20.5.08

Top 10: mundos alternos

Mis universos imaginarios favoritos

Toda obra literaria es la invención de un mundo alterno, pero algunas lo son más que otras, o, al menos, lo son de maneras más específicas. En ciertos casos, pretenden literalmente la creación de un universo regido por unas leyes propias, escenario de la imaginación que reemplaza al mundo tal como lo conocemos, aunque de manera esquiva quiera reflejarlo o comentarlo. Mi lista está hecha de ese tipo de ficciones.

1.
La República, de Platón. La primera utopía, anterior por muchos siglos a la acuñación del término, es este largo tratado filosófico que, a través de la forma del diálogo, intenta delinear los pesares de los estados corruptos y las virtudes de las naciones física y metafísicamente victoriosas. Platón como autor y Sócrates como cicerone: ¿qué más se puede pedir?

2.
Utopía, de Thomas More. Otro tratado filosófico, bajo la forma de una narración. More propone un universo alterno del que ambiguamente se abstiene de opinar, dejándonos sólo con su invitación final a la reflexión: del reino de Utopía, dice More al final, hay cosas que no se deben imitar pero también otras que debería ser justo seguir.

3.
La nueva Atlántida, de Francis Bacon. Con bastante más vocación novelesca que la obra de More, a la que alude e, implícitamente, incluso cita, el texto de Bacon es uno de los cimientos de la ciencia ficción, debido al interés de su autor de mostrar a sus lectores las numerosas virtudes que se deribarían de la aplicación social de las ciencias naturales y del método experimental.

4.
La ciudad del sol, de Tommaso Campanella. Con el impulso novelesco de Bacon y la finalidad moral de More, Campanella compone una civilización teocrática, pacifista, de afán comunitario y complejidades éticas como la que le hace proponer un mundo en el que objetos los materiales, los niños y las mujeres fueran una suerte de fondo común y compartido.

5.
El otro mundo: los estados e imperios de la luna y del sol, de Savinien Cyrano de Bergerac. Yo solía creer que Cyrano era un personaje ficticio hasta que leí estos dos pequeños volúmenes suyos, en los que no sólo se narran viajes a la luna y al sol, sino los muchos encuentros con sus habitantes: se trata, como era costumbre en la época, de una indirecta sátira de los males de las sociedades contemporáneas del autor.

6.
Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift. Otra sátira social y sobre todo política, que el tiempo y los frecuentes tijeretazos de decenas de editores incescrupulosos ha transformado, irónicamente, en una ficción para niños. La imaginación de Swift no sólo construye un mundo alternativo, sino media docena de ellos, cada cual más inesperado que el otro y cada uno más imbuido con la semilla polémica del autor.

7.
1984, de George Orwell. La ciencia ficción y la novela política se encuentran cara a cara, en sus mejores facetas, en esta novela de Orwell que los fascismos de izquierda y de derecha han transformado en una referencia inevitable. Es sabido que el 1984 de Orwell aludía al año 1948, y es sabido también que el imaginario de la novela ha pasado a ser moneda corriente en la imaginación del autoritarismo contemporáneo.

8.
La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares. Las islas (Utopía, la nueva Atlántida, las ínsulas de Swift, la ciudad del sol) son escenario favorito de la ficción utópica y también de esta ficción argentina en la que el mundo y sus habitantes se vuelven proyección imaginaria y hasta los sentidos y las sensaciones parecen adquirir la transparencia del holograma y el simulacro.

9.
Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Macondo, descrito en esta novela y en varias otras ficciones del autor colombiano, es una pequeña ciudad colombiana, inspirada, como Comala, Santa María o Yoknapatawpha, en un lugar real, pero la singularidad mágico-realista que informa la lógica de su mundo le permite distinguirse tan consistentemente del mundo cotidiano como para integrar esta lista hecha de universos irreales.

