13.4.08

El porvenir de una ilusión

Qué difícil es ser de izquierda en el Perú

No quiero abordar la pregunta clave para las izquierdas partidarias en el Perú de hoy: qué sentido tiene reivindicar para uno alguna representatividad popular cuando no hay un solo partido de izquierda en el país que sea capaz de sortear la barrera del 1% en las elecciones generales: quién legitima a una izquierda que navega a la deriva y que es del todo desconocida por sus supuestos representados.

Quiero formularme sólo las pequeñas preguntas que me encuentro repasando mentalmente cada cierto tiempo, cuando leo diarios y revistas y blogs, cartas, ensayos y manifiestos, y me topo con las opiniones de otros que se reclaman de izquierda. Por ejemplo: ¿tendría yo que sentirme identificado con esa izquierda partidaria inútil, acartonda, desconectada de la realidad, escasa de ideas novedosas e incapaz de interpretar su posición en el espectro político peruano así como sus propios vínculos con trabajadores, campesinos, desocupados, subempleados, marginados, desplazados, víctimas de la violencia, etc.?

O, ¿tendría yo que sentir algún tipo de emoción positiva por seres mesozoicos como Fidel Castro y su familia, que han transformado lo que en cierto momento, a mediados del siglo pasado, fue una ilusión revolucionaria, en una dictadura ruinosa y caricaturesca, pero aun así criminal, y han convertido a su país, alguna vez puntero intelectual del mundo hispano, en un resto arqueológico de las antiguas repúblicas bananeras, y se han llevado toneladas de cadáveres con ellos, al infierno, en su afán de encadenarse al poder para siempre?

O, ¿debería yo sumarme al coro de borregos que echa loas a Chávez, a Correa, a Morales, porque, al parecer, reescribir constituciones a la medida de uno mismo, proteger y abastecer terroristas, transar con narcotraficantes y tender lazos de amistad con los peores asesinos de la tierra (como el presidente de Irán), resulta, a estas alturas, el non plus ultra del progresismo, el nuevo método de la revolución, la fórmula secreta para transformar el mundo en un lugar mejor?

¿Cómo puede uno ser de izquierda, o al menos, por lo menos, un modesto liberal progresista, en el sentido anglosajón, y no convertirse en uno de estos cretinos que piensa que sólo se debe denunciar a las dictaduras cuando son de derecha, que solo se debe señalar a los criminales cuando son reaccionarios, que solo se debe culpar a los delincuentes si son conservadores, que solo se debe acusar a los abusivos cuando son fascistoides, que solo hay que decir los pecados cuando son ajenos?

¿Cómo puede uno asumir una posición de izquierda si de inmediato nota que para hacerlo tendría que suscribir la idiotez de quienes están dispuestos a reclamar por los derechos humanos sólo cuando no los viola Chávez, no los atropella Morales, no los destruye Castro? ¿Cómo hacen para estar tranquilos con su consciencia los que conocen las cifras de los asesinados por el Che Guevara, los abolidos en los campos de concentración del régimen cubano, los sentenciados a muerte por Fidel, y aún así vivan a Guevara y vivan a Fidel y en la siguiente frase acusan de genocidio a quienes, en la otra orilla, siguen su mismo camino de crímenes y abusos, solo que con los lemas errados?

Si quisiera llamarme de izquierda, y viviera en el Perú, y no quisiera estar solo en mi posición, ¿adónde tendría que acudir? ¿Donde uno de esos partidos sub-1% que o se han quedado en la revolución leninista o se han saltado la historia con garrocha y creen que en el Perú se puede ir directamente del linchamiento popular a la confederación helvética, sin escalas? ¿O tendría que irle a tocar la puerta a la izquierda atomizada que, sin necesidad de leer a Laclau y Mouffe, se ha convertido en una suerte de tienda de departamentos, con unas ONGs dedicadas a unos problemas, otras a otros, convirtiendo las antiguas causas populares en negocios de coto cerrado, sin nadie que intente dibujar una imagen un poquito más global, un poquito más general, un poquito menos fragmentaria, con un norte, con cierta idea de porvenir?

¿Tendría que convertirme en parte de esa izquierda pop, que de forma anacrónica vive el presente como si fuera la semana siguiente al mayo del 68 francés, vibrando de emoción ante el supuesto ingenio de sus formas de reclamo, siempre banales, siempre inútiles, siempre tan autocelebratorias como ineficaces? ¿O me bastaría con seguir cantando las mismas horrorosas canciones de Silvio Rodríguez y Del Pueblo del barrio, en los mismos cafés, en las mismas esquinas, en los mismos bares, ante los mismos ejemplares revendidos de los mismos escritores --Benedetti, Galeano-- que han trivializado el lenguaje de la izquierda desde hace dos generaciones?

