20.9.08

Vanitas

Los resbalones de un ego trip

Ah, el viejo tema de opinar antes de leer. Mi estimado César Gutiérrez --autor de la novela Bombardero (por si alguien por allí no lo sabe)-- ha traído el asunto a colación en días recientes, en comentarios suyos en este blog y en otros. Yo me he encontrado de casualidad con una entrevista concedida por César hace poco a Utero.tv, de la que extraigo estas declaraciones suyas:
"Lo que ocurre es que yo conozco tan poco de la literatura peruana... Todos los que van a las ferias... ¿Y quiénes son los que van a las ferias? Yo ni siquiera me fijo en los nombres. Son un montón. ¿A la Feria de Guadalajara cuánta gente ha ido? Habrán ido cuarenta. ¿Y de esos tipos tú crees que algunos de ellos van a pasar? ¿Sus libros van a quedar? No. No van a quedar. Y yo creo que este libro [Bombardero] me parece que sí va a quedar. Yo creo que sí va a quedar. Por lo menos lo he hecho para que quede. Y no lo digo yo, o sea, lo dice gente que sí sabe. Lo dice Ortega, lo dice Oquendo, lo dice Lauer, lo dice Ampuero. Son tipos que han estudiado".
Vamos por partes: mi querido César, primero, señala que él casi no lee lbros de autores peruanos. Pero de inmediato dictamina que las obras de todos los escritores nacionales que asistieron a la Feria del Libro de Guadalajara están destinadas al olvido absoluto. ¿Cómo lo sabe si confiesa no haber leído a la enorme mayoría de ellos? Cosas de la brujería characata, sin duda. Yo no me atrevería a llamarlo falta de seriedad, sino apenas descuido, o apresuramiento.

Por cierto, ¿quiénes son los escritores que fueron a la Feria de Guadalajara, y cuyas obras, según César, caerán en el pozo ciego del olvido mientras Bombardero permanece a lo largo de los tiempos, triunfando sobre la llanura que representan todos los demás? Algunos de ellos son los siguientes:

Mario Vargas Llosa, José Miguel Oviedo, Ricardo González Vigil, Carmen María Pinilla, Edgardo Rivera Martínez, Raquel Chang-Rodríguez, Alfredo Bryce Echenique, Julio Ortega, César Ferreira, Carlos Herrera, Pablo Guevara, Rodolfo Hinostroza, Mariela Dreyfus, Carlos López Degregori, Mario Montalbetti, Fernando Ampuero, Peter Elmore, Iván Thays, Miguel Gutiérrez, Santiago Roncagliolo, Jorge Eduardo Benavides, Isaac Goldemberg, Víctor Vich, Antonio Cisneros, Eduardo Chirinos, Odi Gonzales, Rossella di Paolo, Alonso Cueto, Luis Nieto Degregori, Fernando Iwasaki, Carmen Ollé, Oswaldo Reynoso, Abelardo Sánchez León, Rocío Silva Santisteban, Giovanna Pollarolo, Patricia Alba, Rafael León, Víctor Coral, Eugenio Chang-Rodríguez, Hernán Garrido Lecca, Zinka Saric, Ricardo Silva-Santistevan y Jaime Bayly.

Para ser alguien que es tan meticuloso al pedir seriedad y cuidado a quienes juzgan su obra, me da la impresión de que César podría contar hasta diez antes de emitir juicios de este tipo acerca de... prácticamente toda la literatura peruana contemporánea...

28 comentarios:

Laura Zaferson dijo...

El señor está tan apresurado que huele a NITRO. Urgente lavado bucal.

Anónimo dijo...

