10.11.08

Los motecas

Un resbalón lo tiene cualquiera

¿Alguna vez han sentido el impulso irreprimible de estrangular a un crítico literario porque cree descubrir en una novela o en un cuento o en un poema una cantidad de símbolos inverosímiles, que le sirven de disparadero para las más demenciales interpretaciones, hasta el punto en que termina por darle a una obra un sentido que de ninguna manera es parte de ella?

Yo también. Aunque supongo que alguna vez he de haber sido yo el crítico al que alguien más tuvo la intención de someter a las más creativas torturas físicas y emocionales debido a algún desliz o alguna arbitrariedad antológica. (Recuerdo algunas, pero mis labios están sellados).

El francés Roger Caillois --el introductor de la obra de Borges en Europa--, que además de ser un crítico creativo e inmensamente culto era también un novelista nada despreciable, no se salvó de uno de esos errores que son capaces con acabar con el prestigio de cualquiera. Su objeto de estudio era un cuento de Julio Cortázar, así que dejemos que sea Cortázar quien resuma la historia en pocas palabras:

"Roger Caillois dedujo que los motecas, en La noche boca arriba, se llamaban así porque el protagonista del cuento andaba en moto".


En todas partes se cuecen habas, dijo alguien cuyo refrán habrá merecido, de seguro, las más extraordinarias exégesis. Hasta Roger Caillois engendró una tontería de ese porte. Y eso que era, como dije, un francés muy culto.

12 comentarios:

ciceron dijo...

Los franceses, muy cultos, no existen! ¡JA!

Miguel Rivera dijo...

Interesante. Yo también pensaba que era así. ¿De dónde tomas la cita de Cortázar?

Anónimo dijo...

De aquellos críticos existen millones, si no mirense en el blog de Pedro Granados y la interpretación que le da a La libreta bayer que apareció en La armonía de H. Vida y poesía de Luis Hernández Camarero. Con la mejor de las leches, el buen Pedro Granados se equivoca en cómo interpreta aquella libreta, la cual, se llama Bayer, no Spasmo Dolviaran como él la ha querido nombrar para hacer una interpretación de los más disparatada. Una lástima, la verdad.

Apelaez dijo...

En el Colegio leí alguna vez que a Garcia Márquez le causaba mucha gracia que no se que crítico dijera que el gallo de nosequenovela suya era un símbolo de la revolución latinoamericana. Chistosa la anécdota y a decir verdad cuando leí la novela no me parecio tan insensato el asunto, el gallo si parecia el simbolo ese. La creatividad de los críticos es también una forma de literatura, la mayoría de las veces jartísima, pero a veces, entretenida.

P.S. El símbolo del partido socialista unido de venezuela PSUV es un gallo rojo. ¿Coincidencia?

Apelaez dijo...

draEn el Colegio leí alguna vez que a Garcia Márquez le causaba mucha gracia que no se que crítico dijera que el gallo de nosequenovela suya era un símbolo de la revolución latinoamericana. Chistosa la anécdota y a decir verdad cuando leí la novela no me parecio tan insensato el asunto, el gallo si parecia el simbolo ese. La creatividad de los críticos es también una forma de literatura, la mayoría de las veces jartísima, pero a veces, entretenida.

P.S. El símbolo del partido socialista unido de venezuela PSUV es un gallo rojo. ¿Coincidencia?

Asterión dijo...

¿Y si no era por la moto, entonces por qué se llamaban motecas? ¿Eran vecinos de la tribu discoteca, de un epiodio del Chapulín?

Entre la literatura y la crítica hay, y debe haber, una distancia insalvable, en tanto ambos son textos literarios que nunca se encuentran, pero que pueden resultar sumamente logrados y entretendios.

En este sentido, el problema de la crítica no es ella misma, sino más bien el de la literatura: un buen escritor y un buen crítico hacen buena literatura; un mal escritor y un mal cítico, pues ya vamos viendo ¿no?

Anónimo dijo...

Es demasiado incongruente para que no haya sido sino una broma, o amigablemente pesada de parte de Cortázar, o admirativa (con un evidente "cherry")de parte del muy inteligente Callois.Ver para creer (el contexto)dijo un ciego.
R. BARTHES

Anónimo dijo...

fascinante juego, tal vez caillois estaba eludiendo/encubriendo algo más interesante: que moteque en francés se parece mucho a métèque, coloquial expresión para desacreditar al que no es del lugar. tal vez cortázar también se refería a eso, inconcientemente, él era un meteco clamando ciudadanía, sacrificado. tal vez. de esos "tal vez" está hecha la imaginación de los críticos.

Anónimo dijo...

Quise agregar lo mismo acerca de
"métèque", helenismo en París popularizado para muchos no franceses por la canción "Le métèque" de Georges Moustakis, pero no quise especular. Ahora, soy partidario del mismo sentir del amigo que se animó a decirlo.Como dije con otras palabras, la cita es un poco demasiado "ignorantona" para que el estudioso Caillois la haya dicho con intención de que tenga validez per se.
R.B.

zeta dijo...

Oiga, señor blogger, si hasta el propio Joyce en su Ulises dice que los peruanos somos tribus que comemos carne humana.

Aunque la verdad es que siempre me ha quedado la duda sobre si habla en serio o es una desafortunada metáfora de nuestra realidad...

Suerte. Según leo moteco viene de uan tribu, no sé...

Javier dijo...

Resultado de la simbiosis de escritor, exégeta y crítico en una misma persona, que a su vez produjo un conflicto de identidades. Jaja.

Presidente Maoteca dijo...

No es tan grave. Por un errorcito de estos no se va a incendiar la pradera.