dijo...

me interesa subrayar que quizás la frase "la universidad más grande tampoco sueña en pequeño" es la más interesante del réclame. en mi opinión la usmp está tratando de sacudirse del mote de universidad facilona y mediocre, y lo quiere hacer "soñándose". es su mensaje de automotivación triunfal, para decirlo huachafamente. pero en este mensaje no hay asertividad sino solo expectativas, juego de imágenes de humo, salones de clase del primer mundo, laboratorios de ciencia ficción, ¡el Capitolio!, y una imagen de campus que parece ingreso a cementerio pituco, o sea, a una "vida mejor". lo curioso es cuán impostadas (como la engolada voz del locutor) suenan todas estas esperanzas.

carlos vs

Anónimo dijo...

cuando te imaginas universitario, no te imaginas en la harvardtin

Anónimo dijo...

A Dios gracias que James Watson no vio el comercial "Cuando te graduas de biologo, no te imaginas jugando con juguetes para bebes", porque sino, nunca hubiese descubierto la estructura del ADN que aparece en el comercial. Y eso si lo haria un fracasado

Anónimo dijo...

Increible lo absurdo de esta discusion. Pertenezco a una familia y entorno en donde la mayoria son carpinteros, mozos, gasfiteros, obreros. La mayor parte de ellos porque fue lo que les toco ser (asi es la vida) y otros porque de verdad querian serlo. Y el comercial no me ofende en absoluto. Habla de hacer cosas mejores y ser el mejor en aquello que haces. El carpintero tambien preferira diseñar y hacer todos los muebles de una habitacion (mi abuelo hacia unos armarios preciosos) que arreglar un cajon roto; el gasfitero preferira instalar todas las cañerias de un nuevo edificio de arreglar mi tina atorada; y el arquitecto preferira construir una nueva casa que tirar una pared. Obviamente todos tenemos sueños de ser mejores en lo que hacemos, no seamos ingenuos.

Su intento de defensa a "los mas debiles" es de verdad la muestra de que en el fondo se creen superiores.

Jose Miguel Silva Merino dijo...

Interesante Sr. Faverón, espero pueda leer mi respuesta en el blog www.vozalterna.blogspot.com

PVLGO dijo...

De acuerdo con Gustavo y otros comentaristas que han demostrado que saben prestar atención. Este "debate" ilustra lo fácil que es ponerse a criticar sin haber prestado la debida atención a lo que se está criticando. Da la impresión de que algunos miran el comercial una vez, reaccionan, y luego entran en debate, discuten, racionalizan, siempre sobre la base de la primera reacción, sin volver a mirar el comercial. Una mirada atenta deja más claro que el agua que el comercial se refiere a aquellos que sueñan con ser algo específico -digamos médico- y qué es lo que ese sueño -ser médico- significa (la imagen) y lo que no (lo que dice la voz en off, es decir, poner curitas).
No está hablando de los que ponen curitas, sino de los que sueñan con ser médicos. No tiene nada que ver con los que no tienen los medios para pagarse los estudios, sino con los futuros universitarios. El target demographic está claramente delimitado. "Lo demás" -como dice Gustavo-- "son suspicacias exageradas y me parece que bastante fuera de lugar". Es entendible tener una reacción suspicaz, irracional e infundada, pero las ideas que emanan de ella jamás serán defendibles. Una segunda mirada al objeto en cuestión es indispensable para poder participar en una discusión OBJETIVA y entrar en algo que se le pueda llamar debate sin comillas.

Anónimo dijo...

Peyorativo es ver a todo un "gran" doctor atendiendo en algún rincóndito lugar del país a un niño enfermo. Los "grandes" facultativos está concentrados a asuntos más importantes, tenemos entendido.

¿Qué valor y moral deben tener esos miles de doctores cubanos que por unas "migajas" salariales y la incomprensión de muchos en el continente, dejan atrás la patria, la familia, la comodidad y se adentran en los gélidos andes latinoamericanos, en la enmarañada selva amazónica para atender a pacientes pobres que no conocen..?