Pero, sobre todo, por encima de todo: si quisiera llamarme de izquierda, ¿tendría que convertirme en uno de esos ciegos que, a pesar de autodenominarse marxistas, y no obstante todo el prestigio intelectual que ese nombre conlleva, han transformado su manera de pensar el mundo en una rudimentaria fusión de paranoia y pensamiento mágico, y creen que para todas las desgracias sociales, en todos los países, en todas las culturas, en todos los medios, en todos los espacios, existe una sola y única causa y que esa causa es siempre la maldad intrínseca de la ultraderecha criminal y genocida?

A uno le dan ganas de decir que ese tipo de izquierdista, el que cree que todas las luchas del mundo son luchas contra un mismo enorme monstruo indudable y maligno (que unas veces llaman fascismo y otras veces macartistmo, según el menú del día), es una suerte de Quijote. Pero no es así. El Quijote se lanzaba contra molinos de viento porque era un soñador y la locura le susurraba mentiras al oído. Estos, en cambio, son tontos u oportunistas, y casi nunca se lanzan contra nadie: sólo gritan, sólo refunfuñan, la rebelión para ellos es un volante, un recital entre amigos; su zona liberada es un bar donde pueden ver siempre las mismas cuatro caras y recitar mutuamente los halagos de sus egos desbocados.

La izquierda peruana más lúcida, la intelectual, que vive en las ONGs y los institutos, ha dejado de ser gregaria y no parece interesada en reconstruirse, precisamente porque se ha vuelto una constelación de esfuerzos individuales sin proyecto rector. La izquierda pop, la de los artistas progres, es gregaria pero es diminuta y no piensa: tiene slogans pero no tiene ideas y es además profundamente inconsciente de sí misma; prefiere la hipocresía a la realidad y jamás será capaz de criticarse. Y la vieja izquierda: la vieja izquierda está muerta y enterrada y si algo de ella sobrevive (en los sindicatos, por ejemplo), poco es lo que puede hacer cuando los intelectuales de la primera y los artistas de la segunda han dejado de funcionar como sus alas de despegue y sus reproductores simbólicos.

Y entonces, si un peruano, como yo, quiere llamarse izquierdista, y mira alrededor y se encuentra dentro de la izquierda con cosas que realmente le disgustan, ¿qué hace? ¿Se queda en casa a mirar la revolución en la tele? No, porque la revolución no está siendo televisada; ni siquiera está ocurriendo. Y ya no ocurrirá como la vieja izquierda la soñó, sino a partir de la articulación de los pequeños movimientos sociales que, en el Perú, alguna vez, las ONGs ayudaron a reproducir pero que desde hace un tiempo ayudan a disipar y relegar y desconectar unas de otras (y sin partidos que puedan ofrecer un camino cohesionador).

Lamento terminar un post más sin respuestas para mis propias preguntas.


31 comentarios:

RODOLFO YBARRA dijo...

Ser de derecha, reaccionario, profascista, militarista, macartista, kukuxklanista, skindheadnista, tiranosaurista y exegeta del ortocapitalismo es mucho más fácil. Claro, por supuesto es mucho más fácil usar el largavista y divisar –como “Barba Roja”- el espectro político, la paleta del pintor ideólogo, etiquetando los productos de una izquierda asquerosa con dos dedos de frente a la que llaman “caviar”, pero que a las justas llega a huevera. Este acto de contrición con la izquierda es como latiguear a un caballo moribundo, el cual no tiene forma de defensa; qué fácil se hace escupir sobre Silvio Rodríguez o sobre “Del Pueblo, Del Barrio” que al menos cacarea lo suyo y no se ha vendido a Saga Falabella o a Totus o a esas disqueras coprófagas. Qué fácil es machetear al Che Guevara o al viejo Fidel, cadáveres de una época que nunca existió, tan sólo nos quedan las flatulencia de la crisis de los cohetes a quien un furibundo y obeso poeta dijo que lo había inspirado.
Por otro lado, nunca he sido de izquierda –al menos no de esta izquierda que se trata aquí- pero me caen mal los que saltan felices frente al avance de ese “monstruo mecánico” que llaman Estados Unidos –o debo decir el grupo de los siete o los G-3, o qué se yo-. Me sorprende siempre encontrar comentarios –al parecer- de militares o de una seudoespeciación de policías que encima de dar vivas a las “gloriosas” FFAA peruanas (que nunca le han ganado a nadie, y si derrotaron a SL fue porque el cachetón se tiró para atrás ante la comodidad y la cama matrimonial que le brindaba Montesinos) muestra una ignorancia supina a punta de rebuznos y roznidos.

