28.10.08

La cruz: ¿Obama o McCain?

Sobre un documento de los obispos norteamericanos


Leyendo un peculiar artículo del escritor Eduardo González Viaña (que me incluye gentilmente entre los destinatarios de su frecuente columna virtual Correo de Sálem), me encuentro con algunas afirmaciones un tanto dudosas sobre el papel de la Iglesia Católica en las elecciones norteamericanas.


González Viaña recuerda el caso de un comunicado conservador publicado a página entera en diarios de Estados Unidos, en octubre del año 2004, en el que, según dice, una decena de obispos católicos norteamericanos se sumaba a otros activistas de derecha para exigir a los católicos que votaran por George Bush y no por (el católico candidato demócrata) John Kerry. González Viaña afirma que ese aviso fue decisivo en el segundo triunfo electoral de Bush.


No quiero discutir extensamente la imprecisión de la referencia. Es bueno aclarar, de todas maneras, que cuando González Viaña afirma que el comunicado fue pagado por un grupo de extrema derecha llamado Familia, Patria y Propiedad, está mencionando a una agrupación fantasma (una rápida búsqueda en Google ofrece como únicas menciones las hechas por el mismo González Viaña en artículos anteriores), y que al caracterizar a ese grupo como "protestante y fundamentalista" está proponiendo que existió una alianza por lo menos improbable: que los obispos católicos firmaron públicamente un documento de fundamentalistas de otra confesión religiosa. Puedo equivocarme, claro está, pero me suena al menos extraño.


(Hay otras especulaciones demasiado superficiales en el artículo. Por ejemplo, González Viaña afirma que el factor clave para que los obispos en el 2004 recomendaran votar por Bush a costa del católico Kerry, fue que los obispos detestaban el hecho de que Kerry fuera divorciado. Si así fuera, si los obispos fueran tan incautos como para guiarse por ese tipo de motivos, entonces hoy deberían aborrecer al donjuán divorciado John McCain, y estarían felices con el monógamo Obama, casado con su primera novia oficial).


Luego, González Viaña dice que esa misma operación está siendo repetida en estas elecciones, pero de modo mucho más abierto: afirma que la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos está llamando implícitamente a votar por el candidato republicano John McCain y a no votar por el demócrata Barack Obama. ¿Cómo lo harían, sin mencionar sus nombres? Muy simple, según González Viaña: un documento oficial de la Conferencia de Obispos ordena a los católicos no votar por un candidato de "moral funesta" (ese sería Obama, el candidato pro-choice) y amenaza con el fuego eterno del infierno a quienes vayan contra esa instructiva.


Algunas objeciones. La primera es que el documento de la Conferencia de los Obispos Católicos de Estados Unidos se acabó de redactar y aprobar en noviembre del año 2007, es decir, mucho antes de que Obama se convirtiera en el candidato favorito incluso dentro de las elecciones primarias demócratas. De hecho, en ese momento se preveía que los candidatos con más probabilidades de disputar la elección general eran, entre los demócratas, Hillary Clinton, de excelentes lazos con los demócratas cristianos (y que, de hecho, en las primarias apeló a su compromiso religioso para llevar a su redil a quienes veían a Obama como demasiado liberal), y, entre los republicanos, los dos candidatos más seculares y menos religiosos: Rudolph Giuliani y Mitt Romney.


Pero más importante que eso es notar que el documento de la Conferencia de Obispos no dice, simplemente, lo que González Viaña sugiere. De hecho, una de sus páginas afirma: "The Church’s leaders are to avoid endorsing or opposing candidates or telling people how to vote". Más discutibles pero de todas maneras interesantes son otras observaciones del mismo documento:


"A Catholic cannot vote for a candidate who takes a position in favor of an intrinsic evil, such as abortion or racism, if the voter’s intent is to support that position. In such cases a Catholic would be guilty of formal cooperation in grave evil. At the same time, a voter should not use a candidate’s opposition to an intrinsic evil to justify indifference or inattentiveness to other important moral issues involving human life and dignity".


Cuando la Iglesia habla de "intrinsic evil" se refiere, notablemente, a la justificación del aborto, inaceptable desde el punto de vista de la doctrina católica oficial. Eso querrría decir, a primera vista, que un católico no debe votar por Obama. Pero la misma cita afirma que no se debe votar por un candidato simplemente porque se oponga a ese "intrinsic evil". Es decir: el hecho de que, por ejemplo, McCain sea "pro-life" no es motivo suficiente para votar por él.