¿Valoramos este trabajo..?

¿O simplemente creemos la prédica de Washington...?

¿ La imagen del "éxito" que la publicidad ha labrado en nuestras mentes es tan profunda que prácticamente arraatra nuestras vidas..?

¿O estamos exagerando..?

Soñar es fantástico, y que bueno que todos soñemos.

Pero...

Tuvo que estar casi muerta la arquóloga alemana María Reiche para que los hipócritas "descubrieran" su magistral obra. Y no hubiera ocurrido este "reconocimiento" de ser Saturnina Mamani.

Mientras la antropóloga germana padecía la incomprensión oficial y la inclemencia de tormentas de arena en Nazca, muchos colegas suyos alcanzaban el "éxito" económico ejerciendo otros menesteres que jactanciosos hoy exhiben.


Fausto

Julio dijo...

Recuerdo que cuando estudiaba ingeniería ninguno de mis condiscípulos sabía ni por asomo usar un martillo o un destornillador y ni hablar de una máquina-herramienta (torno, fresa, mandriladora, etc.) cosas que yo dominaba, terminé muy joven la media y mi viejo me hizo postular al SENATI gracias a sus amigos empresarios, ahí me encontré con la sorpresa de compartir estudios con egresados del Centro Correccional de Maranga y con los hijos de la élite empresarial de la época (algunos de ellos son ahora personajes importantes en ADEX, por ejemplo) y es que el prejuicio de dividir las actividades humanas entre "manuales" e "intelectuales" en grandes sectores de la población determinaba la escogencia de carreras profesionales, nadie quería o quiere ser trabajador manual, todos aspiran a ser intelectuales, como si para mover las manos no se necesitara del cerebro, esa actitud desahuevada de los padres de los pitucos del SENATI, ante el hecho que su retoño se ensuciara las manos, solo la encontré después en el extranjero como forma de vida y cuando contaba allá que un ingeniero peruano no sabía usar sus manos la explicación del porqué de nuestro subdesarrollo afloraba, habrá cambiado esto? sigue siendo ese prejuicio el principal filtro en la escogencia de nuestras profesiones?, a juzgar por los comentarios del blog si, y es una pena...

Anónimo dijo...

María Reiche no era arqueóloga ni antropóloga, sino matemática. Y ya basta de ejemplos heroico lunáticos que no sirven sino para rayar al personal.

Anónimo dijo...

Preguntas que surgen: ¿cómo medimos el éxito? ¿a qué llamamos un sueño más o menos grande? ¿qué es realmente estar realizado? ¿éxito y plata son equivalentes?

Susana Frisancho dijo...

Gustavo,
Estoy de acuerdo contigo en el fondo de lo quye dices pero me parece que el comercial resulta ofensivo para quienes realizan empleos o actividades "menores". Coincido en eso con el comentarista jesus c. Y creo que no hay necesidad, en publicidad ni nunca, de ofender a la gente denigrando la manera en la que se gana la vida.

Geppetto dijo...

Mi viejo es carpintero, se dedicó a hacer closets toda su vida para pagarme los estudios y siempre se sintió mal que él no fuera educado como los viejos de mis amiguitos. Se avergonzaba. ¿Qué le digo ahora que vio el réclame?

Anónimo dijo...

Hacer un comercial que ofende queriendo hacerlo es hacer un comercial denigrante. Pero hacer uno que podría ofender sin querer hacerlo es hacer un comercial huachafo. Pienso que la segunda categoría es la más cercana, sobre todo teniendo en cuenta el ya conocido antecedente de esta peculiar agencia publicitaria.
(¿Hay alguna palabra más elegante para describir el comercial en lugar de "huachafo"? Mmmm... no. Me parece perfecta).

NomadAndrea dijo...