Anónimo dijo...

Puedes censurarme, pero te quiero decir que te odio.

rolando dijo...

y la izquierda doctorada de los peruanos profes de EE UU, esa que está en el intermezzo entre la apología y la ingenuidad con nota a pie, por qué no hablas de ella? la tan insulsa o tan perniciosa como para comparar a edith lagos con sarita colonia, dónde la pones? o temes chocar con tus coleguitas que viven en las entrañas del monstruo?

Tibor dijo...

¿Y qué necesidad tienes de llamarte de izquierda? Deberías abandonar de una buena vez esos prejuicios.

Anónimo dijo...

Tanto rollo para decir que eres de derecha. Bueno, se vería bien feo que te reclames de izquierda y formes parte del american way of live. En todo caso saludo tu coherencia.
La izquierda ha muerto? Si asumimos la definición que se inició con la revolución francesa mientras existan desigualdades impuestas ese espacio tendrá que existir. Seguramente los que se benefician con esa desigualdad sueñan con la desaparición de la utopía izquierdista pero mira America Latina, en su gran mayoría no sigue los dictados imperiales. En el Perú debes ver lo que significó esa deformación monstruosa llamada sendero luminoso. Pero mucho me temo que la derecha no podrá dormir tranquila.

Anónimo dijo...

y para que m quisiera ser uno de izquierda??
la izquierda en el peru solo sabe tirar piedras , hacer huelgas , tomas de locales, rajar del presidente, rajar de la oligarquia y la burguesia, osea el mismo floro de hace 200 años, que no lo han cambiado en lo mas minimo.

la izquierda evrdadera es la SOCIALDEMOCRACIA, y alan garcia es un representante de la izquierda moderna.

salud por eso

y aplaudo al estado por su iniciativa de encerrar a todos esos jovenzuelos chavistaz comunistas tirapiedra tomalocal, jodehuelgatodoeldia, que dizque ahora se llaman ''poetas'' y que los metan a la carcel a toditos, y ojala pronto aprueben la ley de pena de muerte a terroristas comunistas

pedro

Anónimo dijo...

RODOLFO IBARRA; ¿osea que para aplaudir o estar de acuerdo con la labor de las FFAA y con la manera como acabaron con el terrorismo salvaje de SL y su lider el psicopata asesino e ignorante ABIMAEL GUZMAN --que tu cariñosamente llamas ''el cacheton''( y a quien lo acusas ademas de traidor a la causa o algo asi y que por eso perdio la guerra) motivo que creo suficiente para iniciarte una investigacion judicial seria-- uno tiene que ser policia o militar??

yo no soy ni policia ni milico soy un libre pensador de 27 años Y APLAUDO CON MAYUSCULAS A TODOS LOS MILITARES Y POLICIAS QUE ACABARON CON LOS TERRORISTAS DOGMATICOS COMUNISTAS que amenzaban con jodernos la vida a los librepensantes del pais, pobres o ricos lo que sea, por que por teoria de linea de pobreza pertenezco a la clase pobre.

sacate la careta, de una vez.

Nando dijo...

querido gustavo, acabo de leer tu post, y me he encontrado con un montón de preguntas legítimas, muchas de las cuales me he hecho yo mismo varias veces. te preguntas si vale la pena que te reivinidques de izquierda basándote en identificaciones circunscritas a un universo bastante definido: la izquierda peruana actual. concuerdo contigo en varios de tus apreciaciones y tus diagnósticos. por ejemplo, me basta con leer a fidel castro y al che guevara para saber que no son ellos quienes me van a guiar ideológicamente: su discurso es autoritario, por decir lo menos. me basta con prestarle un poco de atención a las noticias para querer desmarcarme de chávez, de correa y de evo (aunque lo suyo es más complicado, pero igual está jodido con ese padrino). tampoco me gustaron nunca las manifestaciones públicas de izquierdismo. las de derecha tampoco. el problema es que para evaluar a la izquierda tenemos que tomar en consideración que esa posición supone una crítica al status quo y una voluntad de transformarlo. y eso queda mal con la perpetuación de maneras de hacer que se condenan (el autoritarismo, la represión, la persecución de los opositores, incluso el genocidio). de la derecha yo espero todo eso porque la defensa del establishment, que favorece a los pocos de siempre, utilizará siempre la violencia que tiene a su disposición. pero los que dicen que luchan por un cambio también? y eso encima queda mal con toda la retórica trovera.

