22.10.08

García Márquez y Castro

Amor constante más allá de la ética

Un amigo me pasa una cita extraída del artículo "Cuba de cabo a rabo. La mala noche del bloqueo", que originalmente apareció en el número 51 de la revista Alternativa (1975), y que luego fue republicado en la antología Por la libre: obra periodística 4 (1974-1995).

El autor del texto es Gabriel García Márquez y, en el fragmento que copio a continuación, se refiere a los interminables discursos con los que Fidel Castro atormentó a la población cubana, por la radio y la televisión, durante décadas, hasta que la vejez le cerrara la boca:
"Gracias a estos inmensos reportajes hablados, el pueblo cubano es uno de los mejor informados del mundo sobre la realidad propia, y mediante un canal más directo, profundo y honrado que el de los periódicos tramposos del capitalismo".
Es tan estúpido que resulta indignante, pero a la vez tan intragable que produce vergüenza ajena: García Márquez afirma que, en esa Cuba sin libertad de expresión, la censura y la represión de toda información que no proviniera de los labios de Castro era un gran beneficio que la dictadura le regalaba al pueblo isleño. El Gran Hermano de Orwell es santificado por el novelista y transformado en el buen Tío Fidel, fuente de toda verdad.

¿Qué opinan de la ética del escritor colombiano?

17 comentarios:

Renato Constantino dijo...

Bueno, a mí siempre me parecio que García Márquez era un tipo sin ética. En especial porque decía escribir una literatura para América Latina cuando su "realismo mágico" estaba obviamente destinado para que los europeos se fascinacen de lo raros que somos.
Bueno, en fin... lo que pones es realmente bajo. Hay escritores que prefieren ser ciegos.
Por último... ¡qué conchudo! ¿Acaso él también no ha trabajado par esos "periódicos tramposos del capitalismo"?

Anónimo dijo...

Nadie puede negar que, aunque equivocado en el análisis, Castro es un magnífico orador. Encantador de serpientes de una viejísima escuela que nuestro corpuchento presidente García heredó.

Recordando lo que tú Gustavo escribiste hace ya tiempo sobre la CNN, no sé en realidad qué es peor y cuál es el mal menor. Sería importante que dijeras qué prefieres.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Castro y García no tienen nada de buenos oradores. Sobre todo Alan García, que sólo es capaz de juntar cuatro huachaferías, dos citas erradas y un conectivo lógico impropio. Si Alan García es un buen orador, Mario Poggi es Sigmund Freud.

Anónimo dijo...

el aprista garcia y proximo a ser juzgado, es uno de los mejores oradores de la clase politica peruana. es estupido negarlo.

Anónimo dijo...

Creo que desbarras, Gustavo, al emplear en tu pregunta la palabra “ética”, creo que desbarras monumentalmente al no haber tenido el celo o cuidado suficiente acerca de la propiedad en el uso de los vocablos. Lo que pasa es que opinas desde tu piel y ni por asomo te metes en los zapatos de los cubanos a quienes iba dirigida la palabra de Fidel en su momento y a quienes te gustaría darles esa libertad de expresión que nos es cara (me incluyo) y que, salvo que carezcas de ÉTICA, debes reconocer que está plagada de mierda falsaria y teledirigida. A tal punto opinas desde tu piel que podrías quizás estar pensando erróneamente al creerme fidelista por lo que te digo. Yo creo que la posición del Gabo es ABSOLUTAMENTE ética y consecuente, algo similar a lo que expresa Saramago, después de la caída del muro de Berlín con su “No veo ninguna razón para dejar de ser comunista”. Digamos que tú militas en el bando A y el Gabo en el bando B, y que ambos bandos son inconciliables. Eso sería todo, además de ser palpable muestra de la libertad de opinión que nos agrada.
R. BARTHES

Anónimo dijo...

Un buen orador se define por su adaptación al auditorio. Alan es un genio.

Julio dijo...

Grande Gabo!

Para los blogers que esten indignados con la injusta carcelería que sufre el periodista y activista político peruano Roque Gonzáles, en http://tvbruto.blogspot.com/2008/10/carta-de-damaris-velasco-de-gonzales.html
se encuentran los codigos html, para quien desee añadir a sus blogs, banners sobre este caso.

Los banners redireccionan a la web que la esposa y amigos de Gonzáles editan: http://tvbruto.blogspot.com/2008/10/carta-de-damaris-velasco-de-gonzales.html

Todavía esperamos que Faverón se pronuncie sobre este caso como lo hizo con el caso del cantante cubano Gorki a quien le dedicó varios blogs.

Félix Reátegui dijo...

La declaración de GGM me hace recordar un breve libro de Salman Rushdie sobre Nicaragua: La sonrisa del jaguar. Rushdie, quien está escribiendo un reportaje, acompaña al presidente Ortega a darse su baño de pueblo por las calles de Managua y de pronto este se detiene en el mercado a preguntarle a la gente qué quiere, qué opina, cómo resolvería tal problema, etcétera. A continuación, Rusdhide anota algo que va más o menos así: "en ningún lugar del mundo he visto practicar la democracia como en Nicaragua".

¿Podría llamarse a esto "ingenuidad"? Y, ¿lo de GGM estaría en un terreno algo distinto, el de la ética, en efecto?

Félix

Antonio Vera dijo...

