8.5.08

Egos

¿Quién es el poeta peruano más pedante?

Recuerdo, entre las páginas iniciales de las memorias de Giambattista Vico, un párrafo en que describe un mal golpe que recibió de niño en la cabeza y que, sugiere el filósofo, fue la causa original de su genio exorbitante.

La afirmación, que sorprende a quienes ven el pudor de la modestia como una virtud capital, sería acaso menos inesperada que en la autobiografía de filósofo, en las memorias de un poeta: muchos en el oficio (que no consideran oficio sino estatuto semidivino) viven convencidos de su natural superioridad en comparación con el ser humano común y corriente.

¿Cuántas cosas hay en el mundo más grande que el ego de ciertos poetas? Hay más de una, claro, pero contadas con los dedos. En su blog epónimo, Robert Jara se hace una pregunta relacionada con el asunto, aunque limitada al caso nacional: ¿quién es el poeta peruano más pedante? Los invito a dejar sus respuestas en el blog de Jara, a ver si por fin definimos esa pregunta que a tantos inquieta.

Acaso descubramos la verdad entre todos: como decía también Giambattista Vico, "hasta la verdad misma es una construcción".

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Luego de haber escuchado el mismo chiste cuarenta veces, haber soportado recomendaciones de La Vaca y Quièn se ha llevado mi queso, o ver gente comparando faros de automòviles, ¿a quièn no se le ha atorado un "¡Plebeyos!" en la garganta?

Carlos Molina dijo...

Pues Martín Adán debe ser el más pedante de los que se tiene noticia. Tan pedante que se recluyó voluntariamente en el Larco Herrera. ¿Cabe pedantería más grande que ser poeta y recluirse VOLUNTARIAMENTE en un manicomio?

Otro pude ser el autor de "Panóplia lírica" (no me acuerdo del nombre). Una vez hojeé un librito de crítica maledicente y solo con lo que le decía a Clemente Palma (a quien acusaba de "zambo" e "hijito de papá"). Extraordinaria lengua viperina que ya quisieran tener los blogueros de hogaño.

Anónimo dijo...

tocayo, el de Panoplia Lírica era Alberto Hidalgo.

Carlos vs.

Anónimo dijo...

Leo Zelada. vean su blog nomás

Anónimo dijo...

Voto por Faverón como el crítico más pedante. Es el Chocano de la crítica.

Anónimo dijo...

Si se trata de necrofilia,amigo Carlos Molina,no habría que olvidar a Chocano,pero no es este el asunto.Y es difícil responder entre los vivos a la pregunta y un atisbo de la misma que me atrevo a lanzar al aire es que la mayoría de los poetas son a la vez pedantes y humildones y también tímidos según el entorno que tengan en determinados momentos.Si les haces sentir que él es un creador de algo muy difícil de lograr (¡lo que es obviamente falso!)te jodiste ante un narciso galopante.Pero la vaina cambia en otras circunstancias.Quizás un método para poder hallar algo objetivo al respecto podría comenzar por hacer una antiantología de poetas definitivamente malos o de medio pelo,aunque eso haga caerse de la maroma a muchos supuestamente buenos.La respuesta está sin duda allí.Pero échatela a buscar,primo,para responder a tu pregunta que eso es sólo una facilitación de la tarea pero no la respuesta.
RUMESILDO BARTHES

Anónimo dijo...

Bueno, Clemente Palma tampoco era precisamente un promotor de la igualdad entre las personas, mi estimado. Alberto Hidalgo escribió "Panoplia lírica" en 1,917.

Anónimo dijo...

Melissa Patiño.

Anónimo dijo...

antonio cisneros

tenía una antología que
parecía un long play
una pose a lo julio iglesias

y eternizando a sus hijos e hijas
en poemas regulares a malos

Anónimo dijo...

Creo que entre los egos más inflados en la generación poética de los noventas están: Miguel Ildefonso que le gusta ser invitado a las embajadas para codearse y tomar buen vino con los viejos escritores (lo he visto). También Rodolfo ybarra con ese rollo anarquista y al que todo le apesta por eso anda solo. Victor Coral que se la pasa enviando anónimos que inflan su labor literaria. El chato Rubén Quiroz que con ese premiecito en España ahora mira a todo el mundo por encima del hombro (aunque por su estatura no pueda).
OAX-4Y

Anónimo dijo...

El caso de Coral es el de una pedantería patética. En su blog se la da de muy culto y exquisito, pero por descuidado se le ve el fustán de su ignorancia. Se equivoca al hablar del Cid, se equivoca al hablar de Borges, se quivoca al hablar de Grossman y hasta se equivoca al mencionar al húngaro "Sterhazy" (quizá sea Peter Esterhazy).