qué queda entonces, en un país como el perú? yo nunca he militado en ningún partido político. he cometido errores, por desinformación e inexperiencia (considero haber votado por vargas llosa uno de ellos). pecados también: haber trabajado en el congreso de martha hildebrandt creo que es el único (si es que trabajar, en un puesto subalterno, como corrector de textos, puede ser considerado un pecado. y sin embargo no me arrepiento, porque estando allí viví de muy cerca hechos alucinantes, y después de la caída de fujimori trabajé con ferrero un año más, y tuve más alucinaciones). así se fue formando mi posición política, tratando de no sucumbir a presiones de ningún tipo. y aunque estoy de acuerdo contigo, me considero de izquierda, y es una filiación importante para mí. es personal, no es ni será partidaria. por qué lo hago? porque estoy profundamente convencido de la injusticia del estado de cosas. y porque creo en un tipo de justicia basada en la razón y la compasión, que no le deba nada a la religión, sino todo a nosotros, seres humanos capaces de alcanzar la justicia por nuestros propios medios. suena imposible? sí. debo por eso dejar de creerlo? no, porque es lo que creo. si adaptara mis creencias a la realidad, entonces me envilecería. es muy probable que mis acciones no sean siempre consecuentes con mis ideas, pero aunque sea tengo ideas frente a las cuales evaluarme.

y qué con la izquierda peruana? pues el diagnóstico que haces es agudo. las causas son complejas y merecerían el inicio de una conversación más larga. lo único que puedo decirte ahora es que, por un lado, no es tan malo estar solo. por el otro, yo lo que sé es que no puedo ser de derecha porque no tengo intereses que defender--ni dinero ni posición--ni de centro, porque siempre me ha parecido un eufemismo. y que el pensamiento siempre es una militancia. y la crítica consecuente y consistente siempre será (para mí) el desvelamiento de las condiciones que provocan la injusticia y la dominación. y en mi libro, chávez, fidel, el che y demás, son de derecha, extrema y disléxica.

RODOLFO YBARRA dijo...

Anónimo de las 11:54 pm. de seguro que no eres policía, porque para eso tendrías que haber respondido un psicotécnico de bajo rango, que -me temo mucho- excede tu capacidad y tu resistencia neuronal. El mote cariñoso "cachetón" lo puso la misma policía que defiendes con ese patrioterismo histérico . Entiendo que te caen bien los asesinos y psicópatas que a punta de la "tierra arrasada" del gaucho Cisneros acabaron con la otra peste que me quieres imputar. Sácate la careta tú que ni siquiera eres capaz de poner tu nombre, e inicia tu juicio nomás. No me asustan los cobardes y menos si usan aplausómetro "en mayúscula".

Lucio Suárez dijo...

Lamentable el comentario del anónimo.Eel del lunes, abril 14, 2008 11:54:00. Ese talante de informante policial, suele propiciar el desangrado que después hay que ocultar, negar, escamotear, como ahora lo hacen Rivas, Pérez Documet, etc.
De otro lado, Gustavo, no es necesario angustiarse por la izquierda,, o las izquierdas. Hay que sí, angustiarse y con carácter de urgencia, or el curso que ha tomado la modernidad occidental. Tres cosas que, muy probablemente, las izquierdas no lo tengan en agenda como prioridad:
1. El modelo productivo moderno, que lo comparten todos, desde China hasta El Silicon Valley, es en perrspectiva, autodestructivo.
2. La inevitable automatización de la vida y la producción moderna, hace prescindible la actividad humana. Ya no serviremos siquiera como masas explotables. No tenemos lugar en los escenarios próximos de la historia.
3. Lo más grave. La intrínseca contradicción entre las espectativas que promueve la vida moderna y las escasas posibilidades de realización efectiva, está generando un agotamiento vital. El sentido de la vida, se diluye. Ya ni los narcóticos bastan para darle color a la vida.
El problema, creo, ya no es de sistemas económicos o políticos., sino, civilizatorios.

Galileo dijo...

Acaba de salir un nuevo blog: Vade Retro.

Este nuevo blog, Vade Retro, busca ser un espacio de memoria y política terrenal y celestial. Algo así como un espacio para recordar y discutir sobre el pasado, el presente y el futuro haciéndoles la guerra (con ellos no hay amor) a los fachos, neoliberales, neocons y neoconchesus.

Visítanos en http://vaderetro666.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Excelente autocrítica, sobretodo cuando en el mundo entero las izquierdas tienen las mismas derrotas. Solo mirar a Italia en donde la Izquierda ( toda) ha sido sacada de escena.
Preocupante porque la izquierda a nivel mundial no ha sabido adecuarse a la nueva situación mundial en donde el modelo del socialismo real fracasó.