Fuera de que debería haber un reglamento que cuide que el contenido de cualquier publicidad no sea ofensivo o denigrante ( seguro lo hay y no funciona) pues no solo los comerciales de universidades privadas son segregadores en cuestión de aspiraciones profesionales sino directamente racistas, como los de ropa, salud y un largo etc. en nuestra dañada y fragmentada sociedad peruana.
Viendo el comercial seguido sin cortes sin globos de conexión, el comercial es más que huacahfo, huachafoso, como casi todos los comerciales de universidades privadas ( sobre todo las que tienen menos de 50 años) que he visto en Perú pues todos dicen ofrecer cierta distinción académico /social a cambio de plata.
Lo mismo sucede a nivel escolar.
Ahora respecto a los de la agencia la toronja, de verdad deben hacer un sitio aparte y decidirse qué quieren hacer y no hacer un sancochado super loco como poner copyleft (Copyleft o copia permitida la cual comprende a un grupo de derechos de propiedad intelectual caracterizados por eliminar las restricciones de distribución o modificación de las que adolece el copyright, con la condición de que el trabajo derivado se mantenga con el mismo régimen de propiedad intelectual que el original."-wikipedia) en el pie izquierdo de cada página de su sitio web.
Es decir yo puedo copiar todos sus trabajos con Minera yanacoha, Antamina etc y normal?
http://www.toronja.com.pe/frutosterminados.htm
o puedo copiar el contenido y diseño de su web ( respetando en los dos casos la autoría, claro) y normal?
Ver: Copyleft
http://es.wikipedia.org/wiki/Copyleft
Creo que hay un conflicto, como apuntaba antes, pues no se puede decir que se es una agencia con intereses sociales sabiendo qué tipo de publicidad paga yanacocha.
El trabajo es válido como agencia de publicidad pero hay algo que no encaja. Lo sabemos.
Tal vez por eso que le caen las críticas y sea hora que se definan.

saludex

Susana dijo...

En relaciòn a la agencia me parece que andan mirándose el ombliogo. Mi interpretación es que hay mucho narcisismo en los "creativos" y mucho ego, lo que les impide ponerse en el lugar del otro, sentir lo que el otro sentiría y anticipar sus reacciones. Quiero pensar que es esto, incapacidad, porque sería peor pensarlos capaces y que simplemente, no les importa el efecto d elo que hacen. eso si que rayaría con la psicopatía...

Anónimo dijo...

profe:
le escribo un poco acelerado porque tengo que ir a filmar un bautizo. si, soy egresado de la san martin y nunca vi en mi facultad ningun cartel que diga "prohibido comerce el cesped".
yo estudie oftalmologia y gracias a mi aguda vision me percate que usted habia escrito en su post "san martin de torres", cosa que me baja el autoestima universitario. me siento como los resentidos con el spot. la universidad se llama san martin de porres. ojo al piojo.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Gracias por la corrección. Y "comerse" es con s no con c.

Broncano dijo...

Gran Gustavo, gracias por mantenerme al día con estas cantinfladas made in Perú que tanto echo de menos.
Recién le di un vistazo a la crítica fogosa de Alberto "porsiaca, soy de Breña" Vanini y la imagen de esos dos vanguardistas dándole la espalda a un patita tan mestizo como el del afiche que limpiaba vasos mientras ellos disfrutan de un cafecito en el Centro Cultural PUC es, como dice el comercial de VISA (y ya que estamos hablando de publicistas), "PRICELESS"

Saludos,

LuchinG dijo...

1.- Por acá hay un montón de gente que me dice "Ingeniero". Ya me cansé de aclarar que estudié administración de empresas.

2.- Por lo general quien aclara que no es "señor" sino "doctor" no lo hace con una broma o una sonrisa en los labios, sino con al menos un ligero o mal disimulado aire de ofendido. Ridículo.

