22.5.09

La función de la literatura

Encuesta: unas cuantas preguntas abiertas

Hasta hace unas décadas, la pregunta "¿para qué sirve la literatura?" no parecía ni ociosa ni trivial ni mucho menos inútil. Era una pariente cercana de las preguntas "¿cuál es la función del escritor?" y "cuál es el compromiso del escritor?, por demás frecuentes en aquel tiempo".

De alguna manera, en años más recientes, sobre todo fuera del ámbito académico, y entre los más jóvenes, parece que la respuesta tuviera que darse siempre en términos pesimistas, o nihilistas, o solipsistas o abiertamente cínicos: me sirve a mí o sirve para divertir o sirve para entretener o no sirve para nada en absoluto.

Pero hay opciones, y no está de más ver si los lectores de Puente Aéreo se arriman a alguno de esos otros árboles. Aquí una muestra de respuestas alternativas:

Instruir.- Parte de la respuesta medieval: la literatura, en cierta forma, como forma estética, sí, pero también como vehículo y herramienta, conducto ancilar, hecho para llevar una verdad al lector y proponerle el camino hacia cierto tipo de saber.

Representar.- La aspiración básica del realismo clásico: encontrar en la literatura la posibilidad de un discurso que entienda la realidad y deje entrever sus estructuras, sobre todo partiendo de una concepción de la realidad como trama social y del individuo como tejido en esa misma trama.

Expresar.- La otra corriente mayor, la que da forma, por ejemplo, a las variantes del romanticismo más introspectivo: la literatura como campo de batalla para la construcción del yo y su (relativa) comunicabilidad. Escribo para decirme.

Reconstruir.- La literatura como una suerte de arqueología social y como reedificación del mundo a partir de la verificación de su naturaleza y sus errores. Digamos que las hipótesis novelísticas del primer Vargas Llosa van por esa ruta.

Reflexionar y problematizar.- Ese parece ser un motor detrás de ciertos autores clave de obras radicalmente disímiles: Sartre, Camus, Orwell, Borges, Sebald, Mulisch: la literatura como ficción y filosofía, como invento de un mundo imaginario que pretende exponer los conflictos que subyacen al mundo real: literatura que pregunta constantemente y se pone a sí misma entre la espada y la pared.

Transformar.- Por ejemplo, la de los revolucionarios sesenteros, los que veían su obra como un artefacto puesto a disposición de las grandes transformaciones sociales y quienes las estuvieran propiciando o promoviendo. Su encanto mayor suele ser el idealismo y su defecto más notorio la facilidad de convertirse en mero populismo o mera propaganda.

Instituir.- Rorty decía de Orwell que sus novelas tardías (Animal Farm y 1984) no habían sido tanto buenas descripciones del totalitarismo de mediados del siglo veinte como propuestas de un vocabulario radicalmente nuevo que superara la crítica social hecha en términos de derechas es izquierdas. Hay libros que presentan a sus lectores problemas que antes de ellos eran en cierta forma inexistentes, en tanto no había un léxico que diera cuenta de ellos; esos libros, dice Rorty reelaborando a Davidson, instituyen (no crean) el problema al tiempo de nombrarlo.

Entretener.- O divertir, proporcionar esparcimiento y la poibilidad de alejar la mente de problemas más reales. La literatura sería, así, poco más o menos que una forma glorificada de pasatiempo. Suena chato, pero es una opinión que se escucha constantemente, y, después de todo, tiene ilustres antepasados desde la edad media.

Moralizar.- Quizá la idea más desprestigiada: incluso los moralistas tratan de evitar ese membrete, que llevaban como una medalla en el pecho escritores notables desde la antigüedad hasta entrado el siglo pasado. La literatura como confrontación ética y como lección de moral y moralidad. El postmodernismo, en cierta forma, le clavó demasiadas estocadas, rescatando, a la vez, curiosamente, a los moralistas de signo controversial: Sade, Bataille, el gran Jean Genet.