César entiende que tiene que levantar revuelo, ser cuestionado y criticado, lanzar frases provocadoras, hacer escándalos llevaderos, meterse en líos soft, en fin, todo lo necesario para vender un libro difícil de vender. Su estrategia marketera se parece más a la de ciertos rockeros de segunda línea que a la de editoriales serias y pesadas. Hay que comprenderlo, yo no creo que diga lo que dice de corazón ni tampoco creo que se tome tan a pecho las palabras de algunos respetables intelectuales. Él sabe que sobre su libro la palabra mayor la tiene el tiempo, y que nadie puede saber si allí, en ese libro incognoscible está inscrita su obra o la de, por decir algo visto ahora como ridículo, la de Leo Zelada.
Por otro lado, todos los que lo vimos ese día en la feria sabemos que estaba mareado, y sus respuestas a esa entrevista obviamente malintencionada de Ybarra tienen ese defecto: son exacerbadas, turbias, no procesadas. Habría que ver si César se reafirma en lo que dijo o hace mea culpa, aunque como está de inflamado su ego no sé.

Sergio C. Gutiérrez-Negrón dijo...

Qué pesado el César Gutiérrez ese. Irónicamente, acá en mi pedazo de Cáribe, he escuchado y leído un 50% de los autores que mencionas (y disfrutado la mayor parte de ellos) y que el individuo dice que no 'quedaran', mientras que de él en mi vida había escuchado.

schatz67 dijo...

Como dicen una afamada columna deportiva, "ayayayay,pero ayayayayay"

Gütiérrez me parece divertido,original y bien intencionado.No sé si la suma de estas 3 cualidades le alcancen para llegar al Olimpo donde ya ha entronizado por anticipado a su obra.De lo que si estoy seguro es que cuando emite este tipo de declaraciones altisonantes me hace acordar a un bisoño futbolista que se cree un predestinado de la pelotita.

Por eso creo que a partir de ahora Gútiérrez puede ser sindicado como el "Reimond Manco" de las letras peruanas.Alegrate muchachón, ya podrás ser un personaje del "Winning Eleven".

Saludos

Jorge

Anónimo dijo...

hay que comprender a cesitar, él es buena onda, yo he chupado con él tres veces, aunque tal vez no me recuerde porque fue muy de noche, es muy sensible, nunca habla mal de sus amigos, es un caballero un poco loco, cesitar además debe ser juzgado por lo que escribe, no por lo que dice, les parece?

Anónimo dijo...

Cesitar debe ser juzgado por sus obras y no por sus disfuerzos.

Anónimo dijo...

Solo Cesitar salvara al Peru. De acuerdo que se le juzgue por su obra, no por sus declaraciones.
A Bryce lo juzgamos por sus obras, no por sus plagios.

Ave Caesar!

Anónimo dijo...

Apuesto a que Gutierrez lee todos estos comentarios con fruición.

Anónimo dijo...

si es que no los escribe él mismo...

80M84RD3R0 dijo...

1.-¡diantres, me bajé a todo el parnaso!

2.- el problema de hablar es que nadie evita que uno se equivoque de feria (¡es que son tantas!). ahora mismo me pongo a googlear: busco a la que no fueron mis amigos y, querido gustavo, te ubico la feria correcta, ¿te parece?

3.- te has puesto a buscarme flancos desde que recordé que eras el autor de esto: "(...) Y, para que veas cómo prejuzgas: yo no he opinado NADA EN ABSOLUTO sobre Bombardero. No sé si me gusta o no, ni sé si lo considero bueno o no, porque no lo he leído (prefiero no leer fragmentos porque no me gusta esperar meses antes de ver la obra terminada) (...).
((12 de marzo del 2007. link: http://puenteareo1.blogspot.com/2007/12/80m84rd3r0 )). sin embargo, después opinaste acerca de la totalidad de un libro leyendo fragmentos y no la obra terminada. te lo recordé en los comments del post de más abajo y por supuesto que jamás respondiste (mejor dicho: respondiste con el úterotv, administrado por uno de tus enemigos íntimos, al que cariñosamente llamas "el zonzito"). bueno, ¿responderás esta vez?

4.- en esa lista de comments también escribiste: "(...) hay gente muy inteligente que se ha dado el trabajo de leer Bombardero y ha concluido que es un mal libro (..)". entonces te pedí que dieras nombres y no respondiste. ¿lo harás ahora?