Respondería lo mismo que sobre Bryce... qué opino sobre sus plagios, que va a ser, esta mal, a todas luces, pero si alguien ha experimentado algún tipo de emoción leyendo, por ejemplo, tantas veces pedro, un mundo para julius, eisenhower y la tiqui tiqui tin, claramente puede separar ambas cosas: el pedestre juicio de valor de la experiencia estética (por mas pedestre que sea).

Lo de Garcia Marquez me parece un chiste de mal gusto para cualquier cubano que piense por su cuenta... pero eso quedará como una gris anecdota cada vez que relea alguno de sus libros o cuentos que me gustan.

No hay que olvidar, para espantarnos de este tipo de juicios, los celebres ejemplos de Pound y de Borges. Ademas, los comentarios a este post muestran que otro riesgo es mezclar papas con camotes, es decir empezar hablando de la etica de GGM y terminar especulando acerca de la genialidad?????? de alan garcia

Anónimo dijo...

no opino de la ética ajena, ando preocupado en la mía, mejor dicho, en mi moral. ocuparme de la ética ajena es la versión huachafamente intelectual del raje, deporte nacional como acuñó tu compatriota VLL. Pasemos a la trivialidad, allí le atinas mejor.

Julio dijo...

quize decir varios post.

¿Que pasa Faverón, Roque Gonzáles debe ser cubano y anticastrista para que te indignes y escribas al respecto?

¿O piensas como la chichi y aldo m que Gonzáles debe seguir detenido indefinida y "preventivamente" porque podría en el futuro planear atentados terroristas?

Sobre Gabo, si pués y encima subenciona una escuela de cine latinoamericano, eso es muy comunista de su parte.

Anónimo dijo...

Felix,
mucha delicadeza ironico socratica,
y pocas nueces.

Tanque de Casma dijo...

La cercanía al poder reblandece al más pintado. ¿Tienes algún enlace al texto completo para ver toda la argumentación de García Márquez?
Slds

CARLOS IN DC [PERUANISTA] dijo...

-

Hola Gustavo,

¿Alguna vez has ido a Cuba? Si no, me gustaría saber cual es tu ética al atacar a Castro cuando no sabes toda la verdad.

Te recomiendo ver estos videos que he puesto. Ahí se habla de la libertad que tienen los cubanos en la isla. Creo que Gabriel García -quien ha estado en Cuba varias veces- tiene mucha razón.

http://carlosqc.blogspot.com/2008/10/cuba-i-was-there-and-this-is-what-i.html


Saludos.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

No, no he estado en Cuba de Castro. Ni en la Rusia de Stalin ni en la Alemania de Hitler, y creo que tengo elementos de juicio para hablar acerca de las tres.

Mi esposa, en cambio, vivió en Cuba, no una sino dos veces, no como turista sino como estudiante, por periodos prolongados, sufriendo de las desgracias de la falta de libertad, obligada a hablar en voz baja, sufriendo las miradas de los espías barriales, el miedo de la gente a las delaciones, el hambre multiplicado día a día.

Tengo, eso sí, muchos amigos cubanos: una directora teatral que no puede ver a su familia desde hace años; un poeta que fue encarcelado durante cinco años, cuando tenía 18, por escribir un soneto irónico sobre el régimen, y luego fue deportado y desde hace treinta años se le impide regresar a Cuba: no pudo ir siquiera a los entierros de sus padres; un novelista que, refugiado en el Perú, tenía prohibido dar entrevistas porque el gobierno le había advertido que las represalias recaerían sobre su madre y su padre.

Maravillas de la revolución castrista. ¿No?

CARLOS IN DC [PERUANISTA] dijo...

Gustavo, como todos sabemos no existen gobiernos perfectos. Nosotros que vivimos en EEUU sabemos bien que ni siquiera aquí existe una libertad completa ni se respetan todos los derechos civiles. Mira como viven más de 13 millones de trabajadores indocumentados... si los agarran ya no pueden regresar a EEUU, aunque sus hijos sean estadounidenses.

Cuba no es perfecta, pero tampoco es el infierno que pintan los que odian a Castro, al parecer. Tampoco Castro es Stalin ni Hitler, ni es el mismo Castro hoy que fue hace décadas. Yo tengo varios amigos cubanos en EEUU y casi todos respetan a Castro como a un padre. A veces los que no pueden regresar a Cuba no cuentan toda la verdad de porque fueron encarcelados - no digo que sea el caso de tus cercanos - pero ocurre.

Dos cosas: averigua como viven los cubanos refugiados en Perú - una tragedia. Y averigua lo que hará el próximo gobierno de Obama con el embargo a Cuba. Incluso hay grupos de conservadores de Miami que apoyan el fin de esa brutalidad imperialista del sector fanático de EEUU que representan los Bush, los McCain, los Nixon. Esos.

-

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Si Castro comete o cometió menos crímenes de lo que se dice, pues eso no lo hace un buen gobernante. Una cosa es ser un gobernante imperfecto y otra es ser un dictador ególatra, que se piensa con derecho a conducir los destinos de una nación por medio siglo y que incluso en la senilidad y la inconsciencia sigue haciéndolo. Buena suerte defendiendo sus crímenes. Me imagino que si tú hubieras sido una de sus víctimas tendrías otra manera de ver las cosas.