3.- No veo que en los posts que mencionas alguien le esté tratando de bajar la varilla a los sueños ajenos. Veo que están protestando porque esa propaganda copia, con excepción del tono de voz, las frases que se usan en Lima para decir que alguien está en una categoría superior a la de otros. ¿Qué se necesita para no reconocer esta propaganda usa frases que son hermanas gemelas de la limeñísima "Yo no voy a estar poniéndome a hacer esas huevadas, yo estoy a otro nivel"? ¿Testarudez? ¿Hipocresía? He escuchado un millón de variantes de esa frase, sea la versión racial, social, profesional, etc. Los toronjos deben haberse metido tanto dentro de la ideología del éxito que ya no son capaces de reconocer qué es lo que también están diciendo con esas frases.

4.- No tiene absolutamente nada de malo fijarse objetivos breves y moderados. (Sí es bastante malo fijarse consciente o inconscientemente esos objetivos, y luego lloriquear porque el "éxito" -en el peor de los sentidos- no les cayó del cielo; pero de eso no se trata esa propaganda ni la reacción de varios bloggers, que yo sepa.) Jugar en el campeonato local y chelear los fines de semana con una vedette en cada pierna, puede ser el mejor de los paraísos si esa es la forma de vida que te acomoda; pero, gracias a propagandas como esta, ningún "jotita" va a declarar a la prensa "quiero estar primero con la vedette tal, luego con la mengana de al lado..", etc; no, van a tener que decir que quieren ir a Europa a vivir atados a una disciplina que talvez no sea la suya, y si lo consiguen, de repente van a estar ansiosos para venir a Lima a hacer las mismas mataperradas de los cuatro sonsos a los que sancionaron esta semana. Por eso es que esa propaganda no es un inocente llamado a lograr los objetivos personales; están trantado de jalarle los hilos de la autoestima a la gente, reforzando el mensaje "necesitas exito, sin éxito estás incompleto".

5.- ¿Costaba mucho trabajo dar con la frase "Cuando estudias para ingeniero te imaginas SIENDO ingeniero"

varios comentaristas tienen razón cuando dicen aquí que hay temas comparativamente más importantes; sería interesante que alguien analice la relacion entre Toronja y ciertas mineras.

Lucio Suárez dijo...

Como algunos saben, Gustavo Rodríguez, uno de los cabezas de Toronja, es escritor. Escritor?, de veras?. Pues sí.
Así es. Tiene libros de cuentos, que esperemos, en algún momento, nuestro amigo Faverón pueda comentarlos.
Pero, sería entonces, lícito decirle a Gustavo, no Faverón, sino Rodríguez de Toronja: Cuando te sueñas escritor, no te ves realizando spots con discursos trillados.
Yo tambbién creo que hay que exigirnos a morir. Claro que sí. Lo que no hay que hacer, creo, es sugestionarnos en la idea de que siendo mejor que el vecino, o el pata del barrio, ya estoy en otro estatus. La competitividad basada en el ninguneo o la disminución, aunque fuere solo como ejemplo, es poco consistente.
En todo caso, Gustavo, no hay que encaracharse por las críticas a Toronja o a la San Martín, en este caso, me refiero. En tal caso, en aras de la competitividad a todo meter, hay que esperar que Toronja y la San Martín, se exijan un poco más.
Todos tranquilos, pero que se exijan un tanto, no crees?.

NomadAndrea dijo...

Lo que he notado es que el comercial de la USMP ha sido premiado como el peor comercial segun una organización que ha premiado un comercial de saga fagalabella como el mejor.
Recuerdo el comercial de falabella y lo volví a ver.
Este comercial no representa en nada a la inmensa mayoría de clientes de género femenino de dicha tienda por departamentos.
Es justamente lo criticable de saga Falabella y lo que me hizo sentir curiosidad para investigación.
Falabella también fija estereotipos físicos donde la mujer peruana promedio no encajamos.
El comercial premiado como elmejor es "bonito" donde las mujeres gordas, o de tipo peruano por ejemplo, no tienen cabida.

