11.11.08

Aullidos

Aldo Mariátegui, lector de Ginsberg

El ejercicio de citar es todo un arte: uno cita lo que le gusta y lo que le disgusta, cita para afirmar, para comprobar, para contradecir o para demostrar. Uno cita para que los demás admiren lo que uno admira, o para que los otros compartan la sorpresa o el escándalo ante las cosas que lo sorprenden o escandalizan.

Yo suelo citar de esa última manera, como saben mis lectores: me encanta citar tonterías por el puro placer de hacer notar que lo son. En contra de lo que algunos parecen creer, no lo hago porque me deje llevar por un hígado hiperactivo; lo hago porque me divierte.

De hecho, aquí voy de nuevo, con una larga cita de la editorial de ayer del director del diario Correo, Aldo Mariátegui, héroe sobreviviente de la guerra antiterrorista:

"Éste es un tema generacional. No vengan los chiquillos de ahora, los universitarios, los menores de 30 años, los que no la vieron de cerca, a ponerse exquisitos con los derechos humanos, pues a ellos no les han explotado cincos bombas cerca como a mí, no han tenido que gatear por el suelo de su casa mientras zumbaban las balas y el pánico surgía cuando atacaban la embajada de la esquina, ni asistir a un montón de velorios, ni experimentar apagones con ráfagas de disparos por todos lados, ni sentir booms lejanos que revelaban algún bombazo más en la ciudad, ni redadas diarias encañonados por uniformados nerviosos. Lo que para ellos es una cuestión lejana y abstracta es algo muy presente para los supervivientes, para aquellos que escuchamos el Terror a través de las paredes, como bien escribió el poeta Ginsberg".

Como se podrán imaginar, lo que más me divierte del artículo de Mariátegui es esa referencia final, paráfrasis de una línea del primer canto de
Howl, el emblemático poema beat de Allen Ginsberg. En los versos anteriores, Ginsberg anuncia el inicio de una enumeración: va a hablar acerca de "las mejores mentes" de su "generación". Ya embarcado en la nómina de esas "mejores mentes", Ginsberg llega a la estrofa a la que Mariátegui alude, en la que incluye a aquellos...

"who were expelled from the academies for crazy &
publishing obscene odes on the windows of the skull,

who cowered in unshaven rooms in underwear, burning
their money in wastebaskets and listening
to the Terror through the wall..."

Quien lea con mediana atención el poema notará una cosa de inmediato: las "mejores mentes" de las que habla Ginsberg son los parias, los marginales, los subversivos, los disidentes y los contradictores. Los expulsados de la academia, los dementes, los enemigos del capitalismo (que incendian dinero en tachos de basura).

Cuando esos outsiders y renegados escuchan el Terror a través de las paredes, el Terror que oyen no es el de los enemigos del status quo que bombardean los muros de la sociedad, como parece creer Mariátegui. El Terror al que alude Ginsberg, más bien, es todo lo contrario: es la ley social, el orden, el mundo regulado y normalizado tal como lo vivimos. En otras palabras, ese pasaje del poema es un canto de guerra contra el universo de todos los Aldos Mariáteguis de este planeta.

Pero, claro, que a mí me llame la atención ese pasaje no significa que sea el más importante, ni mucho menos el más idiota, del artículo. La idea realmente lamentable es la que sirve de centro al texto, expresada también en el párrafo que cité antes: la noción de que los criminales que estuvieron del lado del Estado en la guerra antitetorrista merecen ser perdonados, así sin más, y que los jóvenes que se oponen a ello lo hacen porque no vivieron la guerra, porque para ellos todo no pasa de ser una historia poco menos que ficcional.

Las preguntas son las siguientes:

1) ¿Desde cuándo y con qué justificación los principios morales, éticos y legales de una nación deberían ser establecidos desde un sector particular de esa nación (en este caso, quienes vivieron la guerra) y no por la nación toda?

2) ¿Por qué extraña razón sólo quienes vivieron como adultos un periodo histórico tienen el derecho o la capacidad intelectual, moral o emocional para juzgar a los actores de ese periodo?

3) ¿Habrá que decirle a Mariátegui que cierre el pico la próxima vez que quiera hablar sobre Velasco? ¿Habrá que pedirle que se tape la trompa antes de opinar sobre los reclamos sociales de comunidades indígenas y poblaciones marginales de cuyas experiencias sociales Mariátegui lo ignora absolutamente todo?

4) Mariátegui dice que él puede opinar con más derecho que otros sobre los crímenes de la guerra debido a que la embajada de la esquina de su casa fue objetivo de más de un atentado. Ok, bien. Pero supongamos que yo soy, por ejemplo, una mujer andina cuyos padres, esposo e hijos fueron aniquilados por la orden de algún militar "excesivo". ¿En función de los vidrios que se rompieron en la sala de su casa, Aldo Mariátegui me va a decir que él tiene derecho a perdonar a los asesinos de toda mi familia?