5.- tengo muchisimos flancos vulnerables y, con el carácter que te manejas cuando te tocan el ego (que por supuesto no es más grande que el mío), no dudo que me seguirás poniendo en tu vidriera. con lo cual tenemos garantizados tanto tu rating como mis ventas (y ambos dos felices).

6.- a mis queridos anónimos: lamento no poder contestarles uno por uno porque faverón quitó la hora de vuestros comments. pero de todas maneras gracias por su buena onda y he aquí una excelente noticia que -espero- nos ahorre a uds. y a mí escribir tanto por quítame estas pajas: ya cambié de dealer, chicos.

Eduardo Salazar dijo...

Bueno, también vi la entrevista en úterotv (me parece que la animadversión existente ente el autor de este blog y ocraM es algo fuera de lugar, ustedes ambos son buenos y cada uno en lo suyo) además de lo publicado en El Dominical del domingo pasado.

Parece que César Gutiérrez cree haber escrito un neo-Ulises o algo similar, bien por ti César, he leído algunos capítulos y reconozco que "Bombardero" es difícil de leer y también que tienes bastante ingenio y talento, pero de ahí a descalificar al resto de autores contemporáneos y de creer que "Bombardero" por ser tal ha ganado un sitial en los libros de lectura obligatoria en las cátedras de literatura (y en los rincones de Quilca también) hay buen trecho... que finalmente sólo el tiempo lo dirá.

Por último, es una opinión modesta, creo que hay autores que se escriben de manera etérea como Borges... y aquellos que SE ESFUERZAN en escribir de manera etérea (el cual podría ser el caso de Gutiérrez). Ambos tienen sus méritos, como el futbolista de talento innato y el futbolista no tan talentoso pero que entrena todos los días de 6am a 4pm.

Saludos cordiales.

martincheca dijo...

Gustavo: Por qué sale una publicidad de Mercado Libre en tu blog? Qué pasó? Propaganda? Es incómodo para tus lectores que aparezcan esas páginas cuando hago click para leer los comentarios. No deberías explicar por qué tienes propaganda? Transparencia para todos.

Sobre César: Me imagino que cuando Ybarra piensa en contracultura piensa en CG. Ya con eso está todo dicho.

Anónimo dijo...

Gustavo,una duda impertinente: me puedes explicar técnicamente por qué Cormac MacCarthy no usa la raya larga(—) para los diálogos en La carretera.Se agradece. Saludos. Chino

CzAr 6u7i3rr3Z dijo...

((a martín checa))
yo soy de los segundos, soy uno de esos futbolistas que entrenan fulvaso de 9pm a 6 am

Anónimo dijo...

qué importantes noticias nos trae cesitar, que cambió de dealer, qué interesante!, que se equivocó de feria, genial!, que tú cambiaste formato en los comments, manya, qué perspicaz!, no hay duda, es un genio posmoderno este chico de cuarenta y picos, quién sabe hasta dónde puede llegar cuando madure...

M.P.

Anónimo dijo...

Gustavo, ese César Gutierrez está completamente crazy. No le des más pelota ,por favor

giancarlo dijo...

A mí nunca me convenció el formato de Bombardero, y la verdad toda esa onda medio punk como que sólo reforzaba mi mala espina de que parecía una obra más concentrada en lo mediático que en lo literario en sí. Igual y pensaba darle una oportunidad que quizás y me sorprendía gratamente, pero luego de leer las declaraciones de Gutiérrez, no sé, supongo que esa chance, como mínimo, se postergará un par de meses. Se me hace algo soberbio y antipático (yo no lo conozco, puede que sea un sujeto muy agradable), y aunque eso no lo incapacite para escribir bien, cuesta un poco más la objetividad a la hora de revisar su obra.