Por supuesto que habría más opciones: empatizar, ampliar horizontes, posibilitar una catarsis, propiciar un diálogo terapéutico, dar voz a una generación, etc, etc. La encuesta está colocada a la derecha de esta página. Pueden marcar más de una opción. Pero sobre todo sería interesante leer sus comentarios aquí.


20 comentarios:

Narciso Bello dijo...

¿Y para qué sirven los anillos de Saturno?

Existen. Están allí. Son bellos. ¿Porqué tendrían que tener una función?

Anónimo dijo...

interesanteee... http://amoresbizarros.blogspot.com/2009/01/por-qu-escribo.html

¿POR QUÉ ESCRIBO?

Por: Max Palacios

Escribo para salvarme. Para recuperar la inocencia perdida entre bares, prostitutas, ladrones y toda clase de gente de mal vivir. Para purificar mi cuerpo de todas aquellas sustancias que han destruido mi organismo y lo han convertido en un estropajo de cantina de mala muerte.

Escribo también para no sentirme como un fauno perdido en la selva oscura de la noche, para ocultar mis pezuñas desgarradas de tanto caminar por el asfalto y callejones mal iluminados, donde la gente se tira en el suelo para acceder a paraísos artificiales que los conducen a la locura y el desenfreno.

Pero, sobre todo, escribo para olvidar a aquella ninfa que me ofreció el espectáculo de su cuerpo inmaculado como un fruto maduro que está a punto de caer del árbol. Para olvidarme de aquellas caricias furtivas que me prodigó entre hoteles baratos y cabinas telefónicas.

Sin embargo, si quieren saber por qué verdaderamente escribo, se los voy a decir: escribo porque que cuando llegue la muerte, quiero ir directamente hacia ella y encajarle una patada en el trasero que la mande de bruces contra el suelo y le haga perder los pocos dientes que conserva. ¿No les parece motivo suficiente?

[/arturo] dijo...

Better: ¿Para qué me sirve la literatura?

Anónimo dijo...

Y la formación de la propia humanidad no es una tarea válida. Siempre me pregunto por qué eludes el término sensibilidad. Será porque no la tienes?

luis dijo...

Bueno, cuando leo poesía puedo decir que la literatura sirve para poder comprender ciertas cosas que me resultaban sino inexpresables, dificiles de poder verbalizar.

Alguna vez alguien me dijo que a los artistas no se les puede decir lo que tienen que hacer, igual sucede con los escritores, digamos, lo que ellos hagan es parte de su proceso vital, siempre he creido que la literatura o toda forma de arte es sólo una manera de fijar lo que la imaginación construye. qué condiciones generan los giros de nuestra imaginación es una cosa muy compleja, condiciones vitales, sociales, etc, en ese sentido, la literatura le sirve a los estudiosos para encontrar signos que le permiten tener una lectura de esas condiciones.

Pero no sé, detrás de tu pregunta hay otra pregunta, ¿para que sirve la literatura ahora? o para que sirve la literatura en el Perú? porque uno se estaría preguntando eso, es que lo único claro es que la función de la literatura actualmente quizá no sea muy clara. quizá sólo sirve para estar ahí.

Anónimo dijo...

Falta "Criticar". La novela debe ser crítica de la sociedad de su tiempo. Juega un gran rol en ese campo, ya sea via la denuncia o la satira, el drama o la parodia. Toda literatura moderna, en el género novela cumple una función crítica esencial.

Anónimo dijo...

Querer criticar en la partida,ante hoja en blanco todavía, sería un asunto extraliterario que amenazaría con que el "producto" resulte malo de veras.

Anónimo dijo...

bonita la reflexion de Max Palacios, ahora solo queda leer lo que escribe

Anónimo dijo...