La respuesta a todas las preguntas es una sola: nadie tiene más derecho que nadie en nuestra sociedad para decidir si los crímenes de la guerra deben ser perdonados o no. En un tema así, ninguna discriminación es permisible. Y decir que los jóvenes no deben opinar o no están capacitados para hacerlo, no es otra cosa que discriminación.

(De hecho, me tienta decir que si los jóvenes mayoritariamente piensan que no debe echarse al olvido los crímenes del Estado, así como no deben olvidarse los de Sendero, ni mucho menos perdonarse, entonces la verdad es que las generaciones más recientes, quizá, están bastante más limpias que la mía --que es la de Mariátegui--, que tuvo que crecer, madurar, ir a la unversidad y hacerse adulta entre coches-bomba y toques de queda, rumiando temores y a vecs odios y buscando enemigos en todas partes).

En contra de lo que piensa Mariátegui, la moral no es una línea que deba relajarse cuando uno aprende que el mundo es duro, injusto y violento. La moral es una línea que hay que definir y subrayar claramente para que el mundo sea menos duro, menos injusto y menos violento. Si eso es ingenuo y sólo los muy jóvenes pueden pensar así, entonces desde hoy decido cambiarme de generación, si es que los más jóvenes me aceptan, claro.


22 comentarios:

Neonato neòfito dijo...

Mientras no creas que hace falta reguetonear para pasarte a la base 2, bienvenido.

Anónimo dijo...

O sea que este 'cerebrito' lee una cosa y entiende otra. Fácil se dispara así mismo al pie creyendo haber arruinado al enemigo. Mandatorio habría que leerlo a través de un espejo para evitar desperdicios. Entonces las veces que lo vimos bailando muy acaramelado con Mercedes Cabanillas, dándole vueltas y más vueltas, atemperándola en sus brazos, seduciéndola con su pluma, impresionándola con su arrojo, y él, pensando estar haciéndolo con Cecilia Valenzuela: ¿Con quién realmente bailaba por un sueño Aldito..? ¿Con la Chilindrina o con la Chimoltrufia..?

CCC

Anónimo dijo...

Tengo 29 años y recuerdo clarito dos coches bomba cerca de mi casa: uno en una agencia del banco de crédito en la Colonial -mi vieja tuvo que tomar varios litros de agua para tranquilizarse- y el que se voló la comisaría de Carmen de la Legua, con parte de la iglesia incluida.
Entonces, con qué derecho viene este huevo frito de Mariátegui a decirnos que la cuestión de Sendero y MRTA es "abstracta" para nosotros. ¿Y la toma de radios, el ataque a la comisaría de Juanjui, la voladura del Canal 2, el asesinato de López Albújar y la Moyano, las portadas de Caretas?
Ya que este patancito se quite el apellido que le queda muy grande por tanta idiotez pensada y escrita; ahora resulta que hay que darle una medalla al valor ¡ja!. Se llama indignación y tengo derecho a ella ¿no?

Jorge E. dijo...

Yo creo que entiende perfectamente, pero su moral es de tal calaña que prefiere cegarse, pensar en los vidriecitos de su casa y en su abnegada existencia durante aquellos años, y pisotear el derecho de la gente: 1- a tener justicia, en el caso de los que han sufrido vejámenes, y 2-a opinar, como los que "no tienen mas de 30".

En que universidad ha aprendido este señor que la etica o la moral o el sentido comun es "privilegio" de un grupo generacional?

Lo mas ridiculo de su articulo es que habla como si el hubiera sido el unico ciudadano aqui en peru que ha padecido lo que todos. Yo tengo mas de 30, vivi la misma epoca que él, y no por eso estoy de acuerdo con que militares que abusando de su posición ultrajaron y asesinaron gente queden libres de toda culpa como si nada. En general cualquier violador de ddhh merece ser procesado y sentenciado.

Anónimo dijo...