Pero su pedantería da para más. Cuando se da cuenta de que Faverón o Thays ponen al descubierto sus errores, no se da por aludido o busca alguna excusa tonta para justificarse. Es decir, pedante cuando se las da que sabe mucho; pedante cuando se las da de superior incluso a los que le corrigen la plana.

¿Puede haber un ego más inflamado? ¿Y puede haber, además, una pendantería más descarrilada e inocua? Pobre Coral, no sé por qué lo fastidian tanto.

sombrita

Anónimo dijo...

el poeta Ibarra se rayó, ahora quiere meter preso a todo el mundo. Guarda.
G de M

Robert Jara dijo...

Apuntemos la linterna... aclaremos la lista.

Difícil creo es hacer la lista de los poetas VIVOS más pedantes; la de los muertos no resulta menos interesante, pero sí más fácil. Con los muertos, ni modo, ya no vamos a cruzarnos en alguna actividad literaria; con los vivos quizá sí, más tarde...

Anónimo dijo...

Otro antichocanista unipolar y con anteojeras, mi compadre de las 9:56AM.Lo mismo debe pensar de San Juan de la Cruz y congéneres por creer en cojudeces.Qué huevones que eran,verdad?, ni siquiera sabían hablar por teléfono.
R.B.

Anónimo dijo...

¿Por qué será que un pedante muerto no nos jode y en cambio un pedante vivo nos hincha las pelotas? Misterio.....

Duran dijo...

El problema no es tanto la pedantería, sino la creencia de que la pedantería es un requisito para ser poeta.

He visto a algunos poetas renegando de la humildad, sustentandolo nietzscheanamente. Leo Lezada entre ellos.

Lucio Suárez dijo...

Coincido con el anónimo de las 3:08 pm. de hoy viernes.
Creo que Cisneros es uno de los más incensatamente convencidos de pertenecer a otra estirpe de ser humano.
Suele ningunear a Vallejo con una fruición propia del parricida peruano.
Yo creo que la cuestión del ego, es también una cuestión de estética. Hay egos que aún inflamados, quedan bien. Otros, por contrario, resultan simplemente tóxicos. El problema de algunos poetas, sino de muchos, es que se reclaman poetas, aspiran a ello, sueñan con llegar a algo, pero, les interesa poco el lenguaje que en última instancia es comunicación. Juegan con las palabras, se deleitan con la sonoridad, el ritmo, el brillo, etc. Pero falta sangre, vida, falta fuego o por lo menos, electricidad.
Antonio, hay Antonio, nos habíamos choleado tanto.

Anónimo dijo...

El problema no es la pedanterìa, siuno la desproporciòn. Hay pedantes con talento, ingenosos, inteligentes, buenos patas, en los que la pedante`ria es un defecto menor,. Pero un pedante sin talento alguno ,e simplemtne insopòrtalble. Ahora, tambi+en estàn los pedantes que comente actops de pedanterìa extremos, sin disculpa alguna; en ese caso el pedante no es pedante sino un pat+àn, y no queda sino condenarlo al ostracismo por conchudo.

Anónimo dijo...

Fionna Apple: me gustan sus canciones, pero no soporto sus videos. ¿Por què tiene que ser tan descaradamente posera?

Anónimo dijo...

De lejos, Enrique Verástegui, el recientemente autoconsagrado Ser Divino.

batuque dijo...

Montserrat Alvarez se lleva el primer premio sin lugar a dudas.

DANTE VIRGILIO dijo...

LOS MEJORES POETAS SON LOS POETAS MUERTOS

Anónimo dijo...

felicitaciones por el millon /
no creo que leo zelada sea el poeta peruano mas pedante /
no confundir el escribir mala poesia con la pedanteria / de los vivos , luz de limbo es una muestra de pedanteria / cosa que no es malo tampoco , porque en un pais de acomplejados y sumisos , un poco de ego argentino no le hace mal a nuestra letra patria . lo que si hay y en abundancia : poetas pedantes que nadie lee / que nadie hace caso , al final lo que pesa no es el caracter sino la obra misma / uno poeta pedante sin buenos libros no trasciende , por eso se acuerdan de martin adan o chocano . yo propongo a valdelomar tambien , tremendo atorrantazo / pero de los vivos , de la casa , luz de limbo merece premio . aunque gana con poca distancia . detras de el hay varios muchachos , en el mejor sentido de la palabra , claro .

Anónimo dijo...

De lejos Arturo Corcuera, el "Chapatin de la Poesia Peruana", le gusta visitar librerias e indignarse el porque sus libros no se exihiben en las vitrinas, textos trascendentales como "La flauta Kirikiki", y luego se cobija en el fondo de cultura Economica a maletear a los poetas que le caen mal...