Anónimo dijo...

Oye Gustavo,tú estás acaparando la buena fisiología neuronal de los adictos bloggers (el hecho de que de vez en vez un oligofrénico rebuzne no atenta en nada contra esta regla).Te mereces una felicitación por esta involuntaria calidad.Tu lúcido post en esta ocasión dice verdades que duelen pero que,como dice Perogrullo,no son mentiras.Eso sí, tu corazoncito te hace por momentos ponerte lanza en ristre pero VALE. Un abrazo para ti y otro para tus contrapartes, salvo para el "cop" de corazón partío.
R.B.

Javier dijo...

¿Qué mecanismos existen para sostener un cambio? Si derechas e izquierdas finalmente hacen lo mismo. Utilizan los mismos métodos ¿Qué camino tomar? Es a caso necesario ser de derecha o izquierda ¿Tener conciencia política significa inevitablemente identificarse con algún partido? Es posible tal como se dan las cosas ser un apolítico, un apostata y tener derecho a opinión. ¿Qué significa reclamar derechos para todos, justicia social, igualdad, dignidad? Y criticar a Fidel o Chavez en Latinoamérica. La mismas preguntas cada cierto tiempo, la misma indignación cuando ves los noticieros. La misma vaina cuando lees algperíodico o blog, o revista o cualquier etcétera.

Anónimo dijo...

Por siaca para Galileo y sin esperar mucho que tú lo aceptes,el siguiente comment lo envié a su dirección.Si lo censuran,que se vayan a joder al cachúo que los engendró:
"Por supuesto que NO LO DIJO. Si él creyera aquello de que injustamente y con deliberación o imbecilidad (una de las dos, según el bando que lo pregone) lo acusan, no habría sido tan imbécil de decirlo en público. El aludía a LA COORDINADORA DE DERECHOS HUMANOS, una riquísima veta de dólares en que un puñado de "bon vivants" con dinero ajeno, verdaderos conchesus, que te miran por encima del hombro y que no tienen una verga de verdaderos izquierdistas. Y que, la codicia no tiene límites, si es que pueden se zamparán al poder de la política, en que, nadie lo dude, practicarían el nepotismo más desvergonzado y préstame esa chucha, prima, si quieres el puesto. Unas ratas hipócritas y elegantes."
R. BARTHES

Anónimo dijo...

TENGO LA IMPRESIÓN DE QUE TANTO ROCIO SILVA COMO FERNANDO VELAZQUEZ Y MUCHOS OTROS EN SU MISMA SITUACIÓN SE LLAMAN IZQUIERDISTAS POR PURA MELANCOLÍA, POR PERSEVERANCIA. COMO SI SER DE IZQUIERDA FUERA UNA COSA ÍNTIMA, PERSONAL, CUANDO SER DE IZQUIERDA SIGNIFICA ESTAR CON EL PUEBLO, LUCHAR CON EL PUEBLO, NO SER EXCLUSIONISTA NI RACISTA NI PRETENDERSE LA DIVA DE LA PROGRE PEUANA...

SI LO MEDIMOS POR LA PRACTICA Y NO POR EL FUERO INTERNO DE CADA UNO (NADA MÁS SUBJETIVO QUE ESO), EN REALIDAD MUY POCOS PERUANOS PUEDEN LLAMARSE DE IZQUIERDA, ASÍ COMO MUY POCOS PERUANOS PUEDEN LLAMARSE CATÓLICOS SI NO NOS GUÍAMOS POR SU ASISTENCIA A BAILONGOS POR BAUTIZOS, PRIMERA COMUNIÓN O MATRIMONIO. CREO QUE TODAS ESTAS POSICIONES, IZQUIERDA, CATOLICISMO, TIENEN QUE VER CON LA PRÁCTICA CONCRETA, Y EN ESO YO JAMÁS HE VISTO A ROCIÓ SILVA MARCHANDO PERO SÍ QUE SE LE VE EN MUCHOS VERNISAGES Y PRESENTACIONES DE LIBROS DE SU CERRADO CÍRCULO DE AMISTADES INTELECTUALES Y NICE.

Anónimo dijo...