Me importa poco lo que Aldito, a quien no conozco, haya querido decir y no se trata aquí de defenderlo que ninguna falta le hace porque el mismo Chato Hildebrandt, --indudablemente perspicaz, pese al obnubilado que le pese--, pródigo en críticas malaleche y parco o ausente en elogios con quienes no ama, lo ha calificado de inteligente alguna vez en una nota en contra de él (vemos al paso que los enemigos de tus enemigos no son tus amigos). Yo lo que constato es que tú te saltas en ocasiones las premisas en una determinada discusión, --te vas “del gallo al burro”, como dicen los cartesianos franceses—y extrapolas sin medida barriendo con todo puente verdaderamente deductivo. Mariátegui no ha sostenido en ningún momento que los jóvenes no tienen derecho a opinar sino que ha mostrado un punto de vista, con algo de ofuscación y recuerdos de malas experiencias personales lo que al sesgo muestra que sí tiene en cuenta a una cierta opinión juvenil (no LA sino UNA CIERTA, y aclaro porque este es precisamente el tipo de “saltos” a los que eres proclive) y, con todo su derecho, disiente de la misma, con un énfasis que jamás se emplea con quien no existe ni se toma en consideración.
Supongo que al yo declararte que veo en la realidad peruana actual a más de un joven antifujimorista estúpida y caviarescamente teledirigido, sin tener ni puta idea de lo que fue la época de Fujimori ni quien es él, (y también en muchas ocasiones tribalmente arribista o porque la hembrita que le gusta lo es), debes “deducir” que sueño con ser congresista por Keiko. Sorry, estimado Gustavo, pero sueles actuar así.
POST DATA.-“…..para aquellos que escuchamos el Terror a través de las paredes, como bien escribió el poeta Ginsberg”. Yo lo que veo es que la frase se agota en sí misma y no involucra a lo que la antecede en la nota de Aldito. ¿Estamos aquí ante uno de tus saltos dialécticos? ¿soy yo aldomariateguista hasta el tuétano? ¿me cagaría de risa ante “una mujer andina cuyos padres, esposo e hijos fueron aniquilados por la orden de algún militar “excesivo””?
R. BARTHES

Anónimo dijo...

¿Por qué tendrá tanto interés Aldito en que se indulte a miliateres violadores o asesinos?

Lo hará por convicción o espera acaso cobrar "honorarios de éxito" por el trabajito.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

"No vengan los chiquillos de ahora, los universitarios, los menores de 30 años, los que no la vieron de cerca, a ponerse exquisitos con los derechos humanos".

¿Eso es, según tú, tomar en cuenta la voz de los demás? Mucho palabreo el tuyo para negar la intransigencia evidente de alguien para quien defender los derechos humanos es "ponerse exquisito".

JUCEZAVE dijo...

Una muestra más de la distorsión de una de las mentes mas transtornadas del pais. Creo que a Aldito se le debe evaluar desde la perspectiva clinica, de la imposibilidad de establecer una rebeldia ante el apellido que el debe lamentar por ser el de su abuelo, apoteosica imagen de la izquierda en el Perú. Cuando una persona lucha por desaparecer esta "Macula", puede desarrollar una patología en donde los pocos libros que ha leido, se distorsionan para llamar la atención. Lo que el escribe es un aullido desesperado para que lo internen al manicomio o al menos le paguen un psicoanalista. Dejemos de ocuparnos de alguien como él y derivemoslo a las autoridades clinicas correspondientes...

Anónimo dijo...

lo de fondo es que el país tiene que pasar página,
no puede estar arrastrando sin fin la cuestión,
el indulto es una buena solución en lo penal, la reparaciones civiles debidamente estudiadas deben hacerse. Aldo Mariátegui tiene un estilo polémico, pero da en el clavo cuando dice que sin la derrota del terrorismo serían impensables las mínimas libertades

Anónimo dijo...

Otra de tus “deducciones”, estimado hermano; pon a consideración de algunos de tus amigos intelectuales (un buen sico-lingüista no estaría nada mal) en USA las frases siguientes:
1)………..No venga ahora X a ponerse exquisito con los derechos humanos.
2) Defender los derechos humanos es ponerse exquisito.
Que alguien en una discusión diga 1), implica que ese mismo alguien tiene como dogma 2), sería una burrada, Gustavo; el tono irónico del alguien en 1) expresa más bien que tiene en buen sitial a dichos derechos.
Ahora que si lo que quieres es joder al hombre, como muchos te secundarán, pues jódelo; de mi parte no me opongo.
R.B.

zeta dijo...

Con mucho gusto, pienso, aunque hay que aclarar que quien decide el camino de la moral tendrá que pasar más obstáculos, que su vida será de mayor calidad, pero rodeado la otra opuesta. Con lo demás, yo soy joven, 19 años; ni de zurda, ni de diestra, ni de centro, nada, y, sin embargo, parezco mejor entender lo que pasó en el país que el señor. Por cierto que mi padre recibió ataques de todo vuelo, y por eso no está pidiendo que se perdone a militares asesinos...

zeta dijo...

Hay que agregar que el tipo se apropia del verso, lo desvirtúa, lo contamina, le da su preferencia. Lástima.

zeta dijo...

Y yo que pensé que no iba a encontrar algún wáter hoy y me doy con R. BARTHES; de antología lo del final, así ni Dios hace que salgamos adelante...

zeta dijo...

Lo raro, para acabar, que con la seudoderrota del terrorismo no terminó ni se realizó una mejora, ni siquiera, de los derechos básicos; ni se hagan problemas ,el país simplemente no lo es, a lo mucho sea una fachada, y eso...