No entiendo bien cómo comienza este rollo, pero si quieren la opinión de un lector más (opinión que para el escritor debe contar alguito, supongo) todo este fururú como que cansa.

barrunto dijo...

profesor :

usted va a disculpar , una vez mas , que me meta en temas que desconozco ( mayormente papa ) , pero desde que leo este blog suyo -donde ejerce un poder absoluto y montesinamente enfermizo- senti que usted conocia el bombardero en su totalidad . y que promovia su lectura porque tenia un valor literario unico en la escena peruana .

pero el desconcierto me hace una llave judoca al cuello y me quita el aire cuando usted mismo aclara que solo ha leido unos fragmentos , lectura que debio ser tamaño trabajo semiologico .

y yo que creia que usted todo lo sabia , todo lo leia ...

lo mas probable que mi imprudencia me traicione con estas lineas , y salga usted a decir mañana que yo estoy sacando de contexto lo que usted dice , que estoy aprovechando el momento para atacarlo a usted y hacerme famoso a costa de su ego , y que seguramente me ha mandado una coralezca mafia que intenta silenciar sus tajadas criticas , reseñas y comentarios de libros que no ha leido mas que por fragmentos y que promueve y recomienda desde un par de años atras como buen conocedor que es .

pero ese no es el eje central de mi impertinente comentario , sino el bombardero y esa characata mania de vanagloriarse a costa de apellidos ajenos .

si algun bombardero va perdurar en la literatura peruana , ese bombardero se llama victor patiño y escribe la columna pisapelotas del diario trome . no es broma . a lo serio , varon .

yo, luego de insistirle tanto al autor para que me juegue un ejemplar de bombardero , y luego de que me condicione ese ejemplar a cambio de una entrevista , preferi comprarlo . y me he sentido arguedas abriendo ( y cerrando inmediatamente ) rayuela .

pero eso no quiere decir que si faveron me hace leña algun dia me vaya a meter un deprimido balazo . eso si que no .


ate,

con amor,

juan jose sandoval

Anónimo dijo...

Gustavo sigue sin decir quienes son esos otros lectores o criticos tan "inteligentes" que opinan mal de Bombardero (del libro, no del autor, que es tema aparte y que solo se pone en primer plano en posts "tendenciosos" de tipo periodismo amarillo hambriento de rating)

Anónimo dijo...

Gutiérrez, loquito lindo, tú ya conquistaste una de las cimas más difíciles. Ahora cállate y escribe, no hables más por favor ¿porque te gastas por las h…?

Tu mancha del Dragón

Anónimo dijo...

1)Hay algo muy cierto en lo que dice César Gutierrez; cuando Gustavo dijo que había gente que opinaba que Bombardero era un mal libro (no se puede complacer a toda la platea), Gustavo no dió ningún nombre de quienes opinaban así, lo que me parece una grave contradicción de su parte ya que él critica justamente a quienes se acobardan de ser confrontacionales y no escribir nombres (una costumbre muy limeña, pues). En ese sentido lo de Gustavo se lee como mala leche y resentimiento.

2)Cuando César habla de todos los escritores que fueron a la feria y que de ninguno de estos quedará su obra (salvo la suya jajaja que ego mistiano), déjalo ser malvado pues y no te tomes tan en serio todo lo que dice, es pura publicidad, sorna, cherry de boca floja, characatada de alto parlante, etc etc...

3)Finale, Gustavo ¿crees sinceramente que las obras de, por ejemplo, Ivan Thays, quedarán para las generaciones futuras? ufff...

Saludos cordiales,

E.J. Dávalos y Lissón.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

El 12 de marzo del 2007 escribí:

"Yo no he opinado NADA EN ABSOLUTO sobre Bombardero. No sé si me gusta o no, ni sé si lo considero bueno o no, porque no lo he leído (prefiero no leer fragmentos porque no me gusta esperar meses antes de ver la obra terminada)".

El 11 de mayo del 2008, más de un año después, tras haber leído 120 páginas de tu libro, escribí que, basándome en esa lectura, podía decir que la noveala no era vanguardista, y no di ningún juicio de valor sobre el conjunto.