Creo en la literatura como una transformación individual -personal-. Este cambio supone que después de leída la obra, esta deberá generar en el lector un variación -transformación-, una nueva visión de sus estructuras personales. Sin embargo, esta transformación no supone para nada una revolución ideológica ni nada por el estilo. Pienso en una transformación a nivel estético. Cuando leemos nuestra sensibilidad se agudiza y somos acaso seres menos frívolos. Aunque todo esto depende de otra pregunta: ¿Qué literatura lees?

R.G Chiappe dijo...

La literatura puede servir muy bien para cualquiera de estas opciones, pero sobre todo para reflexionar y problematizar.
Pero sobre todo con la literatura hay quienes se bajan dos pajaritos de un solo tiro, porque tambien sirve como proceso liberador de quien escribe o intenta hacerlo. La literatura como una herramienta para develar, de autoconocimiento. Y en esta ultima esfera "lo de afuera" queda en un segundo plano. Otro asunto es que existan algunos escritores que se dediquen a "desentrañar" la vida privada de tal o cual autor, a traves de ese genero que llamamos Biografia. Ahi el asunto cambia. Las biografias son como literatura de lo conjetural en el plano de la realidad; el autor de una biografia asume y corre riesgos grandisimos, como el que corrio Edwin Williamson con su "Borges a Life", en donde vanamente intenta entender o comprender la obra de un genio a traves de hechos de su vida cotidiana (sus amores, la relacion con su madre, etc)

Saludos,

Anónimo dijo...

aunque parezca trillado, me parece más valiosa la respuesta-pregunta de Borges que cuando le preguntaban : ¿Para qué sirve la poesía?, y el contrapreguntaba : ¿para qué sirven los amaneceres?.


Y aquel símbolo del amanecer no es sólo belleza, .. en todo caso cuántos seremos capaces de apreciar la belleza y conservarla. Esa respuesta simple y a la vez holística del Amanecer, me parece un bofetón a lo sostificado. Uno ve los anillos de saturno una vez cada diez años (o sea en fotos) en cambio la poesía es un asunto o excentricidad de verdad gratuito.

atte. Mario C.

Anónimo dijo...

La ficción es una necesidad genética, se encuentra en todos los lugares donde está nuestra especie. El hacerlo por escrito es sólo un accidente de nuestra civilización, pero lo normal es hacerlo por escrito. Si se da en todas las culturas hay que preguntarse ¿por qué? Tiene que estar relacionado con nuestra supervivencia como especie, es decir, nos tiene que hacer mejores de alguna manera: traspasando los conocimientos de generación en generación y perpetuar el sistema de creencias que le ha servido a ese grupo humano concreto para perpetuarse. En definitiva, no seamos pretenciosos, la literatura sólo ha de tener el objetivo de enseñar, aleccionar y advertir sobre los peligros de la vida, según la particular visión de un individuo de la especie. Claro que la única forma de tener éxito es hacerlo de forma entretenida.

Anónimo dijo...

No creo en una sola respuesta válida para esta pregunta tan vasta e interesante. Si la colocamos en perspectiva histórica, por ejemplo, veremos que en Latinoamérica surante el siglo XIX muchas ficciones intentaron reflejar, a través de la alegoría, los proyectos nacionales y el nacimiento de los Estados-Nación. Luego, durante el XX, después de la década de los 50, la ficción historiográfica se encargó de desmontar todas esas alegorías. Conste que hablo solamente de una parte muy pequeña de ese universal que llamamos literatura. Creo que son los contextos y particularidades de cada cultura los que pueden arrojar luces sobre la presunta o no función de la literatura. Por otra parte, es claro que la función o funciones de la literatura no son las mismas a lo largo de la historia, sin embargo, hay una constante hasta cierto punto inmutable: la reflexión sobre la misma escritura y como esta reproduce o cuestiona estructuras sociales, económicas y culturales. Esto va, casi invariablemente, del Quijote en adelante. Muy buena pregunta Gustavo, lástima que no haya una sola y definitiva respuesta para ella, y es mejor, creo, que sea así.