10.
París, de Mario Levrero. Si algo está claro acerca de este París de Levrero, es que no queda en Francia ni en ningún otro lugar del mapa conocido. La ciudad de los trenes que viajan en círculos de trecientos años de duración, de los taxis fantasmas y los hombres a quienes crecen alas de pterodáctilo es una de las creaciones más idiosincrásicas y enigmáticas de la novela latinoamericana en el siglo pasado.

Imagen: como quien le pide disculpas a Faulkner por no incluirlo, coloco aquí el mapa de Yoknapatawpha que él mismo diseñó para el volumen de sus obras reunidas.


19 comentarios:

Anónimo dijo...

qu epaso faveron? se te salio todo lo prejuicioso, y eso que te razgabas las vestiduras diciendo ''fan'' del comic.

Como no vas a incluir universos tan complejos y literariamente supremos como ''top 10'' o ''promethea'' de Alan Moore, o SIN CITY de Frank Miller por poner solo algunos ejemplos.

Ningun verdadero fanatico del comic mira este genero por encima del hombro, como al parecer lo ahces tu al omitir cualquier universo del comic en tu top ten.

saludos , no es un comentario ofensivo simplemente una opinion

Guido!!!

Coco Lucho dijo...

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Francamente, Frank Miller me aburre profundamente. En todo caso, critícame por no haber incluido "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius" de Borges. O, ya que quieres hablar de cómics, por no haber puesto esa Argentina alternativa de "El eternauta", pero si crees que "Sin City" es superior a alguno de los libros que he colocado en mi lista, te ruego que me digas cuál.

Andrea Naranjo dijo...

Coincidmos con casi la mitad de la lista: La república
Utopía
1984
100 años de soledad y , por supuesto
La nueva atlantida en onde coincidmos en comentarios respecto a lo de la ciencia ficción pues bacon creáa que el humano a través de la razón y un método para acceder al conocimiento lo podría dominar la naturaleza.
Digamos que con él se marca el fin de los absolutismos.
Ahora para ver en toda su dimensión su propuesta a través del método científico es mejor como siempre dejó Fuenzalida en sus clases, leer el Novum Organon el cual trata sobre el método científico en donde Bacon nombra a los cuatro ídolos o prejuicios/ estorbos para acceder al conocimiento propuesta que Habermas rescata para explicar el por qué no se ha acabado el proyecto de la modernidad. Sobretodo no olvidemos que Francis Bacon establecio los pasos del m{etodo cient{ifico tal como lo conocemos hasta hoy :

1. Observación
2. Inducción:
3. Hipótesis
4. Probar la hipótesis por experimentación.
5. Demostración o refutación (antítesis)
6. Tesis o teoría científica .

Método reduccionista por el que la humanidad ha podido hacer grandea avances en estos últimos siglos mas no olviemos el método sistémico¡
saludex

carlos augusto roel dijo...

Heliópolis de Ernst Jünger. Excelente novela, lo que llamán una distopía, si no me equivoco.

antoniotamariz dijo...

Muy buen post.

Cándido, de Voltaire. La leí en la biblioteca del colegio Guadalupe mientras, en el patio, la banda del colegio ensayaba marchas. En esta obra se hace una sátira de la filosofía optimista. Hay pasajes dedicados al imperio inca.

Un Mundo feliz, de Aldous Huxley. En este mundo había una guardería infantil donde se ejercía el Condicionamiento Neo-Pavloviano para que los infantes crecieran con un odio instintivo hacia los libros y las flores.

Anónimo dijo...

¡¡Arriba los números!! Resulta que ahora se puede escribir:
100 años de soledad
20 poemas de amor y 1 canción desesperada
6 personajes en busca de autor
Los 7 contra Tebas
3 tristes tigres

(parece lista del mercado)

A ese paso, muy pronto tendremos:
5 m. de poemas
La ópera de los $0.03

Perdonen pero soy chapado a la antigua, y prefiero la anticuada ortografía.

luis dijo...

pues mis libros favoritos de mundos alternos son dos. El Hacedor de Olaf Stapledon, que es la cosa mas alucinante que he leido. La cantidad de mundos, de posibilidades de vidas, es realmente un desafio a la imaginación, es un poco como los Viajes de Gulliver pero en el espacio.
La otra novela que me encanta es Un amor perdurable de ian mcewan, es increible lo lejos que se puede llegar si uno padece de síndrome de clerambault.