Es más, los obispos dicen a continuación: "There may be times when a Catholic who rejects a candidate’s unacceptable position may decide to vote for that candidate for other morally grave reasons". Leyendo con objetividad, esa afirmación libera a los católicos que quieran votar por Obama, a pesar de su posición "pro-choice", si consideran que hay otros motivos morales que lo hagan preferible al candidato opuesto.


¿Un ejemplo de esas otras "razones moralmente gravces"? El documento dice que es deber de los católicos abogar por el logro de una "comprehensive immigration reform that secures our borders, treats immigrant workers fairly, offers an earned path to citizenship, respects the rule of law, and addresses the factors that compel people to leave their own countries".


Eso, curiosamente, está mucho más cerca de las políticas inmigratorias que defiende el Partido Demócrata que de aquellas que proponen los republicanos (y que recientemente han sido suscritas por McCain, quien antes era bastante menos leal a los dictados de la mayoría de su partido).


También indican los obispos que es deber de los católicos norteamericanos oponerse a "policies that reflect prejudice, hostility toward immigrants, religious bigotry, and other forms of discrimination". Como es perfectamente sabido, sólo el ala radical derechista del Partido Republicano (así como agrupaciones marginales de ultraderecha que votan mayoritariamente por ese partido) alberga a quienes defienden ese tipo de posiciones xenofóbicas y chauvinistas.


Entonces, la pregunta es: ¿por qué candidato deben votar los católicos, según la Conferencia de Obispos de Estados Unidos? Deben votar por quien les parezca moralmente aceptable, no considerando su posición frente a un problema determinado y particular, sino sopensando su postura frente a un abanico mucho mayor de decisiones de tipo moral.


Obviamente, no digo que no haya obispos partisanos y conservadores que promuevan la candidatura de McCain, como lo hizo en el 2004 el cuasireaccionario obispo de Denver. Digo simplemente que la Conferencia de Obispos ha adoptado de manera oficial una postura cauta y no interventora.



6 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Leo el post y no puedo dejar de comentar que ya sean católicos o protestantes o cualquier otra denominación dizque "cristiana" olvidan rotundamente lo que su propia Biblia los exhorta a obedecer en las inmortales palabras
de Cristo: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios" (Mateo 22:21). Creo que por cosas como estas estamos como estamos en cuestiones de fe, con tanto cura pedófilo y evangélico estafador, etc.

Saludos.

NN dijo...

Señor, Gustavo Faverón. Le escribe Jorge Loayza de la revista Domingo de La República. Escribo una nota sobre las elecciones en Estados Unidos y para ello también necesito la opinión de peruanos que viven en ese país. Sería de gran ayuda tener cinco párrafos de lo que piensa sobre las elecciones en Estados Unidos y lo que piensa que pasará si gana Obama. Espero su respuesta, puede escribirme al mail jloayza@larepublica.com.pe

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Si gana Obama será más papista que el Papa; no tiene alternativa porque sino se lo tumban.Por análogas aunque aparentemente antagónicas razones, si gana Mc Cain, él "suavizará" el bushismo, en busca del consenso del american citizen.
POLIDORO CABEZAS (Pescador anchovetero)

Eduardo Salazar dijo...

mmm ... no concuerdo demasiado con este post en la afirmación sobre Mitt Romney... secular? si es uno de los integrantes del ala más dura y conservadora del Last Day Saints Church! En todo caso, para un país con mayoría protestante, creo que los statement position del clero católico no debe influir en demasía... claro, si como se avizora, la cuenta final va a ser voto por voto, ahí si es importante hasta el último voto del último sodálite u opus-dei-member. Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Cuestion retorica: Lo que se pone primero prima. El "mal intrinseco" del aborto esta puesto como primera guia, osea voten por McCAIN (pun intended). El "however" dora la pastilla, es secundario, como las letritas minusculas en un contrato, justo aquellas que pocos leen.

Anónimo dijo...

No se si alguno de los lectoreso tú mismo Gustavo conocerán algo de la Iglesia Adventista, son unos loquitos que piensan que La IglesiaCatólica es La Bestia de 6 Cuernos del Apocalipsis, el Papa (cualquiera, no particularmente el actual) es el pequeño cuerno, y Los Estados Unidos son La Bestia con piel de cordero, y que sé yo, cabeza de búfalo creo, jeje. Una incoherencia por el estilo. La cuestión es que frente al triunfo de Obama sobre McCain el gran temor de los de 7mo Día es que éste no se deje :"seducir por las insinuaciones del Vaticano", y cito a un creyente de esa Iglesia con quien no se puede razonar. Que creen que un mundo Occidental con respeto a los derecho básicos como libertad de credo van a sufrir una persecusion ideológica como los judios post crucificcion. Hay que respetar los credos, pero es curioso como se aferran a cuestiones tan inconsistentes como éstas.