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

HOLA AMIGOS: Hemos comenzado el nuevo ciclo de nuestro blog y así, como muchos de uds nos acompañaron el año pasado queremos tenerlos junto con nosotros.
Nuestro Blog está realizado por alumnos de la escuela secundaria, interesado por hacer un pequeño aporte contra el flagelo de la discriminación.
Estaríamos felices que nos sigan recomendando, para que cada vez más, muchos seamos los que estamos en esta cruzada.

Los esperamos con ganas de seguir compartiendo.

http://nodiscrimine.blogspot.com/

Un cariño grande

Narciso Bello dijo...

Lo de Max Palacios, la literatura como una extensión necesaria e imprescindible de uno mismo, o el primer párafo de Luis, que se parece a la definición de Instituir, OK, chévere. Al último motivo de Max Palacios no le encuentro la gracia.

Mario: ¿Cuándo fue la última vez que viste un amanecer? He visto más veces los anillos de Saturno en una foto. El ejemplo lo tomé de mi niñez: uno de los niños con los que fui observatorio preguntó para qué servían los anillos de Saturno.

Anónimo después de Mario C: estás restringiendo la literatura a las fábulas, y las actividades humanas a lo genético. Somos más que los genes que nos componenen. "El mono desnudo" está repleto de falacias.

Maldoror dijo...

La literatura sirve para lo que cada autor o lector decida. en lo particular me muevo entre "decir algo sobr emi tiempo" y la pura diversión. De eso van mis lecturas al menos. No debe existir una obligación ni función social, de eso sí estoy seguro. Actualmente, felizmente ya no hay esa seriedad o solemnidad a la hora de escribir, hay más irreverencia y libertad.
Entonces la literatura podría moverse entre un extremo de función social y el otro de diversión o algo parecido. ¿Dónde se ubica cada autor y/o lector?
Una encuesta sería insuficiente, es decir si el 50% de los encuestados dice que la función d ela literatura es social, no quiere decir eso que realmente así lo sea. La literatura es arte y el arte es subjetivo, personal.

Anónimo dijo...

¿Por qué la necesidad de crear un mundo fantástico para exponer los conflictos que subyacen el real?
¿Es el realismo un intento de representar la realidad presumiendo su objetividad? Es decir, deseo representar la realidad desde varios niveles de análisis—ya sea cultural, político, racial, o sexual—y de esta manera exponer ciertos conflictos. ¿Cual sería la ventaja de la creación del mundo imaginario para satisfacer los mismos fines que la literatura realista? Un criterio pragmático no es necesario, obviamente, pues el valor estético de la literatura fantástica lo justifica. ¿Sin embargo, existe tal criterio?
Y una duda. ¿El motivo de Representar vendría a equivaler a Reflexionar y Problematizar, pero sin valoración alguna de un problema?

Anónimo dijo...

Narciso Bello, yo escribo. y amaba a las hormigas tanto, que a los 5 años, cuando vi a mi padre echándoles agua hirviendo, Fue la primera vez que le alcé la voz a un tipo q medía 2 veces y 1/2 más que yo, y pesaba hasta 6 veces más.
atte. Mario C.

rojo y gris dijo...

Lo que me parece increible es que la pregunta sea trivial hoy dia...

Para mi la literatura sirve para confrontarme, sensibilizarme, hacerme reflexionar y conocer realidades (aunque la literatura sea ficcion) que de otra forma no podria conocer, sobre todo para concer profundamente al ser humano y quizas a mi misma. Pero claro, no es asi para todos porque hay mucha gente que lee literatura y no les sirve para nada hay que involucrarse con la obra tener un compromiso personal sino no sirve de nada. Que buen post.

Que para que sirve un amaneces? oh, se me ocurre para trascender, para contemplar, para olvidarse de uno mismo?

Anónimo dijo...

Ninguna de las anteriores.

El Faro