Gustavo:
puedo coincidir en muchas (la gran mayoria tal vez) de las cosas que dices, pero lamentablemente al final tu critica parece mas un intento de descalificar de manera absoluta a lo que llamas izquierda. Ejemplo: ¿que tiene de malo ser de izquierda en una ONG ambientalista o de DDHH? ¿Que de lamentable ves en eso?
Ahi cometes el mismo error que este gobierno, de no entender la importancia de las ONG como mecanismo supletorio del Estado en muchos casos, y como mecanismo de defensa contra el Estado en otros.
Y esto te lo digo como liberal que soy.
Por otro lado, en otro post niegas que exista algun tipo de macartismo en el Peru, pero yo si lo veo a cada momento. El anonimo de las 11:54, por ejemplo, dice que simpatizar con Sendero es motivo suficiente para que a uno lo procesen judicialmente. Y no es el unico que cree eso (alguien que no lea tus ultimos post sobre el caso de Melissa Patiño podria pensar que tu piensas igual). La policia, la fiscalia y los jueces creen que tener cierta cercania con un movimiento que tiene cercania con otro movimiento que simpatiza con terroristas, es suficiente para meter preso a un grupo de personas (y para barajarla se inventan -sin prueba alguna- un supuesto plan para atentar contra las cumbres de la APEC).
Ojo: el caso de Melissa Patiño ha saltado unicamente porque ella ni siquiera es de izquierda, pero ¿es menos inocente una persona que sea de izquierda, por muy radical que sea esa izquierda?
Aclaro, aunque eso no deberia tener importancia, que no soy de izquierda, soy liberal (aunque mas en lo social que en lo economico, debo reconocer), y por lo mismo no puedo dejar de denunciar este clima de paranoia o intolerancia con cualquier movimiento de tendencia izquierdista.
A Rodolfo Ybarra: ¿por que cada vez que alguien critica a Chavez, Fidel, Evo, etc., se le acusa inmediatamente de ser pro yanqui, macartista o reaccionario?

El Chato Heston dijo...

Si vas a seguir una ideología pensando en quienes se adhieren a ella, empezaste mal. Es un absurdo, como lo sería que alguien te replique que en la derecha estan Dick Cheney, George W., Rafael Rey o Cipriani. Y que te pidan enumerar los crímenes de Pinochet o Franco.

Este post está plagado de prejuicios: una cosa es ser izquierdista y otra muy distinta es ser posero. De seguro que hay quienes son ambos, pero eso no tiene que descalificar en sí una postura que, por si acaso, no profeso.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

En la última intervención hay una confusión interesante: se llama a la izquierda, primero, "ideología", y luego "postura". Yo tengo claro que la izquierda no es una ideología, sino, en el mejor de los casos, un espectro de ideologías con ciertos puntos comunes. "Postura", sin embargo, es, creo, lo que se encuentra con más frecuencia en las izquierdas peruanas: la noción sumamente borrosa y sumamente abstracta que algunos desde hace pocos años quieren resumir con la palabra "antisistema". Mi problema es que "antisistema" es un término relativo y pasajero, y que con igual facilidad se la ha aplicado a un nacionalista de fintas fascistoides como Ollanta Humala que a un indigenista autoritario como Evo Morales.

RODOLFO YBARRA dijo...

1.-Anónimo 1:37 pm: No sé exactamente por qué se le aplica esos clisés, imagino que son cuestiones que tienen que ver con el estímulo-respuesta, una autoaprehendida forma de defensa, un mecanismo antiteorizante, una forma de eludir la realidad, etc. La asociación de ideas, por cierto, no siempre es gratuita; es decir, si un estado persigue las ideologías “legales”, encierra ciudadanos por tonterías, manda abalear a campesinos, manda a despedir a opositores (lo poco que conocemos nos apunta al inefable Hildebrandt, al mapamundi de Giacosa, la retirada de los talleres de los penales Rocío Silva, etc) lo poco que podemos decir es que sea o que tenga un tufo macartista o fascistoide, etc. Por lo demás, no me parece importante este tipo de reacciones porque -como en la física- la posición derechista y contraria es idéntica, con la única cláusula de que puede meter preso a quien le parece “peligroso” por decir lo que piensa (y no me estoy refiriendo a ese "héroe del Cenepa" de arriba). A propósito de esto, me estoy dando cuenta que el general electric Octavio Salazar está buscando como loco a “terroristas” en las páginas web y en los blogs, en vez de dedicarse a meter presos a esos bastardos que le roban al pueblo sus plusvalías o que se construyen casas para sus entornos cercanos, o siquiera poner orden en el Callao donde las pandillas de la calle Loreto se matan hasta con granadas de guerra. Ya vemos que la policía patriótica y pretoriana solo defiende a una burguesía hedionda a la cual sirve y son valientes para desalojar a verduleros y paperos como en el mercado de Santa Anita o para hacer cumplir las ordenanzas de algún juez corrupto, o para robarles a los taxistas o los paqueteros en las esquinas, pero tiemblan ante la realidad –y como los mercenarios- solo le preocupa que le paguen bien y que le aseguren su futuro.