Anónimo dijo...

COMENTARIO CENSURADO EN "LUZ DE LIMBO"

Estimado Victor Coral,

en vez de aceptar comentarios anónimos con insultos a Gustavo Faverón, deberías aceptar con hidalguía las correcciones que se te hacen en su blog. Equivocarse es humano, persistir en el error es de necios.

Atentamente

Segundo Sombra

COMO VERAN, NO HAY NADA DENINGRANTE EN ESTE COMENTARIO, PERO VICTOR CORAL NO LO ACEPTO Y EN CAMBIO SI ACEPTO UN COMENTARIO DENIGRANTE MAS ENVIADO INMEDIATAMENTE DESPUES DEL MIO.

Anónimo dijo...

Hola:
Decir, ¿Quién es el poeta más pedante del Perú? En primer lugar es aceptar que fulano de tal es poeta, que tiene originalidad, calidad literaria y sobre todo que es leído. En segundo lugar, talvez se esté confundiendo el término pedantería con vanidad y autobombo, lo cual en mi entender pedantería se equipara más a soberbia y malgenio, malcriadez y maltrato a los demás. Porque sí, hay quiénes, que están inmersos en el campo literario con cierta experiencia se dan el lujo de ningunear a los demás, sobre todo a los más jóvenes.
Bueno. Y si nos referimos a personas vanidosas y pedantes, soberbias y todo lo demás que están dentro de la literatura, yo coincido con quienes han nombrado a Leo Zelada, sólo que con una abstención: Para mí, él no es poeta, lo cual es peor dada su vanidad y soberbia y los autobombos que se adiciona. Por lo tanto, Leo Zelada es simplemente un hombre vanidoso y pedante, más no un poeta. Díganme, ¿en qué gran Antología aparece? En ninguna, Excepto en las que él edita y que por cierto reúne a escritores más por los dólares que le pagan. Y hay otro pedante más, que yo conozco, Jorge Castillo Fan, cuyas aventuras no literarias sino de vividor lo conoce todo Pachacutec en Ventanilla.
Ellos no viven para la literatura, sino son vividores de la literatura, hasta tal punto que se prostituyen y prostituyen el Arte.
En cambio, hay otras personas que sí tienen calidad literaria en sus textos, y que a su vez sí son poetas, como es el ejemplo de Antonio Cisneros y los otros nombrados. Por lo tanto, en algo sus trabajos justificarán su pedantería. Salvando las distancias, Vallejo mismo, cuentan que era un hombre Soberbio y vanidoso; él era consciente de su Genio. Sino leamos el encuentro con Abraham Valdelomar, otro pedante y vanidoso. En fin.
Ahora en cuanto a escritores liberteños, personalmente opino que uno de los mayores vanidosos y pedantes es el tal Juan Félix Cortés, que hasta tiene la osadía de tener una casa museo con su propio nombre y que en su revista que publica: LO QUE IMPORTA ES EL HOMBRE, además de lo plagada de propaganda y lo ínfima en páginas como para ser una revista internacional, sólo publica artículos en donde él es el homenajeado, nadie más, ni que decir de los autobombos. Y en el colmo de la gracia, el pobre que por cierto escribe regular, está pensando publicar sus obras completas en 12 tomos, da risa, porque ni siquiera Vallejo pensaba en eso.
Otro autor, creo yo, es Alejandro Benavides Roldán de Papel de Viento Editores, que figúrense en una plaqueta que publica, él mismo con mucho estómago dice que es un poeta de talla universal sólo comparable a Whitman, Neruda, Vallejo, Shakespeare, Cervantes y otros grandes. Acaso, ¿eso no es vanidad?
Tengo otros candidatos que en otra ocasión citaré.
Perdonen, si se trata de soberbia y pedantería, he hablado con la verdad y sin medias tintas.

Anónimo dijo...

uno de los poetas pedantes es Carlos Garrido Chalén, que se hace llamar Patrimonio vivo de la Humanidad, gracias al compadrazgo de un amigo suyo exalcalde de tumbes. y que este año a convencido a un grupo literario boliviano para que lo postulen al Premio Cervantes.
Y me atrevo a citar a uno más, al señor Pepe Vargas, el presidente y dueño vitalicio de la Casa del Poeta peruano. jajajaja

Anónimo dijo...

Yrigoyen, de hecho. Una vez dijo, después de que su libro había salido, de que no había innovación en la poesía peruana. Se debe leer de esas declaraciones, que su libro, un mes de salido para el lector de a pie, renovaba. Recuerden que, además, mandó al cementerio a cerca de diez poetas entonces vivos, como eielson...