Creo que en general debe haber un replanteamiento de la publicidad en
el Perú...

Respecto a lo de la Toronja y la fundación Copyleft y por tanto Software Libre, no imagino que una de sus creaciones publicitarias oara entidades privadas sean pasadas en festivales como este de abajo:
Lavapies de Cine
http://blog.sindominio.net/blog/lavapiesdecine/general/2008/03/28/c_ltura_y_copyleft
Cúltura y Copyleft


Entonces ¿por qué involucran a una agencia de publicidad común y silvestre con el copyleft?
¿Las creaciones publicitarias de La toronja estpan bajo copyleft y se pueden copiar bajo los términos de dicha licencia?
si la respuesta es positiva y están haciendo negocios , los de la Toronoja serpian pioneros en esta forma de hacer negocios en publicidad pues basarían su difusión en la utilización gratuita de sus obras ( con reconocimiento de autoría) por cualquiera.

Leer también:
La justificación económica del copyleft
José Cervera
Riqueza, propiedad, libertad y renta en el "capitalismo cognitivo"
Yann Moulier Boutang - Revista Multitudes
es decir, "exijo una explicación, PLOP¡"

LuchinG dijo...

Nomadandrea: pero aun si el tipo femenino que Saga vendiera fuera el del tipo físico promedio local, el negocio no funcionaría si no fueran capaces de vendernos algo que ellos tienen. Como en la campaña de Dove, podemos ser nosotros mismo siempre y cuendo compremos los productos Dove; tienen que vendernos la idea de que estamos incompletos, y de ser necesario, crear una adicción. Cualquier publicidad comercial hará eso.

Carlos del Carpio dijo...

Les falto:

"Cuando te imaginas Publicista, no te sueñas haciendo comerciales para la Universidad San Martin de Porres"

NomadAndrea dijo...

Sep, esa es la idea de crear publicidad sea el rubro que sea, incluido el político: crear necesidades para que los productos ofrecidos sean consumidos. Todo es mercancia ( recuerda a Debord) La cosa es de qué necesidades creas.
En lode saga falabella es lo de cambiar, de no aceptar lo que se es.
Tanto en una publicidad como en la otra se trata de " no ser lo que todos son".
he ahí el punto donde se propone replantear o estudiar la publicidad en en sí y cómo se da en nuestro contexto.
Solo que hace un año se hizo una campaña respecto al contenido sexista y racista de la publicidad Saga Falabella y Ripley...
Ahora si hablo de eso es porque hicimos en un grupo de pre grado una pequeña monografía sobre ese tema en curso universitario en el 2006 sobre las mismas tiendas por departamento saga y falabella, publicidad y género. Se entrevisto a una agencia publicitaria, a FEM y lógicamente a los consumidores y lo que arrojaba era que no se sentpian para nada identificados étnicamente con la publicidad de saga falabella y que esa publicidad no estaba pesnada en ellos, los consumidores, aunque sí les gustaba la ropa... ( acá las entrevistas y los cuestionarios http://www.sindominio.net/~luna_antagonica/ Complejo como para que alguien interesado profundice .
Por eso digo que es un tema más de investgación y debate, que mera coyuntura.
Ahora partiendo de que "cualquier publicidad ( ver historia de la publicidad) tiene que vendernos la idea de que estamos incompletos, y de ser necesario, crear una adicción. "
¿Cuál es exactamente la crítica a la publicidad de la Toronja?
Yo creo que el trabajo de agencia publicitaria hay un conflicto pues dicen hacer trabajo social a través de la publicidad desde una perspectiva bastante sesgada como se ha hecho notar ( lo de los niños que venden caramelo es chocante Conozco -como muchos seguramente- decenas de niños que venden caramelos y estudian).


saludex

Anónimo dijo...

pucha si pues es SAN MARTIN DE PORRES y si quieren ser mas exactos UNIVERSIDAD PRIVADA DE SAN MARTIN DE PORRES... denigrante por donde? recuerden que cuando eras niño y querias ser doctor JAMAS pensabas en poner una curita pues... que chato!... humm deningrar? que universidad decia VAS A SER MAS... eso si es segregar.. ah si esa universidad donde TODOS SON MAS (que el resto de profesionales provenientes de otras universidades) fue la PUCA...