2.-En cuanto a mi versión de los iconos latinoamericanos de la izquierda, solo tengo que decir -después de una reflexión que me podría llevar a épocas antediluvianas- lo siguiente:
el dinosaurio Fidel no sobrevivirá la glaciación, su estómago ha sido perforado por los ácidos del capitalismo. El “diente de sable” Chávez –de digestión incompleta- fagocitará a los pequeños dinoterios despetrolados. Evo, Gryposaurus monumentesis, recientemente descubierto, o sea un herbívoro, que se alimenta de las excrecencias del segundo, esperará lo suyo. Y mientras tanto las izquierdas -esos partiduchos que -como San Martín de Porras- alguna vez arrejuntó el despedrado Barrantes- seguirán debatiéndose en ese uno por ciento que no sabe para donde mirar y están solos confundidos como el cuy de las tómbolas mirando a qué hueco meterse, ya sean las testaférricas onegés, o al partido de los ollanteros, o a algún periodicucho desde donde sea fácil y seguro aventar algunas piedras o -quizás- en algún blogsito con algún seudónimo para dar vivas –sin problemas- al viejo Marx, al Lenin mal pintado por Diego de Rivera y que destruyó la Rockefeller.
Como dije arriba hablar de las izquierdas es como latiguear un equino moribundo, sobre todo si este está pidiendo a gritos el tiro de gracia.

Nando dijo...

al anónimo de la 1pm le pregunto: melancolía de qué? lo de la perseverancia lo entiendo, en tanto uno persevera en sostener sus principios. yo lo hago porque creo que son correctos.

"ser de izquierda" o "izquierdista" son modos de decir que me incomodan bastante. uno no "es" de un sitio, sino que está ahí, y desde ahí se mueve, cambia de posición, avanza o retrocede. piensa, en vez de repetir lemas. o debería.

optar por una posición de izquierda es una opción personal, pero no exclusivamente. está influenciada por eso que antes llamaban opción de clase. que ahora no le digan así, no quita que las clases sigan existiendo y que la lucha de clases siga sucediendo. el pueblo? qué es el pueblo? a estas alturas, deberíamos estar reconsiderando seriamente ese concepto, pero ese es otro tema.

en general, lo que me alucina del tono es que no sé de dónde, de repente, aparecen las condiciones que parece que yo y/o rocío silva santisteban (???) no cumpliríamos.

a esta persona habría que explicarle tal vez que
el "fuero interno" y la "práctica" están íntimamente relacionadas y dependen una de la otra. en fin, el ataque a rocío, no buscado y además inmerecido, es muestra de la intolerancia que caracteriza estos debates. qué tal si en vez de ponernos en plan de acusadores intolerantes y de jueces de todo el mundo, nos ponemos a pensar un poco? creo que todos podemos, pero no todos queremos. si no, no diríamos cosas como que izquierda y derecha son lo mismo. ni reduciríamos las posiciones políticas, ni la política, a los partidos.

Giuliano dijo...

Al dueño de este blog:

Comentarios como del borderline que se dice pobre (11:48 y 11:54), reclama cárcel para los comunistas y elogia al delincuente García llamándole "izquierdista moderno", no merecerían difusión por este medio. No pido censura, simplemente resulta tan asqueroso y sintomático (sea o no sea tombo o plónso quien escribió ese mensaje)acerca del pensamiento bestia, que publicarlo desmerece la calidad de otros mensajes.

Rodolfo: la huevera frita es deliciosa.

Giuliano Vecco

Anónimo dijo...

"Creación heroica del pueblo..."

¿Como se hace izquierda...?

Dejando de decir tanta cháchara y haciendo lo que decía Mariátegui, José Carlos, el "Amauta, y no la andanada mugrienta de "Aldito el mermelero", como al parecer algunos "entienden" que consiste la crítica "constructiva" y el trabajo "progre" en favor del pueblo, según leo con frecuencia en reflexiones y vademécum

¿Creación heroica del pueblo...?

¿Y cómo se come eso...?

Muy simple: descubriendo la "realidad social" que no ese cuadro amarillento, anquilosado, apolillado, vacuo, "realidad" que maneja la dirigencia clásica, los líderes académicos, y a viva voz repiten los tontos que le hacen caso a estos, pero, para no ser acusados de fanáticos, a pie juntillas siguen a "otros" pensadores, como a Aldito, por ejemplo, que pretende, lo dice a diario en su columna, que las masas desocupadas, subempleadas, paupérrimas de los pueblos muertos de hambre, de los quintos infiernos y los muladares de la costa, sierra y selva, se inscriban religiosamente en los cenáculos partidistas "revolucionarios" de los balnearios limeños, para que en las próximas elecciones este mar humano, consciente de la dinámica nacional, vote disciplinadamente por candidatos que olímpicamente desconocen.