Sigo sin entender qué es lo que quieres probar. ¿Que yo no he terminado de leer Bombardero? No pues, no la he terminado, lo he dicho cien veces. No tengo que terminarla para saber que no es de vanguardia, también lo he dicho cien veces. Estoy manteniendo esta conversación contigo evitando todo juicio de valor sobre la novela, por pura ética, porque en el fondo, como cualquier humano con dos dedos de frente, es OBVIO que luego de leer 120 páginas de la novela ya sé si me parece buena o mala. Lo diré cuando acabe de leerla, cuando vaya a Lima y compre mi ejemplar del segundo tomo y del tercero (porque te parece poco serio emitir juicios de valor sobre el primer tomo ¡!). O quizá no diga nunca si me parece buena o mala porque quizá no termine de leerla jamás.

Escribí:

"Hay gente muy inteligente que se ha dado el trabajo de leer Bombardero y ha concluido que es un mal libro".

Eso de que "dé los nombres" suena a arreglo de cuentas, pues, César. Si las personas de las que hablo no han hecho pública su opinión, no tengo por qué hacerla yo. Tú preguntas por ellos como si fuera imposible su existencia, y eso, la verdad, resulta un poco gracioso.

Si te refieres a las reseñas de Bombardero, la única que yo conozco, que sea propiamente una reseña, es la de Javier Ágreda, que es una reseña sin entusiasmo alguno por el libro y que le encuentra más fallos que aciertos.

Y no, no tengo intención de seguir un pingpong de posts para siempre. En todo caso, te propongo algo màs interesante: te hago una entrevista. Te mando unas preguntas por correo electrónico, las respondes, te mando luego unas repreguntas, las respondes, edito el material y lo publico en el blog. Y se acabó el rollo. ¿Te parece?

Luis Enrique Medina dijo...

Estimado Gustavo,

pero si la reseña de Agreda sobre Bombardero es malísima, formalmente puede parecer que está bien por su estructura, pero si vas al contenido te das cuenta la increíble falta de lecturas de Javier Agreda, un crítico muy limitado y quien solo es capaz de apreciar los libros que se ubiquen dentro del realismo más ramplón.
Una muestra: Lee sus reseñas y fíjate de qué libros opina negativamente. Entre muchos otros, de Bombardero por ejemplo, que sin ser gran cosa tiene sus méritos literarios. Y fijate luego de quién habla positivamente. Por ejemplo, de los mamarrachos que escribe Leonardo Aguirre. ¿Tiene eso sentido?

¿Ese es un crítico al que debemos tomar en cuenta?

Las reseñas de Javier Agreda solo confunden al lector, pues distorsiona la real calidad de los textos.

Saludos,

Luis Enrique Medina

Anónimo dijo...

Hay que tener paciencia. Yo no estoy de acuerdo que el libro se haya "partido" en tres tomos; ni al pobre Roberto Bolano le aceptaron "post mortem" partir su novela 2666 en varias entregas (y era el deseo del autor que asi se publique!), no entiendo porque el autor de Bombardero acepto esa condicion "marketera" de partirla, pero en fin esperemos que se edite toda la novela, mientras tanto, Gutierrez prolonga sus 15 minutos de fama... (en realidad tengo la impresion por todo lo leido en este asunto y de observar a CG en algunos videos; que debe estar cagandose de risa de todo este asunto)

Slds.

Anónimo dijo...

Cuando césar gutiérrez escribe de sí mismo en 3era persona me recuerda a toledo. ojo:no estoy dando un jucio de valor.

80M84RD3R0 dijo...

gustavo, ante todo mil disculpas por la demora en contestar, estoy de viaje.

aqui va:

1
yo no queria probarte nada, solo mostraba mi extrañeza por lo que hace meses decias (que no leias fragmentos) pero resulta que si. y bacán por eso. pero lo mas bacan de todo es que se acabe este rollo porque no amerita seguir dandole vueltas.

2
por supuesto que eres libre de emitir juicios a partir de lecturas parciales como de no emitirlas jamas. ningun prestigio depende de la lectura de un librito que, como dicen el 100% de comentaristas de puente aereo, no solo “no es la gran cosa” sino mas bien un bluff maquinado por el firmante.