Sebastian Van Rijn dijo...

Faverón,

"(...) críticas anónimas en websites olvidables y vaciar en ellas la bolsa de frustraciones que es el hígado de los baldados mentales."

Estoy absolutamente de acuerdo... (Salvo la alusión hepática indebida, pero al fin y al cabo es sólo un efecto retórico). Sin embargo, la fatiga mental no se compadece con la frustración y la anonimia al momento de escribir. Habría que consignar a aquellos olvidados escritores, editores y críticos y profesores y escribientes y la estela contemporánea de próximos a ser olvidados. Un tránsito. Como verse ante un espejo, Faverón.

Eduardo Quea dijo...

cuando te imaginas publicista te ves estudiando en la USMP, calificada como la mejor facultad para estudiarla según el ANDA, y encuesta de Apoyo.

Maula dijo...

qué opina señor doctor Faverón de un cabrón como Diógenes de Sinope que se reiría de cualquier aspirante a cualquier profesión; o de un burgués cono Borges que sencillamente no quería estudiar "formalmente"; o de un San francisco de Asís que no desaeba mucho de nada; ¿eran mediocres por no "superarse"?

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Borges estudió en la universidad, formalmente, y lugeo fue profesor universitario, muchas veces y en varios lugares del mundo. No sé de dónde ha sacado usted lo contrario.

Tampoco veo que San Francisco de Asís sea un buen ejemplo: pocos han hecho tanto por la Iglesia Católica en términos de institucionalización de la educación religios: fue fundador de dos órdenes!!!

Busque otros ejemplos.

Maula dijo...

Saludos. Lo de Borges lo encontré en varias páginas de internet, aquí un ejemplo: "...se ve que aunque acaso nunca concluyó su bachillerato ni cursó oficialmente letras o humanidades o filosofía, es seguro que como fiel poblador de bibliotecas y enciclopedias, para nada haya lamentado -ni nosotros lamentemos- no haber poblado universidades y facultades"."Jorge Luis Borges o literatura". Adolfo de Obieta;pero no confió mucho en esta fuente, por otro lado leí que Borges estudió Derecho un tiempo y lo dejó.
En el caso del Santo, en efecto, se arrodillaba ante el Papa, y su movimiento si bien pudo ser recelado en algún momento terminó institucionalizándose.

El asunto es que usted plantea una forma de no-mediocridad: estudio ( lo contrario del comentarista anónimo que usted señala podría ser un becario ejemplar) , trabajo (los futbolistas deberían someterse al máximo al yugo del esfuerzo) ,grandes ambiciones (implicadas con el estudio y el trabajo- claro, si son aspiraciones individualistas por supuesto son más fáciles y más abundantes); ahora, las supuestas "excepciones" que mencioné al inicio se salen más o menos de esos márgenes: San Francisco se aleja de las "grandes ambiciones" de su ambiente, se inventa un nuevo trabajo (muy ascético por cierto), y se contenta con no estudiar mucho; Borges es un autodidacta intelectual, hace trabajos "de literato", y supuestamente pensaba que su obra no merecia mucho; Diónes el Perro es el rival de la Academia de Platón, no trabajaba y no tenía "ninguna meta en la vida", justamente ésta era su meta.
Lo interesante es que auque más o menos los tres se decidan por supuestos caminos un poco más o un poco menos "originales" (recordemos que los tres son hijos de gente acomodada), el resultado es que Borges resultó Doctor Honoris causa en varios lugares, San Francisco , en efecto, en elemento constituyente del satu quo religioso, pero Diógenes....

¿No quería hablar de contracultura?