Y después se pican cuando uno se chispotea…

Fausto

Anónimo dijo...

giulanio vecco, ( que nombre para mas ridiculo, si me permiten el comentario, donde trabajas en una pizzeria de ? anuncio para faveron, si quiere señor sensure esta parte del comentario pero no el resto)te crees muy rebelde o intelectual por llamar delincuente al presidente garcia?? solo eres un clon del resto de revoltosos impensantes del peru, que lamentablemebte son mayoria.

quieres que se sensuren a todos los que estamos de acuerdo con este gobierno, con el estado de derechoy la democracia??
quieres que solo se publiquen comentarios de ''tontos utiles'' de los movimientos ignorante-radicales como el senderismo o el humalismo de gente como tu o rodolfo ibarra??

viva el estado de derecho , y la social democracia, izquierdismo moderno del gobierno aprista actual.

vivan los libre pensadores que no tienen el cerebro carcomido por la ideologia de folleto que los hacen repetir como ovejas: el presidente es un delincuente, el capitalismo es malo, los poetas son inocentes, tal y cual es un genocida, y nunca apuntan su dedo acusador contra los verdadderos salvajes terroristas comunistas por cuya culpa estamos en el desarrollo en toda latinoamerixca

paolo

Anónimo dijo...

SEGUIR A MARIATEGUI?? NO POR FAVOR MARIATEGUI ERA UN COMUNISTA DOGMATICO IMPOSITIVO, ES DECIR FACISTOIDE, no tengo ningun respeto por mariategui.

Lo unico bueno que escribio fue su novela SOBRE EL PROFESOR CANELA.

Anónimo dijo...

Para el tal Paolo de las 7 y 16 p.m. primero señor, aprenda a escribir: CENSURA es con C, no con S, luego aprenda a armar bien las pocas ideas que le han impostado en el cerebro de chimpancé y finalmente, aumente su roce social, tal parece que para usted en el Perú sólo los sánchez o apazas (con todo respeto) pueden tener ideas contrarias a lo establecido; después de inscribirse nuevamente en el colegio (mas que sea un no escolarizado nocturno) tal vez puedas atreverse a retrucar las IDEAS y no LOS NOMBRES de las personas que no "le simpatizan".

Coincido con Giuliano Vecco, García es UN DELINCUENTE (lo dice LA LEY que con tanta pasión usted defiende, no lo dice Vecco ni lo afirmo yo, lea señor, lea, infórmese), la sarta de ministros y burócratas que lo rodean son incompetentes, traidores a la patria y corruptos, sus congresistas son ignorantes fanatizados y la socialdemocracia es un invento del izquierdismo europeo, ese que murió antes que caiga el Muro y que ahora se lava las manos cual pilatos con las oenegés tercermundistas.

Alexa Patrón Fernández

Anónimo dijo...

Por un momento pensé que estaba en otro blog. Es que es raro que frecuenten este espacio personas que no saben combatir con ideas sino únicamente con insultos. Creen -como César Hildebrant- que las discusiones las gana no el que expone con mayor solvencia sus argumentos, si no el que insulta mejor.
Ahora entiendo más eso de filtrar los comentarios: al menos para mí es una pérdida de tiempo leer insulto tras insulto y de ideas cero...

Anónimo dijo...

alexa patron, si pues, me hueveé con lo de ''censura'' con S, fue un lapsus que a cualquiera le pasa, o tu que te crees? la mujer perfecta?.

Ustedes los tontos utiles de sendero que se creen muy inteligentes por criticar al sistema y a todo y a todos, son realmente mentes pequeñitas.

osea te quieres traer abajo el sistema democratico, el estado de derecho, diciendo que GARCIA ES UN delincuente, pero para criticarlo te basas en una supuesta ''ley'' que ustedes los anti-sistema califican de ''bruguesa y oligarca'' ustedes tienen una mermelada en la cabeza.

Anónimo dijo...

alguien ha notado lo feo y pretencioso que escribe rodolfo wikibarra????

Anónimo dijo...

"lo feo y pretencioso", puajj, eres el mismo soplón Paolo...

El Tukuyrikuy

Anónimo dijo...

¿que significa ser soplon? Entiendo que el soplon es el que delata a unos delincuentes, ¿o no?