3
te pedía los nombres a.- por mera curiosidad y b.- porque tu exigias ese mismo rigor cuando en mi -por demas fatua- conversa con ybarra se deslizaron generalizaciones. y por supuesto que pregunto por ellos no “como si fuera imposible su existencia” sino precisamente por lo contrario: como bombardero dista de ser quintaescencial, pues permiteme tener por lo menos curiosidad de saber donde residen los puntos que lo hacen tan vulnerable para los anonimos de blog y para javier agreda.

4
me extraña, eso si, que la unica (“propiamente una reseña”) de bombardero que conozcas sea la de agreda. ¿y las de oquendo, sanchez hernani, coral y niki tito no te parecen reseñas?¿y tampoco la breve pero poderosa referencia de ortega? ¿y lo que dijeron lauer y ampuero no te dicen nada? (a proposito, me entere que en el hueso humero que viene hay un ensayo de lauer sobre el asunto).

5
felicitaria a agreda por ser –al lado de los anonimos de blog– el unico escriba “discrepante” en medio de una colectividad critica con nombre propio completamente favorable a bombardero si no fuera porque -después de decir que se trata de “una novela vanguardista y posmoderna que opta por la desmesura y la transgresión literaria”- no cometiera los errores de kinder que paso a enumerar:
- “no hay trama narrativa”: ¿como? ¿qué cosa? ¿y que fue lo que encontraron oquendo, lauer, ampuero y siguen firmas? es mas: si agreda hubiera asistido a los ciclos que sobre bombardero dicto oscar tramontana en el britanico de miraflores, se hubiera enterado de manera facil, didactica y contundente que si la hay.
- agreda dice: “… y además del protagonista solo hay otro personaje, Rachel, al parecer la replicante de la película Blade runner…”. otra vez no es que agreda lea mal sino que sencillamente no lee: hay mas de 5 personajes con nombre propio que viajan por el libro pero el radar de agreda solo sintonizo a la replicante, que encima no se llama rachel sino rachael.
- la distancia magallanica entre agreda con un estudioso de fuste como mirko lauer (y que me perdone este ultimo) es mas que patetica cuando ambos se refieren a la diagramación y a la tipografía. mientras que el primero solo alcanza a captar en esto “lo lúdico”, el estudioso profundiza, descorre el velo, despliega el panorama: “Esto le da una textura a veces complicada de leer, y creo que es mucho más que un amaneramiento gráfico o un capricho computacional. Es parte de la estructura central del autismo no poder despegarse de las imágenes y rechazar, de alguna manera, la escritura como secuencia lineal y preferir esta forma de comunicación inmediata, que son los logotipos precisamente”.
- todo esto sin contar como agreda me inventa remotos referentes literarios y achaca a las trivialidades propias de la cultura pop el limitado vuelo de bombardero, dilapidando malamente su breve columna, ideal para moverse en espacios cortos -que es donde los habilidosos brillan-.
- por supuesto que le escribi un mail muy cordial a agreda agredaciendole, perdon, agradeciendole haberse ocupado de mi libro al tiempo que evidenciaba sus dislates. en su respuesta, no menos amable, me dijo que el tema daba para mas y que probablemente encontraria un espacio para explayarse. pero nunca lo encontro. lo gracioso es que su insuficiente texto se ha quedado flotando en el ciberespacio y ese lunar es el caballito de batalla de los anonimos.
- encantado de no seguir en este ping-pong de posts. y mas que encantado de responder tus preguntas.
- hasta entonces y un abrazo, mi querido gustavo.

LuchinG dijo...

Ayer estaba viendo una entrevista de Borges en España, y el abuelo llega a ponerse pesado con tanto "ay, pero si yo escribo mal", "pero por qué vamos a estar hablando de mi obra", "yo ya no me acuerdo de mis cuentos porque leerlos más de una vez es demasiado".

Lo contrario también cae muy mal.

liendot dijo...

Si bien es una generalización débil, no le falta razón en que muchos pasaran a mejor vida sin ningún aporte sustantivo (v.g. Ampuero)