Anónimo dijo...

Literatura militante:

Las Crónicas marcianas, de Ray Bradbury. Las ciudades invisibles, de Italo Calvino.

Santiago

Andrea Naranjo dijo...

Rayos anónimo de las 2:55 tienes toda la razón, de "Mil novecientos ochentaipesado teclado francófono
(fak¡).
Mea culpa
Va la corrección:
Cien años de soledad

Saludex

Andrea Naranjo dijo...

"Las Guerras de las salamandras" de Karel Capek, de lejos una de las mejores lecturas que puedes encontrar para tus doce (12) años y en la vida.

Anónimo dijo...

ay, andrea, como te afanas para demostrar tus lecturas. lo peor es que te salen unos trabalenguas bien pedantes. deja de ser troll, ya?

Anónimo dijo...

estimado gustavo faveron, si dices que FRANK MILLER (daredevil, ronin, dark knight, batman year one, 300, sin city,) te aburre, entonces mejor dejemos el debate ahi nomas. Imaginate discutir con alguien que dice por ejemplo que Borges lo aburre profundamente. creo que no hada mas sano que dejar las cosas ahi nomas, saludos.

guido

PD. que extraño que no digiste nada sobre alan moore, ser fanático del comic y no haber leido al señor Moore, es como ser peruano, estar interesado en la literatura y no haber leido a Vargas Llosa.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Estimado Guido: no me di cuenta de que estábamos debatiendo. Si esa es la idea, te aconsejo que empieces por no poner palabras en mi boca. Frank Miller no me resulta interesante. Alan Moore, en cambio, me parece un notable autor, y he leído todas sus obras mayores; no tengo la menor idea de dónde has sacado lo contrario. Ahora bien, la literatura mundial tiene millones de títulos. En mi lista sólo hay diez. Te quejas de que no hay ningún cómic. También podrías quejarte de que no hay ninguna obra de la literatura alemana. O podrías quejarte de que no está la Divina Comedia, y tendrías derecho a hacerlo, pero no a exigir que cambie mis gustos para adaptarlos a los tuyos.

Andrea Naranjo dijo...

Fuera de tema:
Ah no¡ trabalenguas pedantes no. Inintelegibles, sí y hasta ignorantones... también.
Y de demostrar mis pobres lecturas, dudo que desee demostrar algo, sino,pondría los enlaces las entradas donde hablo de ellas hace un año o dos..
Y troll, eso imposible.
No firmo con seudónimo y mucho menos como anónimo ;).

Anónimo dijo...

amigo Faverón, agradezco su pronta y educada respuesta.

es cierto lo que dice, no puedo obligarlo a cambiar sus gustos para que me satisfaga su lista, pero si creo que, como conocedor del comic que es usted, debió poner al menos uno de los maravillosos universos creados por el señor Alan Moore en su lista de universos fantásticos o mundos alternos.

Para elegir hay muchos, y dice usted haber leido todas sus obras mayores. ( Watchmen, Swamp Thing: American Gothic saga , From hell, The league of extrordinary gentlemen, Promethea, Top Ten son las mayores en mi opinion). Al menos tuvo usted que poner alguno. Piénselo bien y me dará la razón. Alan Moore es Alan Moore señores, y hablando de calidad y genialidad creativa, pues no tengo ningun asomo de duda al ponerlo al nivel de un Borges o un Vargas LLosa o un Sábato.

Saludos y espero no haberlo fastidiado mucho con este ''debate'' un poco acalorado.

PD: es cierto que en la lista de obras mayores de Alan Moore, habría que hacer 2 salvedades: la primera, Swamp Thing, el personaje en sí no fue creado por el si no por Wein & Wrighston. Y también viene a ser el único personaje de un universo mainstream (DC) que pongo en esa lista. Pero igualmente me parece que los aprox. 40 numeros que escribió Moore son de lo mejor del comic mundial. Y la segunda salvedad es que en La liga extraordinaria, los personajes tampoco son suyos, si no, personajes de la literatura inglesa que ahora están bajo dominio público (es decir cualquiera puede usarlos sin pagar derechos de autor) como Quartermain, MIna Harker, Capitan nemo, Dr. jekill, Sherlock Holmes, el hombre invisible, e incluso reinterpreta novelas clasicas como La guerra de los mundos de Wells. Pero al unir todos esos elementos de una manera efectva y natural crea uno de los universos más fantasticos creados por la mente humana.

es cierto, tal vez si incluía un comic en la lista, luego aguien se hubiera quejado de por que no incluido una película ( lo universos de Jodorowski por ejemplo hubieran merecido estar en la lista creo yo, ya sea el del topo o el de la montaña sagrada). En fin, esto podría generar otras listas más.

saludo2 nuevamente. hasta Luego

Guido

tv bruto blog dijo...

Mario Levrero es el de "Caza de conejos", parte del libro "Lo mejor de la ciencia ficción latinoamericana", muy divertido:

34

Desde que los conejos industrializaron a mis padres, para protegerse en el invierno con el abrigo de sus pieles curtidas, vengo notando en mí un desconcierto creciente ante las cosas de la vida, que antes me habían parecido tan sencillas y lógicas.

51

Si usted quiere venir con nosotros a la caza de conejos, desde ya le prevengo que más le conviene abandonar la idea. En primer lugar, le será muy difícil, si no imposible, localizar nuestro castillo. Ex profeso he dado referencias muy vagas, cuando no mentirosas, en mis textos. En segundo lugar, localizado el castillo, no podrá eludir las innumerables trampas mortales que hemos diseminado a su alrededor, justamente para librarnos de los extraños como usted. En tercer lugar, eludidas las trampas, le será imposible vadear el foso repleto de cocodrilos. En cuarto lugar, vadeado el foso, será incapaz de salvar el enorme portón de altísimas rejas, de hierro, terminadas en puntas de lanza. En quinto lugar, salvado el portón, la frialdad de nuestro recibimiento le provocará semejante desánimo que decidirá volver sobre sus pasos. Pero si usted es capaz de vencer todas estas dificultades, si bien no podrá venir de caza con nosotros porque el reglamento establecido por el idiota lo prohibe expresa y terminantemente, obtendrá en cambio la mano de la hija del Rey, esa hermosísima mujer que desde tiempo inmemorial espera al hombre capaz de merecerla.

60

Poniendo un conejo contra el oído, se oye el ruido del mar.

70

Nunca pudimos salir del castillo. Por temor, por desidia, por comodidad, por falta de voluntad. Y a pesar de todo, nuestra única ambición era ir al bosque a cazar conejos. Planificábamos expediciones perfectas que jamás se llevaron a cabo. Estudiábamos los manuales más completos sobre la caza del conejo. Pero nunca nos atrevimos a salir del castillo.

-------------------------

el resto del cuento lo ubican en http://tvbrutaperu.tk/

Álvaro Ramírez Ospina dijo...

Me gusta mucho la lista. Es amplia y variada.
Solo tengo una pequeña observación o pregunta: ¿"Cien años" no es más bien una novela sobre un mundo arcaico, más que alterno, ya que en cierto modoexiste paralelo al actual?

Yo sacaría esa (si la lista fuera mía y lo tengo claro que no lo es) y solo como recomendación de lectura pondría "Angosta" de Hector Abad Faciolince. Una distopía. Y además enorme novela.
Saludos

Andrea Fernández Callegari dijo...

Hola Gustavo,

Recién descubro tu blog. Me pareció muy interesante este post, ya que, precisamente, uno de mis universos favoritos es el orwelliano de 1984. De los míos agregaría el de Un Mundo Feliz, de Huxley; y el de Dune, de Frank Herbert.
Te visitaré más seguido, suerte con tus proyectos.

Saludos,
Andrea.