Anónimo dijo...

Qué más ZETA, ¿qué pasó? Te aclaro que enfilas mucho mejor tu abundante testosterona cuando le escribes a Kareen y a Lorena y quién sabe a cuántas encantadoras más. Yo desde el wáter donde me colocas, y en vista de que a tus 19 años no tienes faltas de ortografía, ergo eres un muchachón excepcional del 2008 peruano, no puedo sino darte un sincero abrazo, aunque sea desde la mierda. Un abrazo, ZETA. ¡Qué más da! ¡Emocionado! ¡Emocionado!
RUMESILDO BARTHES

zeta dijo...

¿En serio, Wáter? Será eso porque ellas, a diferencia de ti, razonan y hablan como humanas?Por cierto que al referirme al inodoro no hablaba más que de ser parte de éste. No, no, también aclaro que yo no tengo la potestad divina de colocar a las personas donde están, ergo, yo no te puse en el wáter, te hallé ahí. Y sí, 19 años, no excepcionales, pero con gracia :). Más bien ahorre el abrazo, no quiero ensuciarme, gracias. Parece que le gustó, supongo que es bueno redescubrir las realidades. Suerte :).

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Jorge Riveros dijo...

Mariátegui es una bestia químicamente pura. Su abuelo debe estar revolviéndose en su tumba, tratando de comprender qué hizo para tener un nieto tan imbécil...

un abrazo desde el D.F., México

Anónimo dijo...

Aldo Marategui una victima del terorismo¡¡¡ aveces compro su diario para reirme y lastima me perdí esa columna... recuerdo bien que hace menos de un mes escolte a mi hermano menor a una entrevista con la bestia esa, mientras le repetía: "fuerza uno en este carrera tiene que entrevistar hasta los peores delincuentes..." En esa oportunidad mientras yo hacia de camarografa le escuche indignada frases como: tú eres muy joven para saber del terrorismo.. no puedes entender esto pues no lo has vivido... quien como los de tu los de tu generación la tiene facil.. Yo me mordia la lengua por una promesa de no interrumpir la entrevista pero en más de una vez se me movio el lente.. Pues la bestia de Aldo Mariátegui no sabía que estaba siendo entrevistado por dos Ayacuchanos hijos de VICTIMAS DE LA VIOLENCIA POLITICA, por dentro me repetía que le pasa a este pituquito de mierda que me quiere contar; de "su sufrimiento por que no pudo salir a tonear todos los sábados de su vida universitaria y cansado de eso se largo a España a despacharse a sus anchas y a fumar cigarrillos sin acerrin"...

Anónimo dijo...

"Pero, claro, que a mí me llame la atención ese pasaje no significa que sea el más importante, ni mucho menos el más idiota, del artículo", ja, ja, ja. esta es la oracion mas chistosa de tu post.

Pobre aldito. No! Pobre jose carlitos porque todo lo que el abuelo construyo a favor de su apellido esta siendo destruido por su nietecito, que es un hazmereir del periodismo.

Anónimo dijo...

aldo mariátegui, cumple su rol : mediatizar a lo ke le conviene, tal vez lo ke más le divierte es hablar de lo gay que era ginsberg y no centrarse en la denuncia que es HOWL. O del che y su barbita O de Mao y Warhol O de Atila y sus borracheras jajaj. Le irá bien en Hollywood. Y a título de quien de todos los ke hemos pasado los 30 años, se supone que el bueno de Aldo es nuestro portavoz. Los literatos lo desenmarascamos hace rato. Los economistas es su turno pues... Atte. Mario C.

Andre T dijo...

Es tenebroso imaginar como se comportarían personas capaces a afilar insultos como los que leo en estos comentarios si tuvieran que enfrentar al terrorismo en la sierra peruana, en selva peruana, en la costa. Si es posible que personas educadas puedan colocar tanta rabia e intolerancia en una frase, que harían entonces con un arma en las manos, lejos de sus hogares enfrentándose todos los días a la muerte, llegando a poblados donde a veces no se sabe quien es quien, pudiendo ser emboscados en cualquier momento, viendo amigos morir, matando terroristas en enfrentamiento (nadie esta realmente entrenado para matar un ser humano). Enfrentando la posibilidad de perder la cordura a cada momento y perdiéndola en muchos momentos. Se me hace terrorífico imaginar como se manifestaría esa rabia, esa intolerancia, ese odio que leo en estos comentarios hacia personas que piensan diferente (tengan o no razón) sino no sé tratara solo de ideas sino de combatir asesinos capaces de las peores atrocidades temiendo que aquel que no conocemos pueda ser uno de ellos. Cuantas atrocidades podrían ser cometidas si fueran ellos los responsables de defender a la población si apenas en sus palabras hallamos una búsqueda tan grande de agresión. Son esas cosas las que